Ayer dio comienzo oficialmente los actos para celebrar el décimo aniversario del Universo Cinematográfico de Marvel. Una década llena de películas y series de televisión cuya existencia continuada es casi mas increíble que las propias historias que cuentan en ellas y que de forma aun mas increíble han estado llenos principalmente de satisfacciones (con alguna triste excepción que otra) Así que desde aquí vamos a aportar nuestro pequeño granito de arena en celebrar esta apasionante década que muchos aun no nos creemos que exista y a desear que dure al menos un par de décadas mas.

Que diez años mas grandes han sido estos

Yo recuerdo que cuando se anuncio en 2007 que se iba a estrenar una película de Iron Man me costaba creerlo. Le tenia muchísimo cariño al personaje y la idea me encantaba, pero era un personaje que por aquel entonces no tenia el tirón que pudiesen tener Superman, Spiderman o incluso Hulk, y no sabia a que atenerme, sobre todo porque para mi (y para muchos) Jon Favreau no era mas que el actor que hacia de Foggy Nelson en la olvidable película de Daredevil y Robert Downey Jr era un actor en horas bajas. Un pesimismo al que no ayudaba en nada la lamentable trayectoria de las adaptaciones de los cómics de Marvel al cine, donde con la excepción de Blade, el resto de películas iban de lo pasable a lo horroroso (y aun así me vi varias veces la peli del Capitán América de 1990, lo que hace el ansia)

Durante años esta fue la única película buena de Marvel

Pero esas dudas comenzaron a disiparse cuando se filtro un screener con calidad lamentable del trailer emitido en la comicon de San Diego que vi incontables veces (y otras tantas cuando se hizo publico de manera oficial en HD) Aquello era real, y no parecía la enésima adaptación cutre hecha con cuatro duros. Y la película no decepciono lo mas mínimo. Si, cambiaron un poco la personalidad de Tony Stark, pero viendo el gran resultado de ello y lo bien que se le daba y se le sigue dando al ahora superestrella Robert Downey Jr (que se ha comido al personaje de tal forma que ya es imposible imaginar una época en la que no le prestaba su cara y personalidad al personaje), no tengo queja alguna de ello. Pero es que lo demás era impresionante, los efectos especiales por fin estaban a la altura de la historia, las armaduras parecían casi reales, la película divertida la acción espectacular… Y cuando parecía que todo había terminado… la sorpresa final.

Snifs, que bonito fue aquello

Yo no tenia ni idea de que había una escena post créditos, me largue del cine cuando estos empezaron a salir y al enterarme tuve que buscar en youtube algún screener guarro (otra vez) para ver eso que me había perdido. Nick Furia (el ultimate, no el de verdad, sigh) en persona explicándole a Iron man de que existían otros héroes ahí fuera y hablándole acerca de algo llamado la Iniciativa Vengadores. Aquello fue el cambio real que introdujo esta película, atrás habían quedado los tiempos en los que a lo mas que llegábamos era a que Supergirl mencionase a su primo en su película o que Batman le mencionase también. Con esa escena post créditos Marvel había llevado al cine lo que tan bien le había funcionado al cómic de superhéroes durante décadas, el universo compartido.

Yo ahora ya no salgo de ninguna película sin ver los créditos hasta el final, que mas vale prevenir

Y a partir de ahí fue un no parar. Tony Stark se reunía con el General Ross tras los créditos del Increíble Hulk, en la secuela de Iron Man nos encontrábamos no solo con una infiltrada Natasha Romanoff sino con un prototipo del escudo del Capitán América y al Agente Coulson llegando al lugar en el que se había estrellado en la tierra el mítico Mjolnir. De ahí saltamos a las películas en solitario del Capitán América y Thor en las que se seguía construyendo el universo compartido. Coulson y SHIELD seguía siendo el hilo conductor que unía todas las películas, en estas íbamos viendo aparecer artefactos como el Cubo Cósmico o el mismísimo Guantelete del Infinito… Y claro, una vez que tienes películas de los héroes mas poderosos de la Tierra el siguiente paso era obvio…

Lo que ha llovido desde entonces

Ya no se trataba de cameos de personajes secundarios comunes en todas las películas o simples referencias, los protagonistas de sus respectivas películas, y alguno que otro mas, formaban equipo por primera vez en la gran pantalla por culpa de las acciones de Loki, casi como en el cómic. Y no puedo mas que reconocer que cuando pude ver la película en el cine me sentí como un niño de nuevo al poder ver a algunos de mis personajes favoritos compartiendo aventuras, la culminación de lo que había comenzado con Iron Man había dado sus frutos… Y no era mas que el primer paso.

¡AVENGERS ASSEMBLE!

Allí vimos por primera vez a Thanos como la amenaza lejana a la que un día todos tendrían que enfrentarse, recordándonos que aun nos quedaba mucho que ver. Los tres héroes principales siguieron protagonizando secuelas de sus películas, los propios Vengadores tuvieron la primera de ellas y personajes como Phil Coulson y Peggy Carter dieron el salto a la televisión protagonizando sus propias series de televisión. Se llego a un acuerdo con Netflix y a lo largo d ellos años vimos desfilar por la pequeña pantalla a Daredevil, Jessica Jones, Puño de Hierro (¡Maldito seas Scott Buck!) o incluso el Castigador, siguiendo los cuatro primeros el ejemplo de sus “hermanos mayores” del cine para formar su propio grupo, Los Defensores.

Los tentáculos de Marvel se extienden mas que los de la propia Hydra

Y lo que en principio parecía un handicap para Marvel, el que los derechos cinematográficos de muchos de sus personajes mas importantes, Patrulla-X, Spiderman y 4 Fantásticos, estuviesen en manos de otras compañías, Marvel fue capaz de convertirlo en una ventaja al centrarse entonces en otros personajes a los que convirtieron en estrellas. La encarnación de los Guardianes de la Galaxia de Abnett y Lanning, el segundo Hombre Hormiga, el Doctor Extraño… personajes que jamas me hubiese imaginado que podrían protagonizar una superproducción de Hollywod no solo lo hacían, sino que el resultado eran películas muy divertidas y a cada cual mas espectaculares. Marvel se había convertido en una maquina de hacer dinero (y de crear estrellas) que podía convertir en estrella a los personajes mas oscuros.

Snifs, aun no me lo creo

Pero pese a ello el MCU seguía echando en falta a todos esos personajes, y con un gigante corporativo del monstruoso tamaño de Disney detrás, esta situación no iba a durar demasiado tiempo. Primero llego el acuerdo con Sony que les permitió compartir los derechos de Spiderman, quien realizo su asombroso y espectacular debut en Capitán América: Civil War para luego protagonizar su propia película en Spiderman: Homecoming. Y no mucho después llego la sorpresa de la compra de la división cinematográfica y televisiva con la Fox que les permitía recuperar no solo a la Patrulla- X y el resto de los mutantes, sino que también., y a saber gracias a que acuerdos con Konstantin Films, también a los 4 Fantásticos. Y aunque de momento los primeros van a seguir por su cuenta como hasta ahora y de los segundos no hay planes (públicos) No me cabe duda de que no tardaremos demasiado en verles integrados con el resto de sus compañeros, que la Fase Cuatro del MCU esta a la vuelta dela esquina y ese es un numero demasiado significativo como para desaprovechar la oportunidad de poder disfrutar por fin de una película buena de los 4F.

Algún día…

Y pese al éxito arrollador de esta maquina imparable en la que se ha convertido Marvel en el cine, no se han dormido en los laureles. Nos encontramos a una semana del estreno de la película de Pantera Negra, una película de especial significado al tratarse de la primera de ellas con un protagonista negro (y a ver para cuando nos dan una nueva versión de Blade). Dos meses después nos encontraremos ante el esperadisimo estreno de Avengers: Infinity War, donde esta vez si, TODOS los héroes de la tierra (menos los de televisión, sigh) tendrán que hacer frente a la amenaza de Thanos y su Guantelete del Infinito (y la idea de poder ver al Doctor Extraño junto a los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia hace que me caiga una lagrimita de emoción) y para el verano tendremos la secuela de Ant-Man que no solo añade al titulo a su compañera la Avispa, sino que introducirá en el MCU a la Avispa original Janet Van Dyne.

¡Ya queda menos!

Y buena parte de todo esto, ademas de a incontables actores, directores, guionistas y legiones ingentes de equipos técnicos, se la debemos a un hombre, Kevin Feige. Este productor y actual presidente de Marvel Studios, que siempre tuvo una visión clara de lo que podía llegar a ser el Universo Marvel en el cine, y que ha conseguido a base de mucho esfuerzo, un gran ojo a la hora de escoger con quien trabajar para desarrollar a estos personajes en el cine, no solo sobrevivir a mas de una lucha interna por el poder, sino ademas a ser merecedor de todos los agradecimientos habidos y por haber. Y es que como a muchos, no me cabe duda alguna de que sin Feige de por medio nada de lo que hemos podido disfrutar durante estos diez años, y de lo que esta por venir, hubiese existido.

Todos los agradecimientos son pocos

Y es que esta apisonadora cinematográfica no tiene pinta de frenar su marcha a corto plazo. Sabemos que en 2019 tendremos el estreno de la película de la Capitana Marvel, a cuya protagonista Brie Larson ya hemos podido ver algunas fotos de uniforme, y las cuarta y segunda entregas de Vengadores y Spiderman respectivamente, quedando por el momento la tercera de Guardianes de la Galaxia como único estreno confirmado para el 2020. ¿Mas allá de eso? Yo ya me espero cualquier cosa y tengo una confianza casi ciega en ellos. Marvel podría mañana anunciar una película de Quasar o de Union Jack y yo estaría contando los días para ir al estreno con la misma ilusión que siempre. Así que felicidades por estos diez años de diversión y que sean muchos mas, que yo personalmente aun no he tenido suficiente.

Menuda colección de estrellas han reunido y creado en estos diez años

Anuncios