El Ultimate Spiderman de Jonathan Hickman y Marco Checchetto

Lo primero de todo: en este tebeo Hickman no hace cosas raras. No hay páginas en blanco, no hay tocharrales de texto, nada. Solo hay tebeo. Se hace raro que un Spiderman «definitivo», que se supone que está a la última de las tendencias sea tan «retro», pero claro, igual es que estamos entrando en otro periodo neoclásico y lo viejo vuelve a ser nuevo. Porque claro, hay un sector del público que ve ésto como algo más que una simple nueva versión de las aventuras de Peter Parker, otro spiderverso más, lo ven como… Deshacer One More Day. Y sí, la cosa ya roza lo patológico. Pero vamos a explicarnos.

Una de las cosas que más me ha gustado es el aspecto gráfico del cómic por parte de Marco Checchetto y Matt Wilson, que mantienen el cómic bastante sobrio y están muy lejos de los excesos de sus antecesores.

Marvel se cargó el lastimosamente agonizante Universo Ultimate hace unos años, y desde entonces siempre hemos tenido un sector de lectores que lo echaba de menos. Algunos lectores que crecieron leyendo Ultimate y Marvel Knights ahora son profesionales, y la idea siempre asomaba, aunque ya no significara de forma directa Bendis o Millar. Ultimate había sido una especie de Universo Marvel para novatos, reiniciado de cero y enmarcado en la actualidad, pero quince años después la continuidad de todas sus series estaba tanto o más enmarañada que las del Universo Marvel y por eso tenía sentido pegarle el cierre. El experimento se tradujo en algunos cambios en las series regulares, y muchos piensan que el exitazo de cómics como Ultimates tuvo una tremendísima influencia en Los Vengadores de Bendis, aunque no fueran de Millar, ya que Civil War sí que la escribió este último. Por eso se me hace tan raro que Marvel decidiera que el encargado de resucitar el Universo Ultimate fuera Jonathan Hickman, un guionista que cuenta ya con quince años de experiencia y cierta edad, junto a Bryan Hitch, uno de los dibujantes estrella del Ultimate original; lo suyo habría sido encargárselo a gente completamente nueva, pero sí esto es un guiño nostálgico a los que crecieron leyendo tebeos durante finales de los dos miles… Tiene todo el sentido del mundo.

Lo que os digo, nostalgia de los dos miles; ésto es un guiño tremendo a los fans del Duende Verde Power Ranger de las de Raimi.

Ultimate Invasion fue una serie limitada que nos daba mucha pereza y por eso no le hicimos mucho caso, porque en ella quieras que no veíamos al pesado del Maker -el Reed Richards del Universo Ultimate original, que se volvió muy loco- editar una variante del Universo Marvel a su medida, impidiendo la creación de casi todos los superhéroes y villanos con el único objetivo de hacerse con el control de todo. Así, el nuevo Ultimate de Hickman lo que nos ofrece es un Universo Marvel que empieza más de diez años más tarde de la cuenta, con lo que por eso este Ultimate Spiderman no es más joven si no hasta más viejo que el del Universo Marvel tradicional. Y ahí está la clave de que tanta gente se haya emocionado con este Spiderman, porque nos lo plantea casado con Mary Jane y con dos hijos. Lógicamente nadie piensa realmente que ésto sea deshacer la infame historia de Quesada y Straczynski, pero sí que les da más o menos lo que querían, un Spiderman pureta, mayor, con barba, con hijos, con hipoteca, como ellos. El problema es que Spiderman dejó de crecer allá por 1970, y no tenía sentido que el personal se esperara que siguiera haciéndolo. Ésto no es un libro, no es una película, ni siquiera es una serie de televisión, sabemos que al comprar un cómic de Batman queremos leer a Bruce Wayne, y si nos encontramos a Jean-Paul Valley gritando San Dumas se nos hace raro. De la misma forma, el que se enganche a Batman leyendo cómics en los que Batman es un perturbado en armadura adicto a la violencia va a querer que Batman siga siendo así y nunca vuelva a ser Bruce Wayne, porque para él Bruce es el pasado (aunque pensándolo mejor ésto explicaría la visión distorsionada de Zack Snyder sobre el universo DC, pero supongo que éso es tema para otro día). Sólo hay una cosa que es sagrada: Peter Parker es Spiderman, es fotógrafó del Daily Bugle y hasta ésto último ha terminado cambiando. Todo lo demás ha ido cambiando, girando, permutando constantemente, porque éso es lo que hace que se pueda mantener en el mercado una serie del personaje o cuatro.

Ben y JJJ son todo un hallazgo, aunque se podría haber hecho lo mismo con Robbie en lugar de Ben.

Puedes contar una historia de Sherlock Holmes dedicándose a la apicultura, pero Sherlock Holmes seguirá siendo un detective igual que Peter Parker es Spiderman y tiene tiene que tener problemas económicos, no vivir en un pisazo, ser un desastre en sus relaciones y al final salvar el día. Peter Parker no es un vividor, ni un fucker, ni tampoco el padre modelo del año que vive en un duplex en un rascacielos de Manhattan, éso no es Spiderman. Ése fue un error que cometieron muchos guionistas a lo largo de la serie y acabaron pagándolo a corto o largo plazo (Michelinie, Slott) aun a pesar de que fueran plenamente conscientes en algunos casos de que el cambio era solo temporal y que se iba a revertir más pronto que tarde para que pudieran contar su «gran historia». El Ultimate Spiderman de Hickman vive en un pisazo con su familia, tiene un trabajo estable y el gran cambio en su vida -aparte de que no es Spiderman, pero dale tiempo- reside en que la que murió fue la Tía May, mientras que el que vive es el Tío Ben que ahora es el director del Daily Bugle junto a su amigo J Jonah Jameson. Hay una calidez en este cómic entre el Tío Ben, Jameson y Peter que no son normales en Hickman y que me alegro un montón de ver. Sí, son unas cuarenta páginas de un Hickman que echábamos de menos, el de las historias más pequeñas y directas, el que no se hace la picha un lío constantemente con un millón de personajes y tramas cruzadas que no sabe como terminar; un Hickman que parece que quiere mimar a sus personajes, y creo que por ello deberíamos felicitarnos por poco que dure.

Lo dicho, pisazo. Que por cierto, lo de un Peter casado con hijos ya lo hicieron Slott y Conway hace no tanto en Renew Your Vows…

Por supuesto, hay puntos clave de la personalidad de Spiderman que lo hacen Spiderman y que no podemos dejar de pasar por alto: el motor principal del cómic reside en que, pese a que Peter vive una vida plena y feliz, él no está satisfecho porque siente que le falta algo. Cuando para el final del cómic aparece un holograma de Tony Stark revelándole todos los tejemanejes del Maker y que él estaba destinado a ser Spiderman, dándole la opción a conseguir sus poderes una vez más y llevar una vida de superhéroe, Peter no parece ni siquiera dudar y se pone la araña en el dorso de su mano, dispuesto a ser Spiderman; todo parece indicar que tendrá sus poderes en la segunda parte, pero a la vez no dejas de pensar en que el potencial de una historia de Peter Parker teniendo la elección de ser o no ser Spiderman en un mundo en el que aparentemente no es necesario; no me lo creo ni yo mismo lo que voy a escribir, pero creo que ésto se podría haber alargado un poco más. Un Peter Parker viendo como Spiderman es muy necesario mientras el mundo se viene abajo, y no solo un Peter Parker que se pasa 40 años dudando porque «le falta algo»; aquí lo único que vemos es que Kingpin se hace con el control del Daily Bugle, ¡precisamente el jodido periódico es lo que más echo de menos de los tebeos actuales de Spiderman, y me lo van a aquitar hasta en Ultimate!
Pero en fin, sí, es un buen tebeo. Peter no es precisamente la alegría de la huerta, pero la humanidad de otros personajes hace que tenga cierta esperanza de pasarmelo bien una temporada, lejos de las macrosagas que Hickman nunca acaba de terminar. Veremos.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

26 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Payton Wynn
Payton Wynn
5 meses han pasado desde que se escribió esto

He disfrutado muchísimo la lectura de esta historia, y ojalá Hickman siga haciendo cosas parecidas tanto en esta linea como en otras, pero no me creo que el Peter Parker que sale aquí acepte con tanta alegría «la llamada del superheroismo», y no puedo quitarme la sensación de que mostrar cómo podría haber sido un Peter Parker «que ha seguido creciendo» ya se hizo con lo de «Toda una vida».

También tengo la sensación de que ver esta serie como una especie de «así habría podido ser Peter sin el Mefistazo» tiene cierto componente de autoengaño, de obviar deloberadamente que esto no es más que una realidad alternativa más.

ToxOgt
ToxOgt
5 meses han pasado desde que se escribió esto

carajo tan pronto sacas la espada, es cierto no van muy lejos pero caray es gratificante ver a MJ, y hijos de verdad no la mierda de que eran constructos robados de Wanda aunque es probable que mueran lo que te dara la luz de la lampara

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Me ha recordado a cómics de DC de la Era de Plata; el apoyo incondicional al héroe en su viaje hace a los personajes intrascendentes porque les falta peso dramático, porque el peso dramático siempre está en el conflicto y cierta incertidumbre. Si simplemente van a ser porristas y dar consejos o hacer discursos a la medida del protagonista en vez de hablar de forma que refleje su experiencia personal comienzas a resentir al protagonista por ser el centro del universo (ese Superman de la Era de Plata).
Es lo que hace al conflicto interno de Peter Parker parecer tan ligero también (eso y que el ritmo de los cómics actuales hace todo ligero). Además de que está en segundo plano a todo ese «worldbuiliding» y «cameos» que tanto le interesa a autores y lectores por igual. Burbujas de pensamiento de hecho ayudarían mucho a todos estos problemas; personajes dudando para sí mismos, pensando sobre sus propias vidas personales, y hasta en el caso de Peter quizás intentando aplastar esa sensación de insatisfacción o algo por el estilo.

Entre otras cosas que me recuerda este cómic tenemos el arco argumental de Zdarsky en el que Peter nunca se vuelve Spiderman así como la miniserie de House of M ambas con Gwen en vez de MJ. Así como cualquier otra historia de realidad falsa o alternativa en la que pasa exactamente lo mismo del héroe sintiendo que le falta algo.
Por otro lado Kingpin comprando el Bugle me recuerda al Puma de DeFalco/Conway (y al Dr. Evil de Austin Powers que teniendo negocios millonarios legítimos seguía con sus planes nefarios, xD).

También tengo que decir que hace años que estoy harto de los Osborn y los Duendes y cada vez que los veo mi interés se reduce tremendamente.

Sobre la familia Watson-Parker: no entiendo ser fan de una pareja de personajes y festejar este tipo de historias que vienen con familia nuclear instantánea. Como lector te han robado de todas las historias que van entre medio y la evolución que sería muchísimo más interesante que simplemente otro status-quo listo para ser congelado en el tiempo cual Simpsons.

Y el final del cómic es una Hickmanada que deja mal sabor de boca.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
5 meses han pasado desde que se escribió esto

No solo es mala caracterización sino que además es aburrido, no muy sano, y consigue el efecto opuesto a que te caiga bien el personaje de Peter Parker.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
5 meses han pasado desde que se escribió esto

O a Luthor yendo a por el Planet.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Nada como la redacción de un periódico para hacerse de un buen reparto de secundarios, xD.

Pepito Pérez
Pepito Pérez
5 meses han pasado desde que se escribió esto

No se siente el peso de la decisión final de Peter de querer los poderes; o al menos, no se le dedica el tiempo suficiente, también observé lo mismo al leer el cómic. Es lo único que no me terminó cerrando (aunque tal vez justamente se trate de Peter entendiendo la responsabilidad -por más que en este caso él ‘acepte’ la responsabilidad y no le sobrevenga, porque de momento parece tener solo el poder); bueno, eso y lo de Ben y JJJ, pero creo que puede ir en un buen puerto. Es un Hickman bastante más humano y es exactamente lo que necesita cualquier comic de Spider-Man, así que por buen puerto vamos.
Entre esta serie y Ultimate X-Men, creo que puede haber algo muy interesante siempre y cuando no caigan en crossovers…cosa que creo yo está al caer, porque si mal no recuerdo, en la miniserie con Hitch se hablaba de que de acá a un tiempo iba a abrirse el domo en donde todos quedaron encerrados…por lo que seguro termina en un crossover el año que viene o algo así.
Una consulta: » […] Marco Checchetto y Matt Wilson, que mantienen el cómic bastante sobrio y están muy lejos de los excesos de sus antecesores.» Un poco confundido sobre quiénes serían los antecesores, mis disculpas (¿los anteriores dibujantes que pasaron por Ultimate Spider-Man originalmente?). Espero el equipo creativo dure.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
5 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Pepito Pérez

Es Hickman (con él hay siempre más apuntes que desarrollos).

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Bueno, vamos a dejar algo claro y poner las cosas en su sitio. El Spiderman adulto y maduro, casado con MJ, padre preocupado, proletario (científico en la policía, una profesión con todo el sentido para Peter, no como la estupidez del multimillonario empresario del tontaco de Slott) que Quesada nos robo ya lo trato magistralmente Tom Defalco en la añorada Spider-Girl.

Serie con carismática protagonista, estupendos secundarios, tramas directas y sencillas (que no simples), en definitiva, un Peter Parker evolucionado que para nada choca con un personaje que siempre se ha caracterizado por las intensas relaciones con su galería de secundarios.

¿Y ahora el “señor de los esquemas” viene a reinventar las sopas de ajo copiando a uno de los mejores guionistas que ha tenido Amazing en los ochenta?, pues va a ser que no.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Sí, esa serie que los fans españoles de Spiderman nunca quieren comprar (cuanto malaje!). Bueno, como la mayoría de lo protagonizado por una Spider-Girl o una Spider-Woman (el rancio heteropatriarcado?), que si va más allá de una mini o un par de arcos argumentales cada año y medio ya complicado para sostenerse (vale que tampoco les va tanto mejor en los USA, pese a repetidos intentos en los ultimos cuatro o cinco lustros), incluso a la serie clásica de la Drew ya le habíamos dicho adiós hace tiempo de no ser MLE (y ni así se apresura precisamente en agotar tiradas).

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Bueno a ver,  Spider-Woman, la clásica, es que es café para los muy cafeteros.

Y que las spider femeninas no vienen a cuento de nada. Yo venia aquí a trolear ,,, ehhh, quiero decir a revindicar el Peter Parker de Defalco, que coño, ya tenia barba.

Peter Parker (Earth-982) | Marvel Database | Fandom

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Nadie lo niega, era una serie muy secundaria (ni la etapa Claremont destacó).

Ziggy
5 meses han pasado desde que se escribió esto

No era barba, era perilla.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
5 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Ziggy

Tecnicismos !!!

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
5 meses han pasado desde que se escribió esto

¡¡¡ el Amazing de Defalco (y Frenz) !!!, menos mal

Antonio Jota Comu
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Me he leído los tres primeros números de ‘Ultimate Invasion’ y me han dado bastante pereza; no sé si continuaré. Estoy viendo bastante buenas críticas de este ‘Ultimate Spider-Man’ por parte de gente fiable, pero no sé si me animaré, teniendo en cuenta eso y que lo poco que he leído de Hickman me ha resultado, a la larga, bastante pretencioso.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
5 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Antonio Jota Comu

Si tras «leer» el #1 te quedan ganas de continuar con Ultimate Invasion es que o eres una de esas personas optimistas por naturaleza o todo un Marvel-fan (lo de Marvel Zombi, aunque hace mucho que lo usemos con cariño, siempre me ha parecido ofensivo …aparte de que ya a mediados de los ochenta dejé de clasificar, que ya entonces dejé de picar con cualquier cosa solo porque llevase el sello de Marvel Comics).

Lord_Pengallan
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Por qué Marvel quiere tropezar de nuevo con la misma piedra? O es que ha asumido que ninguna grapa va a superar ya las 50 mil copias vendidas y por tanto necesita el doble de novedades al mes para cuadrar sus cuentas?

Ziggy
5 meses han pasado desde que se escribió esto

No se si nadie te lo dijo, pero los periodicos estan desapareciendo. Que el Bugle caiga no me parece sorprendente.

Roger
Roger
5 meses han pasado desde que se escribió esto

Yo cuando leía Spiderman de chaval me molaba mucho el ambiente del Bugle, y siempre pensaba que el secundario indispensable siempre era JJJ. Ni Harry con sus vaivenes, ni tía May (que se puede ir a Florida cuando quiera), ni MJ con sus zorreos eran indispensables. Donde esté Jonah con un buen ¡PAAARRKEERRR!, que se quite lo demás. Aunque no me molestaban la versión de Jonah-alcalde, Jonah-paso-de-enemigo-a-fan, donde está el Jonah-gritopelao se quiten las imitaciones.

Loque no tolero ya es el Jonah-villano. Tiene que ser bocazas, gritón, tozudo, tacaño, pero no dejar de ser un tipo que simplemente opina lo que cree. Aunque opine estupideces. Y que tiene sus virtudes allí por algún lado.