Hulk y Thor pegándose en plena Nueva York: El día en que Frank Miller salvó Marvel (XVIII)

En una escena de este cómic, Donald Blake le dice a Hulk que, al igual que Bruce Banner vive en el interior de La Masa, Thor vive dentro de Donald Blake. Y vaya, ésto no deja de parecerme curioso, porque en realidad son dos casos completamente distintos a pesar de haber tenido ciertas similitudes en su origen.

Para el poco éxito que tenía Thor por aquellos años, ¡anda que no chupaba cámara!

Empezando por Thor, su historia es tan sencilla como que simplemente se encontró con un bastón mágico que lo transforma el dios del trueno. Originalmente había ciertas dudas sobre si Donald Blake era Thor o sólo le cogia el poder prestado, pero con el tiempo quedó bastante claro que Blake y Thor eran la misma persona, y pasó a partir de entonces a darse paseos por Asgard y a que Thor fuera la personalidad dominante, llegando a abandonar por completo su identidad de Donald Blake por más que le pese a los más nostálgicos. No hubo realmente personalidad múltiple si no un amnésico recordando su verdadero pasado, a pesar de que en realidad todo tuviera cierto tufo a retconeo porque Thor pasa de hablar un lenguaje actual al inglés antiguo sin que haya mucha explicación de por medio.

Luego Buscema tendría su etapa durante el Thor de Simonson durante la que conseguiría que no echáramos de menos al bueno de Walt como dibujante, lo cual tiene muchísimo mérito.

En realidad, es un caso más parecido al de Billy Batson/Capitán Marvel que al de Rick Jones/Mar-Vell, en el sentido de que no hay personalidades que valgan, si no que simplemente hay un cambio de cuerpo. Que la identidad verdadera sea la superpoderosa ya es otra historia, pero desde luego no estamos hablando de dos personas intercambiando espacio o de alguien con personalidad múltiple como es el caso entre Hulk y Bruce Banner. Por eso se me hace rara esa idea de que «Thor vive en el cuerpo de Donald Blake», porque en realidad Blake es el impostor, el pegote, la prisión en la que Odin encierra a su propio hijo para «darle una lección de humildad». Otras identidades como Sigurd Jarlson fueron creadas como una forma de burlarse en cierta manera de la idea de que el dios nórdico tuviera identidad secreta, porque la envergadura del muchacho destacaba tremendamente y cualquiera podía deducir que en realidad era Thor, porque ni siquiera tenía las dotes actorales de Clark Kent y su forma de llevar su vida privada como humano era tremendamente lamentable; a pesar de la ayuda de Nick Furia, el bueno de Sigurd vivía en un piso vacío con un colchón, así que me da que ni siquiera tenía la cedula de habitabilidad y el ayuntamiento le debía de estar cobrando un recargo por piso vacío. Lo que es peor, Sigurd era un obrero de la construcción y el condenado no daba ni golpe, porque a la mínima huía de la obra para hacer el superhéroe como todo buen bienhechor con capa.

La irrelevancia de Blake se debe sobre todo a que las mejores etapas del personaje siempre se basaron en Thor y no en su (falsa) identidad civil.

Y, unos veinte años después del tebeo de Hulk que supuestamente nos ocupa, tenemos a Thor tomando otras identidades más olvidables que tendrán aún menos trascendencia, pero que sí que abundarían en la idea de Thor compartiendo espacio con otro ser humano o, por lo menos, haciéndose pasar por ellos «para que la familia no sufriera». Cuando uno lo piensa bien la cosa se desmorona la mar de fácil, porque después de todo el dios de la mentira es Loki y no Thor, por lo que no tiene mucho sentido que se de esta situación. Todas estas identidades locas han, de forma voluntaria o involuntario, demostrado la idea de que a Thor no le cuadran las identidades secretas, y que aunque se pase el día en Midgard su idea de descansar es beber hidromiel en los salones de Asgard y no ir a plantar boniatos en Oklahoma, por más que le guste la idea a Straczynski.

Sal Buscema siempre te garantiza un buen puñetazo Buscema.

En el otro lado tenemos a Hulk, cuyo caso es tremendamente claro: por más traumas e historias raras pseudosobrenaturales que le hayan creado, solo existen Banner y Hulk, el resto no tiene continuidad. Puedes entrar a discutir que Hulk es un rasgo de la personalidad reprimida de Banner, pero lo habitual es que sea otra gente la que conforme los «otros hulk», aunque yo personalmente siempre me he preguntado dónde quedó aquello de que Hulk era un mutante y por eso no todo hijo de vecino bombardeado por rayos gamma ha acabado diciendo lo de Hulk aplasta. Porque claro, hay casos como el del señor Samuel Sterns, pero aquello nunca se llegó a explicar, ni lo de los animalitos del desierto mutados; Hulk no es en realidad un ser independiente de Banner, es una parte reprimida tal y como se hubiese explicado en la novela gráfica de Barry Windsor-Smith, y ésa es la opción que tomó Peter David en la etapa más famosa del personaje, llegando a fusionar las distintas personalidades en lo que se conoció como el «Hulk Profesor». Pero claro, todo eso todavía pillaba algo lejos en enero de 1981 cuando se publicó este tebeo de Hulk, y es lógico pensar que alguien pudiera pensar que Hulk y Thor son dos criaturas encerradas en una persona normal.

Pero aquí donde las dan, las toman.

Claro está, que siempre puede ser que sea una simple metáfora, que en el fondo lo que estén diciendo es que los dos se transforman y punto. Pero en aquel momento se consideraba a Hulk y Banner como entes distintos, y a Blake y Thor como la misma persona, por eso choca. En cualquier caso, tanto da, porque no creo que este debate contribuya mucho a decidir si Frank Miller fue una influencia decisiva en la Marvel de la época. Es cierto que Miller economiza mucho más el diálogo y elige mejor lo que se dice, y seguramente no habría provocado semejante equívoco con tanta ligereza, pero de algo tenía yo que hablar hoy para no provocar las iras de los fans de Bill Mantlo, ¿no?

¡Prometo que el que este cómic caiga justo el día de Halloween es pura y sencilla casualidad!

La semana que viene tendremos otra serie ilegible que nos demuestra que por más que se empeñe Jim Shooter, su edad de oro de Marvel empezó justo cuando él empezó a volverse cada vez más insoportable, el Motorista Fantasma de Michael Fleisher y el mismo Don Perlin que «embelleció» los guiones de Chris Claremont en Man-Thing.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

17 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Joan
Joan
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Interesante artículo! Muy de acuerdo en casi todo, salvo en el punto en el que se dice que Sal Buscema consiguió que no echáramos de menos a Simonson en el dibujo de Thor. Me temo que en mi caso no fue así, yo lo eché muchísimo de menos

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Joan

Idem. Pero me gusta Sal Buscema. Mucho.

Joan
Joan
8 meses han pasado desde que se escribió esto

A mí también me gusta (fundamentalmente en su época de Defensores o Capitán América). Pero hay muchos otros que me gustan más

ToxOgt
ToxOgt
8 meses han pasado desde que se escribió esto

en Spiderman lo malo son sus micromuñecas….pero excelso contra un Liefield o Portacchio

Zatannasay
Zatannasay
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Al principio, muy principio de Thor.
Se juega con el concepto de que Blake recibe los poderes de Thor. Su apariencia y su forma de ser.
Loki le toca las narices, porque como no está su hermano se contenta con fastidiar a este sosías. Dicho por Loki.

El problema, es que entonces Blake «thorizado» no puede ser tratado en igualdad de condiciones por el universo mitológico. Es un imitador.

Lo arreglan, con la reformulación del personaje diciendo que era el verdadero Thor obligado a vivir como humano y bla, bla, bla. Cosa que cuadra mejor y le da el punto de defecto a Thor de ser un arrogante y a Odin el trabajo de tener que enseñar a sus hijos a comportarse.
Thor es el hijo que aprende las lecciones mientras que Loki no las aprenderá jamas.

Thor en el fondo tenía de base a Superman. Ese humano debilucho que cuando hay una emergencia entra en una cabina telefónica/da un golpe con su bastón y se convierte en el pinaculo de fuerza del mundo. Con su pseudo novia eterna, Jane Foster, con la que tenía que hacer malabares para que no sospechase.
El mismo mecanismo narrativo; pero sin gracia.

Normal que pasasen a Asgard a tiempo completo.
Thor tenía el problema, de que sus aventuras o eran de pseudosuperman o eran mitología pura. El personaje estaba partido en dos entornos que no se conseguían unir. Y a su comprador o le gustaban unas u otras.
¿Lograron alguna vez casar correctamente ambas?
Simonson liquida a Blake, y hace el amago con Sigurd Jarlson; pero suena más parecido a un caso de protección de testigos que a otra identidad.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Don Blake siempre fue sosísimo como «personaje».

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
8 meses han pasado desde que se escribió esto

También, nunca se le dio una oportunidad; sería interesante un Don Blake siendo un médico diagnostico brillante pero excéntrico y cáustico con un problema de manejo del dolor y adicción al vicodin con un grupo de jóvenes excelentes doctores tratando casos que nadie más puede tratar y chocando con las autoridades del hospital. xD

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
8 meses han pasado desde que se escribió esto

De la dualidad Banner/Hulk diría que el problema es el mismo que el de la dualidad Don Blake/Thor; hasta que a Barry Windsor-Smith no se le ocurre la genialidad de idea que es el trasfondo de Bruce (mucho mejor pensada y desarrollada que lo que acabó siendo la historia publicada) Banner no era suficiente alter-ego para Hulk. En gran medida porque en su momento el mismo Hulk era demasiado personaje con su mentalidad infantil, figura monstruosa y capacidad destructiva siendo doblemente rompedora al ir además contra el orden establecido de lo que era un héroe protagonista. Pero cuando esa idea de Hulk (lo que realmente atraía al lector) se vuelve a su vez parte del orden establecido, la serie cae detrás del resto de Marvel y comienza a necesitar el salto que vino con Peter David; quien en profundizar en la psicología de Bruce Banner también hace de su vida algo interesante.

Aunque parezca mentira una de las mejores cosas que le pasó a Hulk fue que Bob Harras se encargara de editar la serie, porque es el hombre que trae a Peter David como escritor cuando no era exactamente muy bien visto por parte del resto del Bullpen de Marvel: en principio por venir del departamento de ventas pero también por estar conectado a Jim Owsley y la debacle que había sido la saga del Hobgoblin en Spiderman (donde el verdadero gran culpable de casi todo el desastre acabó con una promoción a Editor en Jefe de Marvel).
Hulk fue más afortunado aún ya que Harras dejaría la serie a su asistenta Bobbie Chase antes de que encontrara alguna forma de arruinarlo todo como lo haría con casi todo lo que toca (años más tarde fueron los crossovers de Harras lo que hicieron al mismo David dejar X-Factor y de hecho Harras es el Editor en Jefe de toda Marvel cuando PAD es en esencia echado de Hulk).
Antes de Harras los encargados de la serie de Hulk (y lo que sería la «oficina Defensores» y/o el silo «Marvel Edge») fueron Al Milgrom y luego Carl Potts; con quien Byrne y O’Neil harían el intercambio total de equipos creativos entre Increíble Hulk y Alpha Flight. Milgrom enseñaba layouts a Nocenti y Potts venía de aprender en Continuity Studios (con gente como Russ Heath) y sería encargado de Punisher en sus años de explosión original así como de Epic Comics en los ’90. El mayor logro de ambos artistas convertidos en editores durante esos años de Shooter es probablemente el Doctor Extraño de Roger Stern.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Byrne y Mantlo. Y el intercambio que tan atractivo les parecía les vino bastante mal a ambos, acabó en regalo envenenado.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
8 meses han pasado desde que se escribió esto

El resultado fue una clásica espantada de Byrne y unos cómics típicos de Mantlo. Así que no tan envenenado cuando fue más o menos lo que se podía esperar del intercambio, xD.

Joan
Joan
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Bueno, más que clásica diría que fue la primera, no? Así a bote pronto no recuerdo ninguna espantada anterior

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Joan

No sé si ya tendría fama de eso pero ejemplos previos son lo del Capitán América con Stern; el cómic de Indiana Jones que mencionaba Diógenes hace poco; y The Untold Legend of the Batman que es uno de sus primeros trabajos para DC (sino el primero). Y siempre podemos contar Uncanny X-Men y la misma Alpha Flight si queremos ser malos con él, xD.
En el momento que hace Hulk ya está por dejar los Cuatro Fantásticos también.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Lo primero, que viva Sal Buscema y que viva Bill Mantlo !!!

La personalidad de Sigurd Jarlson creo que más que nada era un cachondeo/homenaje de Simonson. Primeramente, cuando Furia, para darle el toque final al camuflaje a la nueva identidad civil de Thor, le da unas gafas, y acto seguido tropieza en una puerta con un hombre alto, moreno con mechón distintivo sobre la frente y con gafas.
Después trabajando en la obra como “la envergadura del muchacho destacaba tremendamente” (cita del articulo) levanta las sospechas de su capataz que un día piensa que ese fornido joven debe ser… Spiderman, pero luego recapacita y deduce que debe ser … Capitán America.

Sobre la serie de Hulk, que al final hablamos del invitado más. Pues una demostración de que Miller no salva Marvel ya que esta serie pronto entraría en una de las mejores (con aspiraciones a ser la mejor) etapas de su historia con el arco de “la encrucijada”.

Y que la etapa de Mantlo con el arco de “la encrucijada” como punta en lanza es una de las mejores de la historia del coloso esmeralda es una verdad como un puño, (a partir de aquí voy a parafrasear libremente a Coloso). Y esto no es el comienzo de un “debate” sobre “atapas mejores o peores”, es un hecho frío, duro y definitivo como una lápida.

 

Que viva Sal Buscema y que viva Bill Mantlo !!!

Roger
Roger
8 meses han pasado desde que se escribió esto

No parece que pase gran cosa en ese cómic aparte de Hulk y Thor zurrándose otra vez por amor al arte, y los vecinos preguntándose si su seguro cubre peleas metahumanas.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
8 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Sobrehumanas. Que eso de metahumanas es de deceitas !!!

Ismamelón Sobrino
Ismamelón Sobrino
8 meses han pasado desde que se escribió esto

Poco tienen que ver Thor y Hulk. Bruce Banner es un científico estadounidense, en relación de servitud con la maquinaria bélica, como ocurre con cualquier intelectual o persona creativa ante la opción de asumir una mínima posibilidad de desarrollo personal bajo control del estado o verse relegado al ostracismo, que por una doble maldición se metamorfosea en un ser salvaje. Un hombre de dimensiones ogrescas vinculado a la naturaleza, en concreto, a los espacios interiores que replican el seno materno y desde lo que se aspira a la quietud. Tierras del reposo. Reinos huecos y sus bóvedas celestes. En esta perspectiva que marca la pérdida de libertad del científico como siervo, Banner no es distinto de esos nobles infelices de cuentos y leyendas que se veían encerrados en el cuerpo de un lobo, o cualquier otra bestia, y la concepción romántica de lo monstruoso bajo infiltración del folclore celta. El amor cortesano o la materia caballeresca. Que Mantlo conocía, y, sobre todo, propagaba ya en forma argumental ya a través de personajes secundarios para elevar la tristeza de los protagonistas y el peso cósmico de sus maldiciones. Enojo, agresión y furia, deseos reprimidos de autoafirmación, la otredad que para el estadounidense son todos esos pueblos bárbaros incivilizados sobre los que probar sus bombas.
La especulación sobre el origen de Hulk a partir de suposiciones como el tratarse el monstruo de un otro yo de Bruce Banner carecen de fundamento en la trayectoria biográfica y la travesía de ambos personajes hasta las invenciones stevensonianas y psicologistas de Peter David. Además de un muy simple reduccionismo de ese recurso de la fantasía a partir del que se constituye la subjetividad cultural a partir de reiteraciones y dobletes de toda índoles. Y que obliga a enfrentar a los monstruos que cercan al pueblo elegido creando unos mucho mayores capaces también de investirse en una forma de autodenuncia; único punto en el que Peter David fue fiel al mito del monstruo gamma y a su maldición como puer aeternus, sujeto umbilicalmente a la Tierra, condenado por ello al abandono y a la eternidad.
(Y sí, Bruce Banner siempre será un adolescente por muy listo que sea. Mantlo lo sabe.)

Lord_Pengallan
8 meses han pasado desde que se escribió esto

No creo que nadie se ofenda si hablas de Mantlo objetivamente. El problema no somos nosotros, es tu incapacidad para librarte de los prejuicios que tienes sobre ese guionista.

Yo creo que el problema de Blake es el propio Blake. Como ya ha dicho alguien es un personaje soso y cuya profesión le impide ser el alter ego de un superhéroe. Todo el mundo lo veía menos no sé quién en Marvel que tuvo que esperar a que Moench probase irrefutablemente que no podía ser para que dejase a Simonson hacer lo mejor que hizo en toda su sobrevalorada etapa.

Los problemas de Thor también son por un mal diseño. Al principio no era el dios pero me imagino que ante las presiones de Kirby y la incapacidad de Lee por manejar un personaje tan poderoso se inventó eso de la humildad, que es una memez a poco que se piense. Odín tarda unos 1000 años en decidir enseñar modestia a su hijo? Thor durante 1000 años no es un problema? Thor durante 1000 vive entre dioses y su orgullo no es un fastidio hasta 1950? Eso tenía sentido en la época vikinga, los dioses nórdicos no son eternos, no cuando los escandinavos estaban a punto de cumplir 1000 años de cristianismo. Claramente Thor es una mala copia de Superman y por eso sólo funciona como dios vikingo. Esto lo vio Kirby y se ve que disgustaba a Lee porque él, si no le dejaban ponerse romanticón, no quería ponerse mítico sino veterotestamentario (es lo que hizo en la cole cuando le dejó Kirby). Thor como superhéroe con la vida solucionada no puede tener un alter ego mortal, pero aquí entran las limitaciones de 9 de cada 10 guionistas mainstream (incluido Lee). Por falta de imaginación o cultura son incapaces de hacer algo con el personaje si no le humanizan. Pero si Silver Surfer no tiene que estar en la Tierra para tener serie regular con Thor debería pasar lo mismo (Conway y Wein hicieron cada uno un patético intento de eso). En todo caso la cole del hijo de Odín sólo funciona cuando su tema es el conflicto patriarcal entre padre e hijo. El choquentre un ser tiránico y maquiavélico y uno al que impiden crecer y tener libertad. Así, todo aquel que se carga a Odín, por ejemplo Simonson, demuestra que la cole le viene grande (léanse todos los nºs dese guionista después de la desaparición de ese dios). Está muy bien que Odín se pire de vez en cuando para refrescar o ventilar la cole pero no es un secundario, es el antagonista principal. No entender eso explica el fracaso de Aaron y Cates.

La idea de múltiples personalidades de David no funciona. No es sólida. No sé cómo se puede explicar Hulk pero mejor es otro camino. Una maldición, la mala conciencia…

Ahora que hablamos del Hulk de Mantlo, este empieza mal y termina bien. Lo que es un logro porque para entonces el guionista estaba harto de un personaje que no le dejaban cambiar. Pero para mi lo mejor es una cosa que ha pasado desapercibida porque duró poco ya que Shooter la destruyó. La etapa de Mantlo es dar vueltas buscando una combinación Hulk-Banner que no sea la clásica hasta que el guionista da con ella: un científico huraño y misántropo. Un monstruo que ya no quiere ejercer de tal y un sabio antisocial. Eso estaba bien porque hacía del personaje un héroe reticente. No quería ser parte de la sociedad y por eso no quería ejercer de héroe. De Banner tenía la vocación científica y de Hulk su deseo de que le dejasen en paz y la tragedia era que la gente valoraba más la fuerza que la inteligencia del nuevo Hulk. Pero llegaron las Secret Wars y a Mantlo se le obligó a volver a lo de siempre y del cabreo surgió Encrucijada. Esa saga claramente surge de su frustración de tener quescribir a un personaje que no le atrae y aguantar a un jefe que le odia. Por eso funciona tan bien. Para mi el díptico que adapta Moby Dick muy libremente de esa saga es lo mejor del Hulk de Mantlo y el mejor trabajo que ha hecho jamás S. Buscema. Esos nºs son más adecuados para contrastar a Miller con Mantlo-Buscema para ver si estos eran meros funcionarios o si el otro era tan único como parece.