Las Estrellas mi Destino de Alfred Bester – Del odio y la esperanza como motores del ser humano

Esta semana he podido “saldar” otra de esas deudas pendientes que tenia con la literatura de ciencia ficción al leerme una novela cuyo titulo me había fascinado durante años sin saber absolutamente nada del contenido de la misma. Y tras haberme leído por fin, y casi de un tirón, este libro del que durante tanto tiempo había intentado (y conseguido) no saber nada, me he encontrado con que detrás de ese titulo tan poético se escondía una terrible historia de odio y venganza con la que sin embargo Bester fue capaz de no caer en el camino fácil y trillado de la desesperanza y presentarnos uno de esos relatos que de verdad vale la pena leer. Pero antes de seguir, y aunque vaya un poco en contra del propio blog, casi que recomiendo que quienes no hayan leído el libro dejen el articulo aquí y se lo lean, que vale la pena dejarse sorprender.

Repito el aviso, mejor leerse el libro y olvidarse de esta reseña

La humanidad cambió radicalmente cuando se descubrió de forma accidental que el ser humano poseía la habilidad de teletransportarse a voluntad. Pero en esta nueva etapa de la humanidad existe un hombre que puede destruirlo todo. Gully Foyle es alguien para quien ya solo existen el odio y unas ansias ciegas de venganza, una venganza que arde en su interior con un fuego tan intenso que amenaza con consumirlo todo a su paso con tal de conseguir su objetivo, destruir a todos aquellos responsables de haber sido abandonado a la deriva en el espacio para que muriese. Pero sin que Foyle lo sepa, sobre el descansa mucho mas que una rabia a duras pena contenida, en sus manos se encuentra el destino de toda la humanidad si es que no la reduce a cenizas primero…

Y ademas Howard Chaykin realizó una espectacular adaptación del libro que espero reseñar algún día

Desde que descubrí el titulo de esta obra en el Starman de James Robinson (quien lo tomo prestado para dar titulo a una de mis sagas favoritas de su cómic) me había sentido fascinado por esa frase, un titulo de lo mas poético que me había sugerido incontables ideas de como podía ser esa novela, pero aunque suene raro viniendo de mi, a diferencia de lo que me sucede con el cine y la tv donde me trago cada trailer, avance y noticia, con los libros que quiero leer procuro saber lo menos posible. Por eso me lleve una enorme sorpresa cuando tras leerme por fin Las Estrellas mi Destino me encontré con un personaje como Gully Foyle, tan lleno de odio y ansias de venganza que casi deja en nada al Edmond Dantes de Dumas (y este libro le debe muchísimo al Conde de Montecristo) o al Capitán Ahab de Melville. Un personaje que de entrada nos hace pensar que el titulo original de la obra “¡Tigre! ¡Tigre! euese mas apropiado por la rabia animal de Foyle.

Estos son unos aprendices en eso de odiar al lado de Foyle

Pero a pesar de contar con ese protagonista que a ratos se hace tremendamente antipático e incluso despreciable, lo realmente grande de Bester es como consigue que nos enganchemos a seguir a Foyle en su obsesiva búsqueda de venganza, que alternemos momentos en los que hasta cierto punto podamos empatizar con el (y esta feo decirlo, pero pocas veces me he sentido mas identificado con un personaje de ficción… ejem) con otros en los que consigue provocarnos autentico asco. Y aun así Bester fue capaz de que el libro no fuese otro de esos mamotretos pesimistas que parecen condenar a la humanidad, ya que aunque el libro contiene una fuerte carga de critica contra la sociedad, en el fondo permanece una nota de optimismo que hace que al final el titulo definitivo del libro resulte el mas apropiado.

No, Foyle no es un personaje agradable

Y todo ello ambientado en una galaxia fascinante de la que apenas vemos alguna pincelada aquí y allá y que nos dejan con ganas de mas (algo habitual que me encanta de la ciencia-ficción clásica que tendía mas a ir al grano y menos en rellenar paginas). Un mundo que en muchos aspectos se anticipo al cyberpunk, que nos muestra una sociedad radicalmente transformada (no necesariamente para mejor) gracias a la habilidad de teletransportarse a voluntad y en la que nos reencontramos con constantes en la obra de Bester como es la torturada existencia de los telépatas. Y una obra en la que ademas Bester se permitió el realizar unos curiosos experimentos tipográficos para tratar de reflejar una situación muy particular con unos resultados bastante notables.

Un grande cuyo talento se echa de menos

 

Esta lectura me ha dejado claro el porque desde hace tantísimo tiempo Las Estrellas mi Destino ha sido considerada de forma prácticamente unánime tanto por profesionales como aficionados del medio como una de las obras mas grandes del genero, una afirmación que ahora he podido comprobar que para nada era una exageración. Y una obra que ademas ha confirmado a Alfred Bester, del que ya había leído alguno de sus libros, como a uno de mis escritores favoritos y del que voy a seguir poniéndome al día con su tristemente corta bibliografía. Y a los demás recomendarles con ganas la lectura de este libro disculpándome por haber revelado mas de la cuenta del mismo, que como he comprobado en carne propia es mejor descubrirlo pagina a pagina.

15
Deja una respuesta:

avatar
5 Hilos
10 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más polémico
Hilo más polémico
6 Autores de comentarios
Carlos CampilloM'Rabo MhulargoSaveMikiIsmamelón Sobrino Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notifícame de
Diógenes Pantarújez
Admin

AVISO: Esta es una de las pocas veces en las que M’Rabo se ha leído un libro y no ha tratado por activa y por pasiva de destriparme el argumento. Así que igual sí que merece la pena.
Además, es una excusa excelente para no tragarse otro de sus artículos!

Save
Invitado
Save

A este le tengo ganas. Y a los tebeos pintados de Chaykin de esa época también.

Miki
Invitado
Miki

A mí me encantaron tanto el libro como la adaptación del comic (que adquirí antes que el libro, cosas de la segunda mano en mis tiempos preinternet/pretodocoleccion), sobre todo por lo loco del argumento y cómo esas locuras casan tan bien con el carácter de los aristos con los que se acaba juntando Foyle. Antológica la parte en que las diferentes familias van haciendo su entrada en escena a la fiesta.

Anónimo
Invitado
Anónimo

No sabía que tenía adaptación al cómic!

Ismamelón Sobrino
Invitado
Ismamelón Sobrino

Esto se ilustra con una página en la que salga la albina… Yo tengo la edición tigresa de Martínez Roca y tampoco conocía la adaptación.
Suelo desplazarme en bici y cada vez que pincho me acuerdo del prota.