Hoy y sin que sirva de precedente voy a hablar de la actualidad del cómic de superhéroes. Pero es que la ocasión lo merece, ya que no solo ha regresado un grupo del que guardo un grato recuerdo, Young Justice (y por partida doble si contamos su serie de tv) sino que en ella ha vuelto alguien a quien echaba bastante de menos, el Brian Michael Bendis escritor de grupos. Y por si todo eso fuese poco, el regreso es completo, con personajes que habían quedado injustamente olvidados en el New52 (cuando no directamente masacrados) y con un dibujante de lujo como Patrick Gleason. Razones todas ellas mas que suficientes para que me aleje un poco de mi arqueología comiquera y vuelva a mirar al presente un rato y recomendar a todo el mundo a que se una a mi para celebrar este regreso. Y cuidado que hay SPOILERS gordos de todo este primer numero.

¡Ya era hora!

En el reino místico de Mundogema han descubierto que las calamidades cuyas consecuencias llevan años sufriendo son fruto de su conexión con la Tierra y de las numerosos Crisis que esta ha sufrido en el pasado. Una revelación que lleva a Lord Opal, líder de las doce Casas que reinan en esa dimensión, a viajar a Metrópolis para “discutir” con el campeón terrestre, Superman, ese asunto. Por suerte, y pese a que Superman no se encontraba en ese momento disponible, el destino había hecho que se cruzasen en la ciudad numerosos jóvenes héroes, viejos camaradas y novatos recién llegados a la profesión, que se ocuparan de defender la Tierra de estos invasores…

Snifs…

Tengo que confesar que hacia bastantes meses que no disfrutaba tanto con el estreno de una “nueva” serie, pero con este primer numero no me queda mas remedio que reconocer que Brian Bendis me ha conquistado. Y aunque quiero ser precavido, que sus X-Men también empezaron bastante bien pero en menudo coñazo se convirtieron, con Young Justice quiero tener esperanzas. Porque no se trata solo de que le tenga bastante cariño a los personajes y me alegre un montón de que vuelvan tal y como eran, sin toda la mierda que les quisieron meter encima tras Flashpoint. Es que aquí he visto a Bendis mas inspirado de lo que le he visto desde su llegada a DC, mucho mas que en Superman, tanto que me ha recordado al de los buenos viejos tiempos de los Vengadores (que yo soy de los que piensa que a Bendis se le suele dar mejor escribir grupos que héroes solitarios.

Que pinta tiene de que Impulso va a ser el personaje favorito de Bendis

Ya a un nivel mas personal lo que mas me ha gustado no es solo que este primer numero haya sido divertido, que desprenda optimismo y alegría (que lejos queda ahora el New52) que haya conseguido que por primera vez en mi vida me interese algo Mundogema y Amethyst, o que incluso que haya conseguido que me interesen algo estos “nuevos” héroes que ha introducido, lo mejor para mi ha sido el manejo de Bendis de la actual continuidad de DC… Básicamente pasar de ella. Aun no se sabemos si Bendis piensa explicar algo en la linea de que la fuga de Bart de la Speed Force ha hecho que Young Justice recuerden su pasado del mismo modo que Wally hizo recuperar sus recuerdos a los Titanes clásicos o si va a hacer como Christopher Priest en Deathstroke y limitarse a recuperar todo lo que pueda de la continuidad anterior como si siempre hubiese sido así (que Cassie no mencione la presunta muerte de Tim del año pasado me hace pensar que Bendis va a ignorarlo todo), pero sinceramente me da igual. Lo único que se es que ha sido toda una gozada ver que Robin al verse cara a cara con Impulso le llame Bart (y dudo que le confunda con el Bar Torr de los Titanes de Lobdell) y que ellos y Cassie hablen de como echan de menos a Conner o de los viejos tiempos como Young Justice, y luego esta esa pagina final… snifs.

¿Flashpoint? ¿Que Flashpoint?

Y como suele suceder Bendis sabe rodearse de lo mejor de la profesión y Young Justice no ha sido una excepción, contando aquí con la colaboración, no solo como dibujante sino también como del excepcional Patrick Gleason. Este, a quien los años de experiencia no hacen mas que sentarle de miedo, se luce aquí como nunca, haciendo gala de todo su talento, narrando como quiere y sobre todo dibujando a unos héroes adolescentes que de verdad parecen críos y no adultos bajitos. Un talento al que se le une una regularidad bastante alta, por lo que confío en que podamos disfrutar de su enorme talento durante bastantes números.

Da gusto leer cómics así

Sobra decir que me he quedado encantado con este primer numero que no solo supone el debut de Young Justice dentro de la presente continuidad de DC (pese a que no deberían existir) sino también el primer ladrillo en lo que va a ser Wonder Comic, el subsello editorial de Bendis en DC protagonizado por héroes juveniles y del que en los próximos meses iremos viendo los estrenos de Naomi, Wonder Twins y Dial H for Hero. Una linea que espero que nos de al Bendis que yo quería ver en DC, que pese a que me gusta su trabajo con Superman, es ahora cuando empiezo a verle realmente a gusto escribiendo. Y aunque en estos casos, tras haber leído solo el primer numero, es difícil saber por donde irán los tiros, aquí quiero fiarme a ciegas y dejarme llevar, confiando en ese escritor que tantos buenos ratos me ha hecho pasar.

Anuncios