Dark Crisis: Exprimiendo una vaca muerta

Cuando Marvel o DC anuncian un nuevo evento yo ya me temo lo peor y lo único que espero de estos es que no me estropeen a ningún personaje que me gusta, porque a estas alturas ya es que ni me decepcionan, simplemente son lo que esperaba que fuesen. Pero con las Dark Crisis de DC (si, otras crisis) se ha llegado a un nuevo nivel, a algo que va mas allá de la decepción para convertirse mas bien en algo similar a la incredulidad de que algo así exista. Y aunque me había prometido no hablar mas que de cosas que me gustasen, este cómic bien merece hacer una excepción.

Añoro los tiempos en los que los eventos los esperaba con ilusión

Cuando esto se anuncio, y pese a lo devaluado que esta el nombre de Crisis a estas alturas, yo quería que el cómic me gustase algo, que Joshua Williamson ha escrito unos cuantos cómics de Flash (de Wally por supuesto) que me habían gustado mucho y Daniel Sampere es un dibujante bastante bueno. Pero como decía al comienzo los eventos se han convertido en algo de lo salvo contentísimas excepciones es mejor no tocar ni con un palo y estas Dark Crisis no son precisamente una de esa excepciones.

Ya no se hacen Crisis como las de antes

Unas Crisis que vienen de la etapa de Williamson en la Justice League, mas concretamente de su numero 75 en el que junto a Rafa Sandoval nos contaron la “muerte” de la Liga de la Justicia. Una muerte provocada nada mas y nada menos que por Pariah, aquel superviviente del primer universo destruido por la anti-materia en las Crisis originales y que aquí ha regresado como villano (como hizo Alexander Luthor en Final Crisis). Aunque villano con trampa, ya que este se encuentra poseído por la Gran Oscuridad, aquella fuerza destructora que Alan Moore (si, le siguen exprimiendo) introdujo en su etapa de la Cosa del Pantano, a la que han convertido en la misma Gran Oscuridad que dio nombre a la famosa saga de La Legión de Superhéroes.

¡Esta todo conectado!

Una Gran Oscuridad que se nos desvela que es responsable de manejar los hilos de todos los villanos de las Crisis, desde el Anti-Monitor a Barbatos pasando por Darkseid, Superboy Prime y probablemente también Perpetua hasta llegar al pobre Pariah. Y para que nos quede clarisimo que es un villano de Crisis le han endosado incluso una armadura inspirada en el Anti-Monitor no muy diferente a la que Superboy Prime también vistió, algo que no es en absoluto una buena señal.

Y seguro que en un par de años veremos a Lady Quark vistiendo una variante de esa armadura mientras amenaza con destruir el Multiverso

Así que poseído por la Gran Oscuridad y dotado de enormes poderes, Pariah hace lo que se espera en estos casos, que trate de destruir el Multiverso… OTRA VEZ. Y cuando la Liga de la Justicia se lo trata de impedir Pariah desata su poder desintegrándolos en el acto (a todos menos a Black Adam, que tiene película en el horizonte y hay que darle algo de protagonismo). Una muerte que es tan creíble como la palabra de Diógenes, que a estas alturas a ver quien se cree que de verdad han matado a Superman, Batman o Wonder Woman (aunque si dejan muerto a Barry Allen nos hacen un favor).

Que si, que me lo creo

Y aunque idea de que la JLA ha “muerto” y son el resto de los héroes quienes tienen que hacer frente a esta “nueva” amenaza en solitario (todo lo en solitario que pueden ser los cientos de héroes que siguen vivos) quizás podría haber dado pie a algo interesante, lo que nos encontramos en el primer numero de Dark Crisis es cualquier cosa menos eso. El mundo llora a la JLA, los villanos tratan de aprovechar ese “vacío” de poder para desatar el caos (probablemente mas de uno poseído también por esa Gran Oscuridad) y los homenajes a las primeras Crisis se dejan ver aquí y allá, tanto a las buenas como a las malas. Pero el resultado es una historia derivativa e insípida que suena a mil veces vista que de momento no ofrece nada que me atraiga y de la que ni siquiera puedo decir que sea un mal cómic, solo que provoca indiferencia.

pse

Lo único medio interesante que me he encontrado aquí es la idea de que ni siquiera los propios personajes se creen que la JLA haya muerto de verdad, no todos al menos. En uno de los especiales preludio del evento nos encontramos a Nightwing negándose a creer que hayan muerto de verdad, basado en buena medida a que casi todos ellos han estado muertos alguna que otra vez y han regresado, ya fuese porque no habían muerto realmente o porque habían resucitado de alguna forma.

¡Pues claro que no se preocupa por la muerte!

Una opinión que comparte alguien con experiencia en esas lides, Hal Jordan, quien tras regresar a la Tierra y encontrarse con esta situación se niega a creerse nada hasta que no haya pruebas solidas y junto con Wally se disponen a investigar lo realmente sucedido. Pero aunque este triste guiño a los lectores se agradece un poco (al menos no tratan de tomarnos el pelo conque todo esto tendrá consecuencias gravísimas) no es suficiente para remontar un cómic del que lo unico realmente bueno que puedo decir es que Sampere dibuja muy bien.

Menos mal que aquí esta don Hal Jordan para ser la voz de la razón

Lo triste es que la serie cuenta con un equipo creativo interesante, y aparte de como ya digo Sampere dibuja muy bien y es lo mejor de todo esto, por su parte Williamson había demostrado ser capaz de sacar cosas interesantes incluso en tie-ins de eventos horribles. Pero como suele suceder, incluso los mejores autores en cuanto llega un evento parece que se desinflan. Pero en buena medida esto se debe al empeño en reciclar viejas ideas una y otra vez y a que cada evento deba ser algo cósmico y cataclísmico de lo que dependa todo el multiverso, que eso le salió bien a Wolfman y Pérez pero nadie ha sabido ponerse a su altura en ese terreno desde entonces.

Al menos Sampere puede lucirse

Que yo entiendo que a las editoriales les viene bien el megaevento del año, algo que implique a todas las series posibles y con todos los crossovers del mundo para tener un empujoncito de ventas (y ojala lo hicieran en especiales aparte sin interrumpir las series regulares), pero igual les convendría al menos reducir un poco la escala. Porque para contar una historia épica llena de personajes no hace falta amenazar con destruir otra vez el Multiverso entero ni sacar villanos cada vez mas poderosos como si esto fuese Dragon Ball Z.

Tampoco ayuda que a los villanos convencionales los saquen solo para hacer bulto

Yo personalmente la mayoría de los eventos con los que mas he disfrutado estos últimos años eran historias con un enfoque mas contenido, como Avengers: Standoff!, Damnation, Empyre, Avengers: No Surrender y No Road Home (he tratado de encontrar ejemplos en DC pero es que no me sale ni uno), y muchas veces funciona mejor hacer algo centrado en un trozo del universo y desarrollarlo mejor, aunque la experiencia nos ha enseñado a menudo que eso tampoco es garantía de nada pero al menos permite que la historia no se disperse tanto.

Ben Grimm negándose a morir es mas épico que todos los eventos de DC de la ultima década juntos

 

Quizás en los próximos seis números la cosa mejore, que Williamson fue capaz de sacar algo divertido de aquel horror que fue Death Metal, pero como ya digo ni me fio de los eventos ni tengo esperanza en ellos. Pero salga lo que salga de aquí, espero que al menos sirva como plataforma para que Williamson y Sampere acaben en proyectos mas interesantes en los que puedan trabajar sin la presiones que debe tener el estar metido en un evento de estos, que ambos han demostrado tener talento suficiente para hacer grandes cómics. Yo por mi parte seguiré con cierta curiosidad morbosa este evento por si salta la sorpresa y me tengo que comer mis palabras, que ojala, pero lo dudo.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

47 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios