Como todos los veranos he aprovechado para ponerme al día con series que por unas razones u otras había ido dejando de lado. Una de esas series ha sido The Leftovers, un drama de corte fantástico que partiendo de una premisa muy irreal nos cuenta una historia tremendamente cercana y real acerca de como seguir viviendo tras un evento traumatico. Una serie que pese a mis reticencias iniciales por culpa de su co-creador y a que le sobra algún episodio que otro, en esta su primera temporada ha conseguido engancharme y dejarme con ganas de saber que sucedió después.

Si, ahí dice premiere pero se estreno hace tres años, cosas del diferido

Han transcurrido tres años desde el fatídico día de “La Ascensión”, el día en el que ciento cuarenta millones de personas a lo largo y ancho de todo el planeta se esfumaron en el aire sin dejar ningún rastro. Un evento traumatico e inexplicable que ha dejado secuelas tanto entre quienes perdieron a un ser querido como en los que fueron un poco mas afortunados. Y es que pese a que buena parte de la humanidad ha tratado de seguir adelante con sus vidas, es difícil hacerlo y vivir al mismo tiempo con el miedo a que ese evento inexplicable se repita de nuevo o con la incertidumbre de cual fue el destino de quienes desaparecieron, pero pese a que todas sus preguntas queden para siempre sin respuestas, no les queda mas remedio que seguir viviendo.

Tratar de vivir sin respuestas no es nada fácil

Pese a las buenas criticas que había leído sobre The Leftovers había un elemento que al mismo tiempo me hacia tener ganas de ver la serie y me provocaba rechazo… Damon Lindelof. Por una parte hubo muchos momentos de Lost/Perdidos que me dejaron un recuerdo imborrable, y Tomorrowland es una película con la que he disfrutado como un niño. Pero Lindelof es también uno de los responsables del del final de Lost y de cosas como el guion de Prometheus. Por todo ello no me había atrevido hasta ahora a darle una oportunidad a la serie, tenia miedo (que aun tengo, que solo he visto la primera temporada) a encontrarme con una gran serie llena de misterios y personajes interesantes que se iría desinflando a medida que se acercase el final. Pero al final la cantidad de buenas criticas han pesado mas que mis reticencias y me he decidido a darle una oportunidad a The Leftovers.

¡Aun no me fío del todo de ti!

Partiendo de una premisa tan fantástica como inexplicada, The Leftovers se centra en los habitantes de un pequeño pueblo a las afueras de Nueva York para mostrarnos como absolutamente todo el mundo se ha visto afectado de una forma u otra por la ascensión. Aunque curiosamente en esta primera temporada no se hace demasiado hincapié en la naturaleza misma del evento. Podría ser cosa de dios, del diablo, de alienigenas o un fallo en “matrix” que ha borrado a una parte de la población. Pero mas allá de algunos personajes especulando con lo sucedido, el “por que” de la ascención no es tan importante como las consecuencias de la misma.

Todo esto ha puesto a prueba la creencia de muchos

Muchos han abrazado con fanatismo las nuevas fes que han surgido tras el evento mientras que otros han visto peligrar la suya ante un suceso que no saben si obedece a poderes divinos o diabólicos, otros viven consumidos por la culpabilidad de haber sobrevivido o por la incertidumbre de si son los desaparecidos los que realmente se han salvado y ellos los condenados mientras que otros mas pragmáticos han visto en todo esto la oportunidad de hacer negocio. Pero sobre todo nos encontramos ante una gran mayoría que se esfuerza en tratar de olvidar lo sucedido y seguir adelante, muchos otros hacen todo lo posible para que nunca deje de recordarse. Lo importante en The Leftovers es el drama humano, el tratar de encontrar sentido a la vida tras algo que ha sido tan aparentemente fortuito como implacable. Y ahí es donde se aprecia el punto fuerte de Lindelof y de The Leftovers, en el manejo de personajes y las relaciones entre ellos, ayudado como no por un reparto de actores a los que en su mayoría es un lujo ver trabajar.

No todos han asumido de la misma forma lo sucedido

Aunque esta primera temporada no es todo lo perfecta que me gustaría que hubiese sido. A veces se abusa de eso de “esta todo conectado” y hay algún episodio que otro que podría haber desaparecido y la temporada no hubiese perdido nada con ello. Tampoco me ha convencido demasiado las insinuaciones de que algunos personajes de algún modo “saben” lo que realmente sucedió, aunque eso me preocupa mas que nada porque me da miedo como se pueda acabar desarrollando eso en las dos ultimas temporadas, que aun recuerdo las partes malas de Lost y lo mal que se les dio llevar a buen termino buena parte de los misterios de la serie. Vamos, que preferiría que nunca se llegase a saber que sucedió realmente el día de la ascensión.

Que miedo sigo teniendo de que al final lo quieran explicar todo a lo Perdidos…

Aunque en cuanto a miedos el mayor que tengo ahora mismo probablemente sea que con esta primera temporada se adaptó por completo la novela del mismo nombre que escribió Tom Perrotta y en la que se basa la serie, por lo que en las dos ultimas temporadas toda la historia va a ser absolutamente original y eso es algo que me da un poco de miedo. Pero esta primera temporada me ha dejado el suficiente buen sabor de boca como para que me arriesgue a llevarme otra decepción y siga con ella, que después. de todo son solo dos temporadas mas. Así que tocara cruzar los dedos para que esta serie con una premisa tan interesante sea capaz de llegar a buen puerto.

Anuncios