En el momento en el que se publique este articulo faltara poco más de una semana para que Netflix estrene por fin la esperadísima serie de Puño de Hierro/Iron Fist… y yo estoy cagado. Si, en general los resultados de este acuerdo entre Marvel y la cadena de pago han sido más buenos que malos, pero entre el pequeño fiasco que supuso la serie de Luke Cage y mis altísimas expectativas con Puño de Hierro tengo miedo de demasiadas cosas. Y es que con las adaptaciones de un medio a otro son muchas las cosas que pueden fallar o quedarse por el camino (recordemos si no el caso de Batman v Superman) y para mi seria tristísimo que esto sucediese con esta serie. Así que en previsión al inminente estreno que tenemos a la vuelta de la esquina voy a enumerar todo aquello que me aterra sobre el Puño de Hierro televisivo.

¡Falta poco mas de una semana y yo ya estoy de los nervios!

Aquí el principal problema es que a diferencia de las otras tres series, cuyos protagonistas pese a sus poderes y elementos fantásticos en sus historias, se trataba de personajes con los pies algo más pegados al suelo, gente que se enfrenta a mafiosos y criminales varios y que han obtenido sus poderes en accidentes o experimentos científicos. Mientras que Puño de Hierro es la historia de un niño huérfano que fue criado en otro planeta por unos alienígenas inmortales que colonizaron un mundo de seres vegetales y que obtuvo sus poderes tras matar a un dragón y posteriormente pulverizar a puñetazos su corazón. La diferencia de tono es notable y es algo con lo que necesitaran tener cuidado y mantener un delicado equilibrio si no quieren espantar a los espectadores que busquen otra serie en la misma línea que el resto.

Visualmente es mucho mas espectacular que tener supersentidos o ser superfuerte

Y ahí es donde en parte reside mi miedo, porque la forma más fácil de equilibrar todo eso sería la de reducir todo lo posible los elementos más fantásticos del personaje. De momento y gracias a los diversos trailers y entrevistas puedo estar tranquilo ante la idea de que conserva sus poderes y aunque visualmente estos le deben más a la versión de Karee Andrews que a la clásica, sigue exhibiendo un puño brillante y no es simplemente alguien que golpea fuerte.

No es tan bonito como lo dibujaban Gil Kane o John Byrne pero no esta mal

Mas miedo me da el cómo consigue sus poderes, ya que aquí no se trata de alguien que es bañado por residuos radiactivos o químicos o que se somete a un experimento, se trata de alguien que se enfrentó a un dragón gigante. Y es que aunque con el presupuesto que manejan estas series y viendo lo que pueden llegar a hacer incluso las series de la CW, estoy seguro de que Netflix se podría permitir un dragón CGI que solo tiene que aparecer en una escena concreta, el problema está en si quieren llegar hasta ahí. Si, Finn Jones ha insinuado en entrevistas que Danny Rand obtuvo sus poderes de Shou-Lao el inmortal, pero a saber si aquí nos mostraran un “dragón metafórico” o un dragón en forma humana representado por un actor con algo de maquillaje en la cara. Que a estas alturas casi que me conformo con que Shou-Lao exista aunque sea fuera de plano.

¡Si no sale Shou-Lao me sentiré estafado!

Y ya que hablamos del pasado del personaje en K’un-Lun, tengo que añadir que no me convence mucho como la primera impresión que transmiten los trailers parecen indicar que en lugar de tratar de resaltar lo ajeno que es el mundo al que viaja Danny Rand, han decidido zambullirse en el estereotipo. Así es como nos encontramos con unos “Kunlunianos” (y mucho me temo que uno de ellos es el mismísimo Lei-Kung) que en lugar de vestir como les diseño Gil Kane en su día, aparecen convertidos en una suerte de monjes shaolin interdimensionales que no hubiesen desentonado nada en el Kung-Fu de David Carradine . Porque nada mejor para escapar de las críticas que convertir al personaje en algo que no era pero de lo que lo acusaban de ser… sigh

Es que no pueden ser otros, esos dos “monjes” van a acabar siendo Lei-Kung y Yu-Ti…sigh

Del uniforme en principio solo tenía el miedo habitual en estos casos, que casi puedo contar con los dedos de una mano los rediseños para cine/tv que me han dejado realmente satisfecho. Es cierto que este no sale en los trailers, pero tampoco vimos el de Daredevil en ningún material promocional previo al estreno de la primera temporada de su serie. Aparte de eso David Aja le había diseñado uno que era perfecto para ser trasladado a imagen real, respetuoso con el original pero al mismo tiempo bastante realista, lo tenían todo muy fácil para hacerlo bien. Pero tras ver el “traje” que le dieron a Luke Cage en su serie (no fueron ni capaces de darle una camiseta amarilla, menos mal que defensores parece haber corregido eso) y entre las declaraciones de Scott Buck de que de momento Danny Rand no necesita un uniforme, que Finn Jones no se haya afeitado aun la barba y el absurdo cariño que el MCU parece sentir hacia el extinto Universo Ultimate, me hace temer que el uniforme de Puño de Hierro acabe siendo como aquel horror que llevaba el personaje en dicha línea editorial.

Admitamoslo, sabemos que son perfectamente capaces de hacer que “eso” sea su uniforme…

Aunque probablemente lo que más miedo me dé sea que en la serie veamos la consumación de algo que ya se ha asentado en los comics, la ruptura de una de las parejas más emblemáticas del Universo Marvel, la de Puño de Hierro y Misty Knight. Diógenes seguramente dirá que soy un exagerado, pero para mí esta relación estaba a la altura de Ciclope y Jean Grey o Reed y Sue Richards. Una relación que no solo estuvo perfectamente desarrollada gracias principalmente a Chris Claremont, sino que además fue muy importante por su significado y contexto histórico dentro del comic de superhéroes, ya que se trataba de una relación entre una persona blanca y otra negra en una época en la que no había pasado apenas una década desde que se había legalizado en todo el país el matrimonio interracial.

Claremont siempre fue un adelantado a su epoca

Pero en el comic eso se terminó hace ya una buena temporada y mientras que Puño de Hierro no ha tenido otro interés romántico más allá de su escarceo con “la otra hija rubia de Harold Meachum que también culpa a Danny por la muerte de su padre y quiere matarle en venganza” (Karee Andrews no era muy original que digamos) Misty ha terminado relacionándose sentimentalmente con Sam Wilson, personaje con el que hasta entonces tenía nula relación, porque por lo visto ya no estamos en los setenta y ahora lo que se lleva es que cada uno se empareje con gente de su mismo color o algo asi

Viva el progreso o algo…

Y todo parece indicar que no veremos nada de esto en Netflix pese a que la propia Simone Missick ha mostrado su interés en explorar en la pequeña pantalla la relación entre su personaje y Puño de Hierro. Primero tuvimos aquel momento en el que Misty y Luke se conocieron en la serie de este último y acabaron en la cama, una escena que para cualquiera que haya seguido a todos estos personajes fue casi “incestuosa”. A eso hay que añadirle que en principio parece que Misty no aparecerá en Puño de Hierro, aunque es cierto que no sería la primera vez que se oculta o incluso niega la aparición de algún personaje o que Elektra no se encontró con Daredevil hasta la segunda temporada de la serie de este.

¡Incesto!

Pero lo peor sin duda son esas escenas en los trailers que parecen insinuar un romance entre Danny Rand y Colleen Wing, dos personajes que en los comics eran hermanos en todo menos en sangre y que de cumplirse lo que parecen indicar los trailers reincidiría en ese pseudo-incesto. Por no hablar de que sería agradable que siguieran la ruta de que dos protagonistas heterosexuales de diferente sexo pueden ser solo amigos y no hace falta forzar una relación sentimental entre ellos.

¿Mas incesto?

Y así es como me encuentro ahora, con la sombra del miedo irracional detrás de la oreja temiendo que la serie me decepcione solo porque llevo demasiado tiempo deseando ver esto. Probablemente al final sea solo lo de siempre, tendré que soportar algunos cambios irracionales aquí y allá que no parezcan tener demasiado sentido y el resto con suerte no solo será fiel al original sino que además será una más que digna serie. Y si lo peor ocurre al final siempre me quedaran los comics, que en el fondo es lo que realmente importa.

Anuncios