Another Life [Netflix] – Una serie en la que falta la originalidad y el sentido común pero que pese a todo sabe entretener

En el terreno de la ficción para mi existen las obras buenas, las malas y en medio un enorme espacio ocupado por obras de toda calaña a las que lo mínimo que les pido es que no me aburran. Y algo así es lo que me ha sucedido con Another Life, una serie que comencé a ver básicamente solo por tratarse de una nueva apuesta dentro del genero de ciencia-ficción y porque la protagonizaba Katee Sackhoff. Y lo que me he encontrado es una serie con una premisa no especialmente original y en la que a ratos parecía que los guionistas se estaban tomando su trabajo a cachondeo y no hablaban entre ellos para coordinarse. Pero que pese a todo ello me ha entretenido hasta el final, me lo he pasado bastante bien e incluso me he quedado con ganas de ver la próxima temporada, y eso ya es mucho mas de lo que puedo decir de muchas otras obras.

Pero para que negarlo, al final la he visto solo por Katee Sackhoff

Tras la llegada a la Tierra de una misteriosa nave de origen desconocido que se transforma en una gigantesca estructura cristalina que emite una señal indescifrable, el gobierno envía a su mejor nave, la Salvare, a investigar el origen del extraño artefacto y averiguar las intenciones de sus creadores. Pero el camino hacia allí es largo y la tripulación de la Salvare se encontrara con numerosos obstáculos antes de llegar a un destino que responderá a unas preguntas de las que quizás se arrepientan de conocer su respuesta.

Si yo viese llegar algo así no tendría prisa en ir a conocer a quienes lo han enviado

A lo largo de los años me he encontrado con numerosas series, películas, cómics, etc, que pese a tener una premisa interesante y todo a su favor para funcionar el resultado final era un coñazo insufrible que me costaba horrores acabar, cuando era capaz de acabarlo. Pero curiosamente Another Life se ha ido al otro extremo, no puedo decir que sea una gran serie, la originalidad brilla por su ausencia, casi todo da la sensación de que ya lo hemos visto antes y el desarrollo de la historia tiene mas de un bache e inconsistencia. Pero pese a todo ello la serie me ha enganchado, me lo he pasado bastante bien e incluso los diez episodios de los que consta la serie se me han hecho cortos.

Ver la serie es mas entretenido que lo que ve la tripulación de la Salvare en sus pantallas

Pero es que a estas alturas yo ya lo mínimo que le pido a la ficción que consumo es que no me aburra, no en el sentido de rebajar mi criterio o conformarme con cualquier cosa, sino que mi limite personal en productos que solo quiero para pasar el rato (que no es lo mismo la adaptación de uno de mis cómics o libros favoritos que una serie medio original) está en el aburrimiento y que cuanto menor es este mas dispuesto estoy a perdonar según que fallos. Y es que aunque Another Life tiene algunos problemas estos no son tan graves como para que me hayan impedido divertirme bastante viendo la serie.

A veces es difícil saber que tiene mas problemas, si la serie en si o sus protagonistas dentro de la ficción

Es cierto que la serie no es especialmente original y que hay demasiados elementos en la historia que resultan demasiado familiares, aunque pese a todo han habido momentos en los que me han sorprendido al darle la vuelta a ciertos lugares comunes del genero y no ir en la dirección en la que parecía evidente que iban a seguir. Otro pequeño problema es que para añadir mas emoción a la serie sus responsables han hecho que sus protagonistas parezcan malditos, encontrándose en una situación horrible detrás de otra pero en muchos casos sin ningún nexo común, como si simplemente tuviesen una mala suerte enorme o alguien les hubiese lanzado una maldición. Un encadenamiento de sucesos inconexos que a veces esta a punto de romper una frágil suspensión de la incredulidad hasta que por fin a media serie lo malo que les sucede empieza a tener un origen claro y no ser producto del peor de los azares.

Este viaje es cualquier cosa menos aburrido

Pero el mayor problema que le he encontrado a la serie es que la caracterización de los personajes es un tanto peculiar. Uno esperaría que para una misión de este calibre el gobierno enviaría a un equipo de profesionales, las personas mas preparadas y estables para establecer un primer contacto con una civilización alienigena. Pero en lugar de eso la tripulación de la Salvare son una panda de seres irracionables e inestables cuya primera respuesta a casi cualquier conflicto suele ser recurrir a medidas muy, muy, extremas (características de las que no se libra ni la Inteligencia Artificial de la nave) y que muchas de esas situaciones horribles que mencionaba en el párrafo anterior son producto de una falta de profesionalidad enorme en una tripulación que parece que ha sido escogida siguiendo los criterios del director de casting de un reality show para que se lleven lo peor posible y crear conflicto.

En caso de duda hay que recurrir a la violencia

Una tripulación de la que parece existir un suministro ilimitado ya que solo una pequeña parte de ellos ha despertado de su hibernación, existiendo aun un numero indeterminado de capsulas por abrir, lo que permite ir reemplazando a todos quienes van cayendo en este ajetreadisimo viaje por las profundidades del espacio. Una curiosa solución que permite que, exceptuando a una Katee Sackhoff que parece estar pasándoselo de miedo en la serie, casi cualquier personaje pueda ser prescindible y no podamos poner la mano en el fuego por la supervivencia de nadie ya que todos parecen tener un buen numero de reemplazos congelados en la nave.

Es mejor no encariñarse con nadie, que en cualquier momento sacan a alguien nuevo de la nevera

Así que ¿Recomendaría esta serie? Pues depende. No parece que Another Life vaya a convertirse en una serie que pase a la historia o que se convierta en un referente del genero. Pero si alguien busca una serie con la que pasar el rato en estos meses en los que el resto de series están de parón (y a saber cuando podrán regresar muchas por culpa del Covid19) pues si, la recomendaría con los ojos cerrados, ya que es divertida, por momentos muy loca y enajenada (aunque sin llegar a los niveles de Under The Dome) con un buen ritmo y en la que uno puede esperar que suceda casi cualquier cosa por inverosímil que sea.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Diógenes Pantarújez
Admin
25/06/2020 08:30

¿Hay niños idiotas montándose teorías a lo loco que encima acaban siendo verdad? ¿Hay una cúpula del trueno montada en menos de una semana? Y más importante todavía, ¿hay una Linda Esquivel?
¿No? ¡Pues no oses compararla con Under The Dome!

TheDodo
TheDodo
25/06/2020 15:02

Mi pareja la vio hace tiempo, yo la medioveía mientras jugaba con el telefono y no daba crédito a semejante truño. Incluso mi pareja confirmaba la truñez extrema, las ridículas actuaciones y el subrpoductismo de la serie pero decía que no podía dejar de verla. Puro Netflix sin duda.

Tanis
Tanis
01/07/2020 03:10

Hey, ni idea, pero pinta muy interesante. Me ha dejado intrigado ese «otro extremo». Le dare una oportunidad. Molesto si de paso también recomiendo tres películas? Así no escribo sólo para expresar deseos de tirar tomates por la calle a los autores. La primera Amor a Quemarropa. Es bastante desconocida y no lo entiendo, debe ser porque sale Christian Slater en la portada y eso asusta. Pero para quién no la conozca, fijaos en el resto del cast: Crhistopher Walken, Gary Oldman, Brad Pitt, Dennis Hopper, Gandolfini hijo de Gandalf. Música de Hans Zimmer, guión de Quentin Tarantino y dirigida… Leer más »