Las Guerras Kree – Skrull (y Torpe Peleas): Captain Marvel y su trasfondo (III)

Lo que se conoce como Guerra Kree-Skrull en realidad debería llamarse la Guerra Civil Kree, porque a fin de cuentas todo el conflicto gira alrededor del golpe de estado de Ronan y la forma en la que La Inteligencia Suprema empieza a manipular tanto a Kree como Skrulls para que lo devuelvan el poder. Las manipulaciones van desde promover golpes de estado entre los Inhumanos, conseguir que se disuelvan los Vengadores a golpe de echarles una turba reaccionaria encima y… En fin, mejor me extiendo un poco con el asunto.

Una cosa tengo muy clara: Neal adams hace bien cualquier cosa menos dibujar skrulls.

La historia que nos cuenta Roy Thomas en estos cómics en realidad viene a ser “contrakirbyano”, en el sentido de que toma a los “demoniacos” skrulls y los “divinos” kree y retrata tanto a unos como a otros como seres sanguinarios y mezquinos. El Emperador Skrull es un miserable torturador y un auténtico supervillano, mientras que la Inteligencia Suprema es un constructo amoral que, viendo que tanto skrulls como krees ya han agotado todo su potencial, decide que ambos son inferiores a la humanidad, que es una raza superior a las otras dos a pesar de estar aún en su infancia. Todo esto remite un poco a las ideas de la época de que solo usábamos un 10% del cerebro y esas tonterías, pero en realidad sirvió como un deus ex machina para terminar un conflicto que a Thomas se le había ido de las manos. Las consecuencias políticas tanto para Krees como para Skrulls no fueron gran cosa, porque se volvió al status quo y, dejando de lado retconeos como los Illuminati de Bendis o que Mar-Vell tuvo un rollito con la hija del emperador Dorrek y de ahí salió algún miembro de los Young Avengers, tanto Krees como Skrulls siguieron más o menos como estaban, pegándose sin saber muy bien el porqué.

Y Dorrek muere así, de repente, como para decir que los skrulls son lo peor y ya.

No será hasta ocho años después en Fantastic Four 209 (1979) cuando veremos un cambio real en los skrull, con el asesinato del emperador Dorrek VII a manos de la emperatriz R’Klll; no acabó de entender muy bien que se le pasó por la cabeza a Wolfman para hacer algo así sin que tenga mucho sentido en la trama -Dorrek intenta dejar de pegarse con los xandarianos y R’Klll quiere sangre, así que se carga a su marido- pero con esa escena empieza el verdadero periodo de declive de los Skrull, y es que no mucho después, en 1983, se publica el número 257 de Fantastic Four y Galactus se merienda el mundo trono Skrull, R’klll y Anelle incluidas. La historia en sí es cafre a matar y sirve como excusa para que medio universo someta a juicio a Reed Richards por haber salvado la vida a Galactus, pero sus consecuencias son tremendas para el Imperio Skrull: sin un gobierno central el Imperio se colapsa y montones de gobernadores locales se autoproclaman emperadores, provocando que otros imperios como los Shi’ar o los Kree se aprovechen de la situación de mala manera, pero sin llegar en ningún momento a aniquilar los restos del Imperio.

Otra cosa que me queda clara: John Byrne odia a los skrulls con toda su alma.

Y es durante esta guerra civil entre gobernadores cuando los skrulls tocan fondo en el Annual 14 de Vengadores y el 19 de 4 Fantásticos, en los que Roger Stern y John Byrne cuenntan una historia paralela de ambos grupos con el mismo desenlace: uno de los caudillos del conflicto, Zabyk, vete tú a saber porqué decide que es buena idea eso de detonar una bomba de hiperonda que haga que todos los skrulls pierdan su capacidad de transformarse, dejándolos a todos en la forma en la que estuvieran durante la detonación. Las consecuencias de la detonación se verán con más detalle en el Silver Surfer de Steve Englehart y Marshall Rogers (1987) cuando los skrulls empiezan a organizarse y para demostrar su poder empiezan una nueva ofensiva contra los Kree, que por lo visto estaban muy tranquilitos. Consciente de que el enfrentamiento entre ambos puede perjudicar su mundo natal de Zenn La y su mundo adoptivo que es La Tierra, Estela Plateada pide a los líderes de ambos bandos que dejen ambos mundos en paz, pero la Inteligencia Suprema no se toma a bien la idea y, aprovechando que tiene a mano la gema alma, decide absorber la mente del antiguo heraldo de Galactus. Sin embargo, Estela consigue liberarse de la mente de la Inteligencia Suprema, dejándola catatónica por el shock y a los Kree sin un líder claro hasta que Nenora, que en realidad era una skrull infiltrada en el Consejo Científico Kree, se hace con las riendas del Imperio.

Esto es lo que pasa cuando mezclas gemas del infinito y heraldos de Galactus.

Pero Nenora traicionará sus raíces skrull -matando a su amante y líder skrull en aquel momento, Aptak- y decidirá que prefiere ser la líder de los kree antes que ser una segundona al servicio de los skrull, por lo que continuará con la guerra. Por no alargar mucho la historia y no spoilearla más allá de lo básico -que esta etapa se merece su propio post, que esto es Englehart del bueno- os diré que la guerra termina con la recuperación de los poderes de los skrulls y la consolidación de una nueva emperatriz, S’byll, mientras que la líder Kree es desenmascarada como una skrull y el imperio acaba en manos de un tipo lamentable llamado literalmente Torpe Peleas, que no tardaría en hacer honor a su nombre y ser sustituido por una Inteligencia Suprema recuperada por fin de lo suyo.

Empezar con Marshall Rogers o Joe Staton y acabar con Ron Lim, que vida más perra…

Envalentonados por su victoria sobre los Kree -y obviando que para ello tuvieron la indispensable colaboración de Estela Plateada- los Skrull deciden vengarse de las injerencias Shi’ar y empiezan a infiltrarse en el imperio, sustituyendo al gran chambelán de Lilandra y a varios de sus políticos mediante los llamados “warskrulls”, un tipo de skrulls capaces de copiar hasta los poderes de los demás. La cosa acaba en agua de borrajas cuando a los skrulls se les ocurre reemplazar al mismísimo Charles Xavier y provocan la interferencia de la Patrulla X, dando lugar a unos tebeos del Claremont crepuscular en los que se ven más las ganas de destacar de Jim Lee que la historia que se cuenta, que a decir verdad no tiene mayores consecuencias en la historia de krees y skrulls, si no fuera porque los Shi’ar se quedarán con ganas de sangre y empezarán una campaña contra los Kree en Operación Tormenta Galáctica, o lo que vendría a ser otra vez la Inteligencia Suprema haciendo el animalico en lo que supone toda una secuela espiritual de la Guerra Kree-Skrull de Roy Thomas.

14
Deja una respuesta:

avatar
3 Hilos
11 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más polémico
Hilo más polémico
6 Autores de comentarios
Diógenes PantarújezMrFlixTom FrenzM'Rabo MhulargoVizh Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notifícame de
Tom Frenz
Invitado
Tom Frenz

Cuando Roy Thomas regresó en los 90 a Marvel, debía de ser 1 Skrull. Y Englehart en los 80, otro (En Marvel, en DC estaba más comedido)

MrFlix
Invitado
MrFlix

Tráiler de Captain Marvel durante los Oscar
https://youtu.be/iYm12zOwtWw