Con los años le he ido viendo cada vez menos sentido a esas listas con lo mejor del año, mas que nada porque al final solo sirven para que el personal se cabree por las cosas que aparecen en ellas y por las que no aparecen, ya que todo el mundo parece olvidar que esto es una de las cosas mas subjetivas que se pueden encontrar por ahí y que realmente son listas de “lo que mas me ha gustado a MI”. Algo que nos llevo a plantearnos a Diógenes y a mi prescindir del todo de estas listas, pero como son algo muy socorrido para rellenar y la resaca de las ultimas semanas aun duran, aquí va un pequeño, superficial y sin duda incompleto de algunas cosas que me han gustado y otras que no de este 2017 que ya hemos dejado atrás.

Aunque no puede decirse que haya sido del todo malo a ver si el 2018 es mejor

En series de televisión no nos podemos quejar (bueno, si que podemos, que Inhumanos fue una mierda como una casa de grande e Iron Fist una gran decepción que aun me duele), han habido grandes estrenos como Legión, Star Trek: Discovery o American Gods, sorpresas muy agradables como The Gifted, The Orville o Taboo. Las series de la CW han mantenido su nivel (algo bueno en unos casos y no tan bueno en otros) y Legends of Tomorrow sigue siendo la mejor adaptación no oficial de la JLI que me temo que tendremos. Agents of SHIELD no solo ha mantenido el nivel sino que siguen superándose y espero con todas mis fuerzas que sean renovados una vez mas porque no me canso de seguir las aventuras de Coulson y compañía. Pero si tuviese que quedarme solo con una serie, para mi lo mejor del año ha sido el regreso de Stranger Things, una serie que como definía el gran Ignatius Farray, nos recuerda a una época en la que eramos felices.

¡COMO MOLABAN LOS AÑOS 80!

Dentro del mundo del cine ya me siento mas perdido, que tanta serie de televisión y lo caro de las entradas (Diógenes sigue empeñado en pagarme con caramelos y polvorones) no me han permitido ver tantas como me gustaría. Puedo decir que fue bonito y entrañable poder volver a escuchar EL TEMA de Batman en la gran pantalla aunque fuese en una película que estuviese a la altura de lo que merecían los personajes, que disfrute bastante con gran parte de The Last Jedi y que me encanto ver que en su vejez, Luke se convirtió en Yoda. Tampoco puedo dejar de mencionar la grata sorpresa de que Wonder Woman haya sido una gran película y todo gracias a algo tan aparentemente sencillo como tener a alguien como Patty Jenkins respetando la esencia del personaje. Una esencia que en gran medida también se ha respetado en la irrupción de Spiderman en el MCU (si vale, ya había salido en Civil War, pero yo me entiendo) y que me hace desear con muchísimas ganas el ver su secuela. Y aunque ya no esta para mas secuelas, el Lobezno cinematográfico de Hugh Jackman no ha podido tener una mejor despedida que esa gran película que ha dirigido James Mangold.

¡Como debe ser!

Pero probablemente con lo que mas he disfrutado ha sido con ver como si se tienen ganas y talento es posible trasladar a la gran pantalla buena parte del genio inmortal del gran Jack Kirby, y eso es algo que nunca podre agradecerle lo suficiente a Taika Waititi. Y el momento para esto no podría haber sido mas perfecto porque ha sido el mismo año en el que Marvel, gracias a la compra de parte de la Fox (y a mas cosas que han debido pasar en los despachos entre ellos y Konstantin) ha recuperado los derechos cinematográficos de los 4 Fantásticos. Y es que con un director que ha demostrado que la imaginación de Kirby se puede trasladar a otro medio sin necesidad de desvirtuarla y que sea ademas un éxito de taquilla, la posibilidad de que a medio o corto plazo podamos disfrutar de una película que de verdad nos muestre a los auténticos 4F esta mas cerca que nunca.

Con algo de suerte una película de los 4F llevara todo esto un paso mas allá

Y no podemos olvidarnos de los cómics (de libros sigo leyendo antiguallas de mercadillos y librerías de segunda mano, por lo que no puede decirse que este muy al día de la actualidad). Un medio que este año nos ha dado mucha cal y mucha arena. De entre todo lo que se me ha atragantado este pasado año probablemente Metal y el sobrevaloradisimo Scott Snyder (No pariente de Zach aunque a veces lo parezca) ha sido de lo mas difícil de tragar. Aunque el Doomsday Clock de Geoff Johns (y un desaprovechadisimo Gary Frank) y ese aberración de combinar el Universo DC con el de Watchmen (mas allá de ser la enésima puñalada contar Alan Moore y Dave Gibbons) no se queda atrás, y ni siquiera esas insinuaciones de que la JSA podría volver en esa serie la salvan de la quema. Por suerte no todo ha sido malo, y aunque Secret Empire al final no fue todo lo bueno que podría haber sido, como consecuencia de ello estamos teniendo una grandísima etapa a cargo de Mark Waid y Chris Samme que es una delicia de lectura.

No ha estado mal acabar el año con un regreso a los clásicos como este

Por hoy lo dejamos aquí, que no conviene saturarse mucho trabajando nada mas regresar de las vacaciones, que pueden haber accidentes si se sobrecarga uno tras un largo (y mas que merecidisimo) periodo de inactividad. Mañana terminaremos este pequeño, y por que no decirlo, superficial repaso del año y ademas recordaremos a todos aquellos que nos han dejado en este 2017 al que por fin le hemos podido decir adiós.

Anuncios