Me vais a perdonar el sensacionalismo puro y duro, pero más o menos eso es lo que ha venido a decir el George RR Martin polaco.  El escritor, que creó al personaje protagonista y el mundo que se puede ver en los dos RPGs de CDProjekt RED, afirma que nunca ha jugado a los videojuegos, ni le interesan en lo más mínimo.

Después de ver lo que hicieron con Geralt en la tele, no me extraña…

Dice el hombre, no sin cierta razón, que sus novelas son las que mandan en todo esto, y toda continuación directa que se pueda hacer de sus novelas poco vale o nada vale, porque frente a lo que sería el “canon” no tienen ningún valor. Vamos, que son fanfics muy bonitos de ver, que a la gente le gustará jugarlos y probablemente hasta ayuden a promocionar las ventas de las novelas (aunque esto último lo pone en duda, porque afirma que en ciertos mercados alguna gente se ha pensado que sus libros son la “novelización” del juego), pero que a la hora de escribir una hipotética continuación de las novelas ni se le ocurriría tenerlos en cuenta. El se limita a recoger el cheque, mirar las bonitas postales que le mandan del juego -que admite que son preciosas- y seguir con su vida, que a sus sesenta y pico años no esta el hombre para jugar a los marcianitos o preguntarse dónde carajo estan las cicatrices de Triss en el desplegable que sacó Playboy Polonia el año pasado.

¿Pero qué queríais que sacaran en el juego, perturbados? ¿Un saco de cicatrices purulentas? ¡Sois peores que los que se quedaban mirando los pechos de las undead del World of Warcraft!

Personalmente, entiendo lo que le pasa a este hombre. Sólo hay que ver la -horrorosa- adaptación que se hizo de sus novelas para la televisión polaca para darse cuenta de que a Sapkowski no le interesa ni lo más mínimo que se haga con sus criaturas en otros medios, con lo que tenemos que el hombre no tiene la intención -que sí tiene CDProjekt- de que The Witcher se convierta en una franquicia del estilo de El Señor de los Anillos o Star Wars. Y la verdad, me parece refrescante que en un mundo de Mark Millars que se meten insistentemente a otras cosas que no tienen que ver con lo suyo, aparezca un escritor que sólo quiere escribir novelas, que se la pela lo que hagan en otros medios y que, aunque le joda que las malas adaptaciones a otros medios perjudiquen las ventas de sus libros, se la traiga al pairo lo que hagan. Supongo que su actitud de “que hagan lo que quieran” es más sana que la de Alan Moore, que cada noche debe de tener una lista de gente en la que cagarse más larga que la de Arya Stark.

Mejor que el Before Watchmen esto ya es, y encima es consentido…

¿Dónde nos deja todo esto? Pues en que da un poco igual lo que se pueda contar en los juegos de The Witcher, porque cualquier día el bueno de Andrzej lo mismo saca una continuación (cosa que afirma no tener animo de hacer… de momento) y no tendrá nada que ver con los juegos. De lo que no es consciente Sapkowski es que, a largo plazo, puede que los personajes del videojuego hayan llegado a más gente que las novelas, y que su hipotética continuación puede que cause rechazo; estaríamos ante el cansino escenario de “pues a mi lo que contaba el juego me gusta más”. Pero no creo que tardemos mucho en ver si pasa realmente esto, porque Sapkowski ya esta escribiendo una nueva historia de Geralt que, aunque no continúe la historia original, probablemente se contradiga de alguna forma con lo contado en los juegos de CDProjekt. Veremos…

Anuncios