Legend of the Hawkman – El último vuelo de los Halcones de la Edad de Plata

Aprovechando que esta semana se ha publicado en Estados Unidos en nº 0 de The Savage Hawkman en el que Rob Liefeld nos cuenta su versión del origen del pobre Katar Hol… Yo me he leído un comic completamente diferente. Si, bastante he tenido ya de las mamarrachadas del californiano con uno de mis personajes favoritos como para seguir dándole publicidad, baste decir que lo he leído y es un mierdón enorme. Todo lo contrario del comic que hoy nos ocupa, Legend of the Hawkman de Ben Raab y Michael Lark, una miniserie de tres números del año 2000 en la que los autores sí que se tomaron en serio su trabajo, y lo más importante, sabían cómo llevarlo a cabo.

Da gusto empezar a leer un comic con una portada así y comprobar que el interior está a la altura

Pese a que este comic se publico diez años después de Hawkworld y cuatro años después de que Katar Hol “muriese” tras haber quedado irreconocible como personaje, en esta miniserie obvian todo eso. Legend of the Hawkman nos presenta una historia ambientada en la etapa clásica de los Halcones de la Edad de Plata homenajeando todas aquellas primeras historias de Gardner Fox y Joe Kubert y que redefinieron al personaje para una nueva generación de lectores como había que hacerse, con talento y creatividad, no como han hecho ahora con el New 52 de las pelotas.

Si al ver esta escena no se te ponen los pelos de punta es que estas muerto por dentro

La historia nos sitúa ante el descubrimiento por parte de unos arqueólogos del museo de Midway City de una fortaleza oculta en el Tíbet en cuyas puertas está grabado un símbolo muy similar al de la policía de Thanagar. Esto como es lógico, obligara a Hawkman y Hawkwoman, en cuyas identidades terrestres de Carter y Shiera Hall trabajaban en ese mismo museo, a volar hacia el Tíbet para investigar ese curioso hallazgo. Resultara que esa fortaleza es en realidad una prisión de la que hablan las leyendas de Thanagar y en la que presuntamente se encuentra encerrado un demonio que asolo su mundo y que fue derrotado y aprisionado por un héroe Thanagariano que se sacrifico para mantener a salvo su mundo.

Arqueólogos al rescate

Katar como buen ateo no cree en nada de eso y ve la fortaleza simplemente como una maravilla arqueológica que explorar y catalogar, pero su esposa Shayera que es una ferviente creyente cree que hay cosas con las que es mejor no jugar. Resultara que ella tenía razón y que el demonio y el peligro que este representa son muy reales y pondrá en peligro tanto la Tierra como Thanagar, siendo Hawkman y Hawkwoman los únicos que se interpongan entre el demonio y la destrucción de los dos mundos.

Y esto es lo que pasa cuando no le haces caso a tu mujer

Este comic me ha sorprendido muy gratamente, en parte porque no esperaba algo así de su escritor. De Ben Raab solo había leído en los noventa algunos números de Vengadores y varias series de mutantes y no guardaba precisamente un buen recuerdo de su trabajo en esas series, pero aquí está irreconocible. Es verdad que la historia no es uno de esos comics que pasara a la historia ni un comic revolucionario ni nada que se le parezca. No es más (ni menos) que un bonito homenaje a las historias sencillas que poblaban los comics en los inicios de la Edad de Plata pero mejor contada, sin las ñoñerías y simpleces que a veces abundaban en aquellos tiempos. Y teniendo en cuenta el momento en el que se público, se agradece aun más el esfuerzo en sacar una historia así.

Atrapar criminales y entregarlos atados como fardos en la propia comisaria ¿Puede haber algo mas clásico?

De Michael Lark poco hay que decir, su trabajo como siempre no defrauda y su estilo clásico encaja como un guante en una historia de este tipo, consiguiendo que uno casi no eche de menos ver a Joe Kubert dibujando a Katar… casi… Pero es que tras este último lamentable año que hemos sufrido los fans del personaje da gusto ver a Hawkman vestido de Hawkman y no disfrazado como uno de aquellos pseudo héroes plagiados que poblaban los comics de Image en sus inicios.

Confiemos en que esta fuese solo la antepenúltima vez que vemos volar a esta encarnación de la pareja

Confiemos en que si DC fue capaz de publicar un comic así tras el destrozo que habían hecho con el personaje en los años noventa, la historia se repita y no tengamos que esperar demasiado para que Hawkman y el resto de personajes de DC vuelvan a ser personajes dignos y no malas copias de sí mismos. Que las Didioteces no pueden durar eternamente.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
AnonimusUser
AnonimusUser
27/09/2012 14:22

«Que las Didioteces no pueden durar eternamente.»

El reich ya lleva 10 años. 🙁

Diógenes Pantarújez
Admin
27/09/2012 14:33
Responde a  AnonimusUser

Pues ánimo, que el III reich duró 12 años y Didio no va a ser peor que Hitler… ¿No?

luis
luis
04/01/2014 21:18

Todos los artículos que he leído aquí sobre hawkman están geniales. Lo cual me causa nostalgia. Pues al leer New 52 descubro como han jodido al personaje. Pero lo que me entristece más, es ver los comentarios de la gente a la cual le fascina el Reboot de los personajes. Espero que algún día se acabe la era del New 52. Deberías hacer un artículo sobre the shadow war of hawkman es una de las mejores series, bueno, a mi parecer.

Diógenes Pantarújez
Admin
05/01/2014 15:54
Responde a  luis

Has despertado a la bestia, ahora mismo está M’Rabo otra vez con su casco thanagariano gritando «Hawkman vive!!!». Asi que supongo que tarde o temprano verás un post sobre el tema…