El Sabueso de los Baskerville: La semana de Peter Cushing

El final de la década de los cincuenta fue muy activo para Peter Cushing y los estudios Hammer. Ya hemos visto como en 1958 se puso en la piel del Barón Frankenstein y como en 1959 se convirtió en el Doctor van Helsing. Fue ese mismo año cuando la Hammer volvió a reunir a su equipo ganador, Terence Fisher, Christoper Lee y Peter Cushing. El motivo fue llevar a la gran pantalla otro clásico literario, “The Hound of the Baskervilles” donde Peter Cushing interpretó otro de esos papeles que ya para siempre asociaríamos a su persona, Sherlock Holmes.

sherlock_holmes_the_hound_of_the_baskervilles_1959_hammer_peter_cushing_Christopher Lee no tiene cara de creerse que le ha tocado un papel de ser humano

En esta película nos encontramos con la adaptación del que sin duda es el más famoso de los relatos de Conan Doyle sobre el famoso detective. La historia de cómo  Sir Henry Baskerville viaja al hogar de sus antepasados tras la muerte de su tío Charles para tomar posesión de su herencia familiar. Sobre su familia se cuenta la leyenda de que sus miembros se encuentran malditos por los actos de Sir Hugo Baskerville varios siglos atrás, y que todos morirán en las fauces de un perro infernal, el sabueso de los Baskerville. Holmes y Watson son contratados tanto para proteger la vida de Sir Henry como para averiguar que sucedió realmente con Charles Baskerville y descubrir que hay de cierto en la leyenda del sabueso infernal.

sherlock_holmes_the_hound_of_the_baskervilles_1959_hammer_peter_cushing_7Si es que te envicias a matar y acabas maldiciendo a toda tu estirpe

A Peter Cushing, como rendido admirador de la obra de Conan Doyle, le ilusionó muchísimo este proyecto, tanto que se volcó de lleno en el. Se releyó las novelas para preparar mejor su papel, supervisó el vestuario y el guión,  llegando incluso a reescribir algunos de los diálogos o insistiendo en incluir en la película pequeños detalles de los libros como que Holmes guardase su correspondencia clavada a la chimenea con una navaja. Y pese a que la Hammer insistió en dar más relevancia a los elementos de horror de la novela, algo que al parecer molesto a los herederos de Conan Doyle. Pero Cushing no le dió la más mínima importancia, afirmando que el personaje de Holmes permanecía intacto, y viendo la película podemos dar fe de ello.

sherlock_holmes_the_hound_of_the_baskervilles_1959_hammer_peter_cushing_8Igual parecía algo mas viejo de lo que se describía en los libros, pero es que era «el»

El Holmes de Cushing mantiene la agudeza del personaje y sus toques de arrogancia, pudiendo llegar a ser algo antipático y maleducado, aunque sin llegar a ser tan frio como el original literario. Cushing además hizo gala de una gran energía y agilidad en la película que contrastaba con su aspecto aparentemente frágil. Aunque hay que reconocer que, aunque Cushing se esforzó en ser lo más fiel posible a los relatos de Doyle, también incluyo en su interpretación elementos que forman parte de la mitología del personaje pero que no pertenecen a los relatos, como el casi “abuso” del término “elemental”. Pero aun así su interpretación del personaje y la película en si misma son consideradas una de las mejores adaptaciones que se han realizado de Sherlock Holmes. Pero pese a la calidad de la película esta no acabó de funcionar en taquilla, por lo que esta fue una de las pocas películas de Cushing con la Hammer que no tuvo secuela, aunque años más tarde retomaría al personaje en la serie de televisión de la BBC.

sherlock_holmes_the_hound_of_the_baskervilles_1959_hammer_peter_cushing_2Muchos actores le han dado vida al personaje, pero para mi este hombre es el primero de la lista

Otro elemento que permaneció muy fiel a los relatos originales fue el Doctor Watson. En esta ocasión el papel del biógrafo y compañero de aventuras de Holmes recayó aquí en las muy capaces manos de Andre Morell (igual más conocido por ser el Profesor Quatermass) Su Watson no era el bufón cómico en el que se había convertido en otras adaptaciones anteriores. Aquí nos encontrábamos al veterano soldado, duro y leal al que no había que subestimar y que pese a carecer del ingenio de Holmes seguía siendo alguien a tener muy en cuenta.

sherlock_holmes_the_hound_of_the_baskervilles_1959_hammer_peter_cushing_6De este Watson no convenía reírse…

El tercero en discordia en esta historia era Sir Henry Baskerville, interpretado por un Christopher Lee que por fin tiene un papel que no consiste en aterrorizar a la gente sin abrir la boca. Resulta agradable ver a Lee en un papel en el que pudo demostrar que era algo más que un tipo enorme. Quizás no era el mejor actor de su generación ni el mejor de la película, pero era – y es –  bueno. En parte fue una pena que la Hammer, aunque le dio popularidad, en muchos de sus trabajos desperdiciaron su talento.

sherlock_holmes_the_hound_of_the_baskervilles_1959_hammer_peter_cushing_3Yo a este tío le puedo…

La asociación de Peter Cushing con los estudios Hammer se prolongaría durante varias décadas, incluida su triste época de decadencia. Y pese a que el cine de horror y fantasía no era su tipo de cine favorito Cushing se dedico a él en cuerpo y alma, ya que lo que más le motivaba en su profesión de actor era agradar al público que tanto le había dado. Pero eso no le impidió aceptar cada vez que podía trabajos fuera de dicho género, tanto en cine como en teatro o televisión, para diversificar su carrera. Pero su imagen siempre estuvo asociada al horror y la fantasía, llegando incluso a protagonizar las dos películas del Doctor Who, donde se metió de lleno en la ciencia-ficción, pero su papel definitivo en este género aun estaba por llegar. No sería hasta 1977 que un joven y desconocido cineasta, George Lucas, le ofreció el que sería último gran papel de su carrera, el Grand Moff Tarkin.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Gerardo
Gerardo
30/03/2015 19:16

Totalmente de acuerdo: Cushing ES Sherlock Holmes, para siempre.