Si ayer me dedique a cantar las, merecidisimas, alabanzas a esta tercera temporada del Daredevil de Netflix, hoy voy a seguir mas o menos en la misma linea como no podía ser menos. Pero también quiero aprovechar para señalar un par de minúsculos detalles que no me han convencido del todo y ademas para lamentarme de que cada vez el futuro de este subuniverso de Marvel es mas negro que la visión de Matt. Así que de nuevo vamos al grano y cuidado con esos SPOILERS.

No se si sera el final, pero si lo es ha sido de lo mas digno

Ayer no me canse de alabar a los dos protagonistas absolutos de esta tercera temporada, Charlie Cox como Matt Murdock/Daredevil y Vincent D’Onofrio como Wilson Fisk/Kingpin, pero la tremenda calidad de esta temporada no hubiese sido la misma sin ese reparto de secundarios que tan bien han acompañado a los personajes principales. Por un lado tenemos a dos veteranos en esta serie como son Elden Henson en el papel de Foggy y Deborah Ann Woll como Karen Page. Los dos han seguido en su linea siendo capaces de reflejar de forma notable a los personajes que interpretan, pero especialmente me ha gustado lo que han hecho con el personaje de Karen. Y es que aquí han optado pro reforzar su papel de tenaz investigadora dispuesta a todo para sacar la verdad a relucir cueste lo que cueste (aunque ese papel tendría que haber sido de Ben Urich, sigh) en lugar de cebarse en el drama romántico facilón entre ella y Matt. Otro buen ejemplo del buen resultado que se obtiene cuando tras las cámaras hay gente que entiende a los personajes y lo que les hace funcionar.

Da gusto cuando los personajes parecen ellos mismos

De las nuevas incorporaciones me ha encantado Joanne Whalley como la Hermana Maggie, también conocida como la madre de Matt. Un personaje que aquí ha resultado mucho mas cercana y humana que en el cómic, sobre todo porque a diferencia de en Born Again, aquí han querido dejar perfectamente clara la relación entre ella y Matt y mostrarnos las consecuencias de esa sinceridad entre ambos (y no puedo ser el único que se emocionó con la reacción de Matt al descubrir la verdad). También ha sido destacable lo que ha hecho Jay Ali en su papel de Agente del FBI Ray Nadeem, mostrándonos como un hombre terriblemente decente puede ser manipulado y corrompido por un monstruo como Wilson Fisk y como al final esa misma decencia le ha llevado a sacrificarlo todo para compensar todos sus errores.

Las grandes series no son nada sin grandes secundarios

Un reparto de secundarios de los que por ultimo (aunque son mas los que se merecen una mención) del que también quiero destacar a Ayelet Zurer en su papel de Vanessa Fisk (ya no le cabe otro apellido y no solo por la boda) Un personaje que ha aparecido poco en esta temporada pero que en lo poco que lo ha hecho nos ha confirmado lo que ya intuíamos en la primera, que ella y Kingpin son tal para cual. Atrás ha quedado esa imagen de mujer inocente a la que su amado quiere mantener al margen de su lado mas oscuro, aquí hemos visto a una Vanessa fría y despiadada que quiere formar parte de todos los aspectos de la vida de su esposo, algo que demuestra con creces en una escena perfecta en la que nos muestra que cuando quiere puede llegar a ser a su manera incluso mas brutal que el.

Dan escalofríos cuando vemos que en el fondo son dos monstruos hechos el uno para el otro

Y por ultimo llegamos al que ha sido la gran incorporación de la temporada, Wilson Bethel como agente del FBI Benjamin “Dex” Poindexter, mas conocido en el cómic como Bullseye. En este personaje han confluido algunas de las cosas que mas me han gustado de la temporada pero también algunas de las que menos. Por un lado ha sido notable el retrato que a hecho Bethel de ese hombre dividido entre sus mas bajos instintos, el auto control que se ha impuesto desde niño para reprimir sus ansias homicidas y como ese control va derrumbándose poco a poco por culpa de un Kingpin que quiere hacer de el un arma que esgrimir contra Daredevil y todos los demás que se le opongan.

La pena es que no tuviese un traje propio para el final, pero es un detalle de poca importancia

Aunque al mismo tiempo me ha frustrado que yo quería ver en la serie al Bullseye del cómic, al asesino sádico despiadado y amoral que mata sin pensárselo dos veces, mientras que aquí han querido humanizarlo demasiado (un poco como sucedió con el Castigador en su propia serie) y aquí lo que nos han dado es un Bullseye: Año 1 en el que el personaje aun no esta plenamente desarrollado hasta prácticamente el ultimo episodio, pese a que en ningún momento vista mas uniforme que la copia del traje de Daredevil y en ningún momento utilice su alias del cómic. Un origen que en el epilogo de la serie ya se apunta a que en su próxima aparición (de existir esta) veríamos al Bullseye de verdad, con su columna apropiadamente reconstruida por ese misterioso Doctor Oyama… (¡Lord Dark Wind!) Pero de nuevo como ha sucedido demasiado a menudo en estas series, son mas las cosas que nos prometen que las que nos dan.

Yo personalmente hubiese preferido esto a mitad de temporada y que el resto fuese ya un Bullseye 100%

Pero detalles menores a un lado (aunque también me ha dolido que precisamente aquí, en una temporada que tanto adaptaba de Born Again, no apareciese Turk) la serie ha tenido pocos motivos de queja. Todas las tramas importantes se han cerrado, los personajes han resuelto sus dilemas mas directos, han reencontrado su lugar e incluso se han permitido el lujo de darles un merecido final feliz a Matt, Foggy y Karen, siendo esta tercera temporada un cierre mas que digno de la historia que comenzó en su primera temporada y quien sabe si como nos tememos muchos el final definitivo de esta etapa.

Respondiendo a Foggy, yo me temo que no tanto como nos gustaría

Y es que con las recientisimas cancelaciones de Iron Fist y Luke Cage, que Disney vaya a comenzar su servicio de streaming el año que viene y que sea justo entonces cuando acababa el contrato entre Marvel y Netflix para estas series, mis esperanzas de ver una cuarta temporada de Daredevil son mas bien escasas. Es cierto que de momento no se ha dicho nada sobre el futuro de la serie, y que aun hay gente optimista convencida de que Iron Fist y Luke Cage se reconvertirán en Heroes for Hire y que tendremos mas DD en el futuro. Pero hay que tener en cuenta que de las cancelaciones de las otras series no supimos nada hasta meses después de la emisión de sus respectivas ultimas temporadas, por lo que aun es pronto para nada mas que especular y cruzar los dedos para que no suceda lo peor. Pero si como me temo hemos visionado la ultima temporada de esta serie, al menos nos ha quedado la satisfacción de haber disfrutado de una de las mejores traslaciones del cómic a la imagen real, por triste que resulte el no volver a ver a ese genial Kingpin al que ya no podre imaginar con otra voz que no sea la de Vincent D’Onofrio.

Siento ser tan pesimista, pero creo que esto es lo que nos espera

Y yo por mi parte ya no tengo nada mas que decir, solo que me lo he pasado de miedo con esta serie, que el trabajo delante y detrás de las cámaras ha sido mas que notable y que me duele en el alma que no hubiese alguien con tanta pasión, talento y respeto por el cómic como Drew Goddard trabajando en la serie de Iron Fist (sigh, era las que mas ilusión me hacia ver). Pero al menos todo eso no sirvió para que incluso tras su marcha del proyecto, dejase todo tan bien encaminado que lo que nos ha quedado ha sido una de esas series que dan ganas de volver a ver desde el comienzo.

Anuncios