Procrastinar o no procrastinar. Esa es la cuestión.

Procrastinar.

(Del lat. procrastinare).

1. tr. Diferir, aplazar.

“La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.”

Así es como definen la Real Academia Española de la Lengua y la Wikipedia a la Procrastinación. Este hábito es el que se apodera de mí cada vez que el blanquito que dirige este chiringuito, lleno de nerviosismo y agobio, me envía un email preguntándome, casi con exigencia, que si ya tengo preparado mi post del día. No puedo evitarlo, se que esta mal, pero es superior a mis fuerzas. Puedo dedicar horas, incluso días enteros a hacer algo, lo que sea, pero desde el mismo momento en el que esa actividad se convierte en algo minimamente parecido a una “obligación” siento la imperiosa necesidad de darle de lado y hacer cualquier otra cosa en su lugar.

El inconveniente de este modo de trabajar es que siempre acabo escribiendo el articulo unas horas antes de subirlo al blog, siempre trabajando contra reloj, pero como digo yo siempre “Trabajo mejor bajo presión”. Aunque en realidad eso es mentira, no es que trabaje mejor con la presión, lo que pasa es que no me queda más remedio que hacerlo a toda ostia por haber pospuesto el trabajo en cuestión hasta el último momento.

El principal problema con el que me encuentro, y seguro que no soy el único al que le sucede esto, es que en el mundo moderno en el que vivimos son demasiadas las distracciones. En ese sentido Internet ha sido nuestra perdición. Siempre hay un periódico que leer, un video de youtube que ver, algún directorio de noticias que revisar, conversaciones de messenger, y claro, no podemos olvidarnos de la omnipresente pornografía que nos rodea, nos penetra, y mantiene unida la Galaxia. Así no hay quien trabaje, tendría que vivir en una cueva aislado de todo y de todos y seguro que incluso entonces me dedicaría a pintar escenas de caza en las paredes antes que escribir el post del día.

Lo explicare mejor con un ejemplo. Supongamos que es domingo por la noche y hay que actualizar al día siguiente. Yo no he preparado nada, me he pasado el día leyendo comics escaneados viendo series en seriesyonkis, recopilando listas de canciones en spotify o buscando fotos de Meggan Fox Desnuda. Y claro, el post sin hacer y el blanquito de los nervios llamándome de todo. Llegados a este punto en el que yo ni siquiera he pensado sobre que escribir, son las doce o la una de la mañana y al blanquito ya no le quedan posts de emergencias para cuando me he “olvidado” de escribir algo, lo que me toca es improvisar algo a toda ostia, hablar de algún viejo comic, de alguna serie de la tele o como en este caso, hablar de mi problema con la disciplina del trabajo

Lo malo es que si se sigue leyendo el artículo de la Wikipedia sobre la Procrastinación encontramos lo siguiente:

“Se trata de un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser psicológico (en la forma de ansiedad o frustración), físico (como el que se experimenta durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso) o intelectual. El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se autojustifica posponerlo a un futuro sine die idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente.”

Ya jamás he sentido ansiedad o dolor ante la idea de pensar en escribir para el blog. Nunca he experimentado estrés ni nada que se le parezca, es mas, quienes me conocen suelen ponerse nervioso al ver lo tranquilo que estoy cuando tenemos que hacer algún trabajo, lo llevamos con retraso y ellos están de los nervios. Por lo tanto no puedo evitar llegar a la conclusión de que lo que me pasa a mí sencillamente es que soy un puto vago de mierda que prefiere tocarse los huevos a dos manos antes que trabajar.

Y si, no tengo más remedio que admitirlo, este post ha surgido por la necesidad de actualizar con algo y no tener nada preparado por haberlo dejado una vez mas para el último momento. Pero es que como dijo alguien sabio una vez “No hagas hoy lo que puedas dejar para mañana, y si es para pasado mañana mejor aun.” O a lo mejor no lo dijo nadie y me lo he inventado yo para tratar de justificarme, quien sabe.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Brainstomping
Admin
Brainstomping
16/09/2010 18:45

¿Y ya tienes preparado el post de mañana?