Invasion! [2000 A.D.]- La resistencia británica contra sus tiránicos invasores de la mano de Pat Mills, Gerry Finley-Day, Jesús Blasco y compañía.

Hoy toca de nuevo alejarnos del presente para adentrarnos una vez mas en el cómic británico setentero y mas concretamente en la cabecera mas popular del mismo, 2000 A.D. Una revista que en sus mas de cuatro décadas de historia ha ofrecido a sus lectores muchísimo mas que sus futuristas personajes mas longevos y populares y que desde su primer numero introdujo una peculiar y violenta serie que sin duda respondía a los temores paranoicos de muchos ciudadanos occidentales de la época ¿Y si los malvados Rusos nos atacasen? Una pregunta a la que respondieron, primero Pat Mills y después Gerry Finley-Day en compañía de numerosos dibujantes en Invasion!.

Bill Savage no se andaba con tonterías a la hora de buscar venganza


El año es 1999 y buena parte de Europa, incluida Gran Bretaña acaba de ser invadida por la República Volgan para hacerse con el control de sus recién descubiertas reservas de petroleo en sus costas en lo que acabara siendo conocida como la Guerra de las Ocho Hora. Una invasion rápida brutal y despiadada que gracias a la superior tecnología de los Volgan acaba con todas las defensas y autoridades del país sin encontrar una resistencia real, obligando a sus ciudadanos a rendirse incondicionalmente. Pero esa invasión ha provocado incontables victimas a lo largo y ancho de las islas británicas, incluyendo la esposa e hijos del camionero Bill Savage, un hombre que a partir de ese momento consagrará su existencia a ejecutar a todos y cada uno de los Volgans que se encuentre en su camino…
Estos Volgans no se andaban con tonterías a la hora de invadir

A estas alturas no debería sorprenderme la extremada violencia que salpicaba los cómics británicos de la época enfocados a un publico principalmente infantil/juvenil, pero para que negarlo, sigo haciéndolo y disfrutando al mismo tiempo. Y es que Invasion!, como el resto de series de 2000 A.D. conjugaba los escenarios futuristas con una violencia desatada (dentro de unos limites). Pero a diferencia de otras de aquellas primeras series plagadas de viajeros en el tiempo enfrentados a dinosaurios, cyborgs y Jueces, Invasion! se adentraba en un escenario mucho mas cercano a aquella época y hasta cierto punto mas realista, el pánico de Occidente hacia la Unión Soviética (y que daría pie a películas como Amanecer Rojo unos años después). Aunque curiosamente(o no tanto, que la mayoría de autores de 2000 AD eran bastante rojeras) Estos Volgans no parecían hacer mucho proselitismo del comunismo o el socialismo y actuaban mas como actúa ahora Estados Unidos cada vez que quiere «liberar» un país con reservas de petroleo.
¡Cochinos rojos y masones!

Un pánico que Pat Mills, el creador de la serie quería explotar a fondo haciendo que los Soviéticos fuesen los villanos de la serie, pero el miedo de IPC, los dueños de la revista, de ofender a la embajada de la URSS provocó un cambio de ultima hora y los villanos fueron rebautizados como Volgans (en honor al rio Volga) pero sin cambiar ni un detalle de los uniformes claramente Soviéticos de estos. Un miedo que se debió extender hasta la idea original de Mills de mostrar a los Volgans ejecutando a la Primera Ministra Margaret Tatcher (quien en el mundo real duro en su cargo nueve años menos de lo que Mills temía que fuese a durar) y fue reemplazada por una mujer mas joven llamada Shirley Brown.
Que cariño le tenían los autores de cómic británico a la Tatcher…

Y una serie con una premisa tan violenta necesitaba de un protagonista a su altura como Bill Savage. Este, siguiendo la tradición de Pat Mills de hacer que sus héroes/antihéroes fuesen todos de clase trabajadora, en contraste a la tradición del cómic británico que imperaba hasta entonces, era un sencillo camionero que disfrutaba de una vida apacible hasta que una bomba perdida de los Volgans redujo su casa a escombros asesinando a toda su familia. Una tragedia que le llevó, mas que a querer liberar su país de sus invasores o de proteger a sus paisanos, a querer matar a cuantos mas Volgans mejor. Unas motivaciones que aunque bastante genéricas, llevaron a Savage a convertirse en un personaje sospechosamente similar al Castigador, creado tan solo tres años antes en Marvel, tanto en sus motivaciones como en su físico. Y aunque es mas que probable que sea solo una coincidencia superficial, seria divertido preguntarle a Mills que opina al respecto.
También tenia un poquito de Harry el Sucio

Pero como sucedió con todas las series de aquel primer numero, Pat Mills se limito a crear la historia, presentar los personajes y el escenario en el que se movían y dejar a continuación que otros autores se ocupasen de desarrollar esas premisas, volviendo el a sus tareas de editor. Fue el escritor Gerry Finley-Day, alguien que como Mills tenia amplia experiencia en todo tipo de géneros, desde cómics femeninos a bélicos (y que pocos años mas tarde creo junto con Dave Gibbons a todo un clásico como Rogue Trooper). En sus manos Bill Savage, su fiel camarada Peter Silk y el resto de la resistencia británica se desplazaron por toda la geografía británica asestando un brutal golpe tras otro a unos Volgans que siempre eran retratados como uno seres sanguinarios y sin compasión.
Los Volgans no eran unos enemigos muy complejos, eran malvados y ya está

Unas historias tremendamente cortas, unas cinco paginas, que solían repetir la misma formula, los Volgans estaban cometiendo alguna atrocidad contra sus victimas, la resistencia trataba de detenerlos y solo el conocimiento “de la calle” de Savage conseguía resultados donde la arrogancia de los militares de clase alta que dirigían la resistencia habían fracasado. Una formula que pese a lo aparentemente repetitivo de la misma Finley-Day conseguía hacer funcionar, pese a que lo restringido del espacio del que disponía que en parte era una de las fortalezas de la serie, con sus historias de ritmo endiablado que iban al grano, le impedían desarrollar a los personajes y la propia historia con profundidad. Aunque también es cierto que poco a poco las historias dejaron de ser autoconclusivas y hacia el final ya se había convertido en una serie de “continuará” que permitió desarrollar mejor la historia.
Conocimientos «de la calle» y una escopeta bien grande

Y gráficamente Invasion! tuvo ademas un comienzo de lujo, siendo su primer dibujante uno de los grandes del cómic Español, Jesús Blasco. El veteranisimo dibujante, que ya contaba con una larguísima carrera a sus espaldas tanto dentro como fuera de nuestras fronteras y que había creado o co-creado personajes míticos como Cuto o Zarpa de Acero/Steel Claw, fue una elección perfecta para una serie como Invasion!. Su estilo naturalista y detallista le vino como anillo al dedo a una historia que pese a ambientarse en el futuro (1999 era el futuro, snifs), pedía una ambientación mucho mas realista que el resto de series de la cabecera, y Blasco cumplió con creces como no podía ser menos. Y aunque apenas permaneció en la serie, sus sustitutos como Mike Dorey o Carlos pino entre otros, sin llegar nunca a estar a su altura, cumplieron un buen papel siguiendo la estetica dejada por el maestro.
Es una autentica lastima que Blasco no se quedase hasta el final

Pero Invasion! tiene ademas un detalle curioso. Ya he mencionado antes lo mucho que se parece el personaje de Bill Savage al Castigador, en su origen, métodos y a ratos personalidad. Un personaje que hacia el final de su primera etapa tuvo que enfrentarse a Georgi/Georgia, un gigantesco soldado Volgan que se hacia pasar por estadounidense que se parece muchísimo a cierto popular villano creado décadas mas tarde. Y es que seguro que no soy el único que al ver a Georgi, con su físico, masivo, su pelo rubio y su ajustada camiseta a rayas tratando de pulverizar a Savage, no ha pensado inmediatamente en “El Ruso”, aquel villano que Garth Ennis creó para su etapa en el Castigador. Y teniendo en cuenta que Ennis, quien ha sido tanto fan como autor de 2000 AD, ya tenia unos ocho años cuando se publicó esta historia, no puedo evitar pensar en si estamos ante una coincidencia (después de todo las camisetas de rayas son parte del uniforme de los marineros rusos) o si Ennis estaba en realidad realizando un homenaje a un cómic del que disfruto en su infancia.
¿Coincidencia?

Pese a sus posibilidades, Invasion! Llego a su fin tan solo un año después, en el prog 51 de 2000 A.D. dejando a Bill Savage y a esa Gran Bretaña invadida por los Volgan con un final muy abierto. Pero la guerra contra estos últimos tendría repercusiones en otras series de Mills como Ro-Busters o ABC Warriors y el propio Bill Savage regresó veintiséis años después de la mano del propio Mills, en una serie rebautizada ahora como Savage, para seguir con su guerra contra los invasores de su hogar. Pero como todo eso aun esta en la pila de lecturas pendientes, su reseña tendrá que esperar. Lo que no debería esperar es la lectura de este cómic que pese a los años transcurridos sigue siendo una lectura muy divertida para quienes disfruten del genero bélico mas cafre.
Y un ultimo detalle curioso, se ve que Pat Mills creia que para 1999 Carlos de Inglaterra ya seria Rey, y no contaba con la longevidad de su madre

14
Deja una respuesta:

avatar
3 Hilos
11 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más polémico
Hilo más polémico
4 Autores de comentarios
zatannasayDiógenes PantarújezM'Rabo MhulargoSave Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notifícame de
Save
Invitado
Save

Gran Bretaña invadida, desde luego hablamos de ciencia ficción.

Diógenes Pantarújez
Admin

Como que ellos solitos se invaden solos, ni 2000AD fue capaz de ver venir todo el esperpento del Brexit!

Save
Invitado
Save

Lo de Ennis apostaría por homenaje. No es ya que leyera la revista, es que la influencia de Mills en él es bastante grande.
Por cierto, la peli de 2004 no es buena pero la escena de El Ruso es cojonuda.

Diógenes Pantarújez
Admin

Punisher War Zone sigue siendo la mejor versión audiovisual del Castigador, que lo de Netflix es un tío dando puñetazos y llorando porque no siente las piernas!

Save
Invitado
Save

War Zone es entretenida pero un desperdicio de talento. Anda que tener a Mcnulty y Tito Pullo yno exprimirlos…

Diógenes Pantarújez
Admin

Pues figúrate si me parece malo el Punisher de Netflix…

zatannasay
Invitado
zatannasay

Gracias por comentar series de Inglaterra. Es un sector del cómic que me queda muy lejano, y por lo menos, me sirve para enterarme de lo que había.
Blasco merecía haber tenido una obra más unitaria y fácil de reeditar. Algo que perdurase y permitiese dar a conocer su maestría en el dibujo.