Cuando se publico el primer numero de esta serie resistí el impulso de lanzarme a escribir sobre ella por miedo a que aquella primera impresión estuviese equivocada (Según Diógenes eso me ha pasado alguna vez que otra), pero tras haberme leído el segundo numero ya no puedo aguantarme mas y tengo que decirlo, me encantan los Defensores de Brian Bendis y David Márquez. Y es que aunque es cierto que este grupo tenga poco que ver con los Defensores clásicos y el cómic exista solo gracias al éxito de la serie de Netflix, esta siendo un gustazo poder disfrutar de unos personajes que, en algunos casos y después de demasiado tiempo, vuelven a parecer ellos mismos.

¡Gracias Netflix!

Los bajos fondos de Nueva York siguen siendo tan turbulentos como siempre y con Wilson Fisk queriendo convertirse en un miembro legitimo de la sociedad se ha abierto la veda para ser el nuevo pez gordo del mundo del crimen. Pero a la ciudad ha llegado un viejo conocido, un criminal al que todos daban por muerto y que ha vuelto no solo para hacerse con el control del hampa en Nueva York sino para saldar viejas deudas con viejos enemigos, Willys Striker, también conocido como Diamondback. Pero este no quiere hacer daño solamente a Luke Cage, sino que ataca también a su familia y aliados mas cercanos, un error de calculo que acabara explotándole en la cara cuando sus acciones den lugar al nacimiento de unos nuevos Defensores…

De toda la vida atacar a un grupo de héroes individuales es la mejor forma de que funden un grupo…

En cierto modo se podría decir que he estado esperando este cómic desde que Brian Bendis terminó su etapa en los Vengadores en 2013 (¿como han podido pasar cuatro años ya desde aquello?) Aunque por aquel entonces yo asumía, y se que no soy el único, que lo que tendría seria un nuevo volumen de los Héroes de Alquiler. Pero el tiempo pasó, Bendis se dedico a perder el tiempo con mutantes, Guardianes de la Galaxia y una serie de tv de Powers horrible (a la que sigo considerando culpable del brutal bajón de calidad de su trabajo), y aquellos prometidos Héroes de Alquiler nunca se materializaron. Tanto tiempo paso que Marvel y Netflix tuvieron tiempo de hacer cuatro series de televisión de algunos de sus héroes mas urbanos, héroes que casualmente habían pasado todos por las manos de Brian Bendis en el pasado y que este año se reunirían por fin en una miniserie titulada Los Defensores justo después de que la serie de Powers fuese cancelada y Bendis se quedase libre de trabajo y con una serie que aunque no se titula como debería (Unos Defensores sin el Doctor Extraño no son los Defensores), esta hecha a medida para el.

Al final la culpa de todo será de Nighthawk

Y es que hay que reconocerlo, pese a que me gusta mucho el trabajo de Bendis cuando se lo curra, es un guionista al que no le gusta documentarse para escribir a personajes que no conoce o que no le gustan y los saca con personalidades que a veces poco tienen que ver con la tradicional. Pero el destino (o algún fan de su trabajo en las altas esferas de Marvel y Netflix) quiso que los héroes popularizados por la pequeña pantalla fuesen cuatro que Bendis o ha creado (Jessica Jones) o ha trabajado de forma mas o menos extensa con ellos (Daredevil, Luke Cage, Iron Fist) lo que ha servido para que este Bendis que por fin vuelve a tener tiempo para desarrollar su trabajo (como habíamos ido viendo mes a mes en sus dos series de Iron Man) se encuentre en su salsa escribiendo a personajes a los que conoce de arriba a abajo.

Hay que reconocer que esto estaba casi predestinado

El resultado ha sido un cómic que esta resultando muy divertido, con el que Bendis esta volcándose en su principales puntos fuertes, la relación entre personajes y los diálogos. Algo que como decía arriba se le da mejor de lo habitual en este caso al tratarse de personajes a los que conoce muy bien. Y esto es algo que no solo me ha hecho disfrutar mas de este cómic, sino que lo he agradecido profundamente ya que por fin puedo volver a reconocer a algunos de sus protagonistas. Es cierto que con Daredevil no podemos quejarnos de como ha sido tratado en los últimos años, y que a Jessica Jones la han dejado bastante en paz hasta que Bendis se ha podido ocupar de nuevo de ella, algo que no he podido decir del resto de estos Defensores hasta justo esta serie.

Lo dicho, este cómic se lo han hecho a medida a Bendis

Pero ese pasado de David Walkers y Kaare Andrews ha quedado atrás y da gusto ver como en manos de Bendis Luke Cage vuelve a ser ese héroe decidido e impulsivo o que Puño de Hierro vuelve a ser alguien seguro de si mismo, de su lugar en el mundo y capaz de tener sentido del humor (aunque haya que reconocer que las apariciones y personalidades de ambos aquí se dan de bruces con las de sus respectivas series regulares, pero que mas da) Y tanto he disfrutado de esto que incluso le perdono que haya utilizado como primer villano de estos nuevos Defensores a este Diamondback que se parece poco a como era originalmente en el cómic y que le debe mas al Cottonmouth de Netflix que a otra cosa (hay un motivo por el que todos esos viejos villanos de Luke Cage acabaron en el limbo editorial olvidados por todo el mundo, eran tan malos que o los rehaces pro completo o no funcionan)

Que gusto da volver a verles así, tal y como suelen ser

Y como suele pasar, Bendis siempre se rodea de lo mejor en sus proyectos (que en Marvel le miman mucho) y aquí esta trabajando con un impresionante David Márquez que hace uno de los mejores trabajos que le he visto hacer nunca (aunque tengo que confesar que nunca me acostumbrare a una Jessica Jones que no este dibujada por Michael Gaydos) Desde ese dibujo increíblemente detallado, unas composiciones de pagina que van alternando de lo tradicional a lo arriesgado, al lenguaje corporal o la expresividad de sus personajes, nada se le puede reprochar al trabajo de Márquez aquí, trabajo magníficamente resaltado por el color de Justin Ponsor. Un trabajo con el que Márquez consigue incluso que los rediseños de Daredevil y Puño de Hierro funcionen (aunque espero que al menos a este ultimo le den uno nuevo o le devuelvan alguno de los viejos, que tengo muchísimas ganas de perder de vista el actual)

Y con cosas como esta como para no ganarse a los lectores

Así que aunque puede que este lanzando las campanas al vuelo demasiado pronto, viendo la trayectoria reciente de Bendis y que aquí trabaja con algunos de sus personajes favoritos, casi me atrevo a soñar con que estos Defensores estén a la altura de lo mejor de sus Vengadores (Después de todo son casi los mismos miembros). Eso si, viendo lo muchísimo (prácticamente todo) que este cómic le debe a las series de Netflix y que lleva incluso a que haga acto de aparición el Castigador, no dejo de preguntarme si el cameo sorpresa de Blade es una confirmación de esos rumores de que el famoso cazavampiros sera el próximo en tener serie propia o si Bendis nos esta trolleando.

Anuncios