Ao No Flag de Kaito – Perdiendo el miedo a decidir

Hoy, y sin que sirva de precedente, quiero hablar de un manga que no es un BL, sino un shonen tan shonen que se publicó en la edición digital de la Shonen Jump, Ao No Flag de Kaito. Un manga que nos presenta los dilemas a los que se enfrentan un grupo de adolescentes en sus últimos años de instituto acerca de su presente y su futuro, centrado en un triangulo amoroso un tanto atípico y enfocado de una forma muy diferente a lo habitual en este tipo de historias, que se ha convertido en uno de los Mangas que mas me han atrapado en los últimos años. Así que sin mas rodeos vamos a ver que es lo que tiene de especial esta obra.

Pese a las apariencias no es un shonen romántico mas

A medida que se acerca el final de su etapa en el instituto la mayoría de los adolescentes se enfrentan a la incertidumbre de tener que tomar decisiones que pueden condicionar para siempre su futuro, a que universidad intentar acceder, que carrera escoger, decidir si seguir una vocación o si matricularse en una carrera de prestigio con grandes salidas profesionales… Pero en esos últimos años de preparación un grupo de estudiantes tienen en mente otro tipo de decisiones y preocupaciones que todo el mundo les dice que deberían dejar a un lado, como el amor. Pero Futaba lleva demasiado tiempo enamorada de Touma, el chico mas popular del instituto, y no quiere dejar escapar la oportunidad de declararle lo que siente, pese a que su timidez se lo impide. Por ello recurre a Taichi, el amigo de la infancia de Touma, pese a que ahora ambos se encuentran algo distanciados, para que la ayude. Una petición de la que nacerá una bonita amistad entre ambos que puede que desemboque en algo mas y que terminara complicando mucho las cosas en una época en la que todo el mundo les dice que deberían estar tomando otro tipo de decisiones…

No es difícil identificar a los protagonistas en esta imagen…

Decía Kaito, el autor del manga, en el epilogo de la obra, que una de las motivaciones a la hora de realizar este manga era su frustración cuando se encontraba con obras en los que sus personajes se metían en complicaciones absurdas por negarse a hablar entre ellos, y por ello el quería hacer un manga diferente. Así es como nos encontramos aquí con que sus personajes son bastantes mas naturales de lo habitual en estas comedias/dramas románticos, ya que cuando se encuentran con alguna clase de malentendido o preocupación no se lo guardan, y ya sea por iniciativa propia o empujados por otros, hablan de lo que esta sucediendo. Y aunque esto no siempre soluciona los problemas, no inmediatamente, si que se aclaran las cosas y pueden seguir adelante con sus vidas. Un cambio de enfoque muy agradable que es de lo mejor que tiene este manga.

Aunque a veces les cuesta la vida hablar las cosas

Porque nos encontramos ante una historia que quizás para muchos pueda ser algo densa, igual incluso aburrida, ya que se trata simplemente del día a día de unos adolescentes que tienen en el horizonte la vida adulta, que están llenos de dudas, preocupaciones e incertidumbre y que su principal vía de escape suele ser hablar de todo lo que les ronda por la cabeza con sus amigos. Si, no estamos ante una serie repleta de acción precisamente, solo gente sufriendo, riendo y enamorándose mientras les aterroriza tomar las decisiones equivocadas sobre su futuro.

Todo se hace muy cuesta arriba a esa edad

Y este es el tema principal de este manga, las decisiones y el miedo a no ser capaz de tomar la correcta. Algo que dentro del contexto de la sociedad Japonesa, con la presión brutal que sufren los estudiantes, son unas decisiones mucho mas abrumadoras de lo que nos puedan parecer por aquí. Y así nos encontramos con personajes que parecen estar completamente seguros de como quieren que sea su futuro, otros que dudan entre estudiar en la universidad mas prestigiosa que les permitan sus notas o en la que estudia la persona a la que quieren, que no saben si seguir su pasión o si estudiar la carrera que les permitirá tener una gran posición social o incluso quienes no tienen ni idea de que hacer con sus vidas y prefieren dejar los estudios para probar suerte en el mundo laboral directamente. Decisiones que a ellos les parecen inmutables y definitivas, pero como van aprendiendo a lo largo del manga, no lo son tanto, y si tomas una decisión equivocada en algún momento eso no significa el final de todo.

Pero al final esas decisiones son un paso mas, no el final

Una incertidumbre sobre las decisiones que van mas allá de lo académico para adentrarse en lo personal. Los personajes sufren tanto por las decisiones que toman como por las que les da miedo tomar, por confundir cariño con amor, por no saber a quien quieren realmente o si es mejor confesar sus sentimientos o callárselos para siempre . Pero como sucede con todo, en el manga y en la vida, ninguna decisión es tan definitiva como pueda parecer, y las equivocaciones que se cometen en muchos casos tienen solución, algo que los protagonistas aprenden poco a poco a base de algún golpe que otro.

Si todo el mundo le hiciese caso a ella no tendríamos este manga

Aunque Kaito no se queda ahí y toca otros temas importantes que al menos a mi no me suena ver tratados tan a menudo como deberían. En este manga se cuestionan los roles de genero y la sexualidad, que en una sociedad con tanto machismo y homofobia como la japonesa deben ser temas mas peliagudos de lo que suelen ser aquí, y mas en una revista tan popular como la Shonen Jump (aunque sea en su versión digital). Personajes de los que se espera que se comporten de una forma determinada por su genero, chicas que pierden amigos cuando a las novias de estos les incomoda lo que puedan pensar de que tengan una amiga con la que pasan demasiado tiempo o que se asuma que chicos y chicas no puedan ser simplemente buenos amigos sin que la relación vaya mas allá.

En cambio a ella deberíamos hacerle mas caso

Complicaciones que aumentan con personajes que no se atreven a contar la verdad sobre si mismos y su sexualidad, mostrándonos las repercusiones que provoca cuando la verdad sale a la luz, tanto desde el punto de vista de quien se ha estado ocultando como de quienes le rodean, encontrándose con reacciones que van desde la aceptación a la incomprensión o incluso el rechazo de sus compañeros de clase y amigos, pero que como todo aquí, se arregla a base de dialogo.

Hay complicaciones mas allá de lo académico

Pero que todo esto no haga pensar que estamos ante un manga soporífero y espeso en el que sus personajes van soltando discursos como si se tratase de un panfleto. Pese a que es cierto que hay un par de capítulos en el penúltimo tomo en los que las conversaciones se convierten casi en mítines un poco densos, pero es algo que dura unas pocas paginas y no enturbia lo que por lo demás es un gran manga. Manga que es por encima de todo un canto a la amistad muy tierno y entrañable, con mucho humor y optimismo y que transmite el mensaje de que lo realmente importante, mas allá de los estudios o de la opinión de la sociedad, es ser uno mismo y tratar de ser feliz.

Touma es otro del que podemos aprender mucho

Y además de todo esto, hay que recalcar también que Kaito, aparte de ser un gran escritor que ha sabido enfocar desde un punto de vista diferente un genero tan explotado como el romance estudiantil, es un dibujante increíble. Además de ser muy grande a la hora de dibujar paisajes y decorados, uno de los elementos que mas me llamo la atención de su estilo es que sus personajes son realmente diferentes entre si, protagonistas, secundarios y los que “forman parte del decorado”. Diferentes rostros, estaturas, pesos, tipos de cuerpo… El reparto de este manga parece tan autentico como la vida misma, incluso reflejando un país que desde fuera nos pueda parecer muy homogéneo.

Y nos da momentos tan bonitos como este

Una autenticidad que se aprecia también en como esos personajes se mueven y expresan, hasta el punto de que en muchas ocasiones no son necesarios diálogos alguno para que estos puedan transmitir como se sienten. Pero pese a esa naturalidad Kaito no duda en recurrir cuando es necesario a ese exceso caricaturesco tan propio del manga, llegando al extremo de que algunos secundarios son caricaturas andantes, personajes que pese a desentonar estéticamente con el resto de personajes uno no tarda en olvidar ese detalle al dejarse llevar por la historia.

A veces las palabras sobran

Para quienes les haya picado la curiosidad este manga esta publicado en España en su totalidad (8 tomos) por la editorial Ivrea, y se trata de una lectura de la que disfrutaran tanto los aficionados al romance como aquellos reticentes a este genero, ya que Kaito ha sabido alejarse de los convencionalismos del mismo y ha creado una historia que se sale de la norma y de las que dejan a uno de lo mas satisfecho tras su lectura.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

15 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Roger
Roger
30/09/2021 08:28

El dibujo es tan andrógino y los nombres tan desconocidos que no pillo si es un chico enamorado de un chico, chica de chica o todo entremezclado. Parece una obra con matices que busca más que el drama adolescente. Japón tiene fama de país muy conservador, así que me alegro que saquen obras como ésta también. El otro día leía en una novela que parte del conflicto hombre-mujer en España se debía a que los dos sexos crecían por separado. Si una niña iba con chicos era una marimacho. Si un chico iba con chicas era un mariquita. Con lo… Leer más »

Meisen
Meisen
30/09/2021 12:28
Responde a  Roger

Pues, curiosamente, en DeviantArt vi a una chica de América Latina que hacía críticas de libros y series animadas comentando que se decepcionaba si no veía un «shippeo» (emparejamiento) de protagonistas masculino y femenino de lo que leía o veía, ya que, «según su experiencia», no podía haber una simple amistad entre chico y chica, tenía que haber «chispa» entre ellos por narices antes o después. Claro que también podría argumentarse que sí, eso es altamente probable… en una época vital en la que las hormonas están a tope como es la adolescencia, claro. Otra cosa es hablar ya de… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
30/09/2021 16:14
Responde a  Meisen

Eso es machismo sin cortar, y lo peor es que están presionándolos para que «haya algo», para que duden y demás. Las presiones que sufren los adolescentes con follar, tener pareja y las mujeres en particular con lo de tener hijos son despreciables, y cuando las trasladan a internet con sus «shippeos» acaban amargando el fandom de cualquier cosa. Para mí, los shipeos son un juego sí, pero un juego muy peligroso de confundir el apreciar una obra con el buscar que cumpla hasta el último de tus caprichos.

Meisen
Meisen
30/09/2021 17:47

Bueno, la mitad de los shippeos que me he encontrado en la red son de parejas del mismo sexo. Como los protagonistas de «Sobrenatural». Pero vamos, lo dicho, eso del shippeo es otro mundo y tampoco es exclusivo del público adolescente.

Diógenes Pantarújez
Admin
30/09/2021 17:57
Responde a  Meisen

Todas las series de la CW tienen un fandom plagado de shippeos, fíjate que la primera vez que oí hablar del tema fue cuando la tercera temporada de Smallville o así, cuando me enteré que había una guerra de shippeos entre los de Clana y Clois, o lo que es lo mismo, la vergonzante guerra entre Lana Lang y Lois Lane de los tebeos de Superman de Weisinger trasladada al fandom del siglo XXI. Que en si mismo aquello no es malo, era hasta entrañable, pero como todo en su justa medida que hay gente a la que se le… Leer más »

Roger
Roger
01/10/2021 07:21

Eso me trae a la mente la primera peli de Blade, donde a algunos críticos les llamó la atención que el cazavampiros no se liara con la científica… Todo el mundo esperaba un romance obligatorio, aunque no hubiera ninguna química.
También en Gladiator se incluía una escena de sexo algo inverosímil entre el prota y la hermana del emperador, pero creo que Russel Crowe dijo que hubiera sido grotesco, y lo quitaron (grotesco porque se supone que él está traumatizado por perder a su familia, y además atado a una pared).

Roger
Roger
01/10/2021 10:04
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Yo soy tan viejo que me recuerda la segunda serie de Halcón y Paloma, donde todos asumían que tenían que acabar liados «por ley natural», aunque dejaran claro que eran solo amigos y además tenían incluso pareja cada uno por su lado.

Roger
Roger
01/10/2021 09:30
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Lo dije en plan mordaz, pero en ocasiones me cuesta un poco distingui unos de otros. Fíjate en la viñeta donde se ve toda la clase… Salvo por toques sutiles como el peinado y (si te fijas mucho) el rostro, parecen todos iguales. Ya se que en Japón están muy flacos y demás… Pero digo yo que habrá altos y bajos, anchos de huesos y de nariz, etcétera. Pero en el manga siempre te pintan la gente de una forma (ojos de semáforo, nariz y boca diminuta en mujeres; nariz y barbilla afilada en hombres, físicos de escoba en general)… Leer más »

Aguja Dinámica
Aguja Dinámica
02/10/2021 00:55

Leí los primeros 2 tomos y en general coincido contigo, en lo personal, los 3 amigos del protagonista, me chirrían un poco sus diseños, no recordaba que fuera de la Jump, y pensaba que era de clasificación BL.