La película del otro Blue Beetle de Keith Giffen

Es un día de mierda cuando te enteras de que se ha muerto Keith Giffen, pero a la vez te alegras porque sabes que se ha muerto contando su último chiste. Y el jodío tenía gracia, más gracia de la que nadie debería tener cuando anuncia su propia muerte. Giffen era un grande a todos los niveles, nunca oí nada malo de él y no hizo otra cosa que trabajar para y con los demás, a pesar de que buena parte de ellos se quejara de que les hacía la vida más complicada, pero aun así los resultados siempre eran mejores. Cuando DiDio perdió la cabeza y se cargó a Ted Kord e intentó borrar el BWA HA HA de DC, Giffen fue el primero en plantarse y darle un nuevo Blue Beetle a DC, y Jaime Reyes era tan buen personaje que acabó calando, siendo imitado hasta la saciedad (¿eh, Brian Bendis?) y teniendo su propia película.

Había que quererlo.

Película de la que no hemos hablado en Brainstomping porque el post lo he tenido escrito pero por una o por otra cosa nunca lo publicaba, así que aprovechando la triste circunstancia vamos a solucionarlo; ante todo tengo que decir que el cómic siempre será mejor (aquí hay que barrer para casa, que puñetas) pero que hay que reconocer que este Blue Beetle es Ant-Man. Hala, ya lo he dicho. Con ésto no estoy diciendo que haya apabullantes similitudes entre la película de Ángel Manuel Soto y la de Edgar Wright (perdón, Peyton Reed) si no que no estamos hablando de una comedia de superhéroes al estilo aventurero de Iron Man, si no de una comedia familiar como la cinta protagonizada por Paul Rudd… Pero no en la misma onda que el Shazam de David Sandberg. Mejor os lo explico…

Ya que estamos hablamos de la peli, aunque no sea superfiel al trabajo de Giffen…

La película nos cuenta la historia de Jaime Reyes, un chaval que vuelve a casa después de haberse endeudado estudiando para encontrarse con que su familia está pasando apuros muy grandes por la renovación urbanística que está llevando a cabo una empresa llamada Kord Industries, que poco menos que domina la ciudad en la que viven. En el trasfondo de la película está la relación entre la comunidad mexicana en EEUU y los blancos que tienen el poder económico y no dudan en machacar a todo el que se les pasa por delante, con lo que cuando Jenny, la hija del desaparecido propietario original de Kord, Ted (sí, nuestro Ted), descubre las perversas intenciones de la actual presidenta de la compañía de convertir la empresa en un fabricante de supersoldados, por un momento te hace pensar que estás viendo Iron Man con la relación entre Tony Stark y el Obadiah Stane de Jeff Bridges, pero cuando Jenny roba un extraño escarabajo alienígena y éste se fusiona con Jaime por una hilera de confusas situaciones y le da tremendos poderes, te das cuenta de que sí, que esto es Ant-Man, porque la familia de Jaime se pone en el centro de la película.

A ratos recuerda a Spy Kids, sí. Y éso no es malo.

Y vaya si se ponen en el centro, porque acaban robándole la película entera a Jaime y a Jenny, la pareja protagonista de la película. Los Reyes son un grupo de gente chiflada y encantadora, empezando por un patriarca, Alberto, que es capaz de no contarle a su hijo que ha tenido un infarto para no distraerlo de sus estudios y que se ha pasado toda su vida esclavizándose con una sonrisa en la boca y su hermano Rudy, que cruzó junto a él el desierto para llegar a EEUU y es un conspiranóico maravilloso que está convencido de que les espían por todas partes. Completan la familia Milagro, la hermana de Jaime y Rocío, una madre mexicana de armas tomar, además de Nana, una abuela con un pasado tremendamente interesante que saldrá a la luz en el momento clave. Los Reyes se pasan la película persiguiendo a Jaime -que suele estar volando descontrolado al más puro estilo de El Gran Héroe Americano- o intentando rescatarlo, porque son un clan en toda regla y si le tocas a uno de ellos harán lo posible por recuperarlo como sea.

A alguno le ha cabreado que se comente casualmente que Batman es un fascista, debe ser que no estuvo en foros de cómics de principios de los 2000…

Y seguramente éso sea lo mejor que hace la película, crearte la sensación de que esa gente es familia y está tremendamente unida, contrastándola con la situación de los Kord, una familia en la que Ted está desaparecido, su esposa muerta y su hermana Victoria -Susan Sarandon- es una supervillana en toda regla que le hace la vida imposible a Jenny; la malvada Victoria planea usar la tecnología del escarabajo para crear un ejército de superhombres, los OMAC -nunca me ha gustado que suelten nombres a lo loco, pero ellos lo consideran un «guiño»- y de la misma tenemos en el fondo el mismo argumento de Iron Man 1/2 y Ant-Man, pero con superhéroe adolescente y racializado, lo cual como decíamos enriquece la película enormemente.

¿Es Iron Man la película más influyente de los últimos veinte años?

Porque por encima de todo esto, estammos hablando de una película que habla sobre el racismo, el ninguneo a la comunidad latina en EEUU personificado en el personaje de Victoria Kord, que tiene un ayudante interpretado por Harvey Guillen (el Guillermo de la Cruz de Lo Que Hacemos en las Sombras) al que despectivamente llama «Sánchez» porque ni se ha molestado en aprenderse su nombre de verdad o un guardaespaldas con el que experimenta su nueva tecnología, Ignacio Carapax, que durante toda la película se comporta como su esbirro sin mente. Y tal vez ése sea el mayor problema de la película, que ni «Sánchez» ni Carapax son personajes muy desarrollados, te dejan claros que no están muy cómodos con la actitud de Victoria Kord pero no se cuenta gran cosa sobre ellos; en el caso de Carapax la cosa está más trabajada y llegados a cierto punto se aclaran ciertas cosas, pero en el de «Sánchez» el personaje es prácticamente un lienzo en blanco. Lo cual es irónico porque claro, cuando hasta la propia película te ningunea…

Y sí, Ted Kord. Nos lo prometen… Pero habrá que esperar al «nuevo universo».

Pero claro, hasta cierto punto también tenemos esa sensación por el contraste, porque la mayor parte de los demás personajes sí que tienen su momento bajo el sol, y actúan y se comportan de forma propia, abriendo así la posibilidad de que haya secuelas porque estos personajes dan la sensación de que se escriben solos porque no dejan de ser herederos en parte del universo mental de Keith Giffen. Con James Gunn considerando al Jaime Reyes de Xolo Maridueña un personaje del «nuevo» Universo Cinematográfico de DC ( aunque no exactamente, simplemente repetirá casting) y a pesar del injustísimo porrazo que se ha dado en una taquilla que sigue pensando en una DC «intensita», tiene pinta de que poco a poco James Gunn ha estado reclutando actores para interpretar a buena parte de la JLI, con lo que nos da la posibilidad de soñar en una adaptación del trabajo de DeMatteis y Giffen… Aunque este último ya no vaya a verla, ¡pero es que le apetecía tan poco ir a la New York Comic Con!

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Axel
Axel
8 meses han pasado desde que se escribió esto

La verdad me encantó. No sabía que esperar, pero me gustó mucho y la verdad es una lástima que no haya tenido una buena taquilla ya que como homenaje a cosas de mi cultura cumple (ese homenaje a Macario definitivamente se ve que lo hicieron con cariño). El villano me gustó que tenía un buen trasfondo( fue corto, pero cumplió en mostrar lo que los gringos han hecho en estas tierras). Lleve a mi sobrino de 6 años y ahora quiere todo lo referente a blue bettle que porque es mexicano como el y eso definitivamente hizo que valiera toda la pena

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Axel

Todo lo de la DC cinematográfica parece tener la marca Negra (y también en la televisiva están haciendo limpieza, aunque allí sí se empezaba a necesitar ya un cambio de guardia). Bueno, al menos nos libramos del Snyderverso y cualquier cosa que se le parezca.

Zatannasay
Zatannasay
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Giffen aprovecha su muerte para hacer el chiste.

La gente que hace algo así, demuestra que ha conquistado a la muerte. O por lo menos el miedo a morir.

https://youtu.be/aQ6Gqsnu7gU?si=UKNVUieNN8lCbrie

Hace falta ser muy grande.

Y luego encima, su protesta era ser más genial desde el aparente silencio.

En cuanto a la película. Pues que nada en DC va a funcionar en taquilla ya. Habrá que ver, cuando empiece el supuesto Nuevo Universo si la gente acude.

Pero hay un hartazgo general al género en general. Y eso lo noto en mi entorno. Se precisaría ver las razones.
Una, es que se ha superado la capacidad del colectivo de espectadores de asimilar Universos.
Yo ya me harté, de tener que corregir a gente que me preguntaba porque Batman y Superman no daban salido en las películas de Los Vengadores.
O porque continuan sacando peliculas de Marvel cuando Thanos ya ha sido derrotado. Pregunta que también me han hecho mucho.

El concepto de multiverso, y la cantidad de personajes que sacaron los estudios ha sobrecargado la capacidad de asimilación de muchos. Si el éxito del Universo Marvel fue convertir a personajes «minoritarios» como Capitán América, el Hombre de Hierro, Thor y otros en conocidos por el gran público; luego esos mismos no han sido capaces de asimilar a Ms Marvel, Hulka, Kang o muchos otros.

Aparte, de que el cine en sala ya no tiene la capacidad de atracción de antes.
Será dificil sacar a la gente de sus salas de cine particulares. Sobre todo, cuando el estreno de la semana está ese mismo mes en la plataforma digital que ya tiene pagada de antemano.

Las taquillas justo antes de la pandemia, quedarán seguramente como los records absolutos de la Historia del cine.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Igual la era de los taquillazos está empezando a desaparecer y ya pocos blockbusters van a ser ya rentables (e igual eso hace que los estudios vuelvan a considerar otro tipo de cine al que en los últimos lustros cada vez más daban la espalda). O igual simplemente tras perder la costumbre de ir a menudo a los cines a la peña solo le está costando recuperar la costumbre (con los bares, cotillones, verbenas y macro botellones eso no ha pasado). El tiempo dirá. Aunque más de un estudio ya está temblando.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Divertida. Y ligera (pero tampoco hay ningún problema en que lo sea …el problema es cuando a veces con otras hay que dar la sensación de que todo es importantísimo cuando tan solo se trata de la próxima película veraniega que busca sentar culos en las butacas).

Roger
Roger
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Parece interesante, y me estoy arrepintiendo de no haber ido al cine a verla.
Pobre Giffen… ¿En serio escribió un chiste en su último momento?
Aunque yo sí puedo contar algo «malo» de él, me contaron que fue a un salón del cómic de Barcelona, allá por los 90, y fue a una firma de ejemplares borracho.Hasta el punto que un chaval le trajo sus bocetos propios y éste dibujo encima un pene y escribió «a mi autor le gusta comer po#as». Días más tarde se disculpó y le hizo un regalo en dibujos suyos al chaval. Un mal día lo tiene cualquiera, supongo.

MFD
MFD
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Jajajajajajajajajaja… o mejor dicho BWA HA HA HAAAAAAAA.