Simplemente Nimona

Este verano se estreno en Netflix una película animada que me temo que paso muchísimo mas desapercibida de lo que se merecía, yo mismo tarde varios meses en verla, y que es de lo mejorcito que me he encontrado en mucho tiempo, Nimona. Una divertida película de aventuras que combinando la ciencia ficción y la fantasía nos ofrece una enternecedora historia sobre la amistad y la aceptación repleta de acción y dotada de una estética muy original que la han convertido para mi en uno de los estrenos del año. Así que mas vale tarde que nunca vamos a ver que es lo que hace grande a esta película.

Una de las sorpresas del año

Ballister Boldheart, pese a sus humildes orígenes plebeyos, estaba destinado a convertirse en uno de los caballeros del reino hasta que fue acusado de un terrible crimen que no había cometido y se convirtió en el criminal mas buscado. Perseguido por la organización a la que toda su vida había soñado pertenecer, Ballister solo piensa en limpiar su nombre y recuperar su honor cuando en su puerta aparece Nimona, una extraña joven convencida de que este es un autentico villano y decidida a convertirse en su compañera de aventuras para cometer crímenes juntos. Juntos emprenderán la complicada tarea, destaparan unos cuantos secretos y sobre todo desataran el caos allá por donde pasen…

El comienzo de una bonita amistad

Nimona comenzó su existencia en 2012 como webcomic escrito y dibujado por ND Stevenson y fue recopilada en tomo tres años mas tarde, convirtiéndose en todo un éxito internacional. Tanto que aquel mismo año la Fox adquirió los derechos para convertir este cómic en una película animada a través de su división Blue Sky Studios. Pero tras la compra de la compañía por parte de Disney el estreno de la película fue posponiéndose una y otra vez hasta que finalmente en 2021 Disney anuncio que cerraban el estudio y que la adaptación de Nimona se había cancelado. Una cancelación que de acuerdo a algunos antiguos empleados se debió a la incomodidad de la dirección de Disney sobre como la película trataba de forma tan directa y abierta el contenido LGTBI de la historia. Por suerte para nosotros Annapurna Pictures se hizo con los derechos de la adaptación, y tras encontrar nuevos directores, Nick Bruno y Troy Quane, quienes habían estado implicados en el desarrollo previo de la película, la película vio finalmente la luz este año a través de Netflix.

Visualmente el comic es muy diferente, pero también tiene mucha personalidad

Tristemente esa cancelación por parte de Disney no debería sorprender a nadie a estas alturas. Todos hemos visto una y otra vez como cada poco tiempo la compañía trataba de vender como un gran triunfo por la representación LGTBI que se han atrevido a mostrar durante unos segundos a un par de personajes del mismo sexo besándose. Al menos hasta que como suele pasar el progreso les ha pasado de largo y no les quedo mas remedio que subirse al carro y con Strange World en 2022 fueron capaces por fin de contar con un protagonista que fuese explícitamente gay. Algo de lo que no fueron capaces en 2019 cuando se desembarazaron del proyecto de Nimona en la que uno de los hilos argumentales principales era la muy explicita historia de amor entre Ballister y uno de sus compañeros caballeros.

Que viendo la que han liado los homófobos con cosas como esta, si ven Nimona les da un infarto

Una relación que la película muestra de una forma tierna, directa y despojada de todo tipo de ambigüedades. Esto no se trata aquí como uno de esos subtextos que cada uno puede interpretar como quiera ni es uno de esos casos en los que los personajes son LGTBI pero solo en las entrevistas que dan los responsables de la película, nunca en el metraje de la misma. Aquí se nos muestra desde el principio de la película que Ballister y su novio se quieren pese a los altibajos que sufre su relación a lo largo de la película, que ese amor es uno de los puntos clave en varios momentos de la película, y todo se muestra en pantalla con una naturalidad que debería ser todo un manual sobre como tratar estos temas en las producciones para todos los publicos.

Da gusto ver como poco a poco estas cosas se están normalizando

Pero Nimona es mucho mas que un muy bienvenido cambio a la hora de representar estos temas en pantalla. La película también toca muy de cerca otros temas muy importantes como el de la aceptación representado en este caso no por ese Ballister a quien nadie en la película juzga por estar enamorado de otro hombre, sino por su protagonista. Nimona es una joven de origen desconocido que posee la habilidad de transformarse en lo que quiera, algo que ha provocado que a lo largo de su vida haya sido constantemente rechazada y temida, tratada como una cosa inhumana que debería ser eliminada, algo que ha provocado en ella un muy comprensible rencor bajo el que se esconde alguien muy noble.

Nimona no es muy normal ni falta que le hace serlo

Durante la película vemos como el propio Ballister, pese a saber de primera mano lo que se siente al ser discriminado, siente prejuicios e incluso algo de temor hacia Nimona. Esta es “algo” diferente, extraña, y viven en un reino en el que desde hace siglos les han enseñado a temer a un enemigo “invisible” que puede atacarles en cualquier momento y que les ha llevado a aislarse del mundo con un muro temiendo cualquier invasión del exterior. La película no es en absoluto sutil con estos temas, es directísima como un puñetazo en la cara, pero es una honestidad muy necesaria en estos tiempos que corren y que da una respuesta genial a estos prejuicios en ese momento en el que Ballister le pregunta a su compañera quien o que es y ella responde simplemente con un “Soy Nimona”, ni mas ni menos.

La relación fraternal de estos dos es de lo mejor de la película

Dejando de lado los importantes temas que trata la película, uno de los elementos que mas llama la atención de esta es su distintivo estilo visual. Inspirado tanto por el cómic original como por el estilo de Eyvind Earle, uno de los mejores ilustradores con los que Disney conto en sus películas de la década de los cincuenta y del pintor modernista Charley Harper, esta amalgama de estilos que combina además elementos de la fantasía medieval mas tradicional con la ciencia ficción, ha dotado a la película de una estética originalísima que entra por los ojos a la perfección y que consigue que esta película destaque a la perfección.

Es de esas películas que vale la pena pausar para recrearse en muchas escenas

Pero si hay algo que destaca por encima de todo en esta película, especialmente dentro de su reparto, es su protagonista. La película cuenta con grandes actores prestando sus voces a estos personajes, y Riz Ahmed hace un grandísimo trabajo convirtiéndose en ese noble caballero que es Ballister, pero es Chloë Grace Moretz como Nimona quien roba todo el protagonismo en cada escena en la que la escuchamos. Moretz le proporciona a su personaje una energía y entusiasmo hiperactivos y contagiosos que provoca que uno casi quiera irse de aventuras con ella. Momentos que contrastan con esos otros en los que Nimona deja caer su mascara y somos testigos de su vulnerabilidad, del dolor acumulado por el desprecio que ha sentido toda su vida pero como pese a todo ello sigue siendo alguien decente.

Hay que quererla

Y pese a todo esto tengo la impresión de que la película ha pasado un tanto desapercibida, quizás por no haberse estrenado en cines sino en Netflix ni haber contado con una gran campaña de publicidad, lo que es una autentica lastima porque esta película se merece mucho mas. Una película que espero que con el paso del tiempo reciba todo el reconocimiento que se ha ganado a pulso y que sirva como ejemplo de como hacer las cosas, pero no imitando lo que han hecho aquí, sino copiando el “espíritu” de la película a la hora de buscar formulas para ofrecer un producto diferente y llamativo que ha combinado a la perfección el entretenimiento y el contenido social.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

15 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Zatannasay
Zatannasay
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Pues sí. Yo ni había oido hablar de ella.

Pues la veré en cuanto pueda. Pero ya solo con su premisa me ha enamorado.

El choque entre el tranquilo y la enloquecida da para mucho.
Me recuerda a «Vuelo de dragones» con Sir Orin, que iba con su honor de caballero entre un monton de personajes que le respetaban, pero que al mismo tiempo ya se sabían parte del pasado.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Y suerte. Que estuvieron a punto de archivarla y no estrenarla.

ToxOgt
ToxOgt
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

buena pelicula, muy buena animacion, dejan ideas muy mal contadas como lo de la muralla y la historia de la niña, asi como los motivos de Ballister pero es muy agradable que no te metan ahuevo la inclusion como en elementos

ToxOgt
ToxOgt
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

exacto esa parte es muy bien ejecutada con la novela grafica, quiere ver el plan realizarce nada mas, pero la forma en que se comporta Ballister en la novela es mas de una persona traicionada, herida y este como que esta con cara de aun no me llega el agua a la azotea y siento que se podia explotar mas la relacion con Golden

Zatannasay
Zatannasay
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Vuelo de dragones es una joyaza de la época. Espectacular.
Sus lecciones son demoledoras.

Y muy oportunas hoy en día.

Esa defensa final a la ciencia como la gran conocedora de la realidad, al tiempo que reivindica la imaginación como lo que nos hace humanos.

Que maravilla.

Acompañada por la película de «El Último Unicornio» mucho más tenebrosa y menos convencional. Una metafora hecha cine que enlaza en temática con «Vuelo de Dragones»
Esta ha sido mucha menos vista. Es casi desconocida, y deja un sabor agridulce.
La recomiendo ambas; aunque no sé si en sesión continua.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Sí, poco conocida. Creo que la vi en una matinal de TVE (como unas cuantas pelis de anime poco emitidas acá …o la peli animada de La Tumba de Drácula).

Payton Wynn
Payton Wynn
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

«El Vuelo de los Dragones» lo pille por casualidad haciendo zápping un sábado por la mañana, probablemente a finales de la década los ochenta, y (como me ocurriría más tarde con «Akira») me dejó pensando «no sabía que las películas de animación podían ser así», porque los precedentes que tenía hasta entonces de lo que podía ser una película de dibujos animados con temática de fantasía eran las de Disney y alguna cosa rara como la adaptación de «El Señor de los Anillos» de Ralph Bakshi.

Tanto el duelo final entre ciencia y magia, el combate contra el dragón secuaz del archimago maligno y el enfrentamiento con el ogro me parecieron y me siguen pareciendo una verdadera maravilla.

La adaptación de «El Último Unicornio» la descubrí mucho más tarde (¡ya había internet y todo!) buscando qué otras cosas había hecho el estudio responsable de «El Vuelo de los Dragones» (Rakin/Bass Productions). Ambas películas tienen una estética muy particular al haber sido hechas en colaboración con un estudio japonés (Topcraft). He llegado a ver ambas películas vendidas juntas en tiendas online, y la verdad es que si has visto una y te ha gustado, has de ver también la otra. Ambas son adaptaciones de novelas, pero mientras que la de «El Último Unicornio» se mantiene muy fiel a lo que ocurre en la novela (ayuda el que el autor del libro sea también guionista de la película), «El Vuelo de los Dragones» es más bien una adaptación espiritual; de hecho, es una adaptación de (o más bien toma como inspiración) dos libros: The Dragon and the George (de Gordon R. Dickinson) y The Flight of Dragons (una enciclopedia ficticia sobre la biología de los dragones escrita por Peter Dickinson; sí, le pusieron ese mismo nombre al protagonista de la película).

Como curiosidad, la película de «El Último Unicornio» tiene un reparto de voces bastante destacable, porque incluye a Jeff Bridges, Jessica Lange y Christopher Lee, quien se ve que era un gran fan de la novela y se dedicaba a perseguir a los guionistas diciéndoles que tal frase de la novela tenía que salir por narices. Hay un par de historias cortas ambientadas en el mundo de «Él Último Unicornio», de la que solo he llegado a leer la primera («Dos Corazones») porque la segunda se publicó este mismo año (esto me sorprendió bastante, pero parece que el señor Beagle sigue escribiendo alguna que otra historia corta de tanto en tanto).

Payton Wynn
Payton Wynn
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Me corrijo: Jessica Lange no pone ninguna voz en «El Último Unicornio», pero sí lo hace Mia Farrow. ¡Y Angela Lansbury!

Zatannasay
Zatannasay
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

El último unicornio la descubrí de casualidad una mañana que la pusieron en ¿la 2? ¿Un sábado?
Me quedé hechizado.
Era una historia que se notaba no para niños. Con esa arpía asesina.
O ese mago que se enfada por ser despedido y el hijo del amo del castillo se ofrece a hacerle una carta de ecomendación.

¡Ay! Cuanto dio el colmillo del narval.

De tu último parrafo no sabía nada. Curioso descubrir que el autor sigue trabajando en ese mundo.

Lord_Pengallan
9 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Es Dickson. En español son La torre abominable y El caballero dragón. No son difíciles dencontrar pero por desgracia sólo se han editado una vez en España hace ya casi 30 años.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Aunque no era precisamente su target, el cómic acabó gustándome bastante.

Stravinkay Modelarus
9 meses han pasado desde que se escribió esto

Me la anoto; para ver (eh, no me gusta la fantasía pero igual quién sabe) y para recomendar (tiene pinta de entretenida con esa Nimona y su energía que a mi, como persona sin corazón que soy, me echa para atrás).
La combinación de épocas y estilos de hecho me recordó a dos producciones de Disney de los alrededores de los 2000 (fines de la «animación tradicional») como El planeta del Tesoro y Atlantis: El Imperio Perdido (esos son mis puntos de referencia de mi infancia).