Wertham nos amarga la fiesta: Cien años de Jack Kirby (III)

Mientras Jack Kirby había estado en Europa jugándose el pellejo contra la locura de unos pocos, el panorama editorial de EEUU había sufrido una transformación. Los superhéroes, aquella moda que había empezado con Siegel y Shuster, perdían todo su fuelle y empezaban un lento fundido en negro, mientras las editoriales empezaban a buscar otro tipo de contenidos. Una de ellas, Crestwood Publications, había aprovechado el auge de las películas de terror de la Universal para lanzar un cómic de terror llamado “Frankenstein”, el primer cómic dedicado en exclusiva al género. El éxito del cómic iba a marcar la historia del medio durante los siguientes años, aunque la cosa no acabaría precisamente bien…

Black Magic era una serie del estilo de las de terror de la EC, pero mucho menos bestia.

Joe Simon y Jack Kirby no debieron de quedar muy contentos con el trato final que tuvieron con DC, que explotó de mala manera el éxito de Boy Commandos y seguía publicando historias de los personajes bajo su firma sin pagarles un centavo. No había tan mala sangre con ellos como tuvieron con Marvel y el Capitán América, pero los dos autores habían acabado un poco quemados y Crestwood les ofrecía más libertad, ya que hasta contaban con su propio sello dentro de la editorial: Prize Group, el cual englobaba series como la antología de terror Black Magic, una serie regular del detective Charlie Chan o el mayor éxito del sello y del duo Simon/Kirby: Young Romance, el verdadero pistoletazo de salida del género romántico en 1949 y verdadera gallina de los huevos de oro de su colaboración con Crestwood.

Sí, lo de buscar nuevos mercados no es algo nuevo.

Mientras tanto y fieles a su política de no tener todos los huevos en la misma cesta, Simon y Kirby seguían trabajando para otras editoriales. Y es que Simon había contraido matrimonio con la secretaria de uno de los hermanos Harvey, los propietarios de Harvey Publications, con lo que el duo trabajó para ellos en series como el western Boys’ Ranch -la Newsboy Legion aplicada al género de vaqueros- o Green Hornet. Es una época interesante para Kirby, porque su estilo se va definiendo cada vez más y es en estos géneros tan dispares donde empieza a adquirir ese barroquismo tan característico que lo convertiría en el Rey, imprimiendo un dinamismo a la narración y la figura humana inédito en un medio que vivía entre el hieratismo de una escuela naturalista y el dinamismo del “cartoon”.

Nada que envidiar a las chifladuras de Arnim Zola, vaya.

Ya para mediados de los años 50 y con las mamarrachadas del Doctor Wertham de fondo, Simon y Kirby vuelven al género de superhéroes por una mezcla de orgullo y venganza. Y es que la futura Marvel, que había seguido publicando sin pena ni gloria Captain America Comics y había cerrado la serie por las bajas ventas -¿quién iba a pensar que convertir la serie en “Captain America’s Weird Tales” no iba a funcionar?- habían decidido volver a publicar una serie del personaje, poniéndolo a cazar comunistas y al servicio del mismo maccarthysmo que estaba hundiendo la industria dle cómic. Joe y Jack no podían permitir eso, con lo que pronto sacarían para Prize una serie de corta duración llamada “Fighting American”, que en si misma acaba siendo una sátira del género de superhéroes y la caza de brujas en general, al mostrar los villanos más estrafalarios y dar rienda suelta al Kirby más loco que conoceríamos en Marvel y DC.

Aquí Kirby diciéndonos que hay que hacer ejercicio.

Pero daba igual lo que hiciera el Fighting American o el propio Capitán América, porque el verdadero enemigo de los cómics estaba en la caza de brujas. El doctor Fredric Wertham y sus teorías de que los cómics convertían a los niños en psicópatas habían calado hondo en el público en general y la investigación del senado de EEUU sobre el tema se había convertido en uno de los temas estrella del nuevo medio de comunicación del momento: La televisión. Las editoriales, conscientes de que esto de los cómics en muchos casos era sólo una parte de su negocio, empezaron a centrarse en otro tipo de publicaciones, con lo que los impresores de repente se daban cuenta de que parte de su maquinaria empezaba a quedarse sin material, lo cual era completamente nefasto porque las imprentas industriales necesitan mantenerse en marcha en todo momento. Conscientes en Crestwood de que esto podía significar un aumento sustancial de los precios de impresión, animaron a Joe Simon y Jack Kirby a hacer lo que habían hecho toda su vida -luchar- y crear su propia editorial, que trabajaría como una subcontrata de Crestwood y operaría con el nombre de Mainline Publications.

Tras Mainline, Kirby sólo colaboraría con Simon puntualmente, con lo que la pareja quedaría rota para siempre en los años 60.

Mainline usaría la misma distribuidora que la revilecida por Wertham EC Comics y publicaría un romántico -Love-, un western -Bullseye-, un cómic bélico “escrito y dibujado por auténticos veteranos de guerra” -Foxhole- y otro policiaco “basado en hechos reales”, Police Trap. Ninguno de estos comics llegaría al número 10, ya que el mismísimo Wertham veía a Mainline como un cómic EC más -usaban la misma distribuidora- y Crestwood se asustaría, acabando de muy malas maneras su relación con Mainline y forzando a Simon y Kirby a vender la editorial más o menos por la misma época en la que Archie, Marvel y DC se juntaron con Disney/Gold Key para crear una aberración llamada “Comics Code Authority”, que venía a ser un sello de autocensura que dejaba fuera del negocio a EC y otras editoriales más pequeñas. Los rumores dicen que la relación entre Simon y Kirby se vería enturbiada por el fracaso de Mainline, pero el propio Simon afirma que él ya no tenía ganas de seguir en el negocio de los cómics y que ganaba mucha tranquilidad dedicándose a la publicidad, con lo que Jack Kirby empezó a volar solo de nuevo y los vientos le arrastraron de vuelta a National, la futura DC…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cómic y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Wertham nos amarga la fiesta: Cien años de Jack Kirby (III)

  1. Garrak dijo:

    “el auge de las películas de terror de la Universal”
    Que tiempos

    Paradójico que Kirby vendiese tanto con un cómic romántico.. quien sabe adónde habría llegado sin la mierda del Comics Code Autority (¿La mierda esa sigue vigente?)

    Y también paradójico que, según creo recordar, Wertham al final de sus días diese la vuelta hacia atrás, y renegase de sus propias ideas, pero ya era demasiado tarde y en las convenciones lo rechazaban con abucheos abundantes. Me pregunto que diría del bondage salvaje de Marston…

    Creo que uno de los grandes males de la humanidad viene por pensar que los niños son imbéciles tecleabobos incapaces de lamer una bota. A ver cuando nos daremos cuenta, y recordaremos que a los 9 años la mayoría de chavales ya sabía lo que era follar, destripar, el porno, y se habria visto al menos dos o tres películas para mayores de 13 o 18, y que no por ello han acabado siendo perturbados.

    Bueno, er, eso me digo todos los días al espejo

    • Diógenes Pantarújez dijo:

      El CCA lo jubiló del todo Archie hará unos diez años, porque al final no dejaba de ser algo que llevaban entre las tres grandes y tras el abandono de las otras dos ya no tenía sentido mantenerlo.
      Y no voy a decir nada de tu infancia porque tu sabrás…

    • “Paradójico que Kirby vendiese tanto con un cómic romántico.. quien sabe adónde habría llegado sin la mierda del Comics Code Autority (¿La mierda esa sigue vigente?)”
      Evolucionó y se adaptó a un nuevo medio conocido como internet. Ahora usa las siglas SJW y funciona sin necesidad de apoyos gubernamentales pero haciendole el trabajo más facil a los gobiernos de controlara la gente.

      • Garrak dijo:

        Diogenes ya te ha respondifo, pero como ysoy mas perezoso me limitare a decirte que me comparas churros con merinas

    • M'Rabo Mhulargo dijo:

      “Creo que uno de los grandes males de la humanidad viene por pensar que los niños son imbéciles tecleabobos incapaces de lamer una bota. ”

      Como me ha hecho recordar eso a la clase de libros que me obligaban a leer en el colegio y lo mierda que me parecian xdd

  2. capitanpescan0va dijo:

    Me sabe mal comentar poco o nada en estos posts, pero es que no se me ocurre qué comentar. Seguid haciendo estos artículos, que son interesantísimos, aunque solo sepa qué comentar cuando hablamos de enajenaciones xD…

    • Diógenes Pantarújez dijo:

      Gracias de todas formas, muchas veces recibes más feedback por tonterías que en el fondo son puro trolleo, pero a la hora de la verdad lo que hace que sigamos haciendo brainstomping es poder hablar de autores y de cómics de los que parece que todo el mundo se ha olvidado. Y ojo, que aunque espero que ese no sea jamás el caso de Jack Kirby, no hay más que ver el cabreo que se pega M’Rabo cada vez que habla de Toth, Kubert o cualquier dibujante español, Giménez incluido.
      Pero claro, ¡también hay que entender que esos posts los hace M’Rabo y así le salen!

      • capitanpescan0va dijo:

        También supongo que es más fácil tener algo que decir en los posts de troleo, porque en uno como este, alguien que desconoce la historia de Kirby como un servidor, calla y escucha.

      • M'Rabo Mhulargo dijo:

        Podrian dejar de salir!! A ver que harias entonces!

  3. zatannasay dijo:

    Lo de Young Romance no lo sabía.

    “imprimiendo un dinamismo a la narración y la figura humana inédito en un medio que vivía entre el hieratismo de una escuela naturalista y el dinamismo del “cartoon”.”

    Bien explicado como muchos de los dibujantes venían de escuelas clásicas o de la caricatura, y no tenían ni idea del lenguaje narrativo que se estaba gestando. Los realmente grandes del cómic son los que desarrollaban la narrativa y reventaban los límites. McCay, Herriman, Eisner, Foster, Steranko, muchos aun no han entendido lo que nos dieron.
    Yo digo que aun ahora queda muchísimo por explorar narrativamente en el medio.
    Esa viñeta de Fighting America de la máquina, es un prodigio solo por los niveles de profundidad, con esas manos en primer termino accionando botones.

  4. the main man dijo:

    si algo demostró Kirby a lo largo de su vida y obra es que era un luchador y un trabajador que no se rendía, la ética de trabajo del tipo es envidiable

  5. zatannasay dijo:

    Por cierto… Ahora que se me ha ocurrido…
    ¿Hasta que punto, la persecución al cómic fue alentada por el nuevo medio que despuntaba, la televisión? Un medio queriendo eliminar la competencia apelando a la peligrosidad social.

    ¿Wertham habría tenido alguna influencia, si no hubiese tenido a la televisión jaleandolo?

    • Diógenes Pantarújez dijo:

      Algún día hay que hablar de eso largo y tendido, porque en realidad lo que pasó con Wertham fue un producto de una época. Se junto el Macarthysmo de la caza de rojos y la búsqueda de enemigos internos con la irrupción de pseudoexpertos opinadores -lo que ahora llamamos tertulianos- que, si en la radio no acababan de tener su espacio, en la TV consiguieron tener para ellos solos programas enteros. La gente estaba aterrorizada por la bomba atómica y la amenaza roja constante, con lo que no es raro que la emprendieran contra los cómics igual que en los años treinta cargaron contra el cine con el Código Hayes, surgido justo después de la gran depresión y en mitad del gran terror al crimen organizado.

      • Espera, ¿están hablando del pasado? Porque eso suena a la cotidianidad de hoy en dia.
        Veamos, modifiquemos el mensaje de Diogenes:

        “Se junto el Politicorrectismo de la caza de intolerantes y la búsqueda de enemigos internos con la irrupción de pseudoexpertos opinadores -lo que ahora llamamos tertulianos (opinologos en mi tierra)- que, si en la Televisión no acababan de tener su espacio, en la internet consiguieron tener para ellos solos canales/paginas enteros. La gente estaba aterrorizada por la crisis ecologica/inmigrante y la amenaza terrorista constante, con lo que no es raro que la emprendieran contra los cómics/videojuegos igual que en los años treinta cargaron contra el cine con el Código Hayes, surgido justo después de la gran depresión y en mitad del gran terror al crimen organizado”.

        Como que la humanidad sigue patrones cada cierto tiempo.

        • Diógenes Pantarújez dijo:

          Creo que el paralelismo con la actualidad no sería ese. Hay algo bastante más siniestro y perverso moviéndose entre todo este humo y que es el que de verdad acojona:

          “Se junto el terrorismo postcolonial con las tecnologías de vigilancia masiva y los opinadores de internet -y no me estoy refiriendo solo a bloggers- que, si en los mass media no acababan de tener su espacio, en internet consiguieron tener para ellos solos un medio de comunicación masivo que llegaba a todo el planeta. La gente estaba aterrorizada por los atentados terroristas y necesitaban seguridad, con lo que no es raro que la emprendieran contra las libertades individuales porque ya habían expuesto su vida entera en Facebook e Instagram.”

          Te dará igual no poder decir hijo de puta cuando te hayan cortado la lengua, te lo aseguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s