Joe Kubert y la guerra de Vietnam: Dong Xoai, Vietnam 1965

Hoy toca hablar de un genero de cómic y de un autor que me encantan, el cómic bélico y Joe Kubert. Un cómic que pese a que es bueno y el trabajo de Kubert es como siempre para quitarse el sombrero, hay ciertos elementos, o mas bien un determinado enfoque, en “Dong Xoai, Vietnam 1965 ” que no me han acabado de dejar del todo satisfecho. Pero este pequeño problema del que ya entrare en detalle mas adelante no debería ser obstáculo para disfrutar de un cómic que pese a todo resulta una lectura muy interesante y que nos permite disfrutar una vez mas del enorme talento de uno de los autores mas grandes que nos ha dado el cómic.

No es su obra mas redonda pero si un cómic que vale la pena leer

Vietnam, 1965. El ejercito de los Estados Unidos esta desplegado pro toda la geografía del país asesorando al ejercito de Vietnam del Sur y luchando junto a ellos contra las fuerzas del Viet Cong. Una tarea que llevo al Destacamento A-342 a la pequeña aldea de Dong Xoai para entrenar a una fuerza de defensa civil y asesorar a los militares locales. Una tarea aparentemente sencilla, pero que en el polvorín en el que se había convertido aquel país dividido desde hacia tanto, se convirtió en una autentica pesadilla para los soldados allí desplegados…

El infierno de la guerra

Cualquiera que lleve tiempo leyendo el blog sabe que adoro el trabajo de Joe Kubert y que uno de los aspectos que mas me ha gustado siempre de su obra bélica es el claro mensaje anti-belicista que se puede encontrar a lo largo de su obra, desde su trabajo en Sargento Rock o el As Enemigo a obras en las que el protagonismo recae en las victimas de los distintos conflictos bélicos como en Fax from Sarajevo o Yossel. Por eso mismo me ha decepcionado un poco encontrarme en este cómic con que no hay ninguna critica clara a lo que sucedió allí, simplemente un retrato de los valientes soldados Estadounidenses enfrentados a la masa anónima y despiadada del Viet-Cong.

Al final el Viet-Cong aquí esta caracterizado casi como si fuesen zerglings del Starcraft

Aunque ojo, que eso no quiere decir que estemos ante un panfleto pro-bélico ni muchísimo menos. Es simplemente que aquí Kubert pareció querer dejar de lado toda critica a la participación del gobierno de su país y del resto de participantes en la guerra para centrarse exclusivamente en ensalzar el valor y la camaradería de los hombres que defendieron con su vida la pequeña aldea de Dong Xoai. Una labor para la cual se baso en el el relato que los supervivientes de dicha batalla construyeron a partir de sus experiencias sin entrar en ningún momento a juzgar si lo sucedido allí en un terreno mas global estaba bien o mal. Quizás un punto de vista que a nosotros pueda sonarnos algo ajeno, pero que sabiendo como son los Estadounidenses con su patriotismo no me sorprende demasiado aunque no lo comprenda ni lo comparta.

Al final lo que quería resaltar Kubert era sencillamente esto

Pero dejando a un lado esa falta de critica que esperaba, o que por lo menos esperaba mas evidente, donde realmente destaca este cómic es en el terreno visual. Aquí Kubert utilizó la técnica que ya le había visto utilizar en Yossel y en Joe Kubert Presents (pese a que este cómic es anterior a esas dos obras) de abocetar el dibujo a lápiz sobre papel gris, resaltar algún elemento que otro con blanco y prescindir por completo de una composición tradicional, de entintado, de viñetas y narrando la historia a base de cajas que mezclan textos de apoyo y diálogos de una forma similar a la que utilizaba Harold Foster en su Príncipe Valiente.

Una forma algo distinta (y muy clásica) de narrar que no dificulta la lectura de la obra

 

Y el resultado como no podía ser de otra forma es todo un placer para la vista. El abocetado de Kubert aquí esta lleno de fuerza, de detalle y expresividad, bastándole unas pocas lineas, llegando en muchos casos a las abstracción, para dejarnos claro donde transcurre la acción y centrarse en lo importante, los protagonistas de la historia. Unos protagonistas que Kubert consiguió plasmar sobre el papel de una forma tan natural que casi parecen cobrar vida en sus paginas, que se “mueven” de una forma casi orgánica y con unos rostros que reflejan sus emociones casi como si estuviésemos ante fotografías.

Esto es talento y lo demás son tonterías

Un realismo que se extiende hasta el momento álgido de la historia, cuando Kubert nos muestra el brutal ataque que recibió la aldea y nos muestra toda la crudeza de la guerra, haciendo que casi podamos escuchar los disparos o sentir las explosiones que los miembros de la A-342 tuvieron que sufrir aquel lejano día de 1965. Un impresionante trabajo que es el mejor ejemplo y recordatorio de lo grande que fue Joe Kubert.

La habilidad de este hombre con el lápiz era prodigiosa

Dong Xoai no es el mejor ni el mas redondo de los trabajos de Kubert en la ultima etapa de su carrera, una percepción que se que se debe en buena medida a mis prejuicios sobre según que temas, pero lo que no puedo negar es que se trata de una gran obra aunque solo sea por su parte artística, en la que Joe Kubert demostró en cada pagina esa enorme experiencia y talento que tanto echamos en falta. Por ello y pese a todo no puedo evitar recomendar su lectura ya que la obra se lo merece, aunque teniendo en cuenta lo que nos vamos a encontrar.

6
Deja una respuesta:

avatar
1 Hilos
5 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más polémico
Hilo más polémico
4 Autores de comentarios
M'Rabo MhulargoDiógenes PantarújezMAKE MINE MARVELZatannasay Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notifícame de
Zatannasay
Invitado
Zatannasay

Kubert era prodigioso dibujando. Y además él amaba su trabajo y eso se nota en su dibujo a lo largo de toda su carrera, que no dejó de probar cosas nuevas y mostrar trabajos personalísimos. Y aunque hizo cantidad de cómic bélico «antibélico» ese antibelicismo era muy general y abstracto, en plan de: «que mala es la guerra, no hagas la guerra». Sin llegar a buscar motivos o responsables reales. Su Tales of the Green Beret es buena muestra de eso, (y Enemy Ace o Rock ya puestos) en el fondo hay mucha glorificación del soldado cumplidor de su deber,… Leer más »

MAKE MINE MARVEL
Invitado
MAKE MINE MARVEL

Realmente el mensaje antibelicista ya venía de Bob Kanigher y sobretodo con As enemigo. Cierto es que cuando Kubert paso a ser editor de la línea de guerra en 1968 ese mensaje se concretó más en determinados números. DONG XIAIO es un comic muy bien dibujado pero con poca crítica. Al final es la historia de los que estuvieron allí. ¿Alguien ha podido leer Medal of honor que fue un especial dibujado por Kubert en dark horse y que en teoría fue su primera adaptación de esta historia ? Si es así, alguien podría hacer un post con alguna imagen… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin

Ni loco me quejaría de que el As Enemigo de Ennis lo dibuje Russ Heath, pero siempre me quedó pena que no lo dibujara Kubert, sobre todo porque venía a ser la quintaesencia de Von Hammer: la persona por encima del soldado, la victoria siempre como algo agridulce, la guerra como lo peor que le puede pasar al ser humano y que a poco que le dejes te arrebata todo.

Y yo no he leído el Medal of Honor, pero conociendo a M’Rabo…