El salto de los superhéroes del cómic al cine y al a televisión no parece perder fuello sino todo lo contrario, y ese aparente hartazgo del publico que muchos agoreros llevan años predicando sigue sin dar señales de existir. Una ola de adaptaciones que ha provocado que ya no exista personaje sin posibilidades de dar el salto a la imagen real, lo que nos ha llevado al estreno de hace unas pocas semanas, Black Lightning. Una serie que se aparta bastante de lo visto hasta ahora en la cadena en mas de un sentido y que de momento se va a mantener apartada del resto del CWverso. Pero también es una serie que de momento, y pese a algún pequeño tropezón, no ha empezado nada mal y que si consigue enderezarse promete mucho.

Pero que feo es el traje…

Jefferson Pierce es el director del instituto Garfield High, un abnegado padre de familia y un hombre que quiere reconciliarse con su ex-esposa. Pero Jefferson Pierce es ademas un hombre con un increíble secreto, que hace casi una década fue Black Lightning, el héroe de la ciudad de Freeland que un buen día desapareció sin dejar ni rastro. Pero pese a que Jefferson disfruta de su retiro de la vida heroica, el poder cada vez mayor de la banda criminal conocida como Los 100 y que esta se cruce en el camino de su familia le hará salir de su retiro definitivamente para una vez mas limpiar de criminales las calles de su ciudad.

Los superheroes de verdad no se retiran del todo

Tengo que reconocer que cuando leí por primera vez que se estaba desarrollando esta serie me dejo mas que sorprendido, pero es una gran señal de los tiempos en los que vivimos en los que ya no parece existir personaje demasiado desconocido. Pero al mismo tiempo me ilusiono, ya que le tengo bastante cariño al personaje gracias a los Outsiders de los grandes  Mike W Barr y Jim Aparo pese a que desde los 80 no haya leído nada que me haya gustado tanto como aquello. Así que no tenia demasiado claro que esperar de esta serie que tuvo unos comienzos tan complicados. Y es que esta serie, desarrollada por Mara Brock Akil y su marido Salim Akil, asociados con el omnipresente Greg Berlanti, pasearon el proyecto por varias cadenas, siendo la Fox quien en principio iba a seguir adelante con el proyecto solo para abandonar la idea al año siguiente. Por suerte alguien en la CW pensó que aun quedaba sitio para otra serie de superhéroes y Black Lightning acabo recalando en el hogar de Arrow, Flash y compañía.

Y como se echa de menos a Aparo

Aunque pese a que comparte cadena con los héroes televisivos de DC, en principio Black Lightning va a ir por su propio camino y en teoría ni siquiera comparte Universo con ninguno de los otros héroes. Pero si digo que “en principio” es porque aun recuerdo cuando nos machacaban con que Arrow iba a ser una serie “grounded” y realista y hace unos meses vimos a Oliver Queen enfrentarse a su doble malvado nazi de una tierra paralela en compañía de multitud de metahumanos. Por su parte Supergirl se emitía en otra cadena, se rodaba en otro país y también iba a su aire hasta que se abrió una brecha dimensional y Flash cruzo por ella. Así que si, Black Lightning vive en su propio Universo… hasta que deje de hacerlo. (Aunque solo no vive, que en el piloto ya se menciona que existen multitud de ciudades con sus propios superhéroes).

Y un día Black Lightning se unirá a esta foto de familia

Pero sorpresas y dificultades aparte, Black Lightning es una serie cuyo comienzo me ha gustado mucho. De entrada resulta agradable ver como la serie se aleja bastante de la formula de la CW, aquí no tenemos una enésima historia de origen, sino un superhéroe veterano y retirado que vuelve a la acción y que le saca casi dos décadas al resto de héroes de la CW. También nos evitamos los continuos amagos de revelación de identidad secreta con su interés romántico, ya que su ex-esposa conoce su secreto desde el comienzo de su carrera (aunque serán sus hijas las que cumplan ese papel). Pero en donde si que se nota la mano de la CW es en elementos como que esta versión de Black Lightning tiene un sidekick civil experto en tecnología que viene a ser su Felicity/Cisco/Caitlin/Winn y que como no, tiene un traje horriblemente feo. Aunque en algún flashback podemos verle en su traje original, que aunque no es el primero del cómic si que homenajea a uno de sus rediseños posteriores y tiene casi mejor pinta que la cosa esa aparatosa que lleva en el presente.

Al menos el de los Flashbacks no parece una armadura

Y evidentemente resulta todo un logro que por fin un superhéroe negro tenga su propia serie de televisión tras aquel “quiero y no puedo” que fue la serie animada de Vixen en CW Seed. Y pocos mas apropiados que el primer superhéroe negro de DC en disfrutar de cabecera propia y que crearon Tony Isabella y Trevor Von Eeden en 1977. Curiosamente esto ha provocado que la serie toque muchísimos de los mismos temas y las mismas teclas que el Luke Cage de Netflix, pero a diferencia de en aquella, los Akil y Berlanti no se olvidan de que ante todo estamos ante una serie de superhéroes y Black Lightning de momento aprueba con buena nota en casi todo aquello en lo que tristemente fracaso Luke Cage.

Mucho ha tenido que recorrer el personaje para llegar hasta donde ha llegado

Pese a todo la serie ha sufrido un pequeño altibajo en su segundo episodio, no por una merma de calidad de la misma, sino por la curiosa decisión de repetir los esquemas del primer episodio con ese segundo abandono del retiro de Black Lightning y diversos personajes tratando de convencerle de los pros y contras de dicha decisión. Aunque ha tenido algún punto fuerte como ese momento en el que de forma inadvertida le señalan a Pierce su hipocresía al preguntarle como es que Black Lightning ha reaparecido para salvar a su familia pero no hace nada por el resto de la ciudad (algo que por otra parte no ayuda mucho a mantener una identidad secreta, pero esto son superhéroes, los civiles en estas historias son incapaces de deducir las identidades reales de los héroes aunque tengan todas las pistas en la cara)

Para ser justos en el segundo episodio dan una explicación de como es que no se le reconoce tan fácilmente

Pero dejando eso a un lado, Cress Williams (actor que sirve para recordarnos una vez mas que Prison Break es una gran cantera de héroes y villanos para el CWverso) se desenvuelve muy bien en su papel, y aunque al principio resulta un poco raro verle mayor a lo que estamos acostumbrados en el cómic, esto nos sirve para tener en la serie a sus hijas, las heroínas del cómic Thunder (que ya esta confirmado que adoptara esta identidad en la serie) y su hermana Lightning (¡Miembro de la JSA! Que lo se, no significa nada, pero todo lo que me recuerde al grupo es poco) dos personajes que pueden aportar una dinámica a la serie ya que fuera de viajes en el tiempo puntuales no hemos podido ver muchas familias de superhéroes fuera del cómic.

Superheroes con hijos adultos y semi-adultos no se ven todos los días

En el apartado de villanos de momento tenemos al obvio, que Black Lightning no se caracterizaba por su gran galería de villanos, y por eso tenemos a Tobias Whale (acompañado como no de su fiel Syonide). Un villano que aunque aquí no es tan físicamente masivo como en el cómic (quizás para evitar comparaciones con Kingpin) la voz y la presencia de su interprete, el rapero afroamericano y albino Krondon, cumplen con creces para hacerle una figura amenazadora pese a que de momento no deja de ser otro jefe mafioso mas de los que ya hemos visto demasiados, y a una serie como esta no le vendría mal villanos con algo mas de peso.

Al menos los originales eran mas pintorescos

Visto lo visto (solo los dos primeros episodios) tengo que reconocer que de momento Black Lightning me esta gustando bastante, la historia tiene potencial y resulta agradable ver una serie que se sale ligeramente del esquema habitual. Ahora solo queda esperar a que ese potencial se cumpla, que evite caer en los errores de sus compañeras de cadena y sobre todo toca empezar la porra para apostar cuanto tardara Flash en cruzar la barrera del multiverso para darse un paseo por Freeland, que sabemos que es solo cuestión de tiempo.

Anuncios