Denny O’Neil el editor: La semana de Denny O’Neil

Denny O’Neil solía decir que envidiaba la capacidad de editores como Dick Giordano o Louise Simonson para sacar lo mejor de sus guionistas sin decir nada. Sentarse delante del guionista, dejar que te cuenta sus planes y, con una mirada, conseguir que el autor en cuestión se entusiasme aún más con el trabajo bien hecho o que vuelva a pensarse la gran historia que estaba contando. ¿Es un poder mágico, una habilidad mística, algo que se adquiere con los años? Era algo que O’Neil envidiaba, a pesar de que él mismo, ya de por sí, era un gran editor.

Detrás de cada gran Miller hay un gran O’Neil.

Porque Jim Shooter podía decir que Denny O’Neil ni siquiera se leía los cómics que editaba, que lo único que le preocupaba era los cómics que estaba escribiendo en aquel momento -todos muy buenos, eso sí- pero si repasa uno los créditos del Denny O’Neil editor se encuentra con algunas de las mejores obras de la historia del género, y ni siquiera hace falta recurrir al ejemplo más claro, el Daredevil de Frank Miller (aunque perdonadme que me de el gustazo de recordarlo). Ya en los 70 y con el truco de los escritores editores, O’Neil había sido el responsable del revival de The Shadow junto a Mike Kaluta y el Sword & Sorcery de Chaykin, con la adaptación del Fafhrd y el Ratonero Gris de Fritz Leiber, además de llevar alguna antología como Weird Worlds o Justice Inc. Era una forma de tener más libertad a la hora de escribir e ir aprendiendo el oficio, trabajando codo con codo con editores experimentados en su faceta de guionista y como editor con autores noveles que pudieran formarse en un «estilo moderno» distinto al que ofrecían los editores más veteranos como el propio Julius Schwartz.

O sea, Batman. Se pongan como se pongan, Bill Finger estaba pensando en The Shadow.

Tras crear a Richard Dragon y convertirse en el autor de referencia sobre el mundo de las artes marciales, O’Neil se pasó una buena temporada compartiendo tareas de edición en Wonder Woman con Larry Hama bajo la atenta supervisión de Joe Orlando, momento en el que llegó la implosión de DC y todo se fue al cuerno. A mediados de 1978 DC comics se encontró con que, tras un intento tremendamente agresivo para expandir su presencia en el kiosko con nuevos títulos que bautizó como «DC Explosion», una jugarreta de Marvel basada en no respetar un acuerdo de precios y formato provocó que la situación se volviera insostenible y tuvieran que cancelar casi la mitad de sus series. Montones de trabajadores acabaron en el paro y otros como el propio Larry Hama recalaron en Marvel, con lo que Denny O’Neil no tardó en volver a la editorial que le dió la alternativa (aunque seguía escribiendo para DC, pero muy poca cosa) y empezar a editar Machine Man (otra vez con Ditko), Man Thing y Ghost Rider, a los que pronto se uniría The Spectacular Spider-Man y Moon Knight.

El Caballero Luna, uno de los personajes más raros de Marvel. Y de los más desaprovechados, vaya.

El caso del Caballero Luna es tremendamente especial, porque de entrada su guionista era Doug Moench, que compartía la pasión de O’Neil por las artes marciales -anda que no se hizo números de Shang Chi- y habilmente recreaba espiritualmente el duo batmaniano por excelencia al juntarlo con Bill Sienkiewicz, que en aquellos tiempos todos consideraban que era un clónico de Neal Adams. Que las inquietudes artísticas de Bill en realidad fueran en otra dirección y estallaran en la serie, provocando uno de los mejores cómics de principios de los 80 no era más que miel sobre hojuelas, solo con Moon Knight Denny O’Neil ya se habría revelado como un gran editor, pero es que por esa misma época también empezó a editar otra serie que daría muchísimo más que hablar…

Pues eso, aquí Miller reinventando el género de superhéroes.

Para cuando O’Neil toma Daredevil de las manos de otro damnificado de la implosión, Al Milgrom, la serie ya cuenta con Roger McKenzie y un joven dibujante llamado Frank Miller que cada vez le mete más mano a los guiones. Con O’Neil la serie se vuelve mucho más urbana, huele más a Nueva York y Miller empieza a introducirse en el mundo de las artes marciales y hasta el manga japonés. Si estás leyendo esto seguramente sepas mejor que yo que la etapa de Miller en Daredevil es uno de los grandes hitos de la historia del género, y que su éxito fue tal que durante años todos los editores de Marvel tuvieron complicado el buscar un nuevo guionista que lo sustituyera, llegando el propio O’Neil a escribir él mismo bastantes números que no desmerecían.

O’Neil permaneció fiel a Byrne cuando este la cambió por Incredible Hulk, la cual ambos abandonarían poco después.

Para 1983 y con bastantes números de Spiderwoman y algunos de Dazzler bajo el brazo, O’Neil empieza a editar otro título de primera línea de la editorial, el Alpha Flight de John Byrne. Comoquiera que Byrne no toleraba las interferencias editoriales y a O’Neil le gustaba dejar hacer, los dos autores se llevaron la mar de bien y es uno de esos pocos casos en los que Byrne no echa pestes o tiene un comentario despectivo hacia uno de sus editores, es de suponer que quedó contento. Por esa misma temporada también se haría cargo de Indiana Jones y GIJoe -escrita por su viejo asistente en DC, Larry Hama- y empezaría a escribir él mismo la serie de Iron Man, llevando a cabo la que para mí es la mejor etapa del personaje y que ya examinaremos más a fondo en otra ocasión. Solo puedo decir que es estupenda, que la leáis, y que es una pena que Disney no nos vaya a dejar ver algo así en el cine -porque en Iron Man 1 y 2 a Favreau se le veía con toda la intención de contarla a largo plazo, y Shane Black hizo lo que pudo para colársela a sus tiránicos supervisores- por lo que sí, Denny O’Neil había vuelto a hacerlo una vez más.

¿Os podéis creer que hasta ese momento casi ninguno de los Vengadores sabía que Tony Stark es Iron Man?

Lamentablemente la etapa de Denny O’Neil en Iron Man terminaría poco antes del número 200 de la serie dando lugar a un cierre apresurado de la historia que venía contando desde los dos números anteriores -puaj, puaj, puaj, un horror y lo poco que si que adaptaron para el cine, que se le va a hacer- porque en DC sonaban fuerte los vientos del cambio y el universo postcrisis había puesto al mando a Paul Levitz, un tipo con el que Denny O’Neil se llevaba la mar de bien y lo que es más, era plenamente consciente de que él era la persona que tenía que llevar la renovación de Batman para la nueva era. Pronto se haría cargo de toda la línea y editaría otra vez a Frank Miller en otros hitos como Return of the Dark Knight o Batman Year One, manteniéndose como editor hasta el año 2001, en plena etapa de Greg Rucka. Huelga decir que, para mí, ésta es la última gran etapa de Batman y que ya en la propia etapa de Rucka todo va cuesta abajo a partir de ahí, a pesar de que dentro de la propia etapa de O’Neil la serie ya tuviera sus puntos negros.

Cómics atemporales, que podrías publicar mañana mismo.

Pero es que es imposible hablar en un post sobre todo lo que supuso Denny O’Neil como editor, mucho menos si tenemos también en cuenta su trabajo como guionista y escritor. Esa última etapa de Batman, con Rucka y Brubaker justo después de No Man’s Land es, a mi juicio, el canto del cisne de O’Neil como editor y me da la impresión de que es una en la que tuvo menos presión que en cualquiera de los años anteriores, permitiendo a Batman volver a sus raíces pulp y no estar sometido a las cifras de venta y a los eventos con tanta presión. Es, tal vez, un regalo de Levitz por su jubilación, yo que sé, porque de repente ves como la serie vuelve a ser pequeñita, está editada por O’Neil en solitario y todo vuelve a funcionar a las mil maravillas sin crossovers, eventos ni zarandajas.

La versión de O’Neil del origen de Batman es la primera que muestra al asesino nervioso y no como un demonio de la noche.

En mi opinión Denny O’Neil es para Batman lo que Chris Claremont a X-Men, el autor que cogió un juguete roto del suelo y lo convirtió en el mayor éxito de la editorial. Personajes como Green Lantern y Green Arrow, Question o el propio Superman fueron redefinidos y reconstruidos a su cargo, y como editor su trabajo en Daredevil, Caballero Luna o el propio Batman no le va a la zaga. Que nadie se lleve a engaño, Denny O’Neil puede que llegara después de los Stan Lee, Kirby o Ditko, pero su legado es tan rico que está a un nivel parecido y su pérdida es completamente irremplazable.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

31 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
19/06/2020 09:50

Claremont dice de su colaboración en la mini de Lobezno que según iban pasando los números, menos tenía que decirle a Miller que hacer. Y eso para un O’Neil que entendía la edición como el trabajo de asistir al autor en contar la historia que quiere contar; pues lo más probable es que no necesitara revisar ni una sola página del trabajo de gente como Byrne o Mazzucchelli o Bill Sienkiewicz. Y por supuesto que no da una semana para abarcar toda su carrera, pero creo que deberíamos ser muy claros que al igual que con los mutantes y Claremont;… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
19/06/2020 12:26

Yo lo de Stan Lee no sé si alguna vez llegaré a poder expresarlo, y ni siquiera como figura pública, ni escritor ni editor ni pamplinas: como creador! Él y Ditko me dieron a Spider-Man y va mucho en eso que simplemente no puedo poner en palabras. Ya con O’Neil es que ves los hechos, puros y simples y te quedas boquiabierto. Y si voy a ser tonto y criticar como critico a veces, también voy a reconocer lo irrefutablemente bueno. Lo genial es tener donde hacerlo.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
19/06/2020 10:21

Dos off-topics que no lo son tanto pero igual no quería dejarlos en el comentario anterior: Ah, Jim «si no estás acosando a un autor no estás editando» Shooter. Es increíble como por un lado no estaba para nada contento con el trabajo de O’Neil (teniendo que Gruenwald ponerse entre medio de Shooter y las mejores historias de Iron Man jamás contadas) y por otro permitía que en Assistant Editor Month’s Byrne (editado por el mismo O’Neil) dejara páginas en blanco (y se las pagara y todo según el mismo Byrne). Sin contar que sin ser por aquella mini con… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
19/06/2020 13:58

Claremont y Nocenti dicen que ese era el «súperpoder secreto» de Louise Simonson, eso y que sabía como pedir correcciones de tal manera que salían hasta sonriendo a hacerlas (que llega a ser Shooter y vaya matanza). Y la misma Nocenti tenía esa capacidad de encausar las ideas de Claremont solo con la mirada según cuenta el mismo Claremont. Sin duda Marvel tenía un equipo de editores con talento desbordante y se nota en la calidad de los trabajos; de O’Neil a Gruenwald. Había estilos diferentes, y se nota, algunos eran más concretos, otros más capaces con el talento, otros… Leer más »

Ziggy
19/06/2020 18:04

¿Seguro que el editor Ralph Macchio no era el Karate Kid? Es decir, con la afición de O’Neil a la mistica y cultura oriental, no deberia sorprendernos que en una de esas O’Neil era el mismisimo señor Miyagui:
«Ven aqui, Ralph-san. Encerar, limpiar. Asi se editan comics»:

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
20/06/2020 23:46
Responde a  Ziggy

Ahora no me puedo sacar de la cabeza la imagen de DeFalco, Harras y sus compinches matones recibiendo su merecido a manos de O’Neil (o a Macchio dándose cuenta de que pintar la cerca le enseñó a cómo tratar con dibujantes novatos).

elemeefe
elemeefe
19/06/2020 11:10

Offtopic Starwarsero (sorry, I did it again): Diógenes, ¿cómo te has quedado con el adelanto del gameplay de Star Wars Squadrons? ¿Nuestros sueños más húmedos durante más de 20 años se han hecho realidad? Yo estoy hasta por pillarme unas gafas VR para ésto, fíjate lo que te digo… Pilotar un Tie Fighter desde la cabina así tiene que ser tremendo.

Payton Wynn
Payton Wynn
19/06/2020 11:28
Responde a  elemeefe

Si tú no hubieras hecho el offtopic lo habría acabado haciendo yo.

Payton Wynn
Payton Wynn
20/06/2020 17:58

A ese respecto, te interesa leer esto, que parece que es información oficial dada por los desarrolladores del juego:

https://www.reddit.com/r/StarWarsSquadrons/comments/hbprmx/pilot_briefing_gameplay_overview/

Kaulso
Kaulso
19/06/2020 11:48

«El caso del Caballero Luna es tremendamente especial, porque de entrada su guionista era Doug Moench, que además de compartir la pasión de O’Neil por las artes marciales –es el cocreador de Shang Chi-«

No, Moench ha sido el guionista que ha escrito las mejores historias de Shang-Chi siendo el escritor regular que más números hizo y que hizo maravillas con Gulacy, Zeck y Day… pero realmente el personaje fue creado por Englehart y Starlin. 😉

Last edited 14 días han pasado desde que se escribió esto by Kaulso
M'Rabo Mhulargo
Admin
19/06/2020 13:11

Deje pasar ese error para que pasases la vergüenza publica!

M'Rabo Mhulargo
Admin
19/06/2020 13:54

Eso es como pedirme que no pise a una cucaracha si me la encuentro por la noche arrastrándose por el suelo de la cocina!

Vizh
Vizh
19/06/2020 16:54

No es por hacer leña del árbol caído (bueno, a lo mejor un poco sí), pero en el mismo párrafo dices que Moench hizo Caballero Luna después de Detective Comics, cuando fue al revés, se fue a DC a escribir Batman después de dejar al Caballero, y a Marvel en general, tras pelearse con Shooter.

Una sugerencia inocente y desinteresada: igual no te pasarían estas cosas si escribieras de guionistas de los que controlaras más que de Moench, no sé, como DeFalco, por ejemplo.

Vizh
Vizh
19/06/2020 17:52

No hay que exagerar, hombre, no es para tanto, no hacen falta medidas tan drásticas.

Dicho esto, cuando la espiche Moench, el artículo mejor que lo escriba M’Rabo, ¿eh? xD

M'Rabo Mhulargo
Admin
19/06/2020 19:53

prueba a acercarte a los contenedores de algún hospital cercano y los lames

Save
Save
19/06/2020 14:15

La carrera de O’Neil como editor puede que sea mejor que la de escritor, lo cual tiene mucho mérito cuando piensas que como lo segundo tiene una de las mejores trayectorias de siempre.

Rod
Rod
19/06/2020 18:40

He leído comentarios que Miller hizo sobre Jo Duffy, mientras escribía Daredevil, así como sobre Dick Giordano y Mike W. Barr, mientras preparaba DKR, pero no una opinión suya sobre O´Neil. Me parece raro, aunque es muy probable que que me falte leer más al respecto.
Por otro lado, nunca me agradó el revisionismo de Año Uno que realizó en Shaman, aunque no supera la herejía de Kevin Smith (la incontinencia del murciélago).

Arlequín
Arlequín
20/06/2020 02:11

Cuando niño, uno de los primeros nombres que aprendí de la industria del comic mainstream, fue el de Denny O´Neil… No entendía mucho la diferencia entre un guionista y un dibujante (yo dibujaba, mientras inventaba las historias, jajaja). Menos qué hacía un editor… Pero encontrar a O´Neil en un comic, solía darme confianza para comprarlo (sobre todo de Batman, lo que más leía en esa época).

Arlequín
Arlequín
21/06/2020 21:48

Me hace mucho sentido.