Gigabezno visita a Factor X: Desmontando a Emanuela Lupacchino

En Brainstomping amamos a Emanuela Lupacchino. En serio, nos cae bien. Ya sé que la última vez que empecé un post hablando así de alguien me estaba refiriendo a Rob Liefeld, pero Emanuela es una chica estupenda, muy limpia y bien alimentada que dibuja Factor X, una de nuestras series favoritas. No creo que vayamos a acabar igual, ¿no?

 Ouch.

Vale, desde los tiempos de Silvestri hemos visto a dibujantes que no acababan de aceptar que Lobezno no es un tío especialmente alto. Supongo que Emanuela en esta imagen lo que intenta es mostrar una crítica desgarradora y brutal de como se abusa de Lobezno, que está en todas partes, que sale en todos los cómics, que… ¿A quien queremos engañar? Gigaezno ha sido un accidente, algo que le puede pasar a cualquiera. Haces los layouts de una página, te pones a correr para acabarla y llega un punto en el que pierdes la perspectiva y blablabla. Podría ser peor. Podría haber pasado otra cosa…

 ¡Insisto que esta chica nos cae bien!

Bueno, vale. Resulta que ella asume que Layla Miller (que es una persona adulta hoy en día) es más bajita que Lobezno. Supongo que su editor no la informó de que Layla ahora ya no es una cría, que es adulta y tal, pero claro, no…

Hostia, una niña con tetas.

 Vale, no tiene TANTAS tetas como Syrin o Monet, pero tiene tetas. Luego igual es una niña de 12 o 13 años con algun problema en la tiroides. Debe ser eso, y Madrox está casado con ella porque es un degenerado. Igual la historia va de eso, de que Lobezno va a decirle a la niña «si yo no me follé a Kitty Pryde, tu no te follas a Madrox». Pero no.

Coño, pues aquí Logan sí es bajito.

Tiene brazos como troncos de árbol, pero aquí si sale bajito, luego Manuela (es que escribir la «E» me da pereza) sabe que Logan es más bajito que el resto. La cuestión es; ¿cómo sería Layla si la introdujeramos en esta escena?


Oh. Bueno, por lo menos no la doblaría Katy Perry…

Pero bueno, no estamos diciendo que Manuela sea una mala profesional, en absoluto. En cualquier caso, el mal profesional sería Daniel Ketchum, su editor, que ni se molestó en fijarse en tanto problema de escala y se limitó a decir que sí a todo. Pero lo comido por lo servido, que en este número salen un par de Iron Manes…


Andando como Chiquito. Jarl.

Lo cual es algo tan grande que justifica cualquier dejadez del editor. Además, el guión de la serie lo hace Peter David, que no está en la genialidad de sus tiempos de Hulk o su etapa original de Factor X pero no desmerece en absoluto, y si el señor Ketchum le deja hacer, pues ni tan mal. Conclusión, que recomiendo la serie porque, aunque haya algunos problemillas de escala, Manuela sabe hacer su trabajo y Peter David también. Por no hablar de que la serie se esta metiendo en una buena dinámica sacando versiones alternativas de Iron Man, Deathlock, Dormammu y el Doctor Extraño, ¿se puede pedir más?

Deja una respuesta:

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribirse  
Notifícame de