Tras incontables años ahorrando las monedas que Diógenes se dejaba perdidas entre los cojines de los sofás de la mansión y el dinero que le sisaba de las vueltas cuando me enviaba a comprarle algún capricho, por fin he conseguido mi objetivo, jubilar el viejo spectrum tuneado con el que Diógenes me tenia trabajando y comprar un ordenador de verdad. Una maquina potente con la que poder vivir la vida desde este sótano en HD, con la que poder trabajar a gusto y ser una persona responsable que ayuda a mantener el blog en marcha… ¡Pero en lugar de eso me he puesto el Witcher 2 y me he vuelto loco!

Mas vale tarde que nunca

Cualquier lector habitual del blog sabe que esto de los videojuegos no es mi especialidad precisamente, pero eso no quiere decir que no disfrute ocasionalmente de algún juego que otro. Y de entre esos pocos videojuegos que realmente me han gustado, se encuentra precisamente el primer Witcher. Un juego que cuando descubrí me engancho de mala manera (y mucho mas ahora que ya me he leído alguno de los libros de Sapkowski) y me hizo darme cuenta de que igual esto de los videojuegos podía ser mucho mas que un mero entretenimiento de machacar botones. Pero en mi ingenuidad no creía que aquello pudiese superarse, ese juego me parecía lo máximo a lo que se podía aspirar en cuanto a gráficos, jugabilidad e historia. Que poca idea tenia de estas cosas, cuanto me quedaba por aprender y que poca fe tenia en la gente de CD Projekt RED…

Y yo realmente pensaba que esto era lo máximo…

Lo que me he encontrado me ha vuelto loco. Los gráficos me han parecido impresionantes (y eso que es un juego de hace ya seis añazos), los combates que ya me dejaron con la boca abierta en el primer juego son ahora incluso mejores, fluidos, brutales y espectaculares, y la historia, que decir de la historia… Es cierto que he avanzado poco en el juego hasta ahora, poco mas que el prologo que sirve mas o menos de tutorial para aclimatarse al sistema de juego, pero si tan solo con el prologo son capaces de contarme una historia que me ha dejado mas enganchado que muchas series de televisión o películas que me he tragado en los últimos años, no soy capaz de imaginarme que es todo lo que me espera a medida que siga avanzando, pero acompañare a Geralt hasta el final.

Si no fuese porque están tratando de matarme a cada rato disfrutaría mas de los paisajes

Eso si, no negare que me siento torpe con este juego, tremendamente torpe. Pero hay que tener en cuenta que yo venia de jugar al Avengers Alliance (nunca te olvidare) ya que allí básicamente entre el jugar por turnos y que el único botón que tenia que pulsar era el izquierdo del ratón, como que no estaba preparado para volver a un juego de estos que Diógenes llama “de verdad”. Pero poco a poco los reflejos están volviendo y ya casi estoy acostumbrado de nuevo a tener que desplazarme por todo el teclado para hacer cosas sin que me maten. Eso si, sigo odiando con todas mis fuerzas esos momentos en los que para avanzar tienes que pulsar una tecla concreta en un momento determinado y por extensión este sistema de boxeo que han metido y que me ha costado recibir unas cuantas palizas aprender a utilizar. Con lo bonito y fácil que es manejar las espadas…

Pero como odio el puñetero boxeo

Y yo ahora debería decir que claro que recomiendo este juego, pero aparte de ser evidente, es que no tengo tiempo. Tengo que explorar este pueblo, buscar materiales para que me forjen una nueva espada de plata, acudir a una cita al atardecer con un tipo que quiere hablarme de algo, conseguir que el misterioso mercader deje de llamar a los guardias cada vez que trato de acercarme a el y ver si encuentro pistas sobre el paradero de un Kingslayer que no se parece demasiado a Jaime Lannister… Ahora entiendo como es que Diógenes esta todo el día encerrado en su cuarto sin salir mas que para ir al banco de Suiza, solo que ahora ademas se asoma a cada rato para decirme que juegue a esto y a lo otro y me esta volviendo tan loco que igual forjo una espada en el juego y otra en la vida real, de esas de plata para matar monstruos… Pero no antes de conseguir el Witcher 3.

Dios mio, el 3 parece aun mas espectacular…

Anuncios