No me gusta X-Men 92

No, no me estoy refiriendo a X-Men 97, la continuación que se acaba de estrenar… O más bien sí. Se podría llamar Ex-Mutants (heh) o algo parecido y lo mismo hasta era el mayor fan de la serie, pero… Se supone que es la jodida Patrulla X.
Y no.

Me da toc el logo este, ¡TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO!

Para mí la Patrulla X de Chris Claremont es una catedral inacabada en toda regla. Sí, los cimientos son de Stan Lee, Arnold Drake, Roy Thomas, Neal Adams, Len Wein y algún otro guionista que se me olvidará, pero… Todo lo demás es Chris Claremont. Grant Morrison, Hickman, Gillen y todos los demás son irrelevantes, ejercicios teóricos de intentar hacer lo mismo en tiempos menos elegantes. Algunos consiguen construir personajes interesantes y hasta recrean parte de la magia, pero no llegan. Y la magia no es algo esotérico incomprensible, no. La «magia» es un trabajo de caracterización a machamartillo, número a número, constante y sin tregua, en el que los personajes van creciendo a ritmo lento pero seguro, a través de la forma en la que se mueven, la forma en la que hablan, todo. Inicialmente con giros y acentos, frases que repiten hasta la saciedad y que a mucha gente sacan de quicio (pobres) pero pronto descubres que, aun sin esas frases, eres capaz de identificar quién dice qué sin ver quién lo dice. Claremont me hizo ver que lo importante no es la historia que cuentes, si no quienes son los personajes y cómo reaccionan a ella. Que las explosiones están bien, pero que el verdadero conflicto está en el interior de cada uno.

Sí, la animación es «como la recordaban sus fans».

Cuando ví por primera vez la serie de animación noventera de X-Men, pues no me gustó un pelo. Me parecía cutre, y lo achaqué a la animación. Sí, debía ser eso. Tampoco ayudaba que lo basaran todo en los rediseños horrendos de Jim Lee (PUAJ) habiendo existido cinco minutos antes Pryde of the X-Men destilando Cockrum por los cuatro costados, pero… Bueno, yo que sé. Los personajes no eran ellos, y que Lobezno perdiera a su mejor amigo Morfo -¿QUE COJONES PINTA ESE PERSONAJE AHÍ?- y dijera «era el único que me hacía reir» hasta en aquel momento me di cuenta de que ése no era Lobezno. Por supuesto, con los años me di cuenta de que ninguno de todos los demás eran lo que se suponía; Tormenta era el personaje más agredido, convertida en una loca de los pelos que iba gritando y hablando de forma rara todo el santo día, pero en el fondo ésto no es raro porque muy poca gente hasta ese momento había sabido «entender» a Tormenta. Algo parecido pasaba con Pícara y los demás, convertidos en simples caricaturas. Lo sencillo en estas cosas es reducir los personajes a arquetipos para que la caracterización del equipo de guionistas sea más o menos consistente sin necesidad de reescrituras constantes, pero aquello era tan masivo que no tenía ni gracia. Cada vez que alguien me decía «es que tal o cual historia es una adaptación fiel del cómic» resoplaba y me callaba, porque a fin de cuentas… ¿Qué les iba a decir? ¿Que el que Jean Grey acabara con el cristal M’Kraan y se sacrificara en la Luna no importaba una mierda, que lo que era vital era el viaje a lo largo de treinta números para hacer que el personaje y lo que hacía te importara? Todas las piezas en su sitio, tenías que ser Jean Grey, tenías que confundirte con Jean Grey, tenías que corromperte con Jean Grey. Y aun así, Jean Grey no es un trabajo de caracterización tan importante como es el de Cíclope, y verdadero camino empieza después de esto.

Ay que se monta otra Hickmanada… ¡Si es que esto es un campo de minas!

Yo veía la serie como si estuviera completando de vez en cuando una «score card» de los mejores momentos de Chris Claremont/Byrne/Cockrum, con un grupo que no le pegaba estar ahi y añadiendote pegotes de la era Nicieza y Lobdell en cuanto tenían una oportunidad. Y cuando he visto los dos primeros capítulos de X-Men 97, esa sensación de usurpación, de caricaturizar a los personajes exagerándolos la he vuelto a ver. La Tormenta de X-Men 97 sigue siendo la loca de los pelos pero esta vez con voz de señora mayor (totalmente lógico y comprensible, sí) y se ve que los showrunners saben lo que se traman y están intentando adaptar la etapa de Paul Smith y Romita Jr, con algunos de los mejores -si no directamente lo mejor- trabajos de Claremont de toda su carrera profesional. Pero… Para contar esa historia necesitas a los personajes que la movían. Necesitas a Kitty, a Peter, a Kurt, Aleytis Forrester, Illyana Rasputin, Lockheed… No le veo ningún sentido a contar la historia de Magneto director de la escuela sin Los Nuevos Mutantes, y aunque es probable que funden el grupo a lo largo de esta temporada, ni de lejos el papel de Magneto sería el mismo sin el conflicto con sus alumnos por verlo como un usurpador.

Quiero a este señor.

Porque del Magneto «bueno» hay varios vectores que hay que tener en cuenta, y todos son personajes que tienen un papel importante en su cambio como Kitty y el resto de los Nuevos Mutantes. Otros como Tormenta si que los tenemos, y seguramente hasta veamos una versión del enfrentamiento entre ella y Scott por el liderazgo del grupo. Y puede que esta serie sea mucho más interesante para su capítulo diez que en el uno, porque personalmente se me hace insufrible esta versión. Morfo es un personaje odioso e insoportable que considera que ser gracioso es molestar a los demás, Lobezno lo único que hace es discutir con la gente como un niñato malcriado y La Bestia… Mejor no hablar de La Bestia, porque aunque Claremont ni tocó al bueno de Hank, todos sabemos que estaban intentando canalizar el de los Vengadores y caían en la misma caricatura esteril. De verdad, vería encantado como matan a casi todo el grupo y nos traen a Kurt, Peter y Kitty para que espabilen a Lobezno de una vez, pero lo veo difícil. A los actores de doblaje les han llamado para interpretar el mismo bodrio de hace treinta años y éso mismo van a hacer. Para mi desgracia.

No, no me gusta X-Men 92; es precisamente lo que me está amargando X-Men 97.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

24 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Drfabius
Drfabius
29 días han pasado desde que se escribió esto

Yo: Diogeneeeees, ya le estamos gritando a la misma nube de siempre😏

Diógenes: Si es que me acosa😅

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
29 días han pasado desde que se escribió esto

La nostalgia es muy chunga.

Payton Wynn
Payton Wynn
29 días han pasado desde que se escribió esto

¿Soy el único al que la imagen que se ha colgado de Picara le da la sensación de que el personaje tiene colmillos? ¡Es Vampícara!

AMO VEDRAPONTE
AMO VEDRAPONTE
29 días han pasado desde que se escribió esto

¿Solo mutantes?
Ya cuesta encontrar un superheroe que no haya muerto, o que en su defecto haya estado dado por muerto durante mas de un año en tiempo real

Cosa de Mandinga
Cosa de Mandinga
29 días han pasado desde que se escribió esto

Viejo amargado

Khonshu
Khonshu
29 días han pasado desde que se escribió esto

A mí en su momento no me gustó y no la seguí, sobre todo por su horrorosa animación. Pero vi dos o tres temporadas hace un par de años, animado por comentarios reivindicándola, y tuve que darles la razón. Era una serie bien planteada y bien escrita, con un tono un poco más adulto de lo habitual.

Es verdad que los personajes eran demasiado estereotipados, pero creo que supieron dar con la tecla del enfoque social. La serie sí transmitía esa sensación de «perseguidos y odiados» que debería ser esencial en los cómics, pero que muchas veces se pierde.

Siempre rondaban juicios, campos de concentración, focos iluminando la noche, verjas, los Amigos de la Humanidad, el uso de medios de comunicación
… Argumentalmente y visualmente esa sensación de hostigamiento y de lucha social siempre estaba presente. Y creo que es una virtud que hay que reconocerle.

Lo que pasa es que es un avance si lo comparamos con lo anterior. Pero es que al mismo tiempo teníamos Batman TAS, que está a años luz en cuanto a calidad. Y claro, estos X-Men quedaban en evidencia.

Vistos los dos primeros de está secuela. Mantiene sus virtudes y defectos. Es agradable ver unos X-Men reconocibles, como hace años que no se ven en el tebeo.

Lo que no estoy muy de acuerdo es en valorar la nueva como mejor animada. Es la típica animación pobretona de series tipo Invencible, MOTU Revelation… Etc. Aunque luzca más fea, para los estándares de sus respectivas épocas, la de los 90 era una animación de más calidad que la de ahora.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
29 días han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Esta, la de Spiderman y las demás series animadas marvelitas de la época (y unos años después) las comparas con las del Timmverso (o con Gárgolas) y no hay color.

Khonshu
Khonshu
29 días han pasado desde que se escribió esto

Sí, eran bastante mejores.
Pero es que veías Gárgolas (1994) o Buffy (1997) y eran puro cómic Marvel en cuanto a manejo de la continuidad y personajes. Y eso era algo que igual no existía mucho antes de este tipo de series. Igual ésta del 92 fue de las primeras (porque Batman era muy episódica).
No digo que la influencia sea de esta serie, porque es más bien de los propios cómics, pero sí hay que reconocerle sus méritos.
Si fue una serie que consiguió marcar tanto a una generación no fue sólo porque los X-men molasen en sí mismos, creo que sí que supieron resaltar lo que los hacía conectar con el público.

Zatannasay
Zatannasay
29 días han pasado desde que se escribió esto

Yo me acuerdo de ver la serie unos pocos episodios y quedarme con la cara de: «¿Quién es esta gente? ¿Porque en vez de enocionarme me quedo pasmado de lo mala que es?»

Pero yo tenía a todos estos personajes de cómic más cercanos que a mí propia familia.
(A mí familia no le puedo leer los bocadillos de pensamiento. Aclaro)

Para mí eran unos extraños; pero para muchísimos espectadores fueron su primer contacto con ellos.
Y para muchos fue su primer dibujo animado adulto.
Se trataban temas de racismo, de reconocimiento de la propia identidad, de futuros apocalípticos y de advenimiento de regímenes totalitarios, de la corrupción de los propositos loables, de las dudas amorosas, de mil cosas.

Muchos vieron esto, y sintieron que estaban viendo algo para adultos. De ahí su reigambre social.

Yo lo veo, y se que es un mala versión de la verdadera obra maestra.

Como Walking Dead cómic frente a las tropecientas series de televisión ya puestos. Y salvando las distancias.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
28 días han pasado desde que se escribió esto

No mentes mucho al bicho, que igual lo invocas por accidente.😈

Erminzah
Erminzah
29 días han pasado desde que se escribió esto

Solo vengo a decir que todo lo que dice el post «é verda».

La serie la he empezado a ver y tiene ese cruce entre que te chirria y te recuerdas buenos momentos con Claremont.

Si la gente la ve y le queda el mensaje principal, ya será mucho.

Álvaro
Álvaro
28 días han pasado desde que se escribió esto

Volví a ver hace poco el piloto de 92 y no me gustó. He visto el piloto de 97 y no me ha gustado. Todo demasiado sobreactuado, grandilocuente. Tormenta es el peor ejemplo, pero en general todos hablan como si no fueran personas sino arquetipos («el duro», «el líder», «la pizpireta»…)

Last edited 28 días han pasado desde que se escribió esto by Álvaro
JB VS
JB VS
28 días han pasado desde que se escribió esto

una duda, y habrá una serie animada que haya podido hacer lo que indicas que carece la serie?, es decir con 20 minutos habrá posibilidad de desarrollar personajes sin prescindir de la acción? sobre todo cuando ya tienes una referencia del personaje que no es lo mismo que conocer a un personaje donde su primera aparición es una serie animada y que lo que conoces de él es lo que ahí aparece que cuando tienes un trasfondo,

siento que la criticas muy duro y mucho de eso es porque te recuerda lo que no te gustó del comic, con la salida de claremont

saludos

Khonshu
Khonshu
27 días han pasado desde que se escribió esto

Pero es que ahí ya estas mentando series de 8 y 18 años después, cuando ya han pasado muchas cosas. Piensa que ésta de X-Men venía de Spiderman y sus Superamigos. Fue un paso abismal en cuanto a temática y fidelidad a los tebeos. Esto era algo destinado a niños y para un público desconocedor de los personajes. Se fueron al estereotipo fácil (hasta lo exageradamente ridículo), pero era lo habitual. Hacer que cada protagonista fuera inmediatamente identifiable en un rol.

DayMaen
DayMaen
27 días han pasado desde que se escribió esto

Tengo que venir a concordar. Soy del 2001 y me tocó crecer con Evolution (las pelis de Fox a esa edad nunca me llamaron), toda la niñez me la pase escuchando lo grandiosa que era la serie de los 90s de los X-Men por parte de chicos mayores de mi edad. Nunca la vi de niño, pero la intenté ver de adolescente (después de haberme leído más o menos la mitad del run de Claremont gracias a una reading guide de tumblr, cuando me empezaron a picar los comics) y que decir… Logan actuaba como un niño inmaduro, Scott y Jean no pintaban nada la mayoría del tiempo y Ororo (mi personaje favorito) se sentía tan plana… además, echaba un montón de menos a Kurt y a Kitty. La mayoría de esas cosas no sabía como articularlas, mucho tiempo pensé que me desagradaba por algo generacional, pero con los años me he dado cuenta que no.

Por ahora 97 me ha parecido ha tenido un inicio interesante, pero me pesa la caracterización previa de Logan y Ororo, y me preocupa más que hagan con Madelyne.

Arlequín
Arlequín
24 días han pasado desde que se escribió esto

Yo entiendo la importancia de Claremont en X.Men y las historia del cómic, con sus tramas de desarrollo de personajes y múltiples subtramas que avanzan a ritmo de tortuga. Pero hoy, al leer sus cómics clásicos, su narrativa está bastante obsoleta. Cómics donde el texto lo narra todo y el dibujo sirve básicamente para definir un espacio y vestimenta.El ritmo visual es muy lento y llega a ser tedioso… Difícil adaptarlo al hueso en una serie animada que busca vender a un público aun más amplio que el de los comics.