No es ningún secreto que no soy un gran fan del universo cinematográfico de DC (con la excepción de la peli de Wonder Woman que aun no me explico como ha salido así, pero Patty Jenkins se merece un monumento) Así que tras Man of Steel y Batman v Superman, mi interés por la película de la Liga de la Justicia que se estrenara la semana que viene oscilaba entre poco y nulo, incluso pese a que Joss Whedon había metido mano en la misma y eso podía permitirnos tener la mínima esperanza de que este arreglaría algunos de los desaguisados de Snyder… Pero entonces Danny Elfman concedió una entrevista en la que soltó una frase muy sencilla, pero cargada de sentido común, y mi interés por la película se avivo un poco… “Batman has only had one theme”

¡Y que razón tiene! (desde cierto punto de vista)

Lo se, soy una persona mezquina y a veces me alegro por cualquier nimiedad, pero es que esas declaraciones de Elfman me han llenado de una satisfacción que no sentía desde que DC resucitó a Hal Jordan o cuando con Rebirth empezaron a recular para deshacer el New52. La satisfacción de ver como todos los que presumían de que lo moderno molaba mas por ser nuevo se veían reducidos a soltar espumarajos por la boca porque se había impuesto el sentido común y regresaba lo que de verdad funcionaba.

¡Como debe ser!

No hay mas que ver este clip de la película en el que Jim Gordon se encuentra con la Liga de la Justicia en la azotea de la comisaria y Batman se nos revela mientras escuchamos el clásico tema de 1989. De pronto es como si la pieza que faltaba encajase en su lugar, ya no es simplemente Ben Affleck disfrazado de Batman, ES Batman. Se acabo el soportar esa música insípida y nada memorable, Batman por fin tiene (de nuevo) lo que necesita un superhéroe de su talla, un tema épico e iconico de esos que no te puedes sacar de la cabeza, no como la BSO de Batman v Superman que era incapaz de recordarla pocos minutos después de terminar la película.

Snifs, se me ha metido algo en el ojo

Y ojo, que Hans Zimmer no me parece un mal compositor ni mucho menos, sin alejarnos del personaje nos encontramos con que la banda sonora que compuso para la trilogía de Nolan es muy superior a la de Batman v Superman (aunque ninguna le llegaba a la suela de los zapatos a la de Elfman) así que igual esto es otra cosa que hay que achacarle a Zac “la vida es insípida y sin color” Snyder. Porque aunque hay películas que piden a gritos una banda sonora mas “discreta” que no reste protagonismo a lo que sucede en pantalla, una película de acción/aventuras/superhéroes no es esa clase de películas. Esto es un tipo de cine que pide a gritos algo como lo que ahora hemos recuperado.

Esto era mucho mejor pero seguía sin ser LA mejor

Aunque eso si, hay una cosa en la que no puedo estar de acuerdo del todo con Elfman, ya que aunque derivado del suyo, Batman tiene otro tema/s superior al de Elfman y que ojala hubiese sido ese el utilizado para esta película, aquel que compuso Shirley Walker para la serie animada de Batman de Bruce Timm y Paul Dini. Un tema que aunque como ya digo derivaba del que Elfman compuso, el suyo acabo teniendo una entidad propia tan grande que casi se le puede considerar algo aparte. Y es que aunque me alegro un montón de volver a escuchar a Elfman, no puedo evitar pensar en lo grande que hubiese sido esta película de sonar algo similar al tema que Walker compuso para la abertura de Batman: Mask of the Phantasm…

Esto si que hubiese sido perfecto

Pero volviendo a Elfman, lo mejor de su trabajo aquí es que no se ha detenido en recuperar EL tema de Batman, sino que si uno escucha atentamente el tema de “The Final Battle” uno puede escuchar unas notas que recuerdan mas de la cuenta al tema que el propio Elfman compuso para la serie de televisión de Flash de los 90 (A partir del minuto 2:10) Y mejor aun, si uno espera unos pocos segundos después, a partir del minuto 2:40, podemos escuchar unas pocas notas muy reconocibles del mejor tema que se ha compuesto jamas para una película de superhéroes… ¡EL TEMA de Superman! ¡El Superman de John Williams! (y el que sea tan reconocible incluso un fragmento tan minúsculo dice mucho de la superioridad de este tema)

¡Pero sigue sabiendo a poco!

Después de tener que soportar durante años a gente argumentando no solo que la película de Snyder era mejor que la de Donner (y comer mierda debe ser mejor que comer jamón de jabugo…), sino que la banda sonora sosa e insulsa compuesta por Hans Zimmer superaba ampliamente a la que había compuesto John Williams en 1978, es tremendamente satisfactorio ver como al igual que ha sucedido con sus cómics, ahora están reculando también con el cine y están intentando (que lo consigan es otra cosa) recuperar el espíritu mas iconico de estos y alejarse de las “Snyderadas”. Algo que sin duda debemos agradecerles a Patty Jenkins, a Gal Gadot y a Wonder Woman por demostrar que se pueden hacer películas de superhéroes que no supuren oscuridad y depresión por los cuatro costados.

Cuantos agradecimientos les debemos

Aunque eso si, pese a que me alegro mucho de que los héroes de DC en el cine por fin vuelvan a sonar como deben sonar, y a cierto spoiler que he leído por ahí y que Diógenes se niega a que le cuente, sigo sin fiarme demasiado de ésta película. Que por muchos arreglos que hayan hecho, el esqueleto de la misma seguirá siendo esa cosa insípida y desaturada de Snyder que ya hemos tenido que sufrir en dos películas. Pero en lo que sí tengo esperanzas es que esto suponga un punto y aparte en el DCU y que para la secuela de Man of Steel ya nos hayamos librado para siempre de la “visión” de Snyder, de Zimmer y de Junkie XL, y que el nuevo compositor de la banda sonora nos diga que Superman solo tiene un tema…

Quizás para la próxima película...

Anuncios