My Broken Mariko de Waka Hirako – Un doloroso viaje a través de los recuerdos

Hoy toca de nuevo hablar de manga pero de uno muy diferente a los que hemos reseñado hasta ahora por aquí, My Broken Mariko de Waka Hirako. Un manga que normalmente no habría tocado en estos tiempos que corren en los que prefiero sumergirme en la ficción mas optimista y alegre, pero que tanta buena critica que ha recibido tras su reciente publicación en España por parte de Milky Way Ediciones consiguió picarme la curiosidad. Unas criticas que no exageraban, nos encontramos ante un manga muy bueno y que engancha desde la primera pagina, pero que también es extremadamente duro y doloroso, por lo que quizás no sea la lectura mas adecuada para todo el mundo. Pero pese a ello resulta una lectura apasionante e interesante a la que convendría echar un ojo.

Es mejor no leerlo si uno esta de bajón, pero vale mucho la pena

Mientras Shiino come algo tras salir del trabajo descubre en las noticias que su mejor amiga desde la infancia Mariko, a quien había visto unos pocos días antes, se ha suicidado. Destrozada por el dolor Shiino no sabe como afrontar lo sucedido hasta que decide que aun hay una ultima cosa que puede hacer por Mariko, arrebatar sus cenizas de ese padre que hizo la vida imposible a su amiga y emprender un ultimo viaje juntas al lugar que siempre quisieron visitar para despedirse de ella. Un viaje que sacara a la luz demasiados recuerdos dolorosos y que llevara a Shiino al limite de sus emociones.

Y así dos vidas se hicieron pedazos

Como decía mas arriba normalmente no me hubiese acercado a este manga, no soy demasiado aficionado a los dramas y menos cuando son tan duros como este, pero la curiosidad es lo que tiene. Y aunque su lectura me ha dejado por los suelos, no me arrepiento en absoluto de haberle dado una oportunidad a My Broken Mariko. Porque pese a tratarse de una historia durísima que pone el foco en un tema que aun es considerado tabú en la sociedad como el suicidio, Waka Hirako trata el tema con tanta sensibilidad y naturalidad que es difícil no dejarse atrapar por el dolor de estas dos mujeres, siendo el resultado una historia interesantísima a la que todo el mundo debería dar una oportunidad cuando tenga fuerzas para ello.

Y pronto la incredulidad dará paso a un dolor inmenso

Una historia en la que a través de Shiino vamos descubriendo todo el dolor que se debe sentir en una situación así, desde esos primeros momentos de incredulidad cuando la vemos tratando de llamar a Mariko porque se niega a aceptar la realidad, a como se ahoga lentamente en el dolor y la impotencia al darse cuenta de que ya no hay nada que pueda hacer por ella pero no deja de pensar que quizás podría haber hecho algo mas, siendo ese viaje que emprende con las cenizas de Mariko su ultimo intento desesperado por “ayudarla”.

Es poco, pero al menos hay una ultima cosa que puede hacer por ella

Una Mariko a la que vamos descubriendo poco a poco a través de los recuerdos de Shiino y de las cartas que Mariko le escribió a esta a lo largo de todos los años en los que fueron amigas y que esta va releyendo durante su viaje para sentirla un poco mas cerca. Así vamos descubriendo que la vida de Mariko fue un constante sufrimiento desde su mas tierna infancia. Los malos tratos brutales sufridos por parte de su padre y el abandono de su madre la rompieron por dentro hasta el extremo de que en su vida adulta acabó cayendo en manos de hombres demasiado similares a su padre, se resignó a que nunca seria feliz y la idea de rendirse y acabar con todo siempre estuvo presente desde su adolescencia.

La vida de Mariko fue un infierno

Aquí Waka Hirako no se anda con ambigüedades o medias tintas y nos muestra con toda la crudeza del mundo lo que ha sido la vida de alguien como Mariko, marcada por el dolor desde su infancia. Pero también nos encontramos con el dolor de quienes ha dejado detrás, de los que sufren por su perdida y que refleja tan bien a través de Shiino. En paralelo al descubrimiento de todo lo que sufrió Mariko, nos vamos encontrando con todos esos momentos en los que Shiino trato de protegerla, de hacer todo lo posible para que su amiga dejase todo aquello atrás y rehiciese su vida, de toda la impotencia que siente ahora al sentir que quizás podría haber hecho algo mas, e incluso de la rabia que siente hacia alguien a quien quiso tanto por haberla dejado sin ni siquiera despedirse. Una historia que como todo el manga es tan real como la vida misma y no tiene un final sencillo, solo queda aceptar lo sucedido y aprender a vivir con la ausencia de ese ser querido.

Al final en estos casos siempre queda mucho dolor y muchas preguntas sin respuestas

En todo este proceso ayuda muchísimo el talento de Waka Hirako como dibujante. Una autora que en buena parte del manga recurre a un trazo simple y a ratos caricaturesco, especialmente en esos pequeños instantes que nos da de respiro entre tanto sufrimiento. Pero cuando esta quiere reflejar todo el sufrimiento de sus personajes, estos se vuelven tan auténticos que hay momentos en los que dan ganas de apartar la mirada de la pagina.

Lo dicho, el manga es muy duro, pero merece la pena descubrirlo

Como ya he señalado My Broken Mariko no es un manga para todo el mundo y no recomendaría su lectora si uno se encuentra bajo de animo, pero ha resultado ser una lectura apasionante de la que no me arrepiento pese a que me ha dejado por los suelos. Pero también es un manga que nos sirve de recordatorio de que casos como el de Mariko son tristemente muchísimo mas comunes de lo que parece, y que en caso de encontrarnos en una situación similar o de conocer a alguien que lo este, lo mejor es buscar ayuda profesional inmediatamente, antes de que sea tarde.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
06/10/2021 08:15

Lo más deprimente de esas imágenes es que en Japón metan las cenizas de la gente en tetrabricks…
Es tan tabú en Japón como en España el suicidio? Creía que allí estaba más aceptado, pero quizá eso era cosa del siglo pasado.
Lo siento pero ni el manga frívolo ni el manga trágico consiguen atraerme… Esta obra parece de esas que la crítica llama «cruda», «descarnada», «puñetazo en el estómago» (es curioso como siempre repiten los mismos adjetivos). Pero a mí me no me resulta atractivo que me peguen. Y como ya estoy de bajón, me ahorraré esa historia.

Roger
Roger
06/10/2021 10:26
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Por lo que he leído en un vistazo rápida, en Japón se hacen más estudios que aquí sobre frecuencia de suicidios, y es un país donde tristemente, sucede a menudo.

Zatannasay
Zatannasay
06/10/2021 18:16

El Manga tiene algunas obras que son gritos de soledad.

A la hora de transportar cenizas a recordar el Gran Lebowski y su gran precedente. La historia corta aquella de Destino y Mistica en donde Irene logra hacer reir a Raven; una joya de hacer humanos a los personajes.