La mañana en el Salón del Cómic de Santa Cruz de Tenerife había cundido bastante y tras regresar al hotel para dejar la pesada mochila, tomar un rápido refrigerio y poner a buen resguardo mi dibujo de Carlos Pacheco, tocaba reencontrarse de nuevo con este, tratar de pillar a Ramón F Bachs y prepararse corriendo para el evento estrella del día, la charla de David Lloyd. Definitivamente este Salón había regresado con mas fuerzas que nunca.

Y ya que estamos, tengo que decir que el cartel de esta edición me ha encantado

Tras volver a hacer un poco de cola y pedir numero para la sesión de firmas de Ramón F Bachs, alguien me comentó que el autor ya estaba sentado en la mesa firmando y haciendo dibujos mucho antes de que comenzase oficialmente su sesión de firmas. Así que me acerque allí con mi ejemplar de Jedi vs Sith bajo el brazo para conseguir una dedicatoria (dibujo desgraciadamente no porque Bachs si cobraba por ellos y el dinero que me había “prestado” Diógenes ya había menguado demasiado) Allí pude charlar un rato con el autor al que le hizo ilusión reencontrarse con un trabajo tan añejo y me contó como cuando se reunió con Darko Macan un año antes de su publicación para preparar la miniserie, Macan le dijo a Bachs que les habían encargado hacer un cómic de Star Wars pero que se olvidase de ello, que iban a hacer un cómic bélico. Y quienes no se lo hayan leído aun se han estado perdiendo uno de los mejores, y mas duros, cómics de Star Wars que se han publicado nunca.

En serio, hay que leerlo

Tras la sesión de firmas de la mañana, ahora Carlos Pacheco nos ofreció una charla en la que dio un repaso a su carrera desde los orígenes salpicados de numerosas anécdotas. Anécdotas como la rocambolesca forma en la que comenzó a trabajar en Forum (su compañero de piso rescataba de la basura los dibujos que el tiraba y acabo enseñándoselos a Antonio Martín cuando se fue a Barcelona a trabajar en Forum), la forma en la que se entero de que Marvel UK había dejado de existir o descubrir la enorme admiración, respeto y cariño que siente ante un grande del cómic como el añoradisimo John Buscema. Una hora y pico de lo mas amena que me descubrió una faceta de Pacheco que desconocía, ya que no se por que razón, siempre había tenido de el la imagen de tipo serio y soso.

Desde aquí quiero pedirle perdón públicamente pro haber creído que era un tipo serio y soso y agradecerle el buen trato que nos dio a todos

Y tras otro ratillo de espera toco el plato fuerte del día, la charla de David Lloyd. Una charla que hubo de celebrarse en el escenario principal dada la enorme asistencia de publico y que tardo algo mas de media hora en comenzar debido a los problemas técnicos con el sonido que acabo provocando que todos los presentes en la charla, el propio Lloyd, su traductora y los miembros de la organización, compartiesen un único micrófono. Pero problemas técnicos a un lado la charla resulto de lo mas interesante. Fue curioso descubrir que de todos los guionistas con los que Lloyd ha trabajado en su carrera, solo Jamie Delano utilizaba el llamado “método Marvel”, uno que el prefiere por la libertad que le concede al dibujante y lo mucho que ayuda a mantener una “continuidad” interna y visual, al ser el dibujante quien se encarga de decidir como narrar la historia.

Tardó en comenzar pero valió mucho la pena

También nos contó V de Vendetta nació porque su editor quería un vigilante enmascarado similar a su Night Raven y como Alan Moore se añadió al proyecto mas tarde a sugerencia de Lloyd cuando reconoció que Moore haría una historia mejor. También nos contó con tristeza como el clima político y social que en los 80 les llevo a realizar V de Vendetta no es por desgracia demasiado diferente del actual, si no estamos peor ahora, lo que hace que el cómic sea a día de hoy mas relevante que nunca (y si alguien no se lo ha leído aun que corra a hacerlo,que vale mucho la pena.)

Y no creo que nadie pueda quejarse de la decisión de Lloyd

Pero David Lloyd no estaba allí para hablar solo del pasado, también tenia las ideas muy claras sobre por donde cree el que debe ir el futuro del cómic y este pasa por abandonar el formato físico. Lloyd considera que lo de aferrarse al cómic como objeto de coleccionista, como cosa física, es algo casi aberrante y que esta lastrando a la industria (Diógenes dará saltos de alegría con estas declaraciones). Que la evolución lógica del cómic es pasar a lo digital y poder disfrutar de este incluso en formatos gigantes como los que permitirían las “smart TVs”. Una idea por la que el ha apostado bastante fuerte de forma personal con su proyecto de Aces Weekly, una antología de cómic en la que colaboran multitud de creadores y en la que a un precio de lo mas asequible uno puede encontrar ofertas para todos los gustos.

Y por lo que he podido ojear, el contenido vale bastante la pena

Desde luego la jornada del sábado no podía haber tenido un final mas satisfactorio que este, una jornada que había dejado el listón muy alto. Pero el Salón aun no había terminado y quedaba una ultima jornada de cubrir, una en la que mi objetivo principal era no marcharme de allí sin conseguir un recuerdo de Pasqual Ferry. Pero todo eso y las conclusiones finales de lo que ha sido esta nueva edición del Salón del Cómic de Tenerife, las veremos mañana.

Anuncios