En 2015 el Marciano, la película de Ridley Scott y Matt Damon, se convirtió enseguida en una de las películas de ciencia ficción con la que mas había disfrutado en mucho tiempo y eso pese a pertenecer a la variante mas “realista” del genero. Por ello llevaba tiempo queriendo leer el libro en el que se basa esta, una novela con la que su autor Andy Weir debuto en esto de la literatura, para ver si el libro conseguía engancharme y emocionarme de la misma manera que su adaptación. Y la verdad es que he quedado tan satisfecho con su lectura que ahora mismo me cuesta decidir que versión prefiero, aunque por suerte puedo hacerlo de ambas.

No llega a ser uno de esos casos en los que el libro es mejor que la película pero casi

En un futuro cercano la misión Ares 3 de la NASA se encuentra en Marte llevando a cabo su misión de explorar el planeta. Pero a los seis días de su misión deben evacuar con urgencia debido a que una poderosa tormenta de arena se ha desatado y amenaza con destruir su campamento y la nave con la que deben regresar a casa. Pero durante la evacuación, el astronauta, botánico e ingeniero Mark Watney es separado de sus compañeros debido a la tormenta y al darle por muerto le dejan atrás mientras sus compañeros regresan sanos y salvos a casa. Sin embargo Mark no ha muerto pero corre peligro de hacerlo. Se encuentra atrapado en un mundo hostil a millones de kilómetros de distancia de la Tierra, sin posibilidad de ponerse en contacto con la esta y la siguiente misión de la NASA tardara al menos un año en posarse sobre Marte, mucho después de que se haya quedado sin alimentos y agua. Pero Mark no va a dejarse vencer por la adversidad y exprimirá al máximo todos sus recursos para sobrevivir como sea y regresar a su hogar.

Pese a tenerlo todo en contra Mark seguirá adelante

Todo aquel que haya visto la película ya se conoce de principio a fin todo el argumento del libro, ya que esta ha resultado ser una de las adaptaciones mas fieles y respetuosas con el material original que me he encontrado en mucho tiempo. Pero haber leído el libro no me sorprende demasiado, el estilo directo (y casi diría que muy pensado para el cine) lo hacían perfecto para dar el salto a la gran pantalla. Pero claro, es que la historia ademas juega con la ventaja de ser no muy en el fondo una actualización de todo un clásico como el Robinson Crusoe de Defoe, una de esas historias “inmortales” que han encandilado a numerosas generaciones de lectores.

Y no por ser una historia conocida me canso de verla

Pero pese a eso no se le puede negar a Andy Weir el merito que tiene su mas que merecido éxito. Un autor al que al igual que el protagonista de El Marciano, su tenacidad e incapacidad de rendirse le ha llevado hasta donde esta ahora. Weir se ha pasado media vida escribiendo, relatos de ciencia ficción y webcomics en su pagina, web, relatos cortos, alguna novela que otra que había sido rechazada por todas las editoriales a las que la presento… Pero no se rindió nunca, y así es como hemos podido disfrutar de esta gran novela. Una novela que originalmente publico por entregas en su propia web y que mas tarde distribuyó como e-book. Y el éxito de esta fue lo bastante importante como para que una editorial le ofreciese publicar su libro en papel y acabase debutando en el puesto 12 de la lista de Best Sellers del New York Times. No es algo tan impresionante como sobrevivir en Marte pero sin duda tiene su merito.

Al final eso de no rendirte te sirve para acabar codeándote con estrellas de Hollywood

Y es precisamente en eso en donde reside lo que mas me gusta de esta novela, en esa incapacidad de rendirse, en ese “optimismo realista” de su protagonista (y de su autor) que le lleva a no hundirse nunca en la desesperación, no importa lo desesperada que sea la situación, Mark se levantara de nuevo y hará todo lo que este en su mano por seguir adelante cueste lo que cueste. Pero ademas esta novela cuenta con otro elemento importante que ha contribuido a que este libro se cuele entre mis favoritos de los últimos tiempos, la increíble generosidad de todo el mundo. Es raro encontrar a un personaje en el libro que no este dispuesto a todo con tal de ayudar a Mark, constantemente se nos muestra a lo largo de la novela como ningún sacrificio es suficiente con tal de traerle de vuelta a casa, destinando todo tipo de recursos materiales, humanos o poniendo en peligro la propia vida. Sencillamente hay una persona que necesita ayuda y otros en posición de dársela, y no hace falta nada mas. Un mensaje tremendamente positivo (y quiero pensar que no del todo irreal) que espero que contribuya a que se vaya pasando de moda la vertiente mas distopica del genero.

A ver si hay suerte y esto se vuelve a poner de moda

Y el éxito de El Marciano no ha hecho que Weir se duerma en los laureles, en los últimos años ha escrito numerosos relatos, como uno ambientado en el mundo de Ready Player One , una recopilación de relatos cortos publicada en una aplicación para móviles (hay que probar en todos los terrenos) y en Septiembre de este año publicó su segunda novela, Artemis, sobre la única ciudad en la Luna, y a la que le tengo muchas ganas para comprobar si El Marciano fue una flor de un día o si estamos ante un autor con mucho que ofrecer. Pero sea cual sea el futuro de este escritor, de lo que no tengo dudas es de que voy a tener un gran recuerdo de este libro durante mucho tiempo.

Anuncios