Saltar al contenido.
Anuncios

Flash n.º 22: The Button Part Four – DC sigue jugando con nuestros sentimientos

Y hoy por fin toca reseñar el Flash con la cuarta y ultima parte de The Button. Y si, se lo que debe estar pensando mucha gente ¿Donde esta la reseña de la tercera parte? Pues me la he saltado, ese numero de Batman era un relleno infumable dedicado a los nostálgicos de Flashpoint (de todo hay en el mundo) que no aportaba nada a la saga, así que ahí se ha quedado perdido. Pero en este numero de Flash sin embargo lo que nos hemos encontrado es un final que no resuelve nada, que solo confirma cosas que ya sabíamos y que deja un final abierto que va a enlazar con el próximo proyecto de Geoff Johns (Doomsday Clock). Pero también es un final de saga que ha jugado con nuestros sentimientos, que durante unas paginas ha conseguido que nos ilusionemos (al menos yo lo hice) y que al final han hecho saltar por los aires esas ilusiones porque en DC solo saben ser crueles con sus lectores…sigh, me lo tendría que haber visto venir… Asi que cuidado que aqui no hay piedad con los SPOILERS.

Me pregunto quien ira a salir en este ultimo numero de la saga…

Tras un largo interludio Barry Allen y Flash reanudan su carrera a través del tiempo para atrapar a Eobard Thawne, el Flash Reverso, antes de que este alcance su trágico final muriendo de forma horrible. Pero Thawne esta dispuesto a llegar hasta donde sea para averiguar el origen de esa misteriosa chapa cuyo poder le atrae como la llama a una polilla, aunque pese a todo sigue teniendo tiempo para amenazar de forma sádica a Barry con alterar aun mas su vida porque su odio no parece tener limites. Un Thawne que ademas afirma ser una paradoja viviente y recuerda haber muerto ya dos veces en el pasado, la primera a manso de Barry cuando este le rompió el cuello (antes incluso de las Crisis) y mas tarde a manos de Thomas Wayne durante Flashpoint, vamos,que hace realidad el refrán de que mala hierba nunca muere.

Curioso que Thawne acabe siendo de los pocos que recuerden como era todo antes de los distintos reseteos

Pero mientras todo esto sucede, algo ocurre en segundo plano, una misteriosa presencia trata de escapar de su prisión, alguien que conoció a Barry Allen y que trata de escapar tal y como vio escapar a Wally hace unos meses pero a cuyos gritos de ayuda Barry no parece escuchar (Batman si, pero es que es Batman). Una misteriosa presencia con cuya identidad parecen querer mantener el suspense, pero ese es un “misterio” que la portada principal y las alternativas ya se han encargado de desvelar de forma nada sutil…

A estas alturas Barry debería tener claro que si Batman te dice que hagas caso a algo hay que fiarse de el

Aunque antes de “descubrir” quien es ese “misterioso” personaje que trata de escapar de su prisión nos toca ver que le sucedió a Thawne para acabar convertido en un cadáver calcinado en el suelo de la Batcueva. Al final de su alocada carrera el Flash Reverso ha llegado a su destino y no esta preparado para lo que encuentra, su arrogancia inicial da paso enseguida al pánico ante la magnitud del ser que ha encontrado, un ser fuera de plano pero que refulge con energía azul (¡¡pero para que siguen tratando de mantener el misterio a estas alturas?!) y que ignorando las suplicas de Thawne le destruye enviándole al punto de origen de su carrera.

¿Nos jugamos algo a que ahora tampoco se ha muerto de verdad?

Esa devastadora emisión de energía destruye la Cinta Cósmica de Flash, lo que amenaza con dejarles a el y a Batman atrapados para siempre en la Speed Force. Pero como siempre Batman tiene un plan, hacer que Barry escuche a esa voz que lleva tanto tiempo llamándole, que se agarre a esa voz como si su vida dependiera de ello, una voz que le pide a Barry que le llame por su nombre, que le llame… ¡JAY!

¡ESTA VIVO!

¡JAY GARRICK! ¡EL FLASH ORIGINAL! ¡MIEMBRO FUNDADOR DE LA JUSTICE SOCIETY OF AMERICA! Siendo libre de su prisión Jay agarra a Barry y a Batman y con un gran esfuerzo consigue sacarles de la Speed Force y llevarles de nuevo a su época y a la Batcueva. Y es que nadie mejor para salvarte la vida que un héroe veterano de la Edad de Oro. Pero pese a que Barry le llamo por su nombre, no tiene ni idea de quien es el hombre que se encuentra ante el (ni menciona en ningún momento que este lleva ese casco alado que tanto le lleno de esperanza, sigh) y asume que es en realidad el misterioso asesino de Thawne.

Tanto decir que ese casco alado le llenaba de esperanza y ahora lo ve en la cabeza de un tipo vestido de rojo y con un relámpago amarillo en el pecho y a Barry solo se le ocurre acusarle de ser el malo…

Pero al igual que le sucedió a Wally cuando apareció en la Batcueva ante Batman, Jay esta desapareciendo, salir de la Speed Force no es suficiente, necesita un ancla, algo que le amarre a la realidad, alguien que le recuerde. Y pese a que Jay trata de apelar a la amistad que le une con Barry, esta es una amistad que Barry no recuerda, que jamas existió en esta nueva continuidad en la que vive. Así que sin ese ancla tan necesario Jay desaparece de nuevo no sin antes afirmar que alguien se lo robó todo pero que no sabe ni quien ni porque… Y tal como reapareció, desaparece de nuevo, dejando a los héroes con mas preguntas que respuestas (y a algunos lectores con ganas de cagarnos en algo)

¡HIJOS DE P…!

Pero la historia no termina aquí y tiene dos epílogos. En el primero vemos como una mano azul brillante recoge del suelo la chapa ensangrentada del Comediante (que recordemos ya no estaba en posesión de Thawne cuando su cadáver apareció en la Batcueva) mientras que de fondo vemos textos de apoyo sacados de una conversación entre el Doctor Manhattan y su esposa Laurie en Watchmen (si yo no se ni para que se siguen molestando en no sacarle de cuerpo entero y ya esta) Debe ser que creen que alguien aun no se ha enterado de que va todo esto…

¿¿Quien sera este misterioso personaje azul?? 

El segundo Epilogo ya es mas rebuscado y en el solo vemos la famosa chapa dando vueltas por el espacio “acercándose” al lector hasta que solo vemos un primerísimo primer plano d ella roja sangre del Comediante, un plano que se aleja lentamente para desvelarnos que ahora ese rojo pertenece al emblema de Superman, un emblema gastado y machacado. UN epilogo que termina con ese famoso teaser que todos hemos visto por ahí del reloj de Watchmen con el emblema de Superman en el lugar en que deberían ir las 12… ¿Que significa todo esto? Me juego algo a que ni el propio Geoff Johns lo tiene del todo claro, pero sea lo que sea se supone que nos enteraremos en Noviembre de este año cuando se publique Doomsday Clock. Una saga que espero que tenga un poco mas de sustancia que esta.k. Una saga que espero que tenga un poco mas de sustancia que esta.

Que pereza…

Decepcionante es quedarse cortos, la saga no solo no ha resuelto nada sino que solo ha servido para seguir jugando con la idea del regreso de Jay Garrick y el resto de la JSA y con lo de meter Watchmen en continuidad de una manera u otra pero sin llegar a nada definitivo. El único punto medio positivo al que me puedo agarrar es que al menos el Jay Garrick que ha aparecido aquí parece ser el “de verdad” un señor mayor con canas que era amigo de Barry y de Wally y que viste su traje clásico (o algo prácticamente idéntico) Pero visto lo que ha terminado sucediendo con Wally ya no soy capaz de fiarme de nada. Tocará esperar a que Jay encuentre su “ancla” a la realidad, quizás su viejo compañero Johnny Thunder o Wally, con el que tuvo una relación mucho mas cercana que con Barry. En cuanto a los de Doomsday Clock la verdad es que a estas alturas ya apenas me provoca ni curiosidad, pero habrá que esperar a ver que sale de todo esto aunque solo sea por ese morbo insano de ver hasta donde son capaces de hundirse…

¡Estábamos tan cerca!

Anuncios

12 Comentarios »

  1. O un guardián de OA encabronado. Se les va tanto la pinza: se escinden, crean anillos de colores, dan anillos a cualquiera, se montan unas Secret Wars, son hermafroditas cuando quieren, fastidian a Hal Jordan siempre que pueden, etc.

    Ahora empezad a decir en que Comics de Green Lantern pasa esto. Será más interesante que pensar en el sacrilegio definitivo de Geoff Johns.

    Compré antes de Watchmen por Darwyn Cooke y Joe Kubert pero los guionistas nunca estarán a la altura de la obra maestra de Alan Moore.

    • Yo nunca leeré Before Watchmen porque era un cómic que pretendía ser parte del canon de Watchmen y era un escupitajo en la cara a Alan Moore. Sin embargo, la mamarrachada esta de Manhattan y el botón me resulta tan surrealista que ya me da absolutamente igual, es algo muy raro.

  2. A ver si va a ser todo una cortina de humo y al final el cruce no es con Watchmen, sino con Avatar.
    O con los Pitufos, que esta gente de DC está muy loca, que han sacado cómics hasta de Leoncio y Tristón.

    • Yo hace unos dias lei un comic escrito por Dan Didio en el que Batman se encontraba con Don Gato/Top Cat… Yo ya me creo cualquier cosa.

  3. El Dr Manhattan en un momento dice que en realidad es el que ve a la o las mentes maestras que controlan a las marionetas, incluyendose pero diciendo que sabe que lo es, asique no es descabellado pensar que el Dr Manhattan no sea el antagonista, y que la movida de Watchmen es mas para llamar la atención y demostrar que no los iban a usar como todos asumíamos. Lo que quiero decir es: quizás el villano otro , como si dijera Darkseid, Reverse Flash, o el borrego de Superboy Prime y sus puños rompe realidades, pero utilizan a Manhattan como cortina de humo para estirar el misterio y llamar aún mas la atención.
    Por otro lado, no me molesta la inclusión de los personajes de Watchmen al universo DC. A mi ojos, Watchmen va a seguir siendo una obra maestra. No me molesta -tanto-… en un sentido literal, pero sí en un sentido metafórico, porque parecería que en realidad el culpable de la oscuridad y la depresión al universo DC es en realidad Alan Moore, cuando los new 52 no fue mas que una movida editorial bastante desorganizada y hecha sin un plan a largo plazo (cosa que no parece ser el caso, o al menos me da la sensación que de que al menos saben lo que quieren contar, por mas delirante que sea), de la que ahora parecieran renegar todos los que trabajan allí, como si recién se dieran cuenta.
    En Marvel ha pasado. Para recuperar un poco el optimismo y el heroísmo de los personajes a través de movidas editoriales (poner equipos creativos en los lugares correctos, y dar mas libertad creativa), no tanto por justificar que lo que pasó antes fue por culpa de alguien. Simplemente lo dejaron e incluso usaron algunas de esas cosas para continuar con la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: