Después de un año en el que se ha batido el record de juegos en steam, el ponerse a jugar un indie se nos hace algo cuesta arriba. Más que nada porque, entre tanto ruido y tanto título para elegir, lo más probable es que no des con el acertado. Rise & Shine es un juego de Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, una desarrolladora que por increíble que parezca no la ha fundado Rob Liefeld, si no unos señores de Valencia. Así que vamos a ver…

rise-shineLas aventuras de un mocoso y su pistola. Porque esta bien que los niños lleven armas, que se lo digan a la NRA.

Rise & Shine es uno de esos plataformas de disparos de esos que puso en su día Contra, Gunstar Heroes y demás clasicazos del tiro limpio, esos juegos que hoy en día ya no se prodigan tanto entre las grandes desarrolladoras pero que nos gusta recuperar de vez en cuando aunque sólo sea por pura nostalgia. Y de eso en Rise & Shine hay mucho, tanto como para llegar hasta a ser excesivo con sus guiños y referencias a otros clásicos de los videojuegos; el juego no deja de desarrollarse en un planeta llamado Mundojuego que acaba de ser atacado por los marines ciclados de NuevaGen, gentuza que parece recién salida del Gears of War y demás shooters modernos y que nada más empezar el juego masacran a un trasunto de Link -el de Legend of Zelda, ese que sigue sin ser una chica- que deja en manos de un niño llamado Rise al arma todopoderosa con la que supuestamente iban a salvar el planeta, una pistola llamada Shine (de ahi Rise & Shine, ¿lo pillas?).

rise-shine-shineNo, la pistola no me cae bien.

La pistola en cuestión tiene su propia personalidad y hablará con el protagonista a lo largo de la partida, aportándole además la capacidad de alternar dos tipos de municiones -balas y eléctrica- además de tres tipos de disparo -normal, dirigido y “a lo catapulta”- siendo la combinación de esos modos y municiones el grueso de los puzzles del juego y de los bosses -tres- que nos encontraremos a lo largo de la aventura, a los que según vayamos bajando la vida tendremos que atacar de una forma u otra para poder seguir partiéndoles el lomo a gusto. Y es que Rise & Shine no es un Contra al uso, porque hasta sus escenas de acción frenética tienen algún tipo de puzzle que exige un aprendizaje de rutinas de enemigos para poder continuar; en eso me recuerda muchísimo más a Prince of Persia (el original, el que programó Jordan Mechner en calzoncillos) o al añorado Another World que a un run’n’gun al uso.

rise-shine-mallEsa figura diminuta vestida de naranja es el protagonista. Y así de canijo es durante todo el juego…

El juego se desarrollará como un twin stick shooter de plataformas, una solución jugable la de usar el stick derecho para apuntar (o el ratón) que no me acaba de entrar en esto del plataformeo. Teniendo en cuenta que otros referentes del género como Metal Slug se las arreglan sin problemas usando un solo stick y consiguen ser más dinámicos gracias a eso, ¿realmente le suma algo al juego el poder apuntar hacia dónde disparamos con tanta precisión? Porque, es cierto, en Rise & Shine existen varios puzzles que se justifican con el apuntado con el ratón, pero son puzzles que en muchos casos habría preferido que funcionaran dentro del sistema de control clásico; pero es que ése es el problema de intentar hacer un cruce entre Another World y Metal Slug, que corres el riesgo de parar la acción y volverla engorrosa. Que admito que le tengo especial alergia al twin-stick shooter -no soporto ni el Commando ni el The Chaos Engine, vaya-, pero estando como estamos ante un juego que bebe tanto del píxel de los 8/16bits, me hubiera parecido más apropiado el prescindir del twin stick y el tomar una aproximación más dinámica dentro de la dinámica de ensayo/error a la que se somete al jugador a lo largo de todo el juego.

rise-shine-shootmupY sí, el juego tiene una fase de matamarcianos. Controlando el cañón de la nave con el ratón y bastante sosilla, pero se agradece la variedad.

Porque ésa es otra, que soy de los que detestaron Limbo, Rick Dangerous y demás juegos que son completamente injustos con el jugador y te obligan a memorizar que en x lugar hay una trampa. Avísame de que hay una trampa con alguna indicación gráfica, que cada vez que falle en el juego sea culpa mía y no porque al diseñador le da la gana de matarme. Es más, me parece triste que el juego explote tanto esto pero que a la vez se obsesione tanto por hacerte tragar tutoriales que, por la simplicidad del juego, yo creo que eran total y absolutamente innecesarios. Pero vaya, esto no es culpa tanto de los desarrolladores del juego como de unos jugadores y testeadores que demandan tenerlo todo masticadito antes de empezar a jugar, cuando en su día el nivel 1-1 de Super Mario Bros ya te enseñaba todo lo que tenías que saber del juego sólo a traves de lo que veías al jugar. Pero volvamos a Rise & Shine…

rise-shine-duckhuntDa por saco que destaque más el perro del Duckhunt que el protagonista del juego, vaya.

Como podéis ver, es un juego que gráficamente está muy trabajado, con lo que es todo un fastidio el que el sprite del protagonista se vea excesivamente pequeño y que tanto él como algunos de sus enemigos no acaben de destacar del fondo todo lo que debieran en los primeros niveles, pero a medida que vamos avanzando nos vamos acostumbrando y en niveles posteriores ese problema ya no se da. En realidad Rise & Shine es un juego bastante entretenido que me ha enganchado durante las tres horas que me ha durado, lo cual es todo un logro con todo lo que odio los twin stick shooters y la de tacos que suelto cada vez que me matan porque al juego le da la gana. En fín, que espero que esto sea el principio de algo mayor y mejor, pero para mí el mejor plataformas patrio en steam sigue siendo Maldita Castilla, que ése si que es realmente jodido…

rise-shine-supernintendoPero lo que no perdonaré jamás (jamás) es lo de poner dos supernintendos americanas en vez del modelo europeo/japonés, ¡con lo feas que eran!

Anuncios