Brian Michael Bendis es uno de esos guionistas que parece no dejar indiferente a nadie, la gente le ama o le odia. Aquí en Brainstomping generalmente nos encanta su trabajo, pese a que llevaba ya una buena temporada que lo único que podíamos hacer era poner a caer de un burro casi todo lo que escribía mientras confiábamos en que recuperase el rumbo. Por suerte eso ha terminado sucediendo (“casualmente” después de que la serie de TV de Powers se fuese a la mierda y con ella algo que parecía quitarle demasiado tiempo) y desde hace unos meses hemos podido disfrutar de nuevo del Bendis que nos gusta. Un regreso que de forma igualmente poco casual ha venido de la mano de uno de sus personajes más populares, Jessica Jones, quien tras el éxito de su serie de televisión recupera una cabecera propia que no podría haber comenzado con mejor pie. Y que nada mejor para celebrar este doble regreso que recomendar uno de los mejores títulos que Marvel está publicando ahora mismo.

Y parece que fue ayer cuando nos despedimos de Alias y The Pulse

Jessica Jones ha vivido momentos muy bajos a lo largo de su vida pero en esta ocasión parece haber tocado fondo como nunca. Encarcelada, repudiada por compañeros y amigos y lo peor de todo, con su matrimonio al borde de la ruptura… Pero si algo ha caracterizado siempre a Jessica es que es demasiado cabezota como para rendirse y no va a comenzar a hacerlo ahora. Así que mientras trata de recomponer los pedazos en los que se ha convertido su vida seguirá haciendo las dos cosas que mejor se le dan hacer, levantarse (aunque sea con resaca) y resolver casos como una de las mejores detectives privadas de Nueva York.

Así es Jessica, incapaz de hundirse del todo

 La espera se ha hecho esperar, algo más de una década, pero Jessica Jones ha regresado al primer plano con todo el equipo original, dibujos de Michael  Gaydos, portadas de David Mack y como no, guiones de Brian Michael Bendis. Un Bendis que afortunadamente, y tras una larga etapa en la que ha estado irreconocible hasta el extremo de hacerme abandonar sus comics, ha recuperado la inspiración (y ha dejado de estar ocupado con otras cosas, cof, powers, cof) y ha vuelto a ser el de antes. Aunque también es cierto que Bendis siempre ha funcionado mucho mejor con personajes creados por el mismo o al menos personajes a los que puede adaptar a su estilo sin traicionar la esencia de estos.

Y como no, también tenemos esos poco sutiles mensajes que a Bendis le encanta dejar en sus cómics y que cada vez me tienen mas convencido de que el se va a encargar del regreso de los 4 Fantásticos…

Y es eso precisamente lo que consigue Bendis aquí, hacer suyos a unos personajes a los que conoce de arriba abajo y que pese a que el comienzo de esta nueva serie pueda inquietar o incluso cabrear a algunos (a mi casi me paso) hay que darle un voto de confianza porque en este caso vuelve a saber lo que hace. Básicamente Bendis hace saltar por los aires la vida de Jessica para ir recomponiéndola poco a poco y mostrarnos por el camino cuanto ha cambiado y madurado Jessica desde que la conocimos hace la friolera de dieciséis años.

Nada como un poco de trabajo para ir pegando las piezas de su vida

Un dominio de los personajes que se extiende a los mal llamados secundarios como SU versión (una que no traiciona lo que siempre fue el personaje) de ese Luke Cage maduro, héroe veterano y padre y que incluso consigue que en las dos breves escenas que ha tenido Danny Rand en los siete números publicados hasta la fecha lo haya encontrado mejor caracterizado de lo que lo ha estado en los dos últimos volúmenes de su serie regular y en la que compartió con Luke Cage hasta este mismo mes.

Y que sea precisamente Bendis el que se acuerde de que Puño de Hierro había dejado hace mucho de ser un tipo amargado y resentido con el mundo…

En el apartado gráfico tenemos el regreso de Michael Gaydos al personaje que ayudo a crear. Un dibujante cuyo estilo quizás no sea del gusto de todo el mundo, pero que encaja como un guante con el mundo sombrío y sórdido en el que se mueve Jessica Jones y se complementa a la perfección con el estilo de escribir de Bendis, demostrando que siguen siendo una de esas parejas artísticas que esperamos que duren mucho tiempo. Y como no, todo esto envuelto de nuevo en unas impresionantes portadas de David Mack que siguen siendo dignas de estar colgadas en un museo.

Y lo bien que se le da mostrar el mundo superheroico desde otra óptica

Aunque el regreso del Bendis que nos gustaba ya lo habíamos podido ver en Infamous e  Invincible Iron Man, ha sido aquí donde hemos visto confirmado su regreso una vez que ha dejado de lado (¡por fin!) dos largas y aburridas etapas con la Patrulla-X y los Guardianes de la Galaxia. Pero lo mejor ha sido el ver como Bendis se ha desenvuelto aquí  con Jessica Jones, Luke Cage y Puño de Hierro, lo que sumado al buen recuerdo que guardo de su etapa en Daredevil, hace que tenga más esperanzas que nunca de que esa nueva serie de los Defensores (que debería haberse llamado Héroes de Alquiler, pero hay que seguir los pasos de Netflix… ) que reúne a estos cuatro héroes y que está escrita por él, será todo lo que he estado esperando desde que terminaron sus Vengadores.

Eso si, que falta les hace a casi todos una buena renovación de vestuario…

Anuncios