Con la compra de Lucasfilm por parte de Disney se abre un amplísimo abanico de posibilidades. Ya no es solo que al librarnos de George Lucas como mandamás se vaya a rodar por fin ese Episodio 7 de Star Wars y que tenga posibilidades de ser incluso bueno, tenemos también la esperanza de acabar viendo películas de Pixar ambientadas en esa galaxia muy, muy lejana, pero existe otra posibilidad… No olvidemos que Disney es también propietaria de la editorial Marvel Comics, por lo que ese amplio abanico de posibilidades se abre aun más y nos da la posibilidad de ver historias que jamás llegamos a soñar con ver. Como por ejemplo ¿Y si un día nos contasen la historia del Windu Soldier?

De esta combinación puede salir algo muy grande o algo muy grotesco

¿Pero qué o quién es el Windu Soldier? Esta es una de esas ideas que se te ocurren cuando trasnochas hasta las tantas de la madrugada y te has leído demasiados comics de Batman odyssey. Una completa locura pero que en su momento parece una grandísima idea y que como poco te sirve para rellenar un post. Imaginemos la situación, han pasado treinta años desde la muerte de Darth Vader y el Emperador, la República Rebelde sigue tratando de consolidar su posición frente a unos restos Imperiales que se resisten a desaparecer. Pero entonces, cuando parece que la República está por fin a punto de derrotar a lo que queda de su enemigo una serie de muertes en las altas esferas de la República amenazan con hacerles perder todo por lo que han luchado estas décadas. ¿Quién es el misterioso asesino al que nadie ha sido capaz de detener? El Windu Soldier.

De que me sonara a mi esto…

Una antigua leyenda urbana, un mito, una historia que las tropas de asalto se contaban en susurros en noches de borrachera en la cantina de Mos Eisley… El Arma secreta del Emperador, su perro de caza, aquel al que enviaba en misiones que Darth Vader no era capaz de cumplir, el Windu Soldier. Las historias decían que al igual que el perro faldero de su amo y señor él también había sido un Caballero Jedi hacia mucho. Pero él no se dejo corromper por el lado oscuro, no se dejo convencer por las palabras de Palpatine y se arrastro como un cachorrito bajo las faldas de su amo. El Windu Soldier lucho con todas sus fuerzas y tuvo que ser doblegado con una combinación de artes oscuras y ciencia.

¡He visto cantidad de mierda en mi vida… pero esto!

Y es que el Windu Soldier no era otro que Mace Windu, el antiguo Maestro del Consejo Jedi. Windu no murió cuando Anakin le traiciono y le corto el brazo y el Emperador le lanzo por una ventana con uno de sus relámpagos Sith. Sobrevivió y fue rescatado por los androides del Emperador, quien le reservaba un tratamiento muy especial. Su brazo amputado fue reemplazado por una prótesis como sucedió con Anakin/Vader, pero no fue tan fácil doblegar al Jedi negro. Windu sufrió torturas inimaginables durante años hasta que finalmente el Emperador fue capaz de anular su voluntad y reemplazarla con una ciega obediencia y fría disposición a matar.

¿Tú vas a estallar?… pues yo me parezco a la puta bomba atómica cuando estallo ¡cabronazo!

Pero el control de su mente no era total, en cualquier momento Windu podría recuperar el control de su voluntad, por lo que el Emperador  se vio obligado a mantenerle congelado en carbonita cuando no le utilizaba ya que la tensión de controlarle mentalmente era extenuante. Así pasaron las décadas en las que el Windu Soldier apenas envejecía, siendo despertado solo cuando el Emperador quería ejecutar a alguien de forma rápida y sutil, hasta que con su muerte el Windu Soldier quedo olvidado en las catacumbas de alguna vieja base imperial hasta que los líderes de los restos del Imperio le encontraron y le despertaron de su largo sueño. ¿Recuperaría Windu el uso de sus facultades ahora que el Emperador estaba muerto? ¿Tendría que enfrentarse Luke al hombre al que su padre traiciono? ¿Podría sobrevivir la República a esta nueva amenaza? Esto es algo que seguramente jamás sepamos, pero es bonito soñar.

¿Cómo era Fonzie? –¿Tranqui? –¡Exactamente! Y así es como vamos a estar, vamos a estar tranquis.

Como ya digo estaba fuertemente influenciado por el trabajo reciente de Neal Adams y la falta de sueño cuando tuve esta idea. Puede que sea una enajenación total, puede que sea la historia más grande jamás contada. Yo solo sé que no querría morirme sin ver en pantalla grande a Samuel L Jackson dirigido por Josh Wheedon con guion de Ed Brubaker luchando contra la Nueva República y demostrando quien sigue siendo el Jedi más Motherfucker de toda la galaxia.

Anuncios