Ayer comencé con el repaso de los elementos negativos que me había encontrado en la segunda temporada del Iron Fist de Netflix, esa serie esperaba con tantas ganas y que al final me ha dejado un sabor de boca de lo mas agridulce. Problemas de caracterización, fallos de ritmo y una interpretación de lo mas particular del material original que han dado lugar a una serie inconsistente que sin llegar a ser lo peor que nos ha ofrecido la alianza de Marvel y Netflix podria haber sido muchísimo mejor. Una recolección que termina hoy para terminar mañana con las cosas positivas, que las ha habido, de esta serie. Y cuidado que de nuevo hay multitud de SPOILERS.

Si es que al final el pobre Danny Rand casi ha sido desplazado en su propia serie

Ayer vimos como personajes clásicos como Davos, dentro de lo que cabe, no habían quedado demasiado mal caracterizados, pero por desgracia no todos han tenido tanta suerte. Y es que tras poder verlas brevemente en acción en Defensores y en Luke Cage S2, esperaba con muchísimas ganas poder ver que seria de las Hijas del Dragón en esta nueva temporada de Iron Fist. , pero de nuevo me he quedado con las ganas. Si, Misty y Colleen pasan bastante tiempo juntas, pero en lugar de ser como las temibles luchadoras del cómic, aquí se limitan a pasear pro ahí, hablar mucho, “investigar” y separarse cada vez que tienen que pelear, haciendo que la breve escena que compartieron en Luke Cage S2 fuese muchísimo mas satisfactoria que todo lo que hemos visto aquí. Y aunque es de agradecer que Misty Knight por fin haya compartido plano con Danny Rand (ya les ha costado), pero para como han quedado… Como era de esperar (con esto hace mucho que deje de hacerme ilusiones) aquí no ha habido ni rastro de lo que han sido los personajes en el cómic, de su relación o su química, y eso en unos personajes que para mi son tan inseparables como Lois Lane y Superman, resulta muy triste.

Nos restriegan por la cara ese Knightwing Restrorations que nunca veremos en la serie y nos recuerdan que Danny y Misty solo son amigos, sigh

Tampoco podemos dejar de lado un personaje que a estas alturas sigo sin entender que pintaba en esta serie, María Tifoidea. Es cierto que Alice Eve hace un enorme trabajo dando vida a esta mercenaria de personalidad múltiple, el problema es que si el personaje se hubiese llamado de cualquier otra forma nos hubiésemos quedado igual porque el parecido con la genial villana creada por Ann Nocenti y John Romita Jr es tenue siendo generosos. De entrada se han limitado a utilizar solo dos de sus personalidades del cómic, la dulce e inocente Mary y la mas violenta, pero moderada Walker, dejandonos sin ver ni rastro de la violenta y seductora Tifoidea que fue capaz de destruir la vida de Daredevil ni de la brutal y despiadada Bloody Mary, aunque si se llega a insinuar la existencia de esta ultima, algo que en estas series parece encantarles, insinuar cosas que jamas se llegan a cumplir. Y por supuesto tampoco hay ni rastro de sus poderes mutantes de telepatía, telequinesis o pirokinesis, que eso de tener elementos demasiado fantásticos en la serie debe ser un pecado y es mejor que se limite a usar machetes y pistolas. Así que de nuevo tenemos que sufrir el desperdicio de un gran personaje que podría haber dado un juego tremendo en la serie y agarrarnos a la esperanza (¡JA!) de que a lo mejor en próximas temporadas le hacen justicia.

Si es que al final todo parecido ha sido pura coincidencia

Y luego esta lo que han hecho con Colleen Wing. Sin llegar al extremo de convertirla en una “Mary Sue” (y demos gracias por ello) si que es cierto que el equipo creativo de la serie ha caído en el error de querer darle importancia al personaje a base de “hacerla especial”, como si fuesen incapaces de hacer destacar al personaje por si misma sin añadirle extras como si se tratase de un coche de lujo. Así que se han sacado de la manga que quizás sea descendiente de Wu Ao-Shi, una antigua Puño de Hierro del siglo 16, y han hecho que Danny Rand renuncie a su poder para cedérselo a ella, porque el no se sentía digno o preparado para tener el poder (pese a haberse entrenado mas de media vida para ello) y que ella seria una mejor portadora.

Aquí ya quedo claro que no sabían muy bien lo que estaban haciendo

Un sorprendente y absurdo giro argumental que parece mas enfocado a tratar de apaciguar a todos los que se han pasado los últimos dos años lloriqueando en redes sociales porque afirmaban que Puño de Hierro debía ser asiático (cuando lo que hay que hacer con esta gente que solo busca notoriedad y publicidad gratis para sus blogs es ignorarlos por completo a ellos y sus peticiones) y que a la larga solo sirve para rebajar al personaje no solo al transmitir la idea de que solo puede molar si es “especial”, sino porque le han regalado el poder en lugar de ganárselo (derrotando a un dragón, como debe ser) Algo que no es que resulte especialmente molesto, solo ridículo, pero que parece otra señal mas de que el equipo creativo de la serie no tenia muy claro el rumbo a seguir con la serie o los personajes.

Lo triste es ver como cuando los personajes son escritor por escritores con talento los personajes son grandes por si mismos sin necesidad de accesorios

Pero a pesar de toda esta larga diatriba no quiero que parezca que lo único que me ha molestado de la serie sea que no haya cumplido mis expectativas (que también) aunque en casos como estos en los que se esta adaptando un material de otra fuente es lógico que dichas expectativas y que resulte como poco frustrante ver como se desperdician tan buenas historias. El problema es que han habido muchos otros problemas que han lastrado lo que esperaba que fuese una redención de la versión televisiva del personaje. Algo especialmente molesto ha sido la sensación de que Danny Rand en muchos momentos se ha convertido en un personaje secundario en su propia serie, buscado formas constantes de dejarle incapacitado, lisiado, secuestrado o sin poderes para que el resto de personajes lleven el peso de la serie, otro ejemplo claro de que aquí ha habido demasiada gente que no sabia que hacer con el material que tenia entre manos y que se han dejado llevar por opiniones externas. Algo a lo que habría que añadir esa molesta tendencia que cada vez me tiene mas harto (sobre todo en los cómics mas que en el cine/tv) de despojar al héroe de sus poderes para, presuntamente contar una historia de superación, pero que normalmente huele a que no saben manejarse con un personaje con poderes capaz de hacer proezas sobrehumanas.

Lo dicho, los personajes brillan cuando hay buenos autores detras

Pero lo mas grave para mi, y tremendamente lamentable, ha sido que pese a haberse reducido la extensión de la serie de trece a diez episodios me haya quedado de nuevo con la sensación de que han sobrado capítulos, de que tenían una historia muy corta que contar y la han estirado de forma deplorable para llenar el cupo y que como consecuencia de esto el ritmo de la serie haya sido de lo mas irregular. Esto ha provocado que en demasiados episodios parecía no suceder nada especialmente relevante entre las escenas de apertura y cierre de cada capitulo, o peor, que como consecuencia de esto en mas de un capitulo me he aburrido deseando que se acabase a ver si el siguiente me dejaba mas satisfecho. Definitivamente los guionistas de estas series deben dejar de pensar de una vez que están escribiendo una película larga cuyo desarrollo partir en episodios o al menos hacer como en Daredevil, dividir la historia en dos arcos argumentales y hacer algo así como dos mini temporadas.

Si es que hubieron momentos en los que hubiese necesitado que me llevasen a rastras así para poder acabar el episodio

Si, no puede decirse que me haya quedado muy contento con el regreso a televisión de uno de mis personajes favoritos (cuanto deseo que Marvel hubiese preferido hacer con el una película y no una serie) pero pese a todo no puedo decir que haya sido realmente mala (ese dudoso honor se lo siguen repartiendo Luke Cage y el Castigador) solo por regular. Y dentro de lo negativo han habido suficientes cosas buenas en esta serie como para merecer su propio articulo, solo que por desgracia no lo bastante como para convertir a Iron Fist en la gran serie que yo quería que fuese. Pero eso ya lo veremos mañana.

Anuncios