El encanto de la torpeza con Mi nuevo jefe esta en las nubes

Hace poco he podido disfrutar del estreno del anime “Mi nuevo jefe esta en las nubes” (Atarashii Joushi wa Do Tennen), una serie sobre un grupo de empleados en una agencia de publicidad que es costumbrismo en estado puro como solo los japoneses parecen capaces de hacer. Una serie de la que se podría decir que no va de nada en concreto y que es perfecta para esos momentos en los que uno solo quiere desconectar de todo. Pero como este párrafo no es suficiente para Diógenes, vamos a ver con mas detalle en que consiste esta serie tan divertida.

Ya podrían ser todos los trabajos así

Momose tuvo que dejar su trabajo en una agencia de publicidad debido a los malos tratos físicos y verbales a los que era sometido por parte de su jefe, algo que le provoco serios problemas de salud y un trauma que aun arrastra. Por eso al comenzar en su nuevo empleo teme que su experiencia se repita, que vuelva a encontrarse en un entorno laboral hostil, y la aparente seriedad y frialdad de su nuevo jefe, Shirosaki, le hace temerse lo peor. Pero bajo esa dura fachada se esconde un tipo tan extremadamente amable como torpe y despistado que ayudara a Momose a recuperarse de los traumas de su pasado.

Momose esta encantado con su nuevo jefe

Basada en el manga del mismo titulo realizado por Dan Ichikawa, que nació como webcomic en su cuenta de Twitter, acabo siendo serializado en la revista digital Manga Cross de la editorial Akita Shoten y fue finalmente recopilada en dos tomos, nos encontramos con una serie de las que cada vez me gustan mas, que no tiene una trama definida ni ningún arco argumental, es simplemente el día a día de un grupo de oficinistas que se hacen muy amigos y se pasan el día ayudándose unos a los otros. Una serie de esas que para mi se han convertido en “series confort”, esas que no presentan ningún conflicto serio, ni dramas ni complicaciones, que son una especie de bálsamo para cuando necesito desconectar de todo. Un tipo de series que no se si es que se están volviendo mas populares o que ahora me estoy fijando mas en ellas, pero cada vez me estoy encontrando con mas historias de este “costumbrismo amable” en clave de comedia o de romance.

Al final estos cuatro son inseparables

Un tipo de serie que posee un tipo de humor que en ocasiones puntuales es lo que asumo debe ser “demasiado japonés”. Situaciones que por el contexto deben ser humorísticas pero que a mi me provocan mas desconcierto que otra cosa, especialmente esa fascinación que sienten sus protagonistas por la torpeza o despistes de sus compañeros, tratándolo como si eso fuese una cualidad tremendamente atractiva. Y aunque es algo que de momento no acabo de comprender del todo, no puedo negar que resulta muy interesante encontrarme con estas diferencias culturales y tratar de entenderlas.

Si, a veces la serie se vuelve un poco extraña

Y es que como el propio titulo de la serie ya nos indica con eso de que el jefe de Momose esta en las nubes, los despistes de Shirosaki, y como quienes le rodean reaccionan a ellos, son uno de los principales ejes de la serie. Y eso que hablamos de situaciones tremendamente mundanas, de momentos en los que este sale a comprar algo y olvida lo que quería al llegar a la tienda, que se dispone a beber de una lata de refresco sin haberla abierto primero o que guarda su móvil en la nevera mientras se mete en el bolsillo de la chaqueta la chocolatina que quería guardar en primer lugar. Momentos a los que sus subordinados y superiores reaccionan como si hubiese hecho algo tremendamente encantador y atractivo. Un humor que como ya digo debe ser muy japonés, y que aunque aun no acabo de conectar del todo con ello, resulta difícil no dejarse llevar por la forma en la que nos lo cuentan.

Shirosaki no ha tenido un accidente grave de milagro

También resulta fascinante el retrato que se hace de la vida laboral. Del pasado de Momose solo vemos pequeños flashbacks, a veces simples menciones de lo sucedido, pero que nos dejan claro que trabajaba en un entorno tremendamente toxico, sufriendo un acoso laboral bestial y que todo aquello le ha dejado serias secuelas psicológicas. Pero pese a ello esta serie no incide en los aspectos mas dramáticos, sino que se centra en la «curación» de este gracias a su nuevo empleo que contrasta enormemente con lo que el conocía. Un empleo donde todo el mundo es amable y colaborador y con superiores atentos y comprensivos dispuestos a ayudar cuando haga falta (¿existe de verdad algo así?) Y resulta reconfortarte encontrarse con una serie que aunque no huye de mostrar una realidad demasiado autentica, no se recrea en ello, sino que pone el foco en como deberían ser las cosas, lo que es muy de agradecer.

Momose necesita terapia

Y aunque por las apariencias esta serie podría parecer un BL, los personajes femeninos son muy escasos, los protagonistas no tienen ninguna relación sentimental presente, y se pasan el día juntos tanto dentro como fuera de la oficina, técnicamente no lo es. Pero cuando uno ve varios episodios acaba con la impresión de que la intención de esta historia es parecerlo por todos los medios posibles. Cada capitulo esta repleto de un subtexto tan descarado, de situaciones y diálogos con unos dobles sentidos tan obvios, que casi parece que los responsables de la serie (y probablemente el autor del manga) se lo hayan pasado de miedo forzando los limites para ver hasta donde podían llegar sin que esto se convirtiese en un BL de verdad.

Son solo compañeros de trabajo…

Se que a primera vista esta no es una serie para todo el mundo, que la ausencia de una trama concreta mas allá de “mira que bien se llevan estos personajes” y ese humor a veces un tanto inaccesible pueden echar para atrás, pero dada su corta duración de solo doce episodios, yo animaría a darle una oportunidad a esta “Mi nuevo jefe esta en las nubes” por tratarse de una serie divertida y tierna con la que pasar un buen rato y desconectar de todo.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Diógenes Pantarújez
Admin
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Es bonito ver como publicas tus textos sin esperar respuesta alguna, estoy seguro que con el tiempo y un poquito de esfuerzo acabarás triunfando y no serás un fracasado que se pasa todo el día hablando del color de los calzoncillos de Magneto!

Zatannasay
Zatannasay
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Bueno. He de decir que ese rollo de que los despistes, o el comportamiento atolondrado, parezcan sexis o encantadores en la sociedad japonesa se debe -creo yo- a que la sociedad japonesa está tan brutalmente encorsetada, tan demencialmente dictado todo como se debe hacer.
Que esas rupturas de lo establecido que son los despistes, son como una liberación de la esclavitud. Una forma de permitir que lo espontaneo y lo no preparado salgan a flote.
De alguna forma la gente que se despista son percibidos como «gente libre, o auténtica»

Igual es una percepción falsa que tengo de ver tanto anime. Pero creo que es eso.

Zatannasay
Zatannasay
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Recordemos que el anime es una valvula de salida de la realidad para los japoneses.
Ahí vuelcan todos sus deseos de como les gustaría vivir. Vidas intensas, con amistades que lo dan todo unos por otros y amores románticos y apasionados.

Ese entorno de trabajo tan amistoso y agradecido debe ser una marcianada similar para ellos. Igual ese es su público.