La semana pasada tuvimos nuestra primera toma de contacto con Avengers: No Surrender, el nuevo evento de los Vengadores que en esta ocasión se presenta en un formato mas contenido (demos gracias de ello) y que no solo enfrenta a los héroes mas poderosos de la Tierra ante una amenaza desconocida que ha robado dicha Tierra, sino que ademas contaran con la muy inesperada ayuda de uno de los miembros fundadores del grupo. Un evento que pese a contar con un equipo creativo mas que competente donde destaca en el primer numero el apartado gráfico ha tenido un comienzo que me ha dejado un poco frío pese a que tiene posibilidades de mejorar.

Y con portadones de Max Brooks

Los héroes mas poderosos de la Tierra se han enfrentado a numerosisimas amenazas a lo largo de los años. Amenazas surgidas de la ciencia y de la magia, surgidas del espacio exterior o desde sus propias filas… pero pocas han llegado al nivel de robar su propio hogar, la Tierra, y llevársela a un destino desconocido con unas intenciones que nadie es capaz de atisbar. Una amenaza que ademas ha puesto fuera de combate a muchos de sus miembros mas poderosos e incluso a otros supergrupos. Por suerte para los Vengadores y para toda la humanidad, Voyager, una de las fundadoras del grupo, ha regresado para ayudarles en este momento tan difícil para toda la humanidad… ¿O no es así?

Que no sea otra Sentry, que no sea otra Sentry…

La idea sobre el papel no es mala en absoluto, y con un equipo creativo formado por autores como el veterano Mark Waid, un Al Ewing que no deja de darme alegrías, un Jim Zub que no se las a apañado mal con Uncanny Avengers y sobre todo un Pepe Larraz que se encuentra en su mejor momento de forma (y deseando que siga mejorando) yo esperaba mucho mas… Pero la verdad es que este primer numero me ha dejado frio. Quizás no es culpa del cómic en si, sino culpa mía que estoy un poco cansado y quemado de todo lo que huela a evento y me he leído el cómic con los prejuicios al máximo.

¡Por un momento me sentí así! ¡Y acabe sintiéndome sucio!

Aunque para ser justos no solo tengo que reconocer que el cómic no es malo en absoluto, y que se disfruta mucho mas si uno se olvida de eventos y crossovers y se lo toma como lo que en el fondo es, la saga actual de la serie de los Vengadores. Y es que aunque este Avengers: No Surrender haya combinado las tres cabeceras actuales del grupo, Avengers, Uncanny Avengers y U.S.Avengers, en una sola de carácter semanal, no se puede decir que estemos exactamente ante un crossover o un evento al uso. Y esto sumado a que en principio esta historia va a carecer de “tie-ins” y/o crossovers con otras series (a no ser que me haya despistado mucho y se me haya escapado ese dato) hace que este Avengers: No Surrender resulte mucho mas apetecible y asequible, algo que es de agradecer en estos tiempos en los que se ha abusado tanto de los megacrossovers.

Que al final se han quitado de encima a muchos de los pesos pesados para poder darle algo de protagonismo a los que se lucen menos

Pero hay un elemento en esta historia que probablemente haya pesado mas en mi aprensión hacia la misma, la introducción de Valerie Vector/Voyager, la presunta miembro fundadora de los Vengadores. Todos sabemos que esto va a desembocar en una de estas dos cosas, o bien Voyager realmente ayudo a fundar a los Vengadores y por algún motivo ese dato se había olvidado hasta ahora, o bien el personaje se ha “insertado” en la historia del grupo creando recuerdos falsos entre los Vengadores. Yo espero y confío en que se trate de lo segundo, que da para una historia mucho mas interesante, pero hay muchos indicios que me hacen temer que se vayan a atrever a tirar por la primera opción.

Que no sea otra Sentry, que no sea otra Sentry…

Si, seria absurdo que nos hicieran otro Sentry, que metieran de nuevo a otro héroe vía “retro-continuidad” y que pretendamos que siempre estuvo ahí, pero es que no podemos olvidar que uno de los arquitectos de esta historia es Mark Waid, quien no solo ya jugo con esa idea al introducir a Triumph en la JLA, sino que el año pasado repitió la jugada con Cassandra/Avenger X, aunque en este caso como villana. Así que aunque lo lógico y deseable seria que Voyager no sea lo que dice ser, hasta que no termine esta saga no me quedare tranquilo.

Todo esto ha pasado antes y mucho me temo que pasara una y otra vez…sigh

Pero vamos a tratar de quedarnos en lo positivo, y si, como ya decía al comienzo, algo ha destacado realmente en este cómic ha sido en el apartado gráfico, donde hemos podido disfrutar de un Pepe Larraz impresionante (Acompañado de un gran trabajo al color de David Curiel, quien ya trabajo con Larraz en Kanan). Ya con su trabajo en Kanan me había dejado con la boca abierta, y aunque me encanta SW: Rebels y disfrute muchísimo de aquel cómic, deseaba ver a nuestro paisano en proyectos de mayor envergadura. Y ese deseo se ha cumplido con creces, que pocos proyectos puede haber ahora mismo mas visibles que dibujar los Vengadores a pocos meses del estreno de la esperadisima Avengers: Infinity War. Aunque la pena es que Larraz no dibujara toda la historia y que en el ultimo tramo sera reemplazado por Paco Medina, un reemplazo que por suerte en este caso se ha hecho con mas cabeza que en otras ocasiones similares.

En el peor de los casos sera un cómic bonito de ver

Así que así ha sido mi primera toma de contacto, una historia que es mejor tomarse como la historia de los Vengadores del mes, que con algo de suerte no caerá en repetir viejos errores (si me hacen otro Sentry me pondré a gritar) y cuyo propósito final no dudo que es el de servir de etapa de transición para hacer poco de limpieza en la linea de los Vengadores antes del nuevo (enésimo) relanzamiento. Que como me comentaba angustiado Diógenes ayer mismo, buena parte de los cómics mas vendidos el año pasado eran números 1, por lo que nos va a tocar acostumbrarnos de una vez a esta era del relanzamiento eterno… Pero si por el camino nos dejan alguna buena historia bienvenida sea, que para todo lo demás nos quedan los números atrasados y los tiempos mejores.

Anuncios