Claremont y su adiós a la Patrulla X: Wizard, The Guide to Comics #2 (III)

Es curioso como durante esta entrevista Claremont se sigue centrando en sus personajes de siempre, Scott, Jean, Ororo y Logan, mientras que los que más brillarán a posteriori probablemente sean otros como Pícara, Gambito, La Bestia o hasta Mariposa Mental. Simplemente porque eran «molones» eran los de Jim Lee, los de Portaccio venían a ser el «equipo b» y aun así Claremont sobre todo habla de los de Uncanny, la serie que supuestamente iba a seguir siendo «más» suya, porque la interferencia constante de Portaccio/Lee estaba más que asumida.

Me recuerda a cuando te ponías a hacer garabatos en un cuaderno y primero dibujabas un personaje, luego otro detrás y otro y otro sin pensar en ningún momento en la perspectiva o la composición.

«Lobezno trabaja con la gente por respeto a sus habilidades, es un hombre que conoce sus limitaciones, hay cosas en las que Scott es mejor que él, por lo que delegará en Scott respecto a ellas. Ésto no quiere decir que no discuta con él, porque la forma que tiene de mantener a la gente alerta es pinchándolos, desafiándoles a cada paso. Si Scott demostrara ser indigno del liderazgo, Lobezno le llamaría la atención; no tanto por animosidad hacia Scott si no porque es lo mejor para el equipo.» De esto no se verá casi nada, de hecho tendremos una nueva rivalidad con Gambito que podría interpretarse como Lobezno poniendo a prueba el nuevo, pero en realidad se ve como algo bastante infantil. Curiosamente tampoco se dice nada sobre Júbilo, completamente ausente en muchas de las ilustraciones promocionales pero que tras la marcha de Claremont se convertiría en un personaje fijo de la nueva serie.

El primer número sin Claremont, con Júbilo de por medio.

Comenta el redactor de Wizard que a Claremont le cuesta decir en que se diferenciarán las dos series, recalcando que dependerá de como evolucionará su relación con ambos dibujantes «(…)por ejemplo, que personajes prefiere Whilce, que tipo de historias quiera contar (…) Whilce es más ciencia ficcionero que Jim, por lo que sus historias podrían centrarse en ciencia ficción mientras Jim tendría otra aproximación.» Bueno, a toro pasado sabemos lo que está diciendo en realidad, ¿no? No tiene ni puñetera idea, tiene que hacer esta entrevista promocional porque Marvel necesita su nombre, pero este barco lo dirigen ya estos dos y Claremont solo intenta sobrevivir al chaparrón mientras espera para poder recuperar sus personajes. «Tal vez depende del tono más que de la sustancia, y éso es algo que evoluciona con el tiempo; el tipo de historias que hacía con John Byrne eran distintas a las que hice con Dave Cockrum, tanto antes como después de John. Las cuales eran distintas a las historias que hice con John Romita Jr o Paul Smith o Marc Silvestri o hasta Jim.» Que no se puede negar que es verdad, vale. Claremont es uno de los autores a los que más se les nota cuando un dibujante no es un gran narrador, porque la historia se atranca y el cómic en general es mucho peor; la razón de su éxito en los 80, entre otras cosas, vino de una excelente selección de dibujantes a los que Claremont supo sacar lo mejor de si mismos, mientras que Portaccio y Jim Lee no se dejaban tocar una línea y así acabamos.

«-Logan, ¿por qué te has cambiado el traje?» «-¿Y por qué no?» Sí, los dos cambios de traje se debieron a caprichos del dibujante, pero irónicamente Byrne ni se molestó en justificarlo cuando le tocó a él.

Continúa Claremont diciendo que evita escribir cosas que revelen las debilidades de sus dibujantes, y tampoco intenta que dibujen cosas que no quieran dibujar. «Dave Cockrum era un gran fan de Rondador Nocturno, con lo que Rondador tuvo mucho protagonismo(…) A John Byrne no le gustaba tanto pero le encantaba Lobezno, así que (…) se enfatizó a Lobezno con ramificaciones que cambiaron la historia de Marvel. De éso estoy hablando en términos de direcciones diferentes. Hay personajes que a Jim le van bien que a Whilce no; hay cosas que a Whilce le encantan que Jim no. Como ambos interactuen con el guionista definirán las diferencias de las dos series». Pues señor Claremont, interactuarán fatal. Y aunque es cierto que Claremont no iría a lo concreto ni aunque él fuera el único guionista de las dos series, hay que darse cuenta de que en aquel momento Claremont no sabía lo que iba a pasar. Que estaba ahi casi por obligación, a regañadientes, y no es de extrañar que el artículo acabara con una media página en rosa en la que Wizard anuncia que «poco después de esta conversación, Chris anunció que abandonaba Uncanny X-Men y X-Men, tras una serie de diferencias editoriales con Bob Harras. (…) Claremont ha renunciado a ampliar esta revista. Durante los próximos meses Chris estará de gira promocionando sus cómics y su nueva novela GROUNDED, además de trabajar en una tercera».

Snif.

Solo quiero recordar que la dedicatoria de la primera novela de Claremont, First Flight, rezaba lo siguiente: A Charley, Scott, Jean, Ororo, Logan, Peter, Kurt, Sean, Kitty, Pícara, Betsy, Alex, Ali y todos los demás… ¡Que ayudaron (y ayudan) a pagar el alquiler! Los royalties de X-Men lo habían mantenido a flote más que bien, Claremont podía haberse limitado a seguir cobrando y escribir las mayores chapuzas. Prostituir su nombre tal vez, pero con el riñón forrado por el dinero de la especulación en su momento álgido y dedicar casi todo su tiempo a escribir novelas. Tenía ofertas de George Lucas, podía hacer el cómic que le diera la gana durante uno o dos años hasta que las aguas se calmaran y pudiera reorganizar los mutantes. Podía tapar agujeros, decir luego que eran todos skrulls o la tontería más loca que se le pasara por la cabeza, no había problema para Marvel y Harras mientras Claremont siguiera firmando y asegurando la estabilidad de la serie. Pero llegó un momento tras esta entrevista en el que Claremont dijo basta y se fue, y tras todo aquello prescindió de dar entrevistas por una temporada. Para los lectores del momento aquello era una hecatombe que ni Marvel ni Forum quisieron destacar -probablemente por miedo a la pérdida de lectores- pero Wizard si lo resaltó, cosa que quieras que no les honra. Aunque su entrevista se quedara un poco obsoleta antes de ser publicada.

Ay…
Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

12 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Palatino
Palatino
6 días han pasado desde que se escribió esto

Fue bonito mientras duró.

Miki
Miki
6 días han pasado desde que se escribió esto

««-Logan, ¿por qué te has cambiado el traje?» «-¿Y por qué no?» Sí, los dos cambios de traje se debieron a caprichos del dibujante, pero irónicamente Byrne ni se molestó en justificarlo cuando le tocó a él.»

El que justificó el cambio de traje fue Larry Hama en el Wolverine 50, que salió el mismo mes que el X-Men 3 según la fecha de portada, o sea, que ya estaba todo el pescado vendido mucho antes de esta entrevista.

Miki
Miki
5 días han pasado desde que se escribió esto

Y tú pa ke kieres sabé eso, jejeje

Luisito
2 horas han pasado desde que se escribió esto

«He visto a Jim Lee dibujar comics que no creeríais …
Y todos esos comics se perderán … como papel reciclado en una fábrica de papel higiénico » …

No se Rick … Jim Lee parece falso …

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
6 días han pasado desde que se escribió esto

Aqui venimos a hablar de Claremont, pues hablamos de Claremont.

Estaba (re)leyendo Capitán America, de Englehart a Gruenwald pasando por todo lo que hay entre medias y leyendo la (bastante olvidada) etapa de Roger McKenzie he dado con algo curioso.

Siempre se ha atribuido (al menos yo lo hacía) el merito de atribuir vida privada al Capitán America a la etapa Byrne/Stern (que continuo en boga con Dematteis y fue cayendo ya entrado Gruenwlad).

En el número 237 (aún etapa McKenzie) siendo un número sosete ocurren un par de cosas importantes. Muere (aparentemente) Sharon Carter y Steve se muda a su apartemento de Brooklin donde permanecerá hasta el número 317 (cuando de separa de Benie Rosenthal).

Pues ya al tema importante, ese número 237 donde el capi se muda, y conoce a sus nuevos vecinos (excepción de Bernie que llega más tarde con Byrne y Stern) y amigos (Josh Cooper, Mike Farrel) está acreditado Chris Claremont como argumentista/escritor.

Por lo que sea no se quedo en la serie. Pero es curioso como en un número cambia el status quo del protagonista (y otra cosa que Byrne hereda de Claremont) de forma significativa para poder hacer escenas de gente hablando de la vida cotidiana en cenas y sofá, esas que odiaba Byrne en la patrulla.

Y esto es lo super importante que tenia que contar.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
6 días han pasado desde que se escribió esto

El editor de ese número es Roger Stern. Esa es mi cosa súper importante que contar, xD.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
6 días han pasado desde que se escribió esto

¿Quién le dio vida privada a Steve?, thats is the question

¿Llamo Stern a Byrne diciendo «aquí puedes joder a Chris»?

Queremos saber

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
6 días han pasado desde que se escribió esto

Lo que no entiendo es que es lo bueno o emocionante de esas escenas de grupo de Jim Lee. Son asombrosamente vacías. No solo en las expresiones y las acciones de los personajes sino que también en el encuadre y ángulos.
Pienso en la famosísima portada de la JLI de Kevin Maguire y ahí no solo tienes las expresiones que tan bien le salen; tienes el ángulo en picada que funciona muy bien si piensas que le están hablando al lector y también si piensas que le están hablando a un villano matón enorme. El ángulo y encuadre dicen cosas que Maguire no dibuja. Además de ser distinto y dinámico. Ya no hablamos de George Pérez porque es injusto.
Y pienso también en todos los ejemplos de artistas contando cosas sobre un personaje con este de espaldas al lector.
El manejo del espacio por parte de Jim Lee y los chicos Image es horroroso, por supuesto, y es otra forma en la que consigue contar menos haciendo más; embutiendo personajes en encuadres sosos que no dicen nada. Y así una y otra y otra y otra vez.
Jim Lee solo puede contar lo que dibuja y lo que puede dibujar es extremadamente limitado; es figuras en tensión y figuras en mitad de una acción pero nunca personajes porque no sabe imbuir de personalidad a esas figuras (un problema que yo veo también en la etapa de Silvestri pero eso puede ser porque contrasta con un Romita Jr. que estaba dedicándose específicamente a imbuir personalidad a través de la figura además de la acción).

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
6 días han pasado desde que se escribió esto

Ya, pero vendían.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
5 días han pasado desde que se escribió esto

Triste. Todo muy triste. (Hasta adecuado para un día de lluvia).

Erminzah
Erminzah
5 días han pasado desde que se escribió esto

Tras mirar con restrospectiva el desastre de los 90 y la descarectización de personajes que se ha hecho despué, me he preguntado a mí misma si no habría sido mejor no tener más historias con esos personajes, para no desdibujarlos.
Pero cuando me situo en una realidad alternativa donde eso pasó, acabo pensando que es mejor estar en la realidad en la que vivo, entre esas muchas maalñs historias y caracterización hay algunos momentos en los que puedo volver a ver a mi Illyana, a Kurt, a Kitty…y solo por esos números o momentos en que te devuelven a tus personajes queridos..ha merecido la pena, verlos una vez más.