Los mejores cazadores de vampiros

Después de la película de ayer y darle vueltas al asunto vampírico y de Drácula en particular, me he dado cuenta de que igual estáis algunos de vosotros en plena depresión post vacacional y necesitais algo ligerito, algo que no me haga trabajar demasiado y a la vez entretenga a toda la concurrencia. Así que, con todos ustedes… ¡Los mejores cazadores de vampiros de la historia! ¡O los cinco que se me ocurren ahora mismo, con unas cuantas menciones especiales al final para todos los que se hayan decepcionado porque no he mencionado a su favorito! ¡Aunque eso quiera decir que los que no haya mencionado ni por esos se decepcionarán aún más!

BLADE
¿Pasado de moda? Seguro, pero éste es el papel que Samuel L Jackson nació para interpretar.

Que no sé hasta que punto vale, porque es mediovampiro, pero se ha cargado a tantos que se merece todo nuestras simpatías. Blade fue creado por Marv Wolfman y Gene Colan para Tomb of Dracula allá en los 70, y por supuesto tiene todos los atributos de la blaxplotation. Prácticamente desaparecido hasta los 90 y revivido con pelo a lo cepillo durante la morralla aquella de los Midnight Sons, Blade llegaría al estrellato con la película de Wesley Snipes a finales de esa misma década, teniendo dos secuelas y llegando a ser lo suficientemente famoso para no aguantar su propia serie pero seguir apareciendo cada dos por tres.

JACK CROW
Jack, El Profesional. No es Jean Renó pero tendrá que valer.

Que nadie se engañe, James Wood sigue siendo un merluzo, pero el personaje que interpreta en la película de John Carpenter sigue siendo el paradigma del cazador de vampiros despiadado que hará lo que sea por cumplir su misión. La película no se comería un rosco -recuperó la inversión y poco más- pero su retrato de unos cazadores eficientes y completamente profesionalizados al servicio del Vaticano ha sido imitado hasta la saciedad; ya solo la idea de usar un arpón para cazar vampiros y arrastrarlos a la luz usando el motor de un coche era todo un hallazgo.

SIMON BELMONT
A veces parece He-Man, a veces parece Blanka, pero Simon Belmont es el auténtico y el original que mata vampiros a latigazos.

Los Belmont son una familia de cazadores de Vampiros que se remonta a la época de las cruzadas, por lo que elegir a Simon Belmont, el Belmont original, es más una preferencia personal que otra cosa. Protagonistas casi exclusivos de la saga de videojuegos Castlevania desde mediados de los 80, la familia de cazavampiros ha llegado a protagonizar series de animación y constantes proyectos de película, además de hasta cómics de los que no hablaré porque tampoco son gran cosa. La gran diferencia de los Belmont y otros cazadores de vampiros estriba en que en lugar de usar la clásica estaca en el corazón utilizan un látigo sagrado, que acaba siendo más vistoso para un videojuego que el clásico estacazo.

ABRAHAM VAN HELSING
La determinación hecha cazador de vampiros.

Y seguimos con el original, el auténtico. Enemigo original de Drácula y Maestro Yoda de los cazadores, Abraham Van Helsing. Es cierto que en la novela original no hace gran cosa porque suele dejarles lo más gordo a los mozalbetes -aunque todos tenemos en mente la imagen de Anthony Hopkins cargando con las cabezas de las novias de Drácula en la versión de Francis Ford Coppola- y por eso la versión con la que me quedo es la de Peter Cushing, que era hombre de acción y se enfrentó al chupasangres en multitud de ocasiones. El que, en su caso, se enfrentara a todo un Christopher Lee le hace ganar bastantes puntos, porque no deja de ser uno de los mejores Dráculas y Cushing a veces hasta se lo comía en la pantalla de lo jodidamente bueno que era. Pero estamos hablando de personajes y no de actores, porque lo que me temo que le superaría…

GUILLERMO DE LA CRUZ
¡Os juro que caza vampiros! ¡Y de una forma totalmente instintiva y alucinante para un tipo de su escaso entrenamiento al respecto!

Es el mejor cazador de vampiros, pero tampoco le apetece mucho porque en realidad le gustaría ser un vampiro. Guillermo es el eterno familiar de Nandor en la serie de Lo que Hacemos en las Sombras, y si es el mejor es precisamente porque… SPOILER cuando consigue por fin convertirse en un vampiro, decide que lo de matar gente no le apetece y decide volver a ser humano, aunque eso signifique que va a seguir proporcionándoles víctimas a sus jefes.SPOILER Puede que suene contradictorio, pero lo grande del personaje reside precisamente ahi.
Admito que esto es una lista completamente arbitraria de lo que me apetece en cada momento, con lo que si me preguntan mañana seguramente habría ordenado esta lista de otra forma. Eso sí, el puesto número uno -que ya va, que ya va- no lo cambiaría jamás, no señor. Pero antes que nada, vamos con unas cuantas de esas menciones honoríficas que decía más arriba…

MENCIONES HONORÍFICAS

¡Strigoi, hijo de puta, te voy a reventar a bastonazos hasta que solo puedas beber sangre con pajita!

Buffy y su banda, Alucard, el Doctor Ferdinand Social del Master of Darkness de Master System (el Castlevania de marca blanca, sí), el Doctor de Doctor Who, el Gabriel Van Helsing de Hugh Jackman (visualmente no estaba mal, todo lo demás…), Abraham Setrakian (sus cabreos en The Strain eran divertidísimos), Solomon Kane (ey, cazaba monstruos en general)… y sobre todo, el puto amo absoluto que se merece su propia categoría:

EL PUTO AMO ABSOLUTO:

DOCTOR EXTRAÑO
Uno no es el Hechicero Supremo por nada.

Lo he dicho mil millones de veces y no me cansaré de decirlo, tienes que querer a un tipo que cuando decide cazar vampiros se lía la manta a la cabeza y los extermina a absolutamente todos en menos de una semana. Stephen Strange es el cazador de monstruos definitivo, y un demonio de tercera fila como Drácula y sus monstruitos no deja de ser una tontería para un hechicero que se enfrenta a dioses.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

46 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios