Diógenes aun esta empeñado en que siga sus pasos, en que le emule y me convierta en alguien como el… en un adicto a los videojuegos. No le basto con hacerme jugar al Witcher II y descubrirme el mundo del Overwatch y ahora no ha parado hasta conseguir que pruebe con otro juego mas. Y en esta ocasión para conseguir su objetivo ha apelado a lo mas hondo, porque si, seguramente no me hubiera negado a jugar a un juego de ciencia ficción con un estilo muy cafre consistente en correr matando todo lo que se mueva por delante y utilizando un pequeño arsenal bastante variado y en algunos casos original, pero Diógenes sabia que me tenia agarrado por las entrañad tratándose de un juego guionizado por Rick Remender… ¡No hubiera podido negarme a jugar aunque hubiese querido!

Y si vas a jugar a esto mejor hacerlo a su versión remasterizada

En el siglo 26 un grupo de piratas espaciales llamados Dead Echo, y que diez años atrás habían sido un grupo de operaciones especiales hasta que fueron traicionados por su general, se encuentran por accidente con la oportunidad perfecta para vengarse. Pero las ciegas y alcoholizadas ansias de venganza de Grayson, líder de Dead Echo, acaba en tragedia con su nave estrellada y la mayoría de sus camaradas muertos. Una tragedia a la que se le añade el descubrir que su intento de venganza ha sido en vano y que su enemigo aun vive mientras que sus compañeros han fallecido por su culpa. Atrapados en un mundo abandonado plagado de peligrosas bandas de mutantes homicidas, y monstruosas criaturas, a Grayson y a Ishi solo les queda un camino a seguir, escapar de ese mundo como sea y que dios se apiade de lo que se cruce en su camino.

¿Se puede molar mas que esto?

Es posible que haya exagerado un poco al comienzo y que llevase años deseando jugar al Bulletstorm, básicamente porque la otra parte era verdad, desde que supe que Rick Remender había escrito un videojuego supe que tenia que jugar a el. Y pese a que aun no he terminado el juego, puedo decir que lo que me he encontrado hasta ahora no me ha decepcionado en lo mas mínimo. Todo lo que me gusta del trabajo de Remender esta ahí, el humor negro, la violencia, el gore, la acción, ese protagonista culpable de sus propias desdichas (y que puede emborracharse durante el juego)… Y todo envuelto en un escenario e historia de ciencia ficción de lo mas cafre y gamberra que parece surgido de un cruce las paginas de 2000 A.D. y el Fear Agent de Remender (Grayson y Heath Huston casi parecen hermanos separados al nacer).

Los protagonistas de Bulletstorm no desentonarían en ninguno de estos dos cómics

Lo que me ha resultado curioso (ademas de al igual que los Witcher el juego estuvo desarrollado por un estudio Polaco, People Can Fly, menudo pais para los videojuegos) wa que pese a que el juego adolece de algunos de los defectos que menos me gustan en estos juegos de disparos en primera persona, es de lo mas lineal y pasillero que me he encontrado nunca, a diferencia de en otros casos como en el primer Halo, esto no solo no me ha molestado sino que he necesitado unas cuantas partidas para percatarme de ello. Y esto responde básicamente a que la acción del juego es tremendamente frenética.

Con cosas así no da tiempo a pensar en los defectos del  juego

Bulletstorm da poco tiempo para respirar y pensar mas allá de correr y matar, y esto se hace de una forma tan original y cafre que ha conseguido que me divierta tanto que no repare en nada mas. Solo la idea de las patadas con las botas gravitatorias que lanzan a los enemigos por los aires ralentizando el tiempo para poder matarles a gusto es un placer, pero combinado con ese látigo eléctrico multiusos creo que ni siquiera me importaría jugar en un pasillo de verdad, sin estar camuflado en amplisimos decorados a los que no te puedes ni acercar, con tal de realizar una masacre tras otras con este arsenal.

Mas videojuegos necesitarían un arma como este látigo

Y ahí es donde reside para mi la grandeza de este juego, tiene una jugabilidad tan alta dentro de sus limitaciones (la forma de interactuar con el escenario, el pintoresco arsenal, el ser recompensado cuanto mas creativas son las muertes de los enemigos, etc) y un ritmo tan acelerado y frenético que Bulletstorm acaba siendo como aquellas pelis de acción ochentera cuya premisa era de lo mas básica y la acción inhumanamente posible, pero conseguía que no lo pasásemos tan bien que podíamos ignorar todo lo demás. Eso si, hay que suspender mucho la incredulidad para creer que conectando el látigo a uno de los “dropkits” en los que se recarga munición, un revolver de un solo disparo pueda transformarse mágicamente en uno de seis.

Y para estómagos mas sensibles el gore se puede desactivar, pero no molaría tanto 

Pero que mas da, puedes lanzar a tus enemigos contra cactus mutantes y verlos estallar en pedazos o rejugar la campaña entera con Duke Nukem reemplazando a Grayson. ¿Quien quiere sentido pudiendo tener diversión? Aunque en el lado negativo y a larga, me temo que todas las buenas cualidades del juego no van a pesar tanto como su linealidad y que esta sera un lastre a la hora de la rejugabilidad del mismo mas allá de la broma de poder utilizar a Duke Nukem.

Hacer esto no tenia el mas mínimo sentido, pero la idea es demasiado divertida

Lamentablemente y por lo que me he enterado ahora, este juego fue un fracaso comercial en su momento (2011) y los planes para realizar una secuela fueron abandonados, pero tristemente esto no es nada que no hayamos visto incontables veces en cualquier medio, calidad y éxito no siempre van de la mano. Pero aunque probablemente nunca volvamos a ver a estos personajes y a este mundo, vale la pena descubrir este juegazo y dejarse llevar por su gamberrismo mientras tratamos de superarnos a nosotros mismos con nuestra creatividad a la hora de liquidar a nuestros enemigos.

Anuncios