Outcasts: Pioneros en el salvaje espacio exterior.

Hoy estamos de estreno una vez más gracias a la BBC. La semana pasada se estrenaba en esta que es ya mi cadena de televisión favorita, con permiso de la HBO, esta nueva serie dramática de ciencia-ficción. Así que no me ha quedado más remedio que reseñarla. Ciencia-Ficción y Británica ¿Qué más puedo pedir? Quizás solo que Outcasts mantenga el nivel de los dos episodios ya emitidos.

En Outcasts nos encontramos con un grupo de colonos de la tierra que se han establecido en un nuevo planeta, Carpathia, huyendo de una situación  bastante mala en la tierra. Situación de la que aun no se nos ha explicado todo con detalle. Esta premisa no es nueva, las historias de colonos que se ven obligados a establecerse en otros mundos son tan viejas como la ciencia-ficción misma. En televisión “Earth-2” partía de una situación similar, el próximo estreno de “Terra Nova” también guarda muchas similitudes, incluso en Galáctica hubo una temporada que compartía este argumento. En el cine también lo hemos visto alguna que otra vez como en el caso de Pandorum y en la literatura podemos encontrar Némesis de Isaac Asimov por citar solo unos pocos ejemplos. Pese a ello la serie en ocasiones recuerda más a las clásicas historias de pioneros tratando de colonizar el salvaje Oeste que a la ciencia-ficción propiamente dicha.

La ciencia-ficción en esta serie es tratada con algo más de “realismo” que en otras producciones de la casa como Doctor Who. Los colonos no tienen armas láser, no saltan al hiperespacio para viajar, tienen que conformarse con viajar lentamente por el espacio durante años hasta llegar a su destino, sus viviendas, después de más de 10 años viviendo en Carpathia casi parecen favelas… Por no tener no tienen ni vehículos, dejándonos claro de esta manera como han tenido que aprovechar al máximo el espacio de sus naves colonia para llenarlas de personas.

Esta historia comienza cuando se anuncia la llegada de una nueva nave colonia después de cinco años sin tener noticia de ninguna otra, quizás la última que llegue jamás desde la Tierra y tras haber perdido todo contacto con esta hace varios años. La alegría por la llegada de nuevos colonos después de tanto tiempo se verá empañada con el descubrimiento de una conspiración dentro de Forthaven, la capital humana en el planeta y que amenaza con resquebrajarla, el regreso de alguna vieja amenaza que volverá para vengarse del Presidenta Tate y el descubrimiento de que quizás no están tan solos en Carpathia como creían.

La serie ha recibido unas críticas desiguales. En general se aplauden las actuaciones y la dirección aunque se acusa al personaje de Eric Mabius de ser demasiado “Baltar” y quienes hayan visto Battlestar Galáctica sabrán a que me refiero.  También corre el peligro de convertirse en un drama predecible que ha copiado elementos de la etapa más aburrida de Galáctica y a todo esto no ayuda que en la serie salga el mismísimo Lee “Apollo” Adama (Jamie Bamber). Pero confiemos en que la serie se supere a sí misma, que aún le quedan seis episodios para demostrar que es algo más que una Galáctica Británica. Pero si al final no hay suerte y el final resulta ser una mierda siempre nos quedara el triste consuelo de poder decir una vez más que “Todo esto ha pasado antes y volverá a pasar”

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback

[…] mundo que aun desconocen. Si casi parece que los guionistas de esta serie hayan visto la británica Outcasts. Un punto de partida muy similar, con la humanidad abandonando una tierra moribunda para […]