Hulk contra el Sida – Los cómics de antes no eran políticos

Hoy toca de nuevo viajar al pasado para recordar otro de esos momentos, que según muchos jamás existieron, en los que el cómic de superhéroes dejo a un lado las amenazas fantásticas para hacer frente a un problema muy autentico del mundo real. Para ser mas concretos vamos a retroceder hasta el comienzo de la década de los noventa, a la etapa de Peter David en el Increíble Hulk, en la que en dos números junto a Dale Keown y Gary Frank respectivamente reflejó de forma muy directa todos los problemas que rodeaban a las personas que tenían que enfrentarse al VIH y al Sida.

Hay imágenes con las que sobran las palabras

Incluso hoy en día, con todos los avances en medicina y en información de los que disponemos, hablar del VIH y el Sida sigue siendo un tema incomodo para muchos, así que incluso quienes no vivieron aquellos años pueden imaginar que hablar abiertamente de ello en las décadas de los ochenta y los noventa, cuando contraer la enfermedad era en muchos casos una sentencia de muerte, el pánico y la desinformación campaban a sus anchas y quienes contraían la enfermedad eran tratados como algo toxico, lo era aun mas. Y un tema tan importante y extendido como este no podía permanecer alejado del mundo del cómic. En la tira de prensa Doonesbury de Garry Trudeau este contó a través de uno de sus personajes, Andy Lippincott (al que habia mostrado como abiertamente gay desde finales de los 70, todo un hito), los estragos de la enfermedad llevados hasta sus ultimas consecuencias con la muerte del personaje en 1990, lo que provocó que algunos periódicos se negasen a publicar su tira. También fue un tema que se toco y muy de cerca en el mundo del cómic independiente y underground como en el Wendel de Howard Cruse, quien vio morir a muchos de sus amigos por culpa del Sida.

Es casi como si la ficción siempre fuese política de una forma u otra…

 

Pero en el cómic de superhéroes, enfocado a un publico infantil/juvenil y aun regido por el Comics Code esto parecía mas complicado de hacer hasta que Peter David demostró que no tenia por que serlo. A veces nos encontrábamos cosas como aquella misteriosa enfermedad que aquejaba a un Estrella del Norte cuya homosexualidad era cada vez mas evidente aunque aun no explicita. Los Nuevos Guardianes de DC se enfrentaron a un vampiro creado en laboratorio en Sudáfrica, infectado con el Sida y entrenado para matar a personas no blancas y que acabo contagiando a varios miembros del grupo. Y el Virus del Legado asolo a la población Mutante de Marvel hasta que empezó a afectar también a los humanos. Se disfrazaba detrás de metáforas o se utilizaba como un elemento pintoresco dentro de historias mas o menos tradicionales, hasta que un día Peter David decidió ser completamente directo y tratar el tema con la mayor honestidad posible.

No me cabe duda de que la intención de Steve Englehart era buena, pero la forma de llevarlo a cabo ha envejecido un poco mal…

El primer paso lo dio en el numero 388 de su serie de Hulk, dibujada en aquella época por Dale Keown y publicado en Octubre de 1991, un mes antes de que el jugador de baloncesto Magic Johnson contase al mundo que se había contagiado de VIH y que Freddie Mercury falleciese a consecuencia del Sida. En ese numero Peter David había recuperado a Jim Wilson, un viejo secundario de la serie, sobrino de Sam Wilson el Halcón y viejo compañero de Hulk, quien tras su reencuentro con Rick Jones le revela que ha contraído el VIH.

Por lo general la mejor forma de hablar de algún tema complicado es ir al grano

Jim trabaja en una clínica que se dedica a atender a enfermos terminales de Sida, uno de los cuales es el hijo de un mafioso dispuesto a todo para asesinar al novio de su hijo, a quien culpa de haberle corrompido y contagiado la enfermedad, y para lo cual ha contratado a un asesino a sueldo supervelocista. David y Keown no se cortaron un pelo a la hora de tratar todo esto con toda su crudeza y una honestidad casi inaudita, desde los estragos que ha causado la enfermedad en el hijo del mafioso o al miedo que hace que incluso alguien como Rick Jones, quien se ha enfrentado a todo tipo de amenazas, titubee antes de estrechar la mano de este.

Pese a tratarse de un universo de fantasía con superhéroes Peter David se esforzó por reflejar la realidad de convivir con la enfermedad de la forma mas autentica posible

Hacia el final del cómic el villano ha localizado su objetivo y Rick y Jim son heridos mientras tratan de proteger al blanco del asesino a sueldo, Rick con las palmas de sus manos desgarradas por las cuchillas de los brazos del villano y Jim apuñalado en el pecho, quien acaba en el suelo desangrándose y suplicándole a Rick que le ayude. Pero Rick cae presa de un miedo completamente natural y comprensible, ya que detener la hemorragia de su amigo implica poner en contacto las heridas de sus manos con la sangre de este y arriesgarse a contraer la enfermedad. Y mientras Rick se mantiene paralizado sin atreverse a ayudarle, Hulk aparece muy oportunamente y se lleva a Jim al Hospital para que le traten de su herida.

Real como la vida misma

En el epilogo del cómic, tras mostrarnos como Hulk y Rick han obtenido pruebas para enviar al mafioso homófobo a prisión por una larga temporada, David y Keown dan una ultima lección al lector. En ningún momento del cómic Jim ha dicho como se contagio del VIH, algo que sin duda había despertado la curiosidad de estos y que aquí se manifiesta por boca de Betty Banner, quien le pregunta a su esposo que si no siente curiosidad. Y la respuesta de este es sencillamente perfecta ¿Qué mas da? Jim es su amigo, necesitaba su ayuda y se le han dado porque se preocupan por el del mismo modo que Jim en su día le ayudó a el y eso es todo lo que importa.

Es difícil no estar de acuerdo con Hulk

Pero la historia no terminó aquí, y dos años y pico mas tarde, en el numero 420 de la serie, ahora con Gary Frank al dibujo, Jim Wilson regreso por ultima vez. A este nos lo encontramos en una contra protesta a las puertas de un colegio, donde una turba violenta se ha reunido para impedir que un niño con VIH acuda a clase con el resto de sus compañeros y donde Jim es brutalmente agredido.

Tristemente matones como esos los seguimos viendo en las noticias a diario vomitando su odio por un tema u otro

Por suerte para el Hulk acude de nuevo al rescate y se lo lleva consigo a la enfermería del Panteón en su cuartel general, donde Banner descubre que el diagnostico de Jim es bastante mas grave de lo que el mismo les había dicho y que ya ha desarrollado el Sida y se encuentra en fase terminal por las complicaciones derivadas de este. David y Frank nos muestran a través de la rabia de Banner la frustración a la que se han enfrentado incontables enfermos y seres queridos de estos buscando un milagro, cuando reacciona como solo un Hulk sabe hacerlo al negarse la doctora del Panteón a administrar a Jim el tratamiento experimental que esta desarrollando la organización por no encontrarse listo aun para ser utilizado con personas.

De nuevo es difícil no entender a Hulk

E instantes después es el propio Banner quien tiene que decir que no, cuando un Jim desesperado y con miedo a morir le suplica que le haga una transfusión de su sangre para salvarle como hizo años con Jennifer Walters, pero Banner sabe mejor que nadie que ahí el remedio podría ser peor que la enfermedad, ya que nada garantiza que eso pudiese curar a Jim pero si que podría transformarle en un monstruo súper poderoso sin control.

Toda la historia es un golpe detrás de otro, a través de la impotencia de sus amigos, de la desesperación y el miedo de Jim, para que cale el mensaje

Bruce pasa las ultimas horas de Jim con el tratando de animarle, bromeando con el y llegando incluso a mentirle asegurándole que finalmente si le va a realizar una transfusión de su sangre, en un intento desesperado de que su amigo no muera atenazado por el miedo. Un intento muy transparente a través del cual Jim ve sin problemas pero le sigue la corriente simplemente para ayudar por ultima vez a su viejo compañero con su ultimo aliento.

E incluso tratándose de un personaje al que muchísimos lectores apenas recordaban o no habían conocido, su final dolió

Y mientras todo eso sucede David y Frank siguen mostrándonos otras facetas de todo este asunto. Dentro del Panteón Héctor y Ulises se encuentran en el gimnasio viendo en las noticias las protestas con las que abría el numero, con entrevistas a los responsables del colegio, a manifestantes ignorantes y al pobre chaval (inspirado en un caso real) que no entiende lo que esta sucediendo y que lo único que quiere es volver a clase. La noticia cabrea y mucho a Héctor, uno de los primeros personajes homosexuales de Marvel y que se encuentra cansado de la constante asociación de que el Sida es algo que afecta solo a los Gays, algo que es respondido por Ulises con su ignorancia y homofobia habitual y con la que Héctor lidia de la única forma en la que quizás su pariente le comprenda. Porque este era otro aspecto muy interesante de la etapa, ya que a través de estos personajes Peter David no solo nos había mostrado a un personaje gay y heroico que no respondía a los estereotipos habituales de aquellos años, sino que con Ulises reflejaba también esa homofobia casual y constante de la que todos hemos sido testigos en algún momento, de esa gente que tolera a regañadientes pero sin dejar escapar la mínima ocasión de soltar su basura pasivo-agresiva. Y eso que en los cómics de antes no había política.

A veces no hay nada como una buena ostia

Lejos del Monte del Panteón nos encontramos con Betty, quien ahora trabaja como telefonista en una linea de ayuda y que a ultima hora de la noche recibe una llamada de un un hombre que también ha contraído el VIH y que esta planteándose suicidarse. A lo largo de la noche las conversaciones entre ambos se suceden, Betty no sabe como enfrentarse a una situación así ya que su trabajo consiste simplemente en ser intermediaria entre la gente que llama pidiendo ayuda y los servicios que pueden ayudar realmente, pero a ese hombre le ha caído bien Betty, no quiere hablar con nadie mas y esta decide ayudarle en la medida de lo posible.

Y con todo lo que había vivido esta mujer aun quedaban cosas capaz de dejarla sin palabras

A través de este hombre, Chet, el cómic nos muestra los estigmas a los que incluso hoy en día, con todos los avances médicos de los que disponemos en el presente y que en aquella época hubiesen parecido milagrosos, tienen que enfrentarse las personas que padecen esta enfermedad, no solo el miedo a la enfermedad misma y a los efectos sobre la salud, sino también el miedo a lo que pensaran sus amigos y sus seres queridos, al rechazo de estos, etc. Y pese a los intentos desesperados de Betty, Chet ya ha tomado su decisión y la lleva hasta sus ultimas consecuencias con un final que sin mostrar nada nos deja con el corazón en un puño.

Y a esta desesperación es a la que lleva el odio irracional de los intolerantes, la misma clase de gente que hoy se rasga las vestiduras porque no quieren que existan comics como este

Comics como este fueron todo un revulsivo en su época por tratar de una forma tan clara y directa un tema que en otros medios o se trataba de forma poco sensible o directamente se invisibilizaba y que incluso hoy en día resulta incomodo para muchos. Y por eso desde aquí queremos seguir reivindicando a gente como Peter David, Dale Keown, Gary Frank y la editora de la serie, Bobbie Chase, por atreverse a contar estas historias dentro de un genero como el superheroico del que muchos piden que sea puro escapismo sin mensajes de ningún tipo (como si eso fuese posible) y por ser una prueba mas de que pese a lo que digan algunos el cómic de superhéroes siempre ha sido político.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

37 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto

Eran buenos cómics. Y todavía lo son.
…Y lo más triste es que siguen siendo vigentes (salvo por lo de que el SIDA equivalga a una pena de muerte, claro).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Hoy Marvel seguramente no haría un cómic sobre el SIDA.

Roger
Roger
1 año han pasado desde que se escribió esto

En 1993 se estrenó la peli Filadelfia, en la que Tom Hanks se moría de SIDA. Supongo que influyó (el comic de Hulk es de 1994).

También en 1993 en un cómic de Nomada éste descubría que su novia tenía el SIDA. Y luego se enfrentaba a un locutor de radio que propagaba el odio contra los homosexuales y defendía el quemar centros de ayuda a esa comunidad. El tipo lo hacía solo por que así atraía oyentes (es triste cuantos políticos y periodistas se alimentan del miedo). Al final Nómada le partía la mandíbula para que se callara una temporada…

Aunque esos cómics fueron rompedores y valientes, creo que se equivocan al repetir el estereotipo de que tocando una persona con SIDA contraes la enfermedad. Haría falta que entraran en contacto las dos sangres para ello, entiendo. Claro que Rick Jones tenía heridas abiertas, así que asumo que es lógico.

En un cómic de Savage Dragon de Larsen (autor que se llevaba muy mal con P David) el personaje le daba una transfusión de sangre a un amigo gay que también sufría esa enfermedad. Diciendo además que «qué idiota dejaría morir a un amigo teniendo una posibilidad de salvarlo?».

Manolin
Manolin
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Fue una puntilla a David sin duda . Y aunque me gusta mas David que Larsen, como guionista , como de aqui a Lima, una vez en algun tomo de Savage Dragon de Aleta , ( creo recordar ) publicaron las columnas de But i digress y otros artículos de David criticando a Larsen, y las respuestas de este , y tengo que admitir que Larsen era mucho mas correcto y David llegaba a ser faltón y cruel sin necesidad. Lo recuerdo muy bien porque me sorprendió mucho , pies viendo las pintas de gordito bonachón de David y de Red Neck sureño de Larsen, y el caracter y lenguaje de los personajes de ambos , uno hubiera pensado que mas bien fuera al revés.

Roger
Roger
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Los dos se tenían no poco asco en los 90. Yo personalmente aprecio a los dos, aunque opino que David es mejor.
Larsen es de Indianápolis, ojo (osease, es del Norte). Y muy crítico con Bush y Trump.

Manolin
Manolin
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Lo sé, pero yo hablo de su apariencia física

Stravinkay Modelarus
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Un par de notas interesantes sobre Indianapolis siendo del Norte; en jerga estadounidense Indianapolis es parte del «mid-west» y/o «middle america» y/o «the flyover country». Los estados que conforman esta región comparten bastante con los estados del sur con los que usualmente se relaciona el estereotipo «redneck» (blanco de clase baja en contexto rural y reaccionario). Por ejemplo: Mike Pence fue gobernador de Indiana; estado que es parte del «cinturón de grano» y cuya demografía es predominantemente blanca.
Larry Bird, famoso «hoosier» (gentilicio de Indiana) y Celtic rival de los Lakers de Magic Johnson (aunque Bird y Johnson son también famosamente amigos), supo apodarse «the hick from French Lick» siendo hick esencialmente otra forma de decir redneck (quizás hick tenga un poco menos de connotaciones políticas pero se usan casi indistinguidamente).
Los Indianapolis Colts que solían ser parte del AFC East son desde la última re-alineación de la NFL (en 2002) parte del AFC South (aunque la geografía de la NFL no tiene ningún sentido porque las divisiones están más basadas en rivalidades históricas que otra cosa y también divisiones que ahora son llamadas Norte por estar dominadas por equipos del norte eran llamadas «central» antes de la re-alineación).
Por supuesto que muy poco tiene que ver nada de esto con Erik Larsen, pero es un off-topic que a mi me parece muy entretenido.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

En general David le tenía inquina a todos los Imagineros (y lo mismo Byrne, aunque este último en general porque estaban ganando una pasta que creía que le habría tocado de haber empezado su carrera diez o quince años más tarde) y la cosa se enquistó (como duele pasar) con las mutuas contestaciones públicas (pero, bueno, hoy día con un internet masivo hubiese sido mucho peor). Yo prefiero a David, pero como Byrne (o Shooter) es un hombre dado a enemistarse con otros fácilmente. Y que pasa del comentario ingenioso al hiriente con facilidad. Cuando lo pasó muy mal económicamente por sus atrasos con Hacienda tuvo suerte de que muchos compañeros de industria contribuyeron económicamente con donaciones (la mayoría pequeñas, claro, pero algunas no tanto), incluyendo unos cuantos de aquellos con los que había arrastrado largas enemistades (o un concurso de pequeñas polémicas cíclicas), caso de Larsen o de Byrne (y alguno con contribuciones no anecdóticas precisamente). (Por cierto, David lleva años arrastrando serios y variados problemas de salud: sobrepeso, problemas de movilidad, derrames cerebrales, infartos, necesidad de diálisis varios días a la semana,… Un panorama complicado, que se agravó todavía más en los últimos meses, de hecho casi se muere otra vez a finales del año pasado)

Manolin
Manolin
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Peter David era mas » hombre de empresa» ( aunquebtrabajaba simultaneamente para las dos grandes) y sí ,,la pelea con los imagineros fué sobre todo despues de la deserción de estos de Marvel, cierto es que los criticaba por la pobreza de sus guiones y personajes , el primar espectacularidad sobre buenas historias ,,etc….. y algunos como el mongo de Liefeld se lo ganaban a pulso con lo de soltar la chorrada aquella sobre el pobre Mike Barr, pero Larsen era mas bian tranquilote , o eso parecía . Además ¡¡¡ como si Marvel o DC no hubieran tenido guionistas y dibujantes malillos !!! , y David , aunque no fuera consciente de ello, al actuar así , quieras que no se alineaba con los intereses de las grandes empresas frente a la libertad y derechos de los autores.
No así otros como Moore , Gaiman , Sim …que empezaron a hacer pronto trabajos par Mcfarlane , Jim Lee o Liefeld en una relación mutuamente beneficiosa , pues así estos ultimos podian quitarse de encima a los criticos que como David se reian de la poca calidad argumental de sus comics…
No sé , en este caso creo que a David se le fué la bola un poco y empezó a mezclar cosas de mala manera . Y sí podia pasar del ingenio a la mordacidad y de ahi a la crueldad muy facilmente

Roger
Roger
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Larsen es de los pocos Imagineros que me creo que se fuera de Marvel para tener más libertad creativa, porque lleva 30 años guionizando y dibujando su propia creación. Un record que creo que solo supera Hal Foster con su príncipe Valiente.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Sí, por esa época había mala sangre entre Erik Larsen y Peter David (que tuvo sus más y sus menos también con Rob Liefeld, Todd McFarlane, …o John Byrne, aunque esto no impidió que Byrne le propusiese ponerle una demanda común a Todd por dibujarlos a ambos como miembros del KKK, algo muy McFarlane, David declinó).

Manolin
Manolin
1 año han pasado desde que se escribió esto

Dale Keoen podria haber sido el mejor dibujante de su generación ( los que empezaron a triunfar a principisimos de los 90 , y desde luego era el mejor de los «imagineros» , el unico que gustaba a criticos y publico, pero no lo fué porque era un puto gandul que se dedico a sacar un comic del bicho ese sin nariz cada dos años , sin saber guionizar . Cuando por fin volvió a hacer otras cosas ya habia quemado sus mejores años. Una pena .
Hay imagenes de su Hulk , peleando con el superskrull, transformandose y dejando la piel de Bruce Banner hecha jirones, con Namor y el Doctor Extraño, con el Castigador , con Factor X , con la gente del Panteon……que se me quedaron grabadas a fuego y que siguen siendo fresquisimas…..

Y Peter David ¿ que decir ? Que muy poco se habla de él por aqui n

De Gary Frank no digo nada porque de él si habeis hablado más , pero un fenómeno

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Bueno, ya sabes que a don Diógenes no le encanta precisamente David.?

Manolin
Manolin
1 año han pasado desde que se escribió esto

Pues no, no lo sabía

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Manolin

Principalmente su Spiderman le da cosita.

Diógenes Pantarújez
Admin
1 año han pasado desde que se escribió esto

A ver, me daba cosita lo del Comepecados. Que es un absoluto desastre de cuyos problemas no se responsabiliza absolutamente nadie, ni Priest ni David, ni Shooter. ¿Que tiene algunas historias de Spiderman divertidas? Las tiene, a posteriori las tiene. Pero puñeta, lo que no es comprensible es que se tenga entronizada una historia tan mala que el propio David reconoce que escribió siendo novato y muy dirigido por Priest. Vamos, que no he descubierto América precisamente criticando ese cómic, pero aun así la gente se echa las manos a la cabeza cuando toco ese vaca sagrada…

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto

Es una saga que por lo general es bastante apreciada (de hecho se la considera ya uno de los clásicos arácnidos), así que me parece que van a seguir echándoselas cada vez que lo menciones.?

Diógenes Pantarújez
Admin
1 año han pasado desde que se escribió esto

Eso no es del todo exacto, considero que es un guionista irregular. Su Aquaman es insufrible, mientras que sus Crónicas de Atlantis son estupendas. Su Hulk en general está bien, aunque tiene tramos insoportables. Su Spiderman es bastante flojo, aunque tiene sus momentos, su primera etapa en Factor X me encanta… Vamos, que es irregular. Entiendo que mucha gente le tenga cariño -yo mismo le tengo cariño, el refugio que fue su Hulk durante los 90 es algo que nunca podremos agradecer lo suficiente- pero no me encanta todo lo que hace. Que no es lo mismo que decir que no me guste.

Eso sí, como novelista es INSOPORTABLE. Pero Claremont tampoco es gran cosa, así que…

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto

La mayoría de lo que ha hecho como ensayista (artículos y sus columnas) es muy legible (hay pocas aburridas, incluso si se mete en la actualidad política). En cambio, la mayoría de lo que ha hecho como novelista es muy jodido de digerir (suele ser el equivalente literario de comida seca e insustancial). Y sus cómics de al menos el último lustro y pico no podrían interesarme menos. Las crónicas de Atlantis me encantan. Y sí, su Increíble Hulk (aún sobrevalorado y con relleno) fue un bálsamo (con momentos que puntúan muy alto …y muchos otros cómics en esa década de serie que son muy entretenidos) en su día (con una Marvel en la que había que ponerse en plan buscador de oro loco en un arroyo de montaña cribando en busca de una pepita decente). Vale también que su mitología de Hulk no habría sido del todo posible sin la de Mantlo (David lo criba y mejora, pero bebe con ganas de las aportaciones a ese río gamma de Bill Mantlo, el breve Byrne e incluso Al Milgrom).

Yisus Iglesias
Yisus Iglesias
1 año han pasado desde que se escribió esto

Ya ni recordaba que el 388 lo había leído y mi difuso recuerdo coincide con lo que se comenta, que el tema lo supo llevar con bastante elegancia.
También el número aquel de Hulk sobre la pena de muerte demostraba que PaD tenía cierta sensibilidad para estos temas. Luego hay veces que mete bastante la pata, cosas de ser un progresista en los EE.UU., pero creo que es mejor que la media de escritores de supers en estas lides.

Zatannasay
Zatannasay
1 año han pasado desde que se escribió esto

Aparte, de la valentía de meter de forma digna el tema del SIDA y sobre todo del constructo social que es la discriminación al que la padece.
El episodio de Anatomía de Grey, que recrea la situación de los primeros casos de SIDA en los hospitales es terriblemente revelador de aquellos años.

También sirve este cómic para otra cosa.
Que es tirar abajo la narrativa de «¡Han convertido a Hulk en un beta!»
Como una trama para sustituir a Hulk, al que solo ven como una máquina de dar tortas permanentemente furioso, mientras quieren imponer un Hulk «travesti» (Muchos creen que Hulka, es Hulk cambiado de sexo. En serio)

Para muchos, descubrir a un Hulk inteligente y calmado fue un shock que solo pueden explicar como parte de la «conspiración woke».

No entienden, que el verdadero tema central del personaje, es el tira y afloja permanente de dos identidades que ocupan un mismo cuerpo. Que unas veces están en conflicto total y otras veces están en sintonía.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Zatannasay

Bueno, de inicio dos identidades. Precisamente en estos comics de David ya empezaban a aflorar tantas que podia competir con Jamie Madrox.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
1 año han pasado desde que se escribió esto

O con el autor de este Blog, que aún hay sospechas que es un tipo de doble personalidad. Aunque ko sabemos si son fingidas o por patoñogia psiquiatrica.

Zatannasay
Zatannasay
1 año han pasado desde que se escribió esto

Yo solo pensar, que una sola persona tiene que sacar artículos diarios durante 10 años, me hace inclinarme porque son dos personas diferentes.

Otra cosa es la relacion entre ellos. Que daría para películas de terror psicológico que riete de Baby Jane o Rebeca.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Como decía Ameri en Welcome to Demon School Iruma-kun: «El amor es tan problemático.»

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
1 año han pasado desde que se escribió esto

Solo doble?? …Un «Efepe»!

Zatannasay
Zatannasay
1 año han pasado desde que se escribió esto

Le hice firmar una vez con cuatro de sus personalidades de los correos.
Ya ni se acordaba de algunas.

Zatannasay
Zatannasay
1 año han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Otra serie que es un buen retrato… pero se me hace muy duro verla entera.
Como los cómics de Koning. Cuando se pone a rememorar la lista de amigos muertos.

Lo del Hulk «beta» es que solo les cabe en la cabeza el Hulk monosilábico.

Creen que es una forma de rebajarlo a propósito para «amariconarlo» y sustituirlo por Hulka y tonterías similares.
Vamos, que según ellos, un Hulk casi incapaz de razonar es superior; a un Hulk doctor en Física Nuclear.
Ese es el aprecio que le tienen a la inteligencia.

Stravinkay Modelarus
1 año han pasado desde que se escribió esto

La educación sobre el SIDA durante mi infancia estaba marcada por la des-estigmatización del VIH al punto que conllevaba introducir los estigmas que, como niño recién conociendo lo que significaba la sigla ETS, ni siquiera sabía existían en primer lugar.
Cambios como este promulgados por esfuerzos titánicos por parte de muchísima gente antes de mi tiempo (entre los que se incluyen estos mismos cómics) también hace que estas historias no lleguen con la fuerza que lo hicieron en su momento especialmente viendo el delicado balance que necesitan alcanzar en el contexto que se produjeron.
Es decir; no pueden ser la representación que uno espera ahora de la historia de la que son parte porque la historia de la que son parte reclama hoy en día una profundidad de abordaje que solo es posible gracias a los cambios que promovieron y que por lo tanto esta fuera de su alcance.
Lo que no quiere decir que estos cómics sean incomprensibles sin su contexto o que ya no sean vigentes; más bien señala como gracias a que rompieron los límites que rompieron han dado paso a que la expectativa sea a que se vaya aún más allá (o lo que es decir que los cómics de ahora tendrían que ser más políticos).

En una nota distinta; estos son cómics donde se nota mucho la evolución hacia el diálogo como casi única forma de presentar texto al lector lo que en este caso particular tiene el aliciente de que es lo que se le da mejor a Peter David como escritor. Pero su diálogo pasa de ser una parte distinguible de su trabajo a ser el punto focal de su forma de narrar lo que genera una «monotonía metódica»; así como existe la repetición de temas o «monotema» existe también la repetición de métodos. Ambas cosas se pueden volver igual de monótonas.
Esto también afecta al ritmo de las historias que es marcadamente distinto a los comienzos de su etapa en la serie a pesar de no haber un cambio drástico en la narrativa visual (al menos no tan drástico como el que se estaba dando en otras series) y creo que esto influye en la serie volviéndose más estirada y menos concisa quizás más que la misma irregularidad de PAD como escritor.

Save
Save
10 meses han pasado desde que se escribió esto

En su momento no comenté este post, pero creo que importante que lo haga, porque yo tengo VIH.

Hoy en día, siempre y cuando sigas el tratamiento (una pastilla al día durante toda tu vida), ni enfermas ni puedes transmitir el virus, porque el nivel de éste en en tu cuerpo alcanza niveles que lo hacen indetectable e instransmisible (puedes tener hijos sin transmitirles nada). Incluso si llegas a la fase de SIDA, con el tratamiento puedes salir de ella (conozco a un par de casos).

También es importante que la medicación actual no tiene efectos secundarios. Los antiguos retrovirales dejaban a la gente hecha polvo.

La lucha para los que tenemos VIH ahora es distinta y se centra ante todo en el estigma que hay alrededor, tanto del resto de gente como el propio.

Hoy en día nuestra esperanza de vida es normal, pero mucha gente que lleva años con el virus acaba desarrollando problemas de depresión y ansiedad. Hay mucha gente que lleva en silencio porque el miedo a ser rechazado sigue ahí.

Asi que si algún día a alguien que tiene VIH, por favor, no tengais miedo e intentad no juzgarle. Si está siguiendo el tratamiento no puede transmitirlo, no le va a pasar nada a su salud y la manera en que se le transmitió no le importa a nadie.

Si a alguien le interesa un comic sobre el asunto, que busque Píldoras Azules de Frederik Peeters. Es un tebeo maravilloso.

Y si alguien quiere preguntarme algo que lo haga.

Save
Save
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Para mí es el mejor trabajo de Peeters, que la verdad cuando hace ficción no me termina de convencer, aunque su talento narrativo es indudable.