Tony Stark reventando satélites : El día en que Frank Miller salvó Marvel (XVII)

¿Se puede hacer un cómic sobre cultura empresarial y que aun así sea divertido? La etapa de Michelinie y Layton al frente de Iron Man (con el dibujo de un jovencísimo John Romita Jr) está considerada como una de las más importantes de la historia del personaje, pero números como este 142 a ratos parecen más un episodio de The Office que un cómic de superhéroes al uso. Estoy exagerando un poco, sí, pero no os engaño si os digo que la mayor parte del cómic se reduce a papeleo puro y duro, a Tony Stark llevando su empresa y discutiendo con mucha gente. Y supongo que en eso radica buena parte del éxito de la etapa.

¡The Office en el espacio! ¡Éste cómic lo tiene todo!

Pero seamos claros, ésta es una etapa que en su día entró sobre todo por los ojos. Romita Jr puede que estuviera verde -aunque creo que estaremos de acuerdo que ya por entonces estaba por encima de la media- pero Layton marca muchísimo su estilo y en la época llamaba poderosamente la atención, con un trazo fino y detallista muy cercano a George Pérez que destacaba por su uso muy inteligente de tramas mecánicas y texturas que le venían como un guante al personaje. Es Layton el que define esta etapa por encima de todo, y aunque el éxito de la misma acabara estando sobredimensionado y a la larga desembocaría en terrores mayores -ya sabéis de lo que estoy hablando, que sois veteranos- no se le puede negar que estamos ante la primera gran etapa de un personaje que hasta ese momento no ha brillado gran cosa. Michelinie y Layton transforman a un personaje que en origen apenas tenía secundarios -su chófer y su secretaria/amante- en lo que es un verdadero empresario, rodeado constantemente de gente con nombres y apellidos que se van multiplicando como setas en otoño.

Ésto lo he visto yo en La Última Cruzada…

Mrs Arbogast, Jim Rhodes o Bethany Cabe son personajes que surgen en esta etapa para quedarse, dejando huella en la serie durante las etapas venideras hasta en los momentos en los que Stark Internacional, Stark Enterprises o lo que sea se van al garete. El Iron Man que se publica entre los 70 y 80 es parte Howard Hughes y parte James Bond, una apología del capitalismo con un líder bondadoso que se preocupa por los quejicas de sus empleados. Y un ejemplo claro de esto último lo tenemos en la primera escena de este cómic, cuando Stark vuelve de sus vacaciones con su novia y se encuentra a decenas de personas reclamando su atención; cualquiera diría que el presidente de una multinacional no debería ser tan imprescindible y que lo menos Tony es un incompetente, pero a medida que avanza el cómic nos vienen a contar que todo esto es una situación excepcional, y que todo viene de que SHIELD ha tomado el control de uno de los laboratorios del campus de la empresa.

Ms Arbogast, la mejor invención de Michelinie y Layton.

A lo largo del cómic vemos a Stark solucionar papeleos constantemente, pero en el centro de todo está la misteriosa desaparición de un pueblo de Iowa, la cual Nick Furia en persona está investigando con todo el apoyo de Stark, y todo esto a pesar de las presiones de un senador de EEUU que se planta en persona en su despacho y le insta a no cooperar con SHIELD o arriesgarse a perder todos sus contratos gubernamentales. Stark vuelve a demostrar lo buen patrón que es mandando con viento fresco al senador e implicándose personalmente en su identidad como Iron Man en la investigación, mientras uno de sus propios trabajadores parece perder la cabeza y utiliza un vehículo de Stark para intentar destruir el laboratorio en el que SHIELD está investigando todo el asunto. A Iron Man se le acaban hinchando las narices -¡ésto perjudica a MI empresa!- y, tras identificar el origen de la anomalía que afecta al pueblo en un objeto fuera de la atmósfera terrestre, se enfunda un prototipo de armadura espacial con propulsores nucleares y se planta en el espacio, chocando contra un satélite de comunicaciones y fastidiando la programación de la noche.

Ya están los ricos jodiéndola otra vez con los satélites…

Finalmente, Stark acaba descubriendo quién está provocando todo el desaguisado: Roxxon, que tiene una estación espacial muy gorda y debe de estar tapando el sol o alguna cosa de esas que hoy en día hace Elon Musk. Y así se acaba el cómic… Y yo me empiezo a preguntar unas cuantas cosas.

Pero da gusto ver a Nick Furia en su salsa, da nostalgia.

La primera de todas ya la hemos hablado; este Iron Man destaca por ser un cómic distinto en el que se tratan de una forma mucho más madura buena parte de los temas que ya formaban parte de la serie desde un principio; es el primer cómic que nos habla de la vida empresarial, y todo a pesar de que ni Layton ni Michelinie tienen experiencia personal en una tecnológica de Sillicon Valley. Hasta ese momento hemos tenido multitud de empresarios superhéroes -fundamentalmente en DC y no en Marvel, cierto- pero es Iron Man el que le adelanta por la derecha a Batman y vive en su empresa. Y en realidad ésto contrasta completamente con lo que haría Frank Miller en Daredevil, que desprecia casi por completo la condición de Matt Murdock como abogado para inventarse su faceta de ninja y centrarse en su aspecto de héroe de la serie negra. Iron Man es otro camino, el del superhéroe «profesional», y en realidad acude a la nueva escuela de caracterización de los 80 en la que guionistas como Roger Stern, John Byrne o Chris Claremont harán tanto hincapié en la creación de secundarios que enriquezcan el mundo en el que se mueven los protagonistas, y que en realidad es una herencia directa del Daily Bugle de Spiderman; buena parte de estas series pasarán de no tener prácticamente ningún secundario a tener una galería completa, convirtiéndose prácticamente en series de grupo con todo el trabajo asociado. Pero a la larga eso sería una ganancia para los lectores y para la propia editorial, porque los cimientos de sus encarnaciones modernas se establecerían ahí, tanto si se conservasen esos mismos personajes a largo plazo o no.

La semana que viene tenemos claro que lo bueno no podía durar, porque aunque tenemos al gran Sal Buscema a los lápices, nos toca el Hulk de Bill Mantlo y… Bueno, en fin. Que volveremos a pegarnos.

 

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

64 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Para mí la etapa clásica, la fundacional de Iron Man es la de Layton/Micheleine; ambos le dieron realmente sustancia y empaque a Stark y a Stark Internacional. Tony Stark es arrogante, inmaduro, mujeriego y alcohólico, pero al mismo tiempo puede ser el lado bueno del capitalismo. En una ocasión sus trabajadores iban a la huelga porque SHIELD casi adquiere la empresa con maniobras financieras (es decir, hicieron huelga a favor de su antiguo jefe).
Supongo que por esa etapa también creo que el gran amor de Stark ha sido Beth Cabe, pero casi nadie se acuerda de ella.
Siempre que empieza una nueva colección de Iron man espero ver a secundarios como la empoderada Mrs Arbogast, el insufrible Pithins, Vic Martinelli el segurata, etc. ¿Cómo se puede entender Iron Man sin su corporación?

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Bueno, pero es que en EEUU ser funcionario es en general malvivir y la empresa privada donde van los que realmente valen.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

El que fríe hamburguesas en McDonals también esta en la empresa privada.

Y lo de  SHIELD ya es pasar del intervencionismo de estado a la expropiación pura y dura.

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Tal vez los trabajadores tenían reparos sobre volver a fabricar armas. Los de SHIELD querían comprar la empresa para asegurarse el suministro. Stark Int. era su mejor proveedor hasta que Tony pisó una mina y se dio cuenta que las armas hacen pupa a la gente.

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto

No la expropiaron. Se pusieron a comprar acciones a todos los dueños que no fuesen Tony Stark. Debieron pagar una pasta.

Básicamente compraron el 50,0001 por ciento de la empresa, con lo que adquirían la dirección.
Pero si se largan Tony Stark y sus miles de patentes, y el ejercito de ingenieros deciden irse a la competencia o a donde sea. La empresa no sirve para nada.

En el mundo real eso supondría un alza del valor de las acciones. Stark aun debería dar las gracias por la OPA hostil fracasada.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

SHIELD pecó de ingenuidad creyendo que Stark se quedaría en una empresa que ya no sería suya …o que cedería su propiedad intelectual. O que no podría igualar los sueldos allí a donde se fuese de los empleados clave y/o más talentosos.

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto

En the Iron Age Iron Man estuvo a punto de vender la empresa porque no aguantaba el estrés de dirigir (prefería dedicarse a inventar y a beber). Pepper Potts le hizo ver que tenía miles de obreros que pagarían el pato.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

La culpa fue de Pepper Potts! (Le debe varias crisis nerviosas y alcohólicas y no ser una persona feliz y realizada)?

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Aquí el comic era casi didáctico. ¡Capitalismo en acción!

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

En una fantasia, si introduces detalles de veracidad enriqueces muchísimo la historia. La dotas de verismo.

Lo decía Harold Foster.
Que para el Principe valiente buscaba como eran los arboles y matorrales de los sitios por donde pasaba Val.
No dibujes un árbol genérico, dibuja árboles auténticos tomados de la realidad. El ojo nota, cuando un árbol cuadra con un paisaje y cuando no.

Pues aquí lo mismo. La escena en donde Stark dirige una Junta de accionistas, pregunta al público si tienen alguna sugerencia. Y entonces se abre la escena y se ve, que solo esta Nick Furia «Sí, Stark, que acabes con esta payasada» es oro puro.

La mejor escena de Spiderman de Raimi es cuando en la junta de accionistas que preside Osborn descubre que todos van a vender sus acciones aprovechando la subida de su valor, y él no tiene dinero en metalico para comprar su participaciones y seguir teniendo el control de la empresa. La escena sostiene la película entera.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Ufff, gracias. La recuerdo fatal entonces. Estaba todo convencido de que intentaban nacionalizar la empresa a modo expropiación.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Ya llevaban un tiempo intentando hacerse con la compañía porque está quería salirse del negocio de las armas (al que debían fama y fortuna, todo sea dicho). Lo lograban comprando acciones subrepticiamente para una OPA hostil y finalmente aprovechándose de la necesidad de un pobre Jarvis despedido.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Sí la oposición se pone a bloquear al gobierno en las cámaras y son los suficientes igual allí los funcionarios (empleados federales, que todos los demás son empleados de los gobiernos estatales o las ciudades) directamente no cobran durante un par de meses (ha pasado unas cuantas veces en la historia reciente).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

También le tengo mucho cariño a la pelirroja Beth Cabe. A la que no se ha vuelto a mimar ni las contadas veces que ha vuelto. Un poco como a Silver St Cloud en Batman.

kgoku
kgoku
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Supongo que por esa etapa también creo que el gran amor de Stark ha sido Beth Cabe, pero casi nadie se acuerda de ella.

No podría estar más de acuerdo. Cómo le ayudó a superar la bebida fue una lección de amor increíble.

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  kgoku

En realidad, Bethany Cabe se ha hartado de volver.
Lo que pasa es que nunca de nuevo como interés romántico, sino casi siempre como empleada.
Es habitual tenerla de jefa de seguridad o cuando Tony necesita a alguien para una labor que implique mano dura. Hasta llegó a vestir una vez la armadura.
La han usado O’Neill, Kaminski, Fraction, Slott, Cantwell, Kavanagh y Pak (en su terrible War Machine).

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Qué curioso que solo recuerden a Cabe como tipa dura cuando lo que más destaca de su versión clásica es que era mucho más madura y humana que Stark (lo cual no es difícil).

Zatannasay
Zatannasay
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Bob Layton es el caso de alguien que sin verdadero talento triunfa porque llega al sitio donde es ideal.

Como dibujante era mediocre. Pero dibujaba metal como nadie y las armaduras le quedaban de fabula.

Como apologeta del capitalismo solo recordar su papel en Valiant y la venta a Acclaim. ( Un articulo bien extenso de esos sucesos sería interesantísimo)

Yo lo vi en una convención y era la viva imagen del «vende proyectos trajeado americano» con carteles publicitarios y todo, y preocupado de que no le pudiesen una mochila delante del tenderete que había montado..

Ese Tony Stark es el alterego de Layton.

Y sí. Maldito Musk.

Roger
Roger
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Yo opino que como dibujante de Iron Man dominaba la acción mejor que nadie.

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Mi comentario también inducia al error. Dije «dibujaba» en vez de «entintaba».

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Bueno, el acabado del dibujo era suyo, eso lo reconoce hasta Romita (y eso que Layton y Michelinie le caían mal).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

La narrativa desde luego era de Romita Jr.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Tras Valiant ya no le fue muy bien (como a Shooter). Su compañía con Giordano (pensada solo para dar un pelotazo rápido y venderla más rápido tras crear unos pocos personajes y vender un puñado de #1s) fue un desastre (como estaba cantado). También la que intentó montar Shooter por su cuenta (que sí intentaba crear contenido real con vistas a tener un universo compartido …sin suerte, claro).

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Toda la historia con Acclaim, y las puñaladas y ruinas que hubo tuvieron que ser apasionantes.
¡Artículo ya!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
8 meses han pasado desde que se escribió esto

IronMan supo tener una buena base de secundarios mucho antes de que vinieran Michelinie y Layton también; Jasper Sitwell supo ser guardaespaldas de Tony Stark. Y Madame Máscara (Withney Frost) es de esas mismas épocas (las de fines de los ’60 con Archie Goodwin, Johnny Craig y Gene Colan) lo que sumado a los ya aludidos Happy y Pepper no es poca cosa. Sin mencionar además sagas como las de Anton Vanko (el Dínamo Carmesí original) o Kevin O’Brien (el Guardia original) y una galería de villanos que era un poco más repetitiva al no tener las fuerzas creativas de Kirby y Ditko detrás y que igualmente también llegaría a incluir a futuros vengadores como Hawkeye y Viuda Negra (o miembros de la familia Stark como el primo de Anthony; Morgan Stark). Y no eran pocas las historias que corrían a través de Stark Industries en los ’70 (eran los ’70, aquello podía ser mucho peor). Así que siguiendo en la línea de lo raro que soy; no considero a esta etapa de la era Shooter como definitoria del personaje en ese sentido.

Pero igualmente en lo que destaca esta era sin lugar a dudas es Romita Jr. siendo un salto no solo por el acabado de Layton sino que también en la frescura del movimiento de la página y lo impactante de algunas escenas. Cosa que lamentablemente no le habían provisto con regularidad veteranos clasicazos como Don Heck y George Tuska. Pero no solo la nueva camada de secundarios y artistas convirtieron a IronMan en una de esas serie marvelitas de los ’80 casi de la noche a la mañana sino que también el editor que me imagino los trajo a la serie; Roger Stern (viejo conocido de Layton de sus tiempos en Charlton Bullseye) y un Michelinie que cubre muy bien cierta falta de profundidad a la hora de atacar algunas tramas y personajes con un ritmo al escribir (especialmente diálogo) endiablado para los años que corrían que hacen a las historias divertidas y a los personajes entrañables.

Luego vendría Mark Gruenwald y traería consigo a Denny O’Neil para hacer su famosa etapa con Luke McDonell(?) en la serie (muy mal vista por Jim Shooter si no estoy mal informado). Tras eso la serie solo sabría perder fuelle hasta nuestros días esencialmente y todo lo que ha sufrido el personaje de Stark (sin mucha razón detrás y sin muchas consecuencias también) no tiene nombre.
Personalmente; llevo deseando desde que leí Enemy of the State II a que al personaje lo escriba Christopher Priest pero Marvel me odia a mí específicamente y aún con el personaje a la deriva desde los ’90 y Priest vuelto de su «autoexilio» a Stark lo siguen escribiendo gente como Gerry Duggan.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Ironman es una serie que leída en su contexto mas veces que las que no escapa a caer por debajo de la línea de la mediocridad. Dentro de Marvel la serie no contó demasiado con la suerte de un Kirby o un Ditko ni un Buscema ni un Romita hasta justamente Jr. y en los ’70 muy fácilmente podría haber degenerado en un cómic de Tony Isabella o los cómics de DC que editaba Murray Boltinoff en vez de Julius Schwartz (e incluso Schwartz tenía a Cary Bates también).
Yo es que sigo siendo muy marvelita y me parece que hasta ese Stark cumple justamente en comparación a cosas como el Bruce Wayne de Frank Robbins (que también parecía más empresarial). Tampoco diría que era bueno; sino que podía ser mucho peor.
Y esa descripción funciona hasta para la etapa Michelinie y Layton sin ser por la parte de la falta de un dibujante de gran estatura porque aunque Romita Jr. recién arrancaba sigue siendo Romita Jr.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Ya a Beth Cabe con Silver St Cloud.?

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Yo creo que lo de Cabe y Stark llegó mucho más hondo (al personaje), más que nada porque Beth lo salvó del alcohol. Silver fue más bien demostrar que Batman tenía libido (su relación era muy física), aunque la chica era carismática. Silver y Talia demuestran que Wayne, pese a su trauma, puede enamorarse y tener una vida íntima muy activa (Denny O’Neil dijo una vez que lo consideraba incapaz de relaciones sexuales, por motivos psicológicos).

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Ahora que espero ya nadie esté leyendo las respuestas puedo mencionar un par de nombres sin temor a las represalias: Mike Friedrich (tras Gerry Conway) es uno de los principales autores detrás de los cómics de IronMan en los ’70 llevando a cabo una etapa en general propia de su época y más o menos aceptable para una serie que no parecía tener mucha prioridad en Marvel, cosa que se aprecia en que la mayor apuesta artística fue el par de números que hizo Starlin en la serie para presentar a Thanos y poco más; si no era Spiderman eran los proyectos de Thomas o el editor de turno los que se llevaban a los dibujantes dejando a George Tuska como principal encargado de la serie y aunque en muchas cosas era prácticamente infalible a su vez no eleva una serie con su dibujo. La historia tiene los problemas usuales de una serie de los ’70 que intentan hacerse pasar como experimentación con el medio: sagas místico-cósmicas con referencias de «actualidad» que rozan el absurdo mezcladas con historias más de calle así como falta de estructura y foco número a número que acaba haciendo el viaje y el destino al que nos lleva la historia insatisfactorio. Pero entre todo eso consigue empujar ideas alrededor de Tony Stark como el énfasis en que Stark Industries dejara de producir armamento y el regreso de Pepper y Happy tras su casamiento lo que sumado a otros secundarios atados de una forma u otra a Stark Industries presagia ligeramente, por decirlo de alguna forma, esta etapa de la era Shooter.

De todos modos el mayor acierto de Friedrich es el dejar sus créditos como autor de cómics donde pertenecían: en los ’70. Porque sabemos que Layton y Michelinie no reemplazaron a Friedrich; Stern saca a un Bill Mantlo que se había hecho cargo de la serie tras la espantada de Conway a DC y mientras Goodwin fue cabeza de Marvel. Esos sin lugar a dudas son cómics completamente olvidables al punto que tuve que buscarlos para recordar quien los dibujó (Keith Pollard hizo varios números cuando Tuska se marcha, Giffen también y Romita Jr. incluso dibuja el último número de Mantlo). Por supuesto que la historia es más que nada un lamentable refrito inconsecuente de la etapa de Goodwin al que Mantlo le fuerza encima sus propios personajes (ese deshecho de la Royal Flush Gang que es Jack of Hearts). Todas las tendencias de Mantlo están a la vista desde lo ya mencionado de forzar personajes propios poco inspirados y el refritar historias previas, así como los romances mal escritos, el querer reforzar el status-quo haciendo todo lo que escribe relleno donde no pasa nada, mujeres con problemas mentales, mal manejo de la serialización y su general falta de personalidad como autor. Desperdiciando así el potencial de una etapa que justamente se prestaba a ser revisitada porque es una excelente base para el tipo de historias (de intriga) en las que Stark encaja mejor que casi cualquier otro personaje de Marvel (cosa que se probaría tanto en los cómics como en el cine) y cuyo mucho de su potencial de hecho se vería realizado en la serie de Pantera Negra de Priest donde muchas de las dinámicas son en esencia las mismas que las que presentaron Lee/Goodwin solo que con T’Challa en vez de Stark y la CIA en vez de SHIELD.

Buf; quería ser un poco más especifico sobre los ’70 pero no podía hacerlo sin también mencionar a Mantlo; porque es el contraste con él que hace apreciable y eleva lo muy poco que Friedrich hace bien (y es interesante el comparar a esos dos específicamente) así como también demuestra que, aún cuando la serie no acababa de arrancar con Goodwin/Craig/Colan, eso era mejor que el desperdicio total que es su refrito. Además que obviamente hace aún más impactante el salto que se da con Layton y Michelinie. Pero no quería pasarme dos semanas hablando de Bill Mantlo sabiendo que ya va a tocar su Hulk.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Tuvo a Colan y a un Johnny Craig en horas bajas (que así y todo superaba lo que había normalmente por allí), pero sí, a la serie le pasaba lo que a DD (esa fue peor, flojeaba incluso cuando sí había gente de talento como Everett, Orlando, Wood, Romita o el Colan inicial) o a Hombre Hormiga, que casi siempre daba penita.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
7 meses han pasado desde que se escribió esto

A mi me gustan hasta los X-Men de Kirby; con eso digo todo, xD.
Bueno, no todo; porque me gustaban esos cómics antes de saber lo que DC estaba haciendo mientras Marvel se inventaba cosas como Mike Murdock o IronMan andaba en patines. Ahora que conozco ya mejor lo que DC hacía en los ’60; pues aprecio esos cómics de Marvel aún más.

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Los primeros seis números de X-Men son bastante entretenidos.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

A mi lo que me puede es la definición de los personajes y el concepto de la serie siendo en mayor o menor medida llevado a término; lo de Xavier es una escuela y se usan el entrenamiento o clases en las historias (usualmente para presentar los poderes de los personajes), los personajes teniendo personalidades y conflictos internos que responden no solo a su edad sino que a las diferencias en sus entornos y capacidades físicas presentando el debate «naturaleza versus crianza» como pocas veces se puede ver en otros cómics fuera de Marvel, y encima de eso tienes la rivalidad ideológica entre Magneto-Xavier que además de ser más dramática y profunda que el usual «criminal malo versus héroe bueno» refleja problemáticas sociales de la época (y también atemporales). Mientras representando con personajes diferentes como el profesor Xavier en silla de ruedas, Hank McCoy y heroínas como Jean Grey (aunque no fuera la Rita Farr de Doom Patrol tampoco era la Wonder Girl de Bob Haney).
Estas cosas le costaba hacer a historias que eran específicamente sobre esos temas pero Marvel se atrevía a hacerlas mientras contando historias de superhéroes y aventuras con muchos menos recursos que la competición; absolutamente destruyendo el concepto de cómic que se tenía en el momento en ese sentido y también en los aspectos de la narración visual con eso de mandar a todo el mundo a «copiar a Kirby».

Manolin
Manolin
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

No recuerdo si estaba entre los primeros 6, creo que es un poco posterior y que ni siquiera andaba por allí ya Kirby sino ¿ Werner Roth ? pero el primer número en que hace su aparición Juggernautt me resultó apasionante ¡ y lo leí en los 90 ! . En realidad la primera «aparición» propiamente de Jugernautt no se produce hasta la última viñeta , durante el resto del cómic es una amenaza invisible pero imparable , inminente y demoledora sobre la cual Xavier va informando angustiado a sus alumnos . Sobrecoge hasta el final , que queda abierto. En el siguiente número su derrota resulta un tanto anticlimática, pero esta primera historia en la que aparece , en una época en que casi cada nuevo cómic tenia que presentar una nueva amenaza, cumple con el objetivo de que el nuevo villano sea impactante ¡casi sin llegar a verlo ! Tiene mérito

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

El sesentero es mucho peor que el setentero (y no estaba nada bien a comienzos de los setenta).

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Yo también destacaría la etapa de Len Kaminsky entre las mejores del personaje.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Y la de O´Neill, aunque los dibujantes que le tocaron fueron bastante flojitos.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

La de O’Neil es la otra gran etapa tras la de Layton & Michelinie. Y si el alcohólico rehabilitado Layton trajo la primera crisis alcohólica, el alcohólico qué estaba tocando fondo O’Neil trajo la segunda (y más acentuada y prolongada) crisis alcohólica.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Y la segunda perdida de la empresa.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Y creación de nueva empresa (¿Circuitos máximos o similar?) a modo «modesto».

Y mientras Stark se recuperaba era Jim el que tenis una crisis psicotica o paranoide pensando que Tony queria volver a la armafura y desecharlo.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Layton nunca estuvo de acuerdo con convertir en súperhéroe o supervillano a cuánto secundario medio famosete había: Jim Rhodes, Cassie Lang, Harry Osborn, Ned Leeds, Flash Thompson, el sobrino de Ben Urich, Gwen Stacy, Mary Jane Watson,… Hasta Beverly, la novia de Howard, ha acabado teniendo superpoderes.

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Eso eraque el casco no estaba ajustado a sus ondas cerebrales individuales y lo ponían paranoico.

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

La de Kaminsky enlazaba bastante con la preocupación ecologista de los 90. Aunque me molestó esa saga en que se va a Rusia a saquear sus recursos y luego para redondear se lo monta con la Viuda Negra.

Miki
Miki
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Esa no era de Byrne al guión aún?

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Me gusta escoger como tercera gran etapa de la serie la de Byrne (aunque Byrne es mucho más ligero), especialmente los números con un muy grande ya Romita Jr (muy amigos en esos años además Byrne y Romita Jr, por cierto).

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Yo creo que Byrne hizo una gran serie… ¡Del Mandarín! Creo que le interesaba más este villano que el propio Tony y lo elevó prácticamente a coprotagonista de la cabecera. Engrandeció tanto el canadiense al chino como archinémesis, que ya nunca pudo volver como enemigo casual. Si el Mandarín reaparecía, tenía que ser para algo gordo.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Al menos con él era realmente una amenaza a tener en cuenta (y no alguien que presumía de serlo …Posteriormente a algunos casi les daba miedo usarlo …Incluso a Fraction, que no iba de modesto, pero no se atrevió a sacarlo hasta la ronda final, poniéndolo como el que tiraba de los hilos de las arpías Hammer y el chico Stane, a los que convertía tanto en herramientas suyas como en satélites/familia extensa).

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Fraction tenía la papeleta de recuperarlo tras los Knauf y movidas anteriores con el hijo… El personaje venía de un estado bastante convulso y es verdad que él lo volvió a asentar (antes de cargárselo). Pero aplicó el método inverso a Byrne. Estos personajes tipo Doom, Magneto, Kang… tienen una cara en plan digno rival y otra de tirano miserable. Fraction nos devolvió al Mandarín más indigno en su maldad.

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Lo que nunca me convenció es lo de su paternidad de Sasha Hammer. Aún suponiendo que Tony lleve unos 20 años siendo Iron Man (que muchos me parecen, si su carrera ha discurrido en paralelo con la de Peter Parker), se enfrenta a Justin Hammer y Obadiah Stane cuando lleva unos años ya en el ajo. Que la hija de Hammer se pueda convertir en Capucha Escarlata, puede ser, dado que su padre mercadeaba con el equipamiento de supervillanos. Pero que a ésta le haya dado tiempo a tener una hija con el Mandarín y que aparezca ya adulta, liada con el hijo de Obadiah Stane… Sólo se me ocurre que Sasha haya sido concebida antes de que Justin Hammer o incluso el Mandarín se hayan enfrentado a Iron-Man, pero estas uniones dinásticas entre familias enemigas de Tony se hacen raras si no es él el motivo. Pero vamos, como un montón de hijos que les han salido a supervillanos, que son adultos aun cuando es imposible que hayan tenido tiempo de crecer mientras que Franklin no ha pasado de la adolescencia.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

Es que El Mandarín es un tirano (y en el fondo un miserable, como la mayoría de esa gentuza).

Roger
Roger
7 meses han pasado desde que se escribió esto

El Mandarín era tan Fu Manchu que darle más carácter siempre se agradece.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Khonshu

De esa etapa diría algo muy similar a lo que ya digo sobre el resto de la serie de IronMan; leída en su contexto mas veces que las que no escapa a caer por debajo de la línea de la mediocridad. No se trata de etapas geniales y fácilmente se les puede encontrar faltas pero tampoco se trata de cómics que no tuvieran sus cosas buenas o interesantes, o de que fueran insultantes o realmente (realmente) malos. No serán memorables quizás, pero tampoco totalmente olvidables. Teniendo siempre en cuenta el contexto de publicación.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Michelinie y Layton supieron renovar y variar el plantel de secundarios. Y antes los villanos daban bastante pena (aparte de la saturación de espías rojos como recurso fácil). Pocos destacaban por algo bueno (uno el trágico Minotauro).

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
7 meses han pasado desde que se escribió esto

A mi me gusta la galería de villanos de IronMan; se repetiría más que el ajo pero era muy acertada, mucho más que la de la gran mayoría de superhéroes que no tuviesen a Kirby o Ditko como fuerza creativa (que me parece es la vara con la que están midiendo injustamente a la producción de Marvel). El sentimiento anti-comunista representado en esos espías rojos le queda genial a un empresario inventor estadounidense y además de eso tendríamos cosas como Firebrand, el Controlador, Melter, Madame Máscara, Whiplash y hasta aquella cosa en la que se convertía Happy Hogan de vez en cuando (ni siquiera he mencionado a el Mandarín). Y siempre podía pedir prestados villanos de Los Vengadores como miembro fundador.
Compara eso con un Linterna Verde o un Atom que no solo tenían sus versiones de la Edad de Oro para re-lanzar ideas sino que a un genio diseñador como Gil Kane (y a Gardner Fox, uno de los principales creadores de conceptos de DC); con mucho más a favor hacían muchísimo menos (bueno, eso es un poco toda la DC de la Silver Age también, xD!!).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

A nosotros nos encanta, pero a Romita Jr (aunque fue importantísima para su carrera) no le gustaba mucho la serie (además, ni Michelinie ni Layton contaban con él para nada ni en Marvel le tenían todavía en demasiada consideración, le trataban mucho mejor cuando andaba por allí como chico de los recados o cuando se puso a trabajar para Marvel UK, pero fue empezar a trabajar regularmente de dibujante y acabarse el buen rollito, que todos se pensaron que era cosa se nepotismo, salvo algún segundón olvidado como Scott Edelman). Tampoco ayudaba que no le dejasen hacer lápices acabados (que es lo que quería), con lo que el resultado final era mucho más Layton que Romita Jr. …No le dejarían hacer lápices completos hasta X-Men (y después de esa etapa estuvo a punto de dejar los cómics en favor de la publicidad porque consideró que le traicionaron al no dejarle volver a los X-Men como esperaba tras sus números de StarBrand).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

La Bambi menos sexualizada de la historia del cómic: Ms Arbogast! (Buen personaje). Y los Lang (Scott y Cassie).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Los Elon Musk de Iron Man: El Mandarín (cuando pasa del comunismo), Roxxon, Justin Hammer, Obadiah Stane,…

Manolin
Manolin
7 meses han pasado desde que se escribió esto

» A la larga desembocará en terrores mayores-ya sabéis de lo que estoy hablando, que sois veteranos-«……..pues no, soy bastante veterano y no sé de lo habláis. Lo más horroroso que recuerdo es aquello del Iron Man adolescente perpetrado por Kavanagh en aquel otro horror de » La Encrucijada » , y poca relación le veo con esta etapa de Layton ni estaba muy basada en temas empresariales ¿ no ?

Khonshu
Khonshu
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Poco relacionado, pero les dio tiempo a cargarse a uno de esos personajes secundarios con los que Layton enriqueció la colección (no en su primera, sino en su segunda etapa): el buenazo de Abe Zimmer.
Y recientemente Cantwell recuperó a Vic Martinelli, también para ser asesinado.
Los varones calvos de mediana edad lo tienen crudo en el Universo Marvel.