Recuperando la ilusión con Dragon Ball: Daima

Este pasado fin de semana durante la Comicon de Nueva York se presento el tráiler de la nueva serie animada de Dragon Ball, Dragon Ball: Daima, que definitivamente no ha dejado indiferente a nadie. Un tráiler que no revela demasiado de la trama de esta nueva entrega que celebra el cuarenta aniversario de la saga, pero que lo poco que ha mostrado ha sido capaz de generar bastante polémica y cabrear muchísimo a un sector del publico. Una polémica que yo me he encontrado con bastante sorpresa porque mi reacción ante dicho tráiler ha sido sencillamente la de tener unas ganas enormes de ver algo de Dragon Ball por primera vez en mucho tiempo.

Nunca pensé que algo así pudiese despertar tanta mala leche

Como podemos ver en el tráiler lo poco que nos desvela es que al parecer unos nuevos villanos han estado estudiando la historia de los diferentes guerreros que han acabado recalando en la Tierra, que alguien ha invocado a Shenron con las Bolas de Dragon y que al parecer el deseo que le han pedido este es devolver a la infancia a todos esos guerreros. Una premisa que a priori parece que va a ser una especie de Dragon Ball GT 2.0, solo que ampliando a todo el reparto principal de la serie lo que le sucedió allí a Goku. Y esto es lo que ha desatado la indignación de esa parte tan escandalosa y me atrevería a decir que incluso fanática de los seguidores de la serie.

Yo entiendo que GT no despierte la mayor ilusión del mundo, pero no tenemos porque estar ante una repetición de aquello mas que en lo superficial

Llevo días leyendo demasiado a menudo a gente cabreadísima porque lo que querían era otra serie de ostias, que los superguerreros siguiesen explotando sus nuevas formas de combate para pegarse contra nuevos villanos genéricos mas poderosos de lo que han aparecido jamás en la serie y blablabla. Básicamente querían que se repitiese una vez esa formula que tanto ha explotado Dragon Ball en las ultimas décadas (esa maldición del shonen de peleas) y que es lo que me ha mantenido alejado de la saga durante muchísimo tiempo.

A mi es que cosas como esta me alienaron por completo

Yo admito que en su día me divertí mucho con Dragon Ball Z, especialmente porque por culpa de una mala distribución la primera parte del manga que pude leer fue precisamente esa, ya que aquella añeja serie blanca de DB no llegaba a donde yo compraba cómics en aquellos años, Pero aunque disfrute con las peleas contra Freezer, los Androides y Célula, para cuando llego Bu yo ya me estaba aburriendo, aquello se estaba convirtiendo en un día de la marmota que no me aportaba nada y casi agradecí que el manga terminase cuando termino. Y aunque seguí viendo durante un tiempo las películas que sacaron después en las que se repetía la formula e incluso probé con los primeros episodios de Dragon Ball GT, me quede muy saturado de esta saga y la abandone por una larga temporada.

Aquí ya me empecé a aburrir

Se que en todos los años transcurridos desde entonces me habré perdido alguna cosa interesante que otra, puede que Dragon Ball Súper este muy bien, y he leído que Dragon Ball Súper: Súper Hero es divertida, pero mi interés por la saga seguía aletargado. Pero el tráiler de Dragon Ball: Daima ha conseguido algo que yo daba por perdido, primero me pico la curiosidad al ver todas esas versiones infantiles de estos personajes tan familiares, muchos de los cuales jamás habíamos visto de niños como esos Mr. Satan y Duende Tortuga tan antinaturales sin sus característicos vellos faciales.

Como dirían por allí ¡Kawai!

Pero fue ver a Goku niño sonriendo mientras se exhibía de nuevo haciendo malabarismos con su viejo bastón y me entraron unas ganas tremendas de volver a ver/leer la serie clásica y de ver esta nueva serie (por no hablar de que ese momento en el que se le ve volando de forma muy torpe parece anticipar que igual va a tener que recuperar cierto viejo modo de transporte…). Ese pequeño momento me hizo recordar lo muchísimo que echaba de menos aquella primera etapa de la serie a la que llegue un poco tarde y que quizás me pillo algo mayor pero que tenia una frescura, una enajenación y un sentido de la diversión que la franquicia fue perdiendo poco a poco.

No parece tan niño como al principio del manga pero no queda mal

Aquel Goku un tanto cafre que era mas bruto que un arado, aquellos personajes ridículos entre los que podía aparecer un perro parlante disfrazado de ninja, una bruja enana, un cerdo salido o un asesino que viajaba montándose sobre los troncos que había lanzado por los aires como un misil. Todo aquello me parecía, y me sigue pareciendo muchísimo mejor y mas interesante que el enésimo alien/dios/demonio todopoderoso que ha llegado a la Tierra para hacer el mal y para coprotagonizar otro despliegue de ostias y rayos de energía.

Snifs

Pero se ve que o estoy en minoría o la gente que comparte mi opinión no es tan escandalosa como estos “intensitos” que parece que no pueden vivir sin su enésima ración de peleas, como si no hubiesen tenido ya unas cuantas décadas para cansarse de ello. Un cabreo que no parece apaciguar ni el hecho de que Akira Toriyama parece que va a estar muy implicado en la producción de esta serie, tanto en el diseño de personajes y escenarios como en la propia historia, y que ha prometido que estos personajes van a vivir aventuras en un mundo nuevo que suena y mucho a recuperar la esencia de la etapa original.

Que pinta tiene de que esa caída libre la va a frenar su vieja nube mágica…

Algo que me temo que muchos de esos fans cabreados verán casi como poco menos que una traición, pero que para mi era uno de los pocos pasos lógicos que podía dar la serie para no seguir repitiéndose (aparte de finalizarla de una vez, pero sabemos que no van a matar a esta gallina de los huevos de oro). Que si, esto también es repetirse, pero es repetir una parte que hacia décadas que no se tocaba, así que aunque no especialmente original si que es un pequeño respiro muy necesario.

Espero que sus personalidades se hayan infantilizado también, porque un Vegeta niño puede ser muy divertido

Pero aun nos queda armarnos de mucha paciencia ya que aun queda como un año para el estreno de esta nueva serie. Una espera durante la que sin duda iremos conociendo mas detalles sobre esta nueva serie que sabemos que será solo un capitulo mas, que cuando acabe todos estos personajes volverán a la edad adulta y a sus cíclicos duelos superpoderosos con nuevas transformaciones y demás (por desgracia) Pero por poco que dure esta nueva etapa y aunque todos sepamos que probablemente no vaya a tener ninguna repercusión a largo plazo o que sea un coñazo porque se queden en la superficie de lo que hizo grande la serie original, yo espero que este a la altura de la ilusión que me ha despertado este primer avance. Y si sucede lo peor y no es ese el caso, siempre me quedara volver al principio y disfrutar de nuevo de aquellas primeras historias en las que todo parecía posible.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

35 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
7 meses han pasado desde que se escribió esto

“…que los superguerreros siguiesen explotando sus nuevas formas de combate…”

Donde “nuevas formas de combate” son las mismas de siempre con un color de pelo distinto…otro más.

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Te habla alguien que vio la serie desde el ¿segundo? episodio puesto en la gallega.
O sea, casi soy de los primeros en ver Dragón ball en occcidente.
Mi mejor amigo de la infancia la vió desde el primer episodio, que estaba el hermano pequeño en la tele y lo llamó a gritos al empezar el alucinante encabezado de la serie. Nunca se había visto en televisión tal grado de dinamismo y de ruptura de límites, la canción se quedaba grabada para siempre en el cerebro.

Dragon Ball era la aventura cafre y desvergonzada de nuestra vida. Todo convencionalismo saltaba por la ventana.

Ponme la chica protagonista liberada sexualmente buscando novio. Ponme su acompañante más bruto que un arado que le roba el protagonismo a todos los demas . Ponme un cerdito multiforme pervertido. Un ladron de caminos con verguenza extrema a las mujeres. El maestro de artes marciales menos presentable de la historia. Unos villanos/niños con juguetes que les quedan demasiado grandes. Y en la batidora las locuras más grandes que te puedas imaginar. ¡Todo vale!
Y unos dobladores, que abrazaron la locura y se pusieron a meter ilusión y enxebrismos gallegos a presión. El mejor doblaje de la historia.

¡¡¡Magia!!!

Luego vi la deriva de Dragon Ball a las tortas cósmicas. También rompedora y épica al principio; pero ya en Namec notas que empieza a oler mal. Ya no tiene gracia. La saga de Celula se salva al principio por los androides, y porque juega con el quebrantamiento de las expectativas (te presenta la llegada de la familia de Frezer para cargarselos de un plumazo por un personaje que no sabes ni quien es); pero lo de Bu es directamente un plomazo insufrible.
Personaje nuevo que sale, personaje que te importa un bledo.

Con Dragon Ball GT yo intenté verlo. Pero ya no veía la gracia por ningún lado. Como la Patrulla-X postClaremont, la sigues, no por lo que te aporta, si no por que el niño que eras desea que vuelva a ser aquello que tanto te hizo disfrutar una vez.

Ya no llamas a tu hermano mayor para que venga corriendo a verla contigo arrodillados en el suelo delante de la tele. Si no que la ves apoltronado en el sofa, con la palma de la mano en el mentón, y gesto de: «¿A ver que pasa hoy?».

¿Hay gente que le parece mal el rollo infantiloide/humorístico?
Pues es para preguntarse, si alguna vez tuvieron infancia o se rieron.

Dragon Ball tenía, en cualquier episodio del inicio, más dinamismo y acción en cualquier gamberrada; que en los cuarenta episodios en que alargan y trocean la pelea ultraintensa de la que depende el Universo porque… ¿a quien le importa?

Solo decir. Antes todos los personajes tenían una historia e importaban.
Después estaban todos haciendo bulto y poniendo cara de estreñidos mientras veían la pelea por telepatía.
Es una serie «dinámica» en donde tienes el 95 por ciento del elenco de personajes convertidos en espectadores apretando dientes. Muy dinámico todo.

Payton Wynn
Payton Wynn
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

En Comedy Central repusieron recientemente «Dragon Ball» y «Dragon Ball Z» hasta la saga de Freezer, y hace nada (el mes pasado) subieron la saga de los Androides y Cell, de manera que tengo ambas series bastante frescas (al menos hasta el punto donde he llegado, que es a punto de empezar el Torneo de Cell).

Quizás la diferencia entre el «Dragon Ball bueno» y el «Dragon Ball malo» podría ejemplificarse comparando el combate entre Goku y Piccolo Jr. de «Dragon Ball» con el de Goku y Freezer en Namek en «Dragon Ball Z» y cualquier otro posterior a ese momento. El de Goku y Freezer en Namek dura veintiún capítulos y es insufrible, mientras que el de Goku y Piccolo Jr. dura seis capítulos (que casi podrían considerarse cinco, porque el combate propiamente dicho empieza hacia la mitad del primer capítulo y termina hacia la mitad del sexto) y ES ENTRENIDÍSIMO, porque está planteado como una sucesión de minicombates, en cada uno de los cuales Piccolo Jr. emplea una técnica aparentemente imbatible (me vuelvo gigantesco para adquirir una fuerza inmensa, proyecto una bola de energía capaz de perseguirte eternamente) hasta que Goku le encuentra un punto débil que le permite invertir las tornas (tu inmenso tamaño te convierte en un blanco más fácil, consigo que tu bola de energía impacte accidentalmente contra ti). Y lo que ya me pareció para levantarse y aplaudir fue que los combatientes emplean sus técnicas más poderosas al inicio del combate, quedando derrengados y convirtiendo la contienda en una especie de prueba de resistencia entre dos luchadores cada vez más hechos polvo, cuando a partir de «Dragon Ball Z» ocurrirá exactamente lo contrario, con combates en los que cada dos por tres alguien suelta «en realidad no estaba combatiendo con todas mis fuerzas» o «ahora te mostraré una forma/transformación/técnica aún más poderosa».

Payton Wynn
Payton Wynn
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Si queréis, en vez de «Dragon Ball bueno» y «Dragon Ball malo», se puede decir «Dragon Ball que ilusionaba» y «Dragon Ball» que no.

Inepto
Inepto
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Muy de acuerdo con ambos, aparte que ya al inicio de Dragon Ball Z, pasa algo que en estas series a mi me parece insufrible, que es tener al protagonista siempre «sentado en el banquillo», es decir, Goku siempre está ausente de la trama/combate principal, guardándoselo para el final boss de turno, en el caso de la saga namek primero porque Goku está muerto/resucitado en otro mundo y tiene que correr rápido para pelear contra los malos, luego como acaba herido y va más tarde para Namek lo tienes viajando y entrenando mientras los otros se parten la cara, luego cuando llega pelea, queda herido y lo tienes todo el rato metido en una cámara de recuperación… tienen siempre al protagonista en espera, porque lo único que son capaces de dar de este personaje son hostias, y es desesperante…

Y lo que comenta M’Rabo sobre lo que le gustaría ver de esta serie es lo que ya se intentó, precisamente, con dragon ball GT, volver a sus inicios con aventuras y humor ( y salió todo como la mierda, yo de hecho en esa época ya di a Dragon Ball por muerta, aunque me viera algunos de los primeros capítulos de GT).

Para mi Dragon Ball es hasta que Goku crece, luego ya se me hacia eterna y pesadísima, aparte que Toriyama es de los pocos autores que considero que a cada año que pasaba dibujaba peor, sus diseños cada vez se me hacían más pobres y repetitivos y en la actualidad me da una pereza bestial (no juego ni a los Dragon Quest, y eso que me gustan los JRPGs por los diseños de Toriyama), y eso que uno coge y mira Dr Slump o los inicios de Dragon Ball y el estilo era variado, fresco, original, desvergonzado y en general molaba muchísimo, desde los personajes hasta los diseños de vehículos/robots, etc…

Last edited 7 meses han pasado desde que se escribió esto by Inepto
Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Inepto

Se puede decir que Dragon Ball Z era un anime en el que veías partidas de un videojuego de lucha (con algún capítulo humorístico entre sagas y algunos sketch cómicos de cuando en cuando) que duraban demasiado??

Inepto
Inepto
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Pues mira, es bastante representativo que el primer juego de Dragon ball en la NES no era un «street fighters»… era Zelda, pero luego ya la cosa evolucionó a juegos de lucha completamente ( y que estaban chulos, nada que decir en contra de los juegos de dragon ball Z de Snes).

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Inepto

Aparte de los tropecientos negros que tenía Toriyama. Es que Toriyama estaba desganadísimo.
Dragon Ball lo hizo millonario; pero le quitó toda ilusión o motivación creativa.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Una vez empieza la saga de Namek se entra en el ciclo de a ver cuánto se pueden estirar las tramas son que el público abandone (ya pasaba en el manga, que sufría también pérdida de calidad en el dibujo, pero se acentuaba en el anime). Vi todo Z, pero mi serie es la anterior.

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Pues sí. Es un buen ejemplo.

Yo me acuerdo de la pelea con Ten Shin Han. Tenía una técnica de pegar un fogonazo de luz que cegaba a sus contrarios. Y Songoku le pilló las gafas oscuras a Mutenroi para contrarrestarlo. Luego Mutenroi quedaba fastidiado por si reconocían en él a Jackie Chun.

Es también un ejemplo de como el lenguaje narrativo visual de Dragon Ball se empobreció.
En esa escena Ten Shin Han salta en medio del blanco cegador convencido de llevar ventaja; y se lleva un directo al estómago.
Incredulo, de rodillas, y a punto de vomitar, se queda todo extrañado de lo que ha pasado. Su cara se mueve hacia arriba buscando respuestas.
Se ve el cuerpo de Songoku, moviendose la camara hacia su cara para descubrir, que lleva puestas las gafas y está sonriendo.
Todo desde el punto de vista de Ten Shin Han, descubrimos la respuesta al mismo tiempo que él.
Una genialidad que no se volvió a ver en todo lo posterior.
La camara antes narraba. Luego ya no.

Las peleas se ganaban por una mezcla de fuerza, técnica y sobre todo ingenio. Una picardía en la que Songoku con su inocencia de niño salvaje se imponía.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Yo ya veía Arale (Dr Slump), así que ya era un converso. Pero acabaron estirando mucho el chicle (aún así vi Z hasta el final). Con GT ya no pude. Y con nuevas series ni lo intenté.

Zatannasay
Zatannasay
7 meses han pasado desde que se escribió esto

Basicamente mi caso.

Dragon Ball fue la evolución a la aventura de Dr Slump.

La dinámica de los dos protas era exactamente la misma, pero con una inversión de géneros.
El científico tecnomago salidorro buscando cacho, y su acompañante ingenuo y superfuerte metiendose en lios.
Ahora convertidos en una chica buscando bolas magicas para gastar el deseo en encontrar novio (A ver Bulma, eres una chica joven, guapita, con buenas curvas y heredera multimillonaria; si gastas un deseo magico para encontrar novio, es que el problema grave lo tienes tu.) Y un ceporro encontrado en el monte.

El encuentro de Arale con Songoku fue una conjunción de estrellas para mi.

Miki
Miki
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

«(A ver Bulma, eres una chica joven, guapita, con buenas curvas y heredera multimillonaria; si gastas un deseo magico para encontrar novio, es que el problema grave lo tienes tu.)»
¿Por qué te crees que acaba teniendo un niño con Vegeta?

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Miki

Es que su primer novio (siendo adolescente) ya era un bandido melenudo (vale que Yamcha en el fondo era un cacho de pan, y ya si lo comparas con Vegeta…), por supuesto que la chavala tenía un problema.?

Zatannasay
Zatannasay
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Miki

Bulma parecía más o menos la sensata dentro de ese desmadre. Pero te pones a mirar con detalle algunas cosas y bufff.
La querencia de las mujeres por los malotillos.
La madre era una cabeza hueca del quince. ¿Cuanto heredaría Bulma de ella?

Siempre me pregunto, hasta que punto era ella la verdadera protagonista de Dragon Ball; y que se le tenía preparado antes de que Dragon Ball se convirtiese en la serie de Songoku.

Tío Salustio
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Coincido con la mayoría. Dragón Ball en sus inicios era una maravilla. Aún así Dragón Ball z si me gustó aunque alargaban en exceso las tramas. Lo del combate con Freezer me pareció epico. Y tenía su gracia el comando Ginew. Ya con lo de Bu uff, aunque de ahí destacaría a Satán jaja.
Y directamente lo del Dragón Ball Súper es un truño como una casa, estirando el chicle. Ahí no se salva nada. Y los nuevos personajes cero caracterizacion y a cual más chorra.

Tío Salustio
7 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Tío Salustio

«Este mundo es un lugar sin igual, donde hay, escondido, un tesoro en el …
Vamos a buscar con ahínco la bola de dragón … «

Zatannasay
Zatannasay
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Es el sindrome de ponerse «profundos» o «graves» es una forma de darse una importancia a si mismos exagerada.

El humor relativiza. Hace que las cosas dejen de parecer tan importantes. Es un arma contra los absolutos y los intolerables.

Es el caso de los «emos» que van de languidos y depresivos y bien que les gusta ir así. Maneras de llamar la atención. Y de hacerse los trascendentales.

Desconfia de los «místicos» que no se echan unas risas con lo terrenal. Otros que tal bailan.

Los ultracomprometidos con la causa que sea, que no se dan un descanso. O más bien, no dejan tomarse a los demás un descanso de asistir a su demostración de compromiso con dicha causa.

Hay muchas actitudes, que unas risas y algo de parodia ponen en su sitio. Por eso las rehuyen.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Iba a venir a decir lo mismo, que no es una actitud exclusiva del superheroico o ciencia ficción. Quien no ha conocido a…

– El Jebi, guerrero de antaño y hoy héroe crepuscular vestido con su sempiterna camiseta de Manowar que lacónicamente murmura que su música “es la que más se parece a la clásica”.

–  El lector de juego de tronos que defiende que sus novelas de espada y brujería está basada en hechos históricos reales.

– El fan irredento de DC que entre las cuatro paredes de “La broma asesina”, “Watchmen”, “Año uno” y “The Dark Knight Returns” afirma que DC es brandy anejo y Marvel fanta naranja.

– El usuario de sistema operativo Linux que lucha contra el sistema frente a los zombies sin criterio del Windows.

–  El atleta en la (crisis de) mediana edad que se empeña en contar a quien le escuche (nadie) su nuevo record en running/ironman/Maraton mientras da golpecitos en el hombro de su interlocutor que trata de darle la espalda.

Todos los anteriores y más, que no son borregos como todos los demás y lo exteriorizan viviendo su afición como si estuvieran curando el cancer

Zatannasay
Zatannasay
6 meses han pasado desde que se escribió esto

Ostras sí.
Tu lista es aun peor que la mía.

Todos los puristas de la música. Rockers, música flamenca, lo que sea.
Todos diciendo que lo suyo es lo «auténtico» ¡Qué pesadilla!

Los lectores de Juego de Tronos son peores que los del Señor de los Anillos; si eso es posible.

El programador enciegado con su lenguaje de programación concreto. ¡Confiesa que no aprendiste a manejar otro lenguaje y acabamos antes!

Los que se tragan toda mierda de youtube sin filtro, mientras afirman que los medios oficiales están vendidos y mienten.

Todos haciendose los importantes.
Arrrghhhh.

Save
Save
6 meses han pasado desde que se escribió esto

«Un cabreo que no parece apaciguar ni el hecho de que Akira Toriyama parece que va a estar muy implicado en la producción de esta serie, tanto en el diseño de personajes y escenarios como en la propia historia»

Eso lo han dicho y repetido con cada serie y pelicula que ha salido desde GT hasta hoy, empezando por Super.

Que esa es otra, DBGT no le gustó a nadie ni en su momento ni ahora. Y la saga de Buu es la menos popular de Z con una diferencia abismal. Ninguno de los intensitos te defiende ese material.

No, a los intensitos lo que les mola es la saga de los Saiyan (la saga más problemática de Toriyama con diferencia, hahecjo mucho daño a la franquicia a la larga) y la de Namek. Y en menor medida la de los Androides, que se suele considerar la más floja de las tres a pesar de que es la única del trío que intenta algo distinto al meter elementos de ciencia ficción y terror y ser narrativamente la más interesante por ser la saga en la que concluyen las tramas de los verdaderos protagonistas de Z (porque Goku en Z no es el protagonista, no nos engañemos): Gohan, Piccolo y Krilin.

De cualquier modo, esa diferenciación entre Drago Ball bueno y malo yo lo siento pero no la veo. Lo que llamáis Dragon Ball bueno incluye la saga del Rey Piccolo, donde ya están presentes los mismo problemas (personajes intensitos apretando dientes, secundarios convertidos en carne de cañón, falta de humor) que en las sagas de DBZ y de hecho inaugura ese esquema narrativo. Y es con muuucha diferencia la peor saga de la primera mitad de DB. Hasta su dibuno es el más confuso

Y ya acabo, lo mejor que se ha hecho con la franquicia en los últimos 15 años es el redoblaje de Dragon Ball Z Abridged. De lejos.

Last edited 6 meses han pasado desde que se escribió esto by Save
Zatannasay
Zatannasay
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

Y tienes razón en parte.
La saga del Rey Piccolo ya va por ahí. Pero fue la primera, y era muy novedosa en ese momento.

Dragon Ball siempre tuvo ese punto de saltar de la parodia humoristica a la brutalidad más exagerada.

Yo defiendo que el momento más duro de todo Dragon Ball, es cuando están esperando la muerte encerrados en esa sala del Rey Pilaf. Sin expectativas de sobrevivir. Y la muerte entonces era algo serio.

Y entonces, hablando Goku de su abuelo, se va descubriendo la verdad para todos; que el propio Goku no percibe.
Que Goku es el asesino de su abuelo.
La genialidad de la situación, es que Goku en su inocencia no lo sabe. Pero todos los demás por sus miradas lo han entendido.

Y acto seguido, el Dragon Senron pregunta por el deseo que va a conceder y un cerdo grita: «¡¡¡QUIERO UNAS BRAGAS!!!»
Un aplauso por favor.

El proceso de pasar de la parodia pura, con episodios como el cerdo secuestrando chicas, para que se acabe descubriendo que las chicas se aprovechan de él; a batallas serias.

Pues está la pelea con To Pai Pai. Que mata al indio de la columna, y derrota a Songoku (Su primera derrota. En su momento un shock)
La escena del niño indio cogiendo la pala para enterrar a su padre y a ese amigo que murió luchando contra su asesino es terrible.

La coña es que Dragon Ball aportaba algo basculando siempre entre lo ridiculo y lo exquisito.
Como las peleas contra los luchadores de la bruja Baba. Pasando de la parodia total del vampiro o del hombre invisible (ganando la pelea con la aportacion de Bulma y Mutenroi. Un chiste ya muy forzado) a la pelea con el diablo, que deja claro que la principal fuerza de Goku es no tener una gota de maldad en el cuerpo. Ese es un momento de autentica revelación.

Dragon Ball es una evolución. Pero el tema es, cuando Dragon Ball deja de ser divertido y se convierte en una patraña. En un cadaver simulando moviento, por estar cayendose por un precipicio.

La saga de los androides al principio aun se sostiene, porque los androides supuestamente iban a ser unos villanos horribles y… no. Se dedican a sus rollos, dejando todas los avisos de Trunks en papel mojado. Se quedan todos desconcertados. Y ese desconcierto hace interesante la serie. Ese «y ahora. ¿Qué?»

Luego cuando Celula ya monta su torneo se vuelve insufrible la serie.

El tema, de que el propio autor esté hasta las narices de su obra ya dice mucho. Y que se venda cada nueva serie, como que cuenta con el beneplacito de Toriyama, muestra como la franquicia tiene que justificar su existencia en cada nueva iteración.

Save
Save
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Que sea la novedad no creo que excuse la realidad realidad: ese Dragon Ball sin diversión reducido a batallas de dientes aprerados nace con el Rey Piccolo. Hasta las sagas de Namek y los Androides tienen más sentido del humor (los Ginyu, Satán)

La única saga que es peor en ese aspecto es la sobrevaloradísima Saga de los Saiyans, que es la otra gran culpable de los males de la serie y que por desgracia es la vía de entrada de la mayoría de la gente.

Lo de Celula, me parece coherente con el personaje. Un tipo con un complejo de inferioridad galopante obsesionado con alcanzar lo que considera la perfección, que una vez alcanza su meta se convierte en un narcisista aburrido que no sabe qué hacer aparte de una demostración de fuerza ante todos porque no tiene ya objetivos vitales y que acaba humillado por un niño que ni siquiera pretendía luchar con él.

Para mí el momento más emotivo de la serie y no veo que lo citéis ninguno es el reencuentro de Goku con su abuelo.

Diógenes Pantarújez
Admin
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

Me remito a mi post de hará unos diez años -nueve, ¡NUEVE!- en el que comentábamos la dragonball a secas y ya se veía que el argumento principal de todas las sagas de Dragonball Z está en la historia del Rey Piccolo, que para colmo tiene exactamente el mismo planteamiento que las Aventuras de Dai: Resurrección de un rey de los demonios que selló el maestro del maestro del protagonista hace un porrón de años.
Hasta ese momento Son Goku se había enfadado con personajes despreciables como Tao, pero aquí si siente una sed de venganza terrible que ya le está quitando la inocencia al personaje y sustituyéndola por el vacío. El anime se acabaría tras el enfrentamiento con Piccolo Jr, pero precisamente creo que el Dragonball «bueno» termina en la historia de Baba con los demonios sentados en el vater y el reencuentro con el abuelo de Son Goku, que es el mejor cierre del manga porque remite directamente a la escena del principio en la que descubrimos que Son Goku fue el que lo mató.
Y para colmo de males, la cosa se remata con la reaparición de Pilaf justo antes de que se produzca la resurrección del padre de Upa. Sigue habiendo cosas en las historias de Piccolo que me gustan, pero es cierto que el tono de la serie ya ha cambiado y se ha entrado en el ciclo de villano terrible e invencible, entrenamiento, esperar a que llegue Son Goku y batalla final. Que en la historia de Tao ya se podía ver algo así, pero el esquema no era tan… «Burdo».

Payton Wynn
Payton Wynn
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

Yo estoy ahora mismo a punto de empezar a ver «los juegos de Célula», y la saga de los androides me ha parecido mucho más entretenida que las de los Saiyan y la de Namek, quizás porque todo el trasfondo de Trunks es un «Días del Futuro Pasado» bastante apañado (y sorprendentemente sofisticado para lo que suelen ser las historias de viajes temporales, ya que aplica el concepto de que no se puede cambiar el pasado porque solo logras crear una realidad alternativa, y tiene en cuenta cosas como que la venida de un Célula del futuro implica que en el presente debe haber un Célula embrionario).

Y me ha llamado mucho la atención que hay media docena de episodios de relleno antes de que empiece el torneo de Célula, y en ellos Son Goku está sorprendentemente reflexivo y sosegado, dedicando su tiempo a estar con su familia en vez de entrenar. Sabiendo lo que ocurrirá en el torneo, y habiendo admitido Goku que Célula sigue siendo más fuerte que él, está claro que sabe que no va a sobrevivir al torneo y que cuenta con que Son Gohan sea quien derrote a Célula, y está aprovechando el tiempo que le queda.

Si el sacrificio de Goku en el torneo hubiera sido definitivo (nada de irse a Nuevo Namek a buscar a alguien que pueda hacer del Kami Dios y recrear las bolas de dragón), les habría queda una despedida estupenda del personaje, y creado la base para un relevo generacional, porque en el siguiente arco los protagonistas ya serían Son Gohan intentando hacer de superhéroe cual un Peter Parker en el instituto, Goten y Trunks metiéndose en líos en plan Zipi y Zape, y Buu habría funcionado mejor como villano estrambótico que como amenaza universal.

Zatannasay
Zatannasay
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

Pues estuve a punto de hablar de la aparición del abuelo/padre de Goku.
Pero saqué lo del diablo por no mencionarlo dos veces seguidas.

Es que la saga del Rey Piccolo fue la primera, y eso es camino nuevo, y yo me acuerdo de vibrar con esos episodios.
(Ahora, vete tu a saber que pienso si los vuelvo a ver. Prefiero quedarme con los recuerdos de niñez.)

Pero luego, si ves la repetición del bucle veinte veces, pues solo hay aburrimiento.
Cada vez que aparecía «alguien con un poder que todo lo eclipsa, es la repera en almibar…» yo pensaba: «Sí, hasta la semana que viene»

Es que Piccolo siendo el Rey de los diablos parecia el enemigo final a batir. Luego ya sabes de sobra que no hay enemigo final. Que solo hay repetición sin fin de la formula. Pero claro, en algún momento se inicia el bucle.

ToxOgt
ToxOgt
6 meses han pasado desde que se escribió esto

…la verdad (tu mismo lo aceptas), DB debio de terminar hace mucho y creeme lo vi en las repeticiones infinitas del Canal 5 de Televisa ya es una fritura y sonbada de lo mismo y para lo mismo XENO, DOKKAN, Heroes, etc solo alargan la muerte del moribundo pegarse solo hostias no es lo mejor pero no tener unos buenos secundarios por que el principal no los deja crecer es algo triste incluso si lo comparamos con Luffy; Bleach o Saintama

Pepito Pérez
Pepito Pérez
6 meses han pasado desde que se escribió esto

No necesariamente estoy hablando mal ni mucho menos, pero pienso que los norteamericanos tienen cierta fijación con los poderes y estas escalas de poder en lo que ahora se basa Dragon Ball. En general, muchísimas otras regiones sí aprecian los orígenes de DB, pero los anglos tienen la idea de que se puede prescindir de los orígenes puesto que «pasan pocas cosas importantes». Es por eso que muchos shonen tienen éxito allá y otros mangas/anime, como los de deportes, parecen no gozar de ningún éxito cuando sí han demostrado ser exitosos en muchas otras regiones. Y no lo digo para hablar ni bien ni mal, es simplemente una observación que vengo viendo desde hace un tiempo. Por eso habrá caído tan mal en muchísimos fanáticos que esperaban Super 2 y los nuevos power ups, que ya a esta altura tienen una idea distorsionadísima de lo que es Dragon Ball, aún creyendo yo que hasta la saga Freezer es un gran manga que ha día de hoy se sigue desmenuzando y siendo referencia de cualquier dibujante que se precie.

Zatannasay
Zatannasay
6 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Pepito Pérez

En Estados Unidos solo hay que ver la fijación exagerada que tienen con las estadísticas de los deportes y los records deportivos.
Se contabilizan y celebran cosas como «mejor porcentaje de acierto en recibir asistencias de los primeros 5 minutos del tercer tiempo por un base que…»

Es algo cultural de allá.
Yo que sé. La competitividad extrema de la cultura yanqui aplicada al anime.
Más preocupados por estadísticas que por pasarselo bien.