El pasado fin de semana pude ver la enésima adaptación de Spiderman a la gran pantalla y la verdad es que en lineas generales salí bastante satisfecho. No es una película redonda, hay muchos elementos que deberían pulir para la secuela y algún personaje que otro que no aporta demasiado a la historia, pero en lo mas esencial para mi ha funcionado y ha conseguido que me lo pase de miedo que al final es lo que cuenta. Así que vamos a ver, con todos los SPOILERS del mundo, que es lo que me ha parecido el que ha sido mi tercer Spiderman en la ultima década y pico.

Ya podría haber sido este el póster principal y oficial de la película

Ser un adolescente en el instituto no es fácil, ser un adolescente con poderes arácnidos que lleva una doble vida y quiere impresionar como sea a Iron Man para que le deje ser Vengador de pleno derecho es aun mas complicado, pero nadie ha acusado nunca a Peter Parker de ir por la vida por el camino fácil. Una vida que se enredara aun mas cuando trate de conseguir salir con la chica de sus sueños y se cruce en su camino un peligroso criminal que no va a permitir que nada ni nadie se interponga ante sus planes.

¡Cameo de los Vengadores!

Tengo que reconocer que ante esta tercera versión de Spiderman en lo que llevamos de siglo andaba un poco desconfiado, guardaba un muy buen recuerdo de las de las dos películas que hizo Sam Raimi con Tobey Maguire (Porque solo hizo dos películas y ni una mas) y disfrute bastante de la primera de Andrew Gardfield (que juraría que solo hizo una película de Spiderman) Pero todas aquellas dudas se disiparon cuando pude ver a Tom Holland encarnar al trepamuros en Capitán América: Civil War y pude comprobar que efectivamente era un gran Spiderman, pero faltaba lo realmente difícil, ver si Holland era capaz de ser también un gran Peter Parker.

Estamos teniendo Spidermans por encima de nuestras posibilidades

Y hay que decir que ahí también ha salido airoso Tom Holland, pese a que al principio se me hizo un poco raro no verle tan introvertido como esperaba, pero claro, hay que tener en cuenta que a diferencia de en otras adaptaciones aquí tenemos a un Peter Parker/Spiderman que no solo tiene un poco de su versión Ultimate, sino que es un Peter que ya fue picado por la araña radiactiva, que lleva meses siendo Spiderman, que Tony Stark le ha regalado un traje de alta tecnología y que ha luchado con/contra los Vengadores, lo raro hubiese sido verle como el tímido y apocado de los primeros tiempos. Aunque eso no quita para que espere ver en la secuela un flashback con su origen e incluso sus gafas.

En la secuela hace falta un poco mas de esto vía flashback

Pero una vez superado ese pequeño salto en la evolución del personaje lo que tenemos es un Spiderman que no tiene nada que envidiar a sus predecesores. El tener mas alejada en el tiempo esa muerte del Tío Ben que no se menciona pero en momentos puntuales se siente, permite tener a un Spiderman menos atormentado y lleno de entusiasmo para el que no hay delito pequeño que no merezca su atención (y todos sabemos porque eso es así) con una humanidad tremenda, el mismo sentido del humor horrible que tanto le caracteriza y con un par de momentos de los que hablare mas adelante que consiguieron emocionarme mas que cualquier versión anterior del personaje.

Y no, este no es uno de esos momentos pero se agradece ver una escena tan clásica del personaje

Aunque ni la mejor caracterización del mundo hubiese servido de nada si todo lo que la envuelve no funcionase, y en términos generales el trabajo de John Watts y su equipo ha salido bastante airoso. No puedo negar que me encanto ese constante homenaje, en ocasiones descaradisimo, al gran John Hughes y a sus clásicos ochenteros (¡la mejor década!) como “El Club de los 5” ”Y todo en un Día” (Si solo falto algún cameo de Mathew Broderick o Molly Ringwald como profesores). También aprecie mucho que pese a lo que hiciese pensar el marketing de la película el papel de Tony Stark no fue tan importante como parecía en un principio y que no solo sirve para mostrar lo necesitado que esta Peter Parker de una figura paterna, sino que ademas sirve para humanizar un poco a Stark tras Civil War.

La pena es que la mayoría de ellos no esta tan bien caracterizado como en en el Club de los Cinco

Aunque lo mejor para mi, Spiderman aparte, ha sido algo que en demasiadas ocasiones es el punto mas débil del cine de superhéroes, el villano, un papel que aquí ha bordado Michael Keaton en su reinterpretación de Adrian Toomes el Buitre. Aunque su origen y motivaciones son aquí algo diferentes a las del cómic la verdad es que no es una mala actualización. Que use su talento para reaprovechar toda la “super tecnología” que esta rondando por el MCU y que haga eso para que su familia y la de sus empleados no pierdan sus sustento es un acercamiento bastante mas interesante que lo de “me hago villano porque mi socio me ha estafado”. Un papel que Michael Keaton borda y que sigue la senda de los últimos villanos del MCU de ser mas profundos y estar bastante mejor construidos que algunos de sus predecesores.

No era un mal origen del todo pero no le ha sentado mal la actualización

Si, es un villano, y esta dispuesto a hacer cosas horribles para conseguir sus propósitos, pero es difícil no llegar a entenderle en algunos momentos o incluso respetarle al ver sus acciones en en una de las escenas post-creditos, al demostrar lo honorable que puede llegar a ser cuando protege la identidad de Spiderman. Aunque una parte de mi no ha dejado de pensar desde que vi la película que Keaton podría (y debería!) haber sido un inmenso Norman Osborn. Y es este un apartado, el de los villanos, que promete ser interesante en el futuro con esa pequeña (y sorprendente) aparición de Michael Mando como Mac Gargan (el futuro Escorpión) , un villano que en manos de alguien con el enorme talento de Mando puede llegar incluso a hacerle sombra a este Buitre.

Solo Batman podría convertir al Buitre en un villano temible y memorable

Pero decía mas arriba que hubo un par de momentos de la película que me emocionaron bastante y que solo el decoro me impidieron pegar un grito de emoción (aunque para ser honestos yo me emociono fácilmente) . El primero fue cuando en la recta final de la película, en la guarida del Buitre, este entierra a Spiderman bajo escombros y tras unos momentos de duda en los que siente que va a morir, Spiderman saca fuerzas de flaqueza y en uno de los homenajes mas bonitos que he visto a Steve Ditko levanta los escombros recordándonos que Spiderman es ese personaje que no sabe rendirse y que es bonito notar cuando quienes adaptan un cómic a otro medio se han tomado la molestia de entenderle .

¡Los pelos de punta al ver aquella escena!

Aunque casi mejor fue el momento final de su enfrentamiento contra el Buitre. En el MCU hemos visto constantemente como la mayoría de los villanos morían, a menudo como consecuencia directa de los actos del héroe, y como en demasiadas ocasiones este parecía aceptar la muerte del villano con algo natural. Pero Spiderman no, cuando se da cuenta de que el traje del Buitre esta a punto de explotar trata desesperadamente de advertirle y detenerle, y cuando este explota no se lo piensa un momento y se lanza hacia las llamas para salvarle ¡y lo consigue! Y es que como diría el Spiderman de Slott “No one dies…” Lo dicho, da gusto cuando los responsables de una adaptación entienden lo que están adaptando.

Si es que esto es Spiderman

Eso si, si hablamos de cosas buenas de la película no puedo dejar este apartado sin mencionar un gag recurrente a lo largo de toda la película y que desemboco en la escena post-creditos mas cabrona y con la que mas me he reído de todo el MCU, los videos educativos del Capitán América. Volver a ver a Chris Evans enfundado en aquel horrible disfraz que utilizo en la primera película de los Vengadores dándole consejos a los chavales mientras sus profesores le calificaban de criminal de guerra fue divertidisimo. Pero nada comparable con ese momento final, tras los larguísimos títulos de crédito, en los que el Capitán en persona habla al espectador sobre las virtudes de la paciencia y como esta a veces te da tan poco y te hace esperar tanto para algo que no vale la pena. Desde aquí no me queda otra que aplaudir a Watts y compañía por ese momento impagable.

Nunca pensé que me alegraría de volver a ver ese horrible traje

En cuanto a cosas negativas la verdad es que tampoco he encontrado demasiadas, solo pequeños detalles aquí y allá que no me convencen demasiado. Por ejemplo, entiendo que quisieran darle protagonismo a Iron Man, que eso ha debido suponer un buen empujón en la taquilla, y que el que este le de a Spiderman un traje de alta tecnología forma parte de la historia del cómic. Pero que Spiderman se pasee por ahí con un traje con casi tantos cachivaches como la armadura de Stark (tantos que llegan a molestar), inteligencia artificial incluida, y que nada de ello sea fruto de la inteligencia de Peter me ha molestado un poco, que hablamos de un personaje que es un genio científico y aquí solo se lo vemos demostrar en clase y cuando fabrica su fluido arácnido. Algo a lo que le añadiría otra queja tonta y es el no verle en ningún momento interés por la fotografía o ni tan siquiera una mención a la existencia del Daily Bugle. Y que en ningún momento se dijese eso de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” directamente es un crimen (casi tan grave como lo de no haber escuchado aun el Avengers Assemble!).

La secuela necesita menos tecnología de Stark

Pero quizás lo peor ha sido el desaprovechamiento de personajes o esos personajes que no aportan demasiado a la historia. El caso mas extraño lo tenemos en ese “Ned” que a todos los efectos es un Ganke que es amigo de Peter en lugar de serlo de Miles Morales, una curiosa versión del personaje que si bien no es tan cargante como el personaje en el que se inspira tan descaradamente, tampoco puede decirse que aporte demasiado a la película mas allá de ser el amigo simpático. Un caso similar al del desaprovechadisimo Donald Glover en su papel de Ultimate Prowler (yo le hubiese preferido en el papel de Hobbie Brown) un personaje que parece metido con algo de calzador en la trama solo para que los fans de Miles Morales tengan alguna esperanza de verle en el futuro.

Sigo sin entender la existencia de este personaje y que no lo llamen Ganke ¿Sera para no darle royalties a Bendis?

Un caso mas sangrante aun es el del personaje de Michelle o “MJ” otro personaje “nuevo” vagamente inspirado en uno del cómic (tan vagamente que solo se parece en las iniciales) y que aunque imagino que tendrán planes para ella en las secuelas, aquí aparece tan de fondo que apenas despierta interés y no dejo de pensar que si no hubiese sido mas interesante convertirla a ella, y no a Liz, en la hija del Buitre. Y de ese Flash Thompson reconvertido en un pijo bajito y que quiere demostrar que es mas inteligente que Peter Parker prefiero ni hablar.

Hagamos como que no nos damos cuenta de que la han afeado a propósito para que Peter descubra con sorpresa en el futuro que Michelle es atractiva

Aunque lo peor para mi en este apartado de personajes irreconocibles y/o desaprovechados lo que peor me ha sentado ha sido lo poco que hemos podido ver a Marisa Tomei como Tía May. A mi personalmente me ha sabido a muy poco lo visto aquí de ella, un personaje tan importantisimo en la historia del personaje y que tanto juego podría haber dado como el referente moral de Spiderman y que que aquí le da consejos para fiestas, le ayuda a anudarse una corbata y acaba teniendo menos protagonismo que Happy Hogan. Aunque esa escena final promete momentos muy interesantes para el futuro de May y su sobrino en las secuelas, crucemos los dedos para que aprovechen esa nueva (en el cine al menos) coyuntura.

Confiemos en que Tia May tenga mayor protagonismo en el futuro

Así que si, he disfrutado mucho con la película y he salido la mar de satisfecho del cine. Pero aunque aunque el balance final es bastante positivo, no llega a ser perfecta. Hay demasiados personajes poco o nada aprovechados que en ocasiones lastran un poco el ritmo de la película, me ha sabido a muy poco el “Friendly Neighborhood” Spiderman que se pasea por las calles deteniendo crímenes, la pelea final contra el Buitre podría haber sido mas espectacular y que con Stark mediante hayan querido convertirle en un Iron Man Jr no me ha convencido nada. Pero ojala de todas las películas que veo esto fuese lo peor que pudiese decir. Si, no es perfecta y tienen cosas que mejorar, pero me he divertido y me han dejado con muchas ganas de ver una secuela en la que espero que se pulan todos esos pequeños defectos que han impedido que esta fuese una de las grandes películas del MCU. Pero sobre todo espero que sea cierto ese rumor sobre el superheroe que tendra cameo en dicha secuela…

¡Que sea verdad!

Anuncios