Se que suelo hablar de series de las que solo he visto uno o dos episodios, algo por lo que a Diógenes le encanta criticarme sobre todo cuando puede echarme en cara el que me haya equivocado en esa primera impresión. Pero hay ocasiones en las que me encuentro con series que me provocan tal impresión que necesito esperar a que terminen para poder digerirla bien antes de hablar sobre ella (pero no se va a convertir en una costumbre) Esto es lo que me ha sucedido con la primera, y recientemente terminada, temporada de Mr. Robot, una serie que me ha me ha dejado con tantas preguntas encima que incluso tras haber visto la primera temporada me cuesta saber qué decir de ella.

mr-robot-key-art-sam-esmail-rami-malekLa democracia ha sido hackeada y el va a hackearla de vuelta

Elliot Alderson (Rami Malek) está desilusionado con la sociedad en la que vivimos, una sensación reforzada por su trabajo como ingeniero informático en Allsafe, una compañía de ciberseguridad que protege entre otras a una de las mega corporaciones más poderosas y corruptas del mundo E-Corp, compañía a la que Elliot llama “Evil Corp” (que según el creador de la serie esta basada en Enron) y en la que personifica buen aparte de esos problemas que le hacen despreciar la sociedad. Pero Elliot compagina esta actividad profesional con la algo bastante más ilegal de “ciber-vigilante”. Y es que Elliot tiene la costumbre de, para poder comprender mejor a las personas que conoce, hackear a todo el mundo, lo que le lleva en determinados casos, cuando encuentra información comprometida, utilizar la información encontrada para enviar a la cárcel a esas personas. Toda esta actitud está provocada por los graves problemas de ansiedad social, depresión clínica, paranoia y delirios que Elliot arrastra desde la infancia y que provocan que le resulte muy difícil tratar con la gente.

960No, a Elliot no le gusta la gente

Pero esa milimétricamente organizada vida saltara en pedazos el día en el que en la vida de Elliot aparezca el misterioso hombre que se hace llamar simplemente Mr. Robot (Christian Slater). Este le propondrá formar parte de una organización de hackers conocida como Fuck Society (F*** Society cuando hablan, que puedes matar gente pero no decir según que palabras… sigh) un grupo de ciber-activistas anarquistas que comparten la ideología de Elliot pero que han decidido dar un paso mas allá. Ellos no van a conformarse con hackear a individuos concretos y mandar a un par de criminales a prisión, su plan es muchísimo más osado, eliminar la deuda del mundo y provocar con ello un caos financiero que desemboque en el principio del fin del capitalismo y el inicio de una nueva sociedad más justa.

Con lo desconfiado que es Elliot igual no debería fiarse de alguien del que no sabe ni su nombre

Si Rami Malek no se lleva todos los premios televisivos posibles voy a terminar muy decepcionado. Y es que la serie me ha dejado impresionado, el guion es sólido, las trampas argumentales son las necesarias y justificadas y no hay un actor que desentone en su papel, pero es Malek quien sostiene la trama con su impresionante interpretación del desarraigado y enfermo Elliot. Su habilidad para reflejar los delirios de Elliot, su desconfianza hacia la mayor parte de la gente, como usa el lenguaje corporal para transmitir todo eso sin palabras… lo dicho, como poco un Emmy. Christian Slater es otro que aquí nos da una de sus mejores interpretaciones como el misterioso y anárquico Mr. Robot, quien consigue pasar de ser un tipo cercano y simpático a terrorífico sin pestañear. Y el otro actor que destaca sobre todos los demás en esta serie es el sueco Martin Wallström en el papel del ejecutivo de “Evil Corp” Tyrell Wellick. Tyrel es un ejecutivo frio y desalmado que parece salido de American Psycho (le debe muchísimo a Patrick Bateman) y que está dispuesto, literalmente, a lo que sea con tal de ascender y llegar a dirigir “Evil Corp”, una ambición que hará que su camino se cruce con el de Elliot de forma bastante explosiva y que hace que Wallström de toda una lección de interpretación.

mr-robot-tyrell-wellick-Martin-WallströmMal de la cabeza no, lo siguiente

Eso sí, lo que me sorprende es la cantidad de criticas despiadadas que podemos encontrar en la serie contra las mega corporaciones, bancos, gobiernos, el capitalismo en general… en una serie que no es de un canal de pago. Yo casi esperaba que fuesen algo más comedidos, que pasasen de puntilla sobre según qué temas o que directamente cargasen contra quienes se posicionan en contra de todo eso (a cierto vergonzoso episodio de Elementary me remito) Pero supongo que a estas alturas prefieren congraciarse con determinado sector del público porque saben que lamentablemente a los que dirigen todo eso no le importa lo mas mínimo unas cuantas criticas en televisión o en internet y van a seguir actuando igual. Una pena no tener una Fuck Society en la realidad…

anonymous-monopoly-fuck-society-mr-robotNo es difícil ver de donde ha salido la inspiración para la “cara publica” de Fuck Society 

Y más arriba he hablado de trampas argumentales y quizás la mayor de ella es que toda la serie, todo lo que vemos, leemos y oímos, es a través de Elliot. Por eso “Evil Corp” aparece con ese nombre incluso en los diálogos de sus propios directivos y por eso ya desde el primer episodio ya empezamos a poner en duda todo lo que se nos está contando. También hay otra trampa muy obvia y evidente que ha hecho que muchos espectadores abandonen la serie, pero una vez concluida la temporada queda claro que el que fuese tan obvio era precisamente parte del plan y no algo que deba hacer que la gente se baje del barco antes de tiempo.

mr-robot-elliot-alderson-rami-malikConfiemos en Sam Esmail, sabe lo que esta haciendo

En tan solo una temporada de diez episodios han sido capaces de condensar una muy densa historia que,  si nos atenemos a lo que ha dicho Sam Esmail acerca del futuro de la serie, esta primera temporada no ha sido más que el prologo para la historia que realmente quiere contar. Me cuesta imaginar hacia donde puede ir la historia a partir de aquí, pero si algo me ha quedado claro tras ver la primera temporada es que confío en Sam Esmail y el resto del equipo de la serie y que sean cuales sean sus planes, valdrá la pena ver que será lo siguiente que nos ofrezca Mr. Robot.

Anuncios