Tim Sheridan y Cian Tormey y el nuevo origen de Alan Scott el Green Lantern

Tras haber hablado de las miniseries de Sandman/Wesley Dodds y Flash/Jay Garrick, ya le tocaba el turno al primero de los Green Lanterns, Alan Scott. Una miniserie en la que Tim Sheridan y Cian Tormey recuentan el origen del veterano héroe introduciendo en su pasado los polémicos retconeos que ha sufrido el personaje en esta pasada década y pico. Una tarea algo complicada pero de la que han salido airosos, consiguiendo que estos cambios funcionen de una forma bastante natural sin alterar en lo esencial a Alan Scott y tocando temas que no se suelen ver en el cómic superheroico, para hacer de este cómic una lectura bastante interesante.

Ya iba siendo hora de darle un poco de protagonismo

Green Lantern es uno de los mas poderosos y brillantes héroes enmascarados que han surgido en el Estados Unidos de los años cuarenta para utilizar sus habilidades en la lucha contra el mal. Pero bajo su mascara se oculta Alan Scott, un hombre lleno de secretos y traumas que pese a todas las dificultades que se ha encontrado a lo largo de su vida siempre ha tratado de hacer lo correcto. Pero cuando un misterioso villano comienza a escarbar en su pasado, atacando a aquellos que fueron importantes para Alan, es posible que todos esos secretos acaben saliendo a la luz…

Pero suceda lo que suceda Green Lantern estará ahí para proteger a los inocentes

Ya lo he dicho en otras ocasiones cuando ha surgido el tema y lo sigo manteniendo, nunca he sido demasiado fan del retconeo sobre la sexualidad de Alan Scott, quien paso de ser heterosexual a ser gay, introducido primero por James Robinson en su versión del New52 y que Geoff Johns trasladó al autentico Alan tras su regreso junto el resto de la JSA tras Doomsday Clock. Cambios en la continuidad y pasado de personajes con tantísima historia detrás suelen acabar siendo un dolor de cabeza porque siempre suelen tener repercusiones en las que nadie pensó demasiado en un principio, y en este caso concreto si en lugar de hacerle Gay le hubiesen hecho Bi se hubiesen evitado muchas de esas complicaciones. Y aunque estoy completamente a favor de que tanto Marvel como DC introduzcan mas personajes no LGTBI, estos retconeos deberían reservarlos para personajes que han sido menos visibles o desarrollados como sucedió con el hijo de Alan, Obsidian, en el pasado o personajes como Jon Kent que en muchos aspectos era aun un lienzo en blanco.

Pero bueno, el cambio esta aquí y toca esperar a que hagan lo mejor posible con el

Aunque dicho esto, tengo que reconocer que lo que han estado contando hasta ahora Tim Sheridan y Cian Tormey me esta sorprendiendo muy agradablemente. La historia va alternando entre los años cuarenta, en los que Alan ya es Green Lantern y aun no se atreve a confiar en sus compañeros de la recién formada JSA, y su época como ingeniero militar a mediados de los años treinta en la que tenia que mantener oculta su relación sentimental con su compañero Johnny, con quien trabajaba en un proyecto que prometía darle la victoria a su país en cualquier guerra. Un proyecto que fue clave tanto en su origen superheroico como en el de esa nueva némesis tan poca imaginativa que Geoff Johns se saco de la manga, el Red Lantern de la Edad de Oro.

Y de ahí sin duda dirán que saco Alan la idea de crear un anillo a partir del metal de su linterna

Sheridan y Tormey aquí se mueven sobre una fina linea entre contar el nuevo origen de Alan y hacer un interesante cómic de superhéroes y tratar de forma directa y honesta su nueva sexualidad sin que ninguno de estos aspectos pise al otro. Una tarea con la que al menos de momento, tras dos números publicados, están consiguiendo mantener un buen equilibrio. Es cierto que de momento el lado personal del personaje cuenta con mas peso, algo por otra parte lógico ya que eso es lo que a la mayoría siempre nos ha llamado la atención de este genero, los personajes detrás de los disfraces, lo que hay mas allá de los rayos de colores y las peleas.

Encontrarse con escoria como Hoover es otro de los aspectos de este nuevo origen

Aquí nos encontramos con un Alan que en los años treinta aun tiene dudas acerca de en que le convierte su sexualidad, que aun tiene momentos en los que no se siente normal y en los que incluso desearía “curarse” ya que considera que lo que siente es un pecado, sin que esas dudas que le corroen le impida perseguir lo que quiere. Y aunque esto es un retconeo reciente hay que reconocer que Sheridan y Tormey lo manejan de tal forma que no resulta inconsistente con el Alan que ya conocíamos, aquel que en la Golden Age de James Robinson y Paul Smith dudaba en si volver a utilizar su anillo, o el que en la JSA de los setenta se sentía perdido tras arruinarse su compañía y no sabia si aceptar la ayuda que le ofrecía su amigo Jay Garrick, así que al menos por ese lado este retconeo no esta funcionando mal.

Para tener una voluntad de hierro Alan solía dudar mucho de si mismo en lo referido a su vida personal

Un retconeo que esta dando muchísimo juego en esta miniserie sobre la forma en la que la sexualidad de Alan afecta a su relación con quienes le rodean. Después de todo la miniserie comienza con un muy hipócrita John Edgard Hoover chantajeando a Alan con revelar su secreto, todos sus secretos, a no ser que acepte a ser su peón dentro de la JSA. Mientras que en el otro extremo nos encontramos con el viejo amigo y sidekick de Alan, Doiby Dickles, rebautizado aqui como Derby, quien sabes perfectamente no solo que Alan es Green Lantern, sino también que es gay, y aunque eso es algo que no acaba de entender del todo, algo lógico siendo la época que era, le acepta y respeta plenamente, siendo aquí el mismo amigo fiel que ha sido siempre. Aunque si que espero que esta desconfianza que Alan siente hacia sus compañeros de la JSA se solucione en esta miniserie, porque no me gustaría nada que acabasen contando que Alan les oculto la verdad sobre si mismo a sus compañeros hasta el momento en el presente en el que decidió salir del armario ante sus hijos.

Doiby, o Derby, era un tipo bastante adelantado a su epoca

Y otro aspecto bastante bien llevado a la hora de entrelazar la antigua y la nueva historia de Alan, se encuentra a su vez entrelazado con uno de los aspectos mas duros y atrevidos de la serie. En la vieja continuidad se sabia que un paciente de una institución mental era quien había dado forma de linterna de tren al Starheart (la fuente del poder de Alan) y que esta de algún modo había acabado en sus manos. Un elemento que aquí se mantiene, pero añadiendo que ese paciente era una mujer trans internada en el Asilo Arkham donde el propio Alan había ingresado en el ala de “desviados” para someterse a terapia de conversión y “curarse” de su homosexualidad tras descubrir el ejercito su secreto.

Y en este caso es literal que linterna le hablo, y no seria la única vez que lo hiciese

Un aspecto que no se suele tocar en el cómic superheroico cuando se ha tratado de personajes LGTBI, y con el que Sheridan y Tormey no se han mordido la lengua a la hora de mostrar con toda su crudeza las atrocidades que se cometían, y se siguen cometiendo en cierto modo hasta nuestros días, bajo la excusa de curar una inexistente enfermedad y que en nuestro propio país políticos miserables siguen permitiendo. El comic es directísimo en este sentido, y muestra sin disimulo las terribles secuelas que provocaban aquellos tratamientos, convirtiéndose en un buen recordatorio de que no son solo los supervillanos quienes cometen actos de una maldad enorme.

Lo triste es que a dia de hoy sigue siendo muy necesario el contar historias asi de duras

Pero además de hilar de momento bastante bien el retconeo con la continuidad clásica y tocar temas importantes, este cómic cuenta también con un apartado gráfico notable. Cian Tormey probablemente le resulte familiar al publico por haber sido uno de los dibujantes de la reciente Superman: Son of Kal-El, aunque su trabajo aquí supone una mejora importante con respecto a aquel cómic. Ya sea por haber dispuesto de mas tiempo o por interesarle mas este proyecto, el Cian Tormey que nos encontramos aquí tiene un acabado mucho mas detallado y pulido y se desenvuelve muy bien en la faceta mas humana de la historia, siendo uno de esos dibujantes capaces de conseguir que incluso sin prestar atención a los diálogos sus personajes transmiten todo lo necesario. Y aunque tampoco se desenvuelve mal en las escenas de acción, espero que se vaya soltando mas a la hora de manejarse en la composición, ya que aun peca de cierta rigidez y monotonía en muchas de sus paginas.

Y finalmente llego el día mas brillante de Alan

Queda ver si los cuatro números que restan de esta miniserie mantendrán el nivel y si Sheridan y Tormey conseguirán salir airosos a la hora de establecer esta “nueva” relación entre Alan Scott y sus compañeros de la JSA. Aunque por lo que realmente siento curiosidad es por si serán capaces de hacer interesante esa idea tan poco imaginativa de Johns del Red Lantern de los años cuarenta. Pero mientras esperamos a ver como termina esto, reitero mi deseo de que estas miniseries funcionen lo bastante bien como para que DC siga apostando con ellas y podamos disfrutar de mas aventuras en solitario del resto de la JSA, que no seria mala forma de compensar todos los años que sufrimos sin poder leerles.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

43 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Me sigue chocando que «de repente» Alan Scott o Bobby Drake sean gays habiendo leído casi toda mi vida sus pensamientos.? … Además, siempre me ha parecido que es mejor (y más creíble) hacer estos movimientos si no con personajes nuevos al menos con personajes o con poco trote o que pese a tener antigüedad apenas han sido desarrollados. …Y sí, como mal menor habría sido que tirasen al menos por declararlos bisexuales.

Roger
Roger
4 meses han pasado desde que se escribió esto

El problema es que si lo haces con personajes muy secundarios, parece irrelevante; si lo haces con personajes importantes, algunos se ofenden. Si lo haces con personajes nuevos, eso es lo que los define.
Yo también me inclino más por la bisexualidad que por la homosexualidad reprimida. En el caso de Scott sobretodo, porque no me imagino alguien con su integridad y su fuerza de voluntad ocultando algo así durante décadas.
En el caso de Drake, no me chocó tanto porque creo que nadie le había dado un romance serio con ninuguna mujer en décadas. El pobre había sido muy olvidado.

Payton Wynn
Payton Wynn
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

En el caso de Drake, quizás el principal problema fue la aleatoriedad con la que la Jean joven «sacó del armario» al Bobby joven, porque fue en respuesta a un comentario de pasada que hacía Bobby; habría sido más lógico que quien se replanteara su sexualidad fuera el Bobby adulto y se lo dijera al Bobby joven para ahorrarle tantos años de romances fallidos (con la complicación añadida de si al decirle eso para evitarle sufrimientos iba a cambiar la historia; el detalle de que el borrarles a los «Cinco Originales» todos sus recuerdos de lo vivido en el presente implicaba volver a «meter en el armario» al Bobby joven parece que nadie lo tuvo en cuenta).

Last edited 4 meses han pasado desde que se escribió esto by Payton Wynn
Save
Save
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

«Si lo haces con los nuevos, es lo que les define»

Si haces un mal trabajo de escritura y todo el desarrollo de tu personaje gira entorno a su orientación sexual o su etnia, pues sí. Y es algo que se ha fomentado desde departamentos de marketing, redes sociales y medios de prensa: personajes y personas cuyo rasgo definitorio es pertenecer un grupo. Es lo contrario de darles personalidad.

Nadie piensa en Omar Little como el gay de The Wire o en Hopey Glass como la lesbiana de Locas porque no se les ha escrito para que sean solo eso.

Y lo de Bobby Drake, no solo se pasa por el forro los pensamientos internos de un personaje que hemos leído pensanso en la mujer de la que está enamorado (como Polaris en la época de Neal Adams), es que el tipo de golpe es gay porque Jean Grey le impone que lo es después de leer sus pensamientos (violación absoluta de su intimidad), intepretarlos como ella decide y obligarle a hacerlo público.

Flaush
Flaush
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

No solo eso, es una decision como para celebrar y confirmar los chistes rancios de que Bobby es gay.
Os imaginais hacer pareja gay al Batman y robin principal? O inutil a Aquaman? O lesbiana a Peeppermint Patty? Pues es mi problema con volverlo gay (y no bi) y mas de la forma que lo vuelve. Con Tim Drake al menos es UN robin, aunque yo creo que Jason podria pegar como bisexual mas que Drake que lo han vuelto de una caricatura del nerd de los 90s a una clon de dick en los 00s a un mal chiste en los 10s a una caricatura de los twitteros en los 20s(madre de dios…).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Sí, porque como resulte que se queda como topo de Hoover en la JSA en vez de un chantaje que poco tarda en rechazar («nuestro» Alan Scott ni mucho debería habérselo pensado) Sheridan va a entrar en mi particular lista negra (la de: no leer nada de estos mangantes).

ToxOgt
ToxOgt
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

mmmmm no se, lo de iceman fue muy forzado Northstar daba mas y fue muy golpeado por la critica y es mejor igual que connor pero Tim Drake y Scott caray no se como explicar la forma en que trato a Obsidiana??

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Por lo demás, bien está que los gays (y lesbianas y bis y trans …y como cantaba Gelu: «Y…y») tengan más representatividad también en esto de las viñetas de colorines y mallas. Es saludable . Salud y cómics.??

Roger
Roger
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Tiene buena pinta el cómic.
Anda que no torturaron a gays y lesbianas con hormonazos y tratamientos en otras décadas para «curarles». Bien está que lo denuncien.
Personalmente me gustaría que sacaran también a Alan durante los 50 plantando cara al mcccarthysmo y demostrando lealtad férrea a sus empleados de izquierdas.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

En la continuidad postCrisis la JSA se desbandó en los cincuenta para evitar desenmascararse ante el Comité de Actividades Antiamericanas de McCarthy y su gentuza.

Roger
Roger
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Sí, pero en su identidad civil Scott tuvo también que hacer frente al acoso del Comité. Al pobre no le dejaban en paz con máscara o sin ella.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Sip.

Ziggy
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

Eso lo hizo en la serie La Edad de Oro de Robinson. Pero claro, tu ahora lees ahora esa serie en el contexto moderno y le ves otra lectura.
De más que alguno dira que eso es prueba de que ya en los 90s se estaba diciendo que Alan era gay.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Todavía hoy en los USA te encuentras con lo de los campos de reeducación para «curar» la homosexualidad.

Roger
Roger
4 meses han pasado desde que se escribió esto

En la serie de Archie que hicieron en Netflix precisamente salía uno; un convento de aire gótico donde mandaban a la pelirroja. Se suponía que debía ser dramático, pero cargaban tanto las tintas en esa serie que a mí me dio un ataque de risa tal que tuve que interrumpir el episodio. Nunca sé si esa serie exageran tanto todo para que sea todo extremo o si quieren hacer parodia a veces.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Los superhéroes no siempre han estado tan finos. Acordaos del cómic aquel de Spiderman que buscaba evitar embarazos entre la chavalada (Spidey desenmascara a un malvado alien que animaba a los chavales a practicar el sexo sin protección, lo que llevaría a embarazos no deseados y a enfermedades de transmisión sexual). En su discurso el vecino arácnido aprovechaba para soltar la perla de que no por sentirte atraído por alguien de tu mismo sexo significaba que eras homosexual (que, vale, es de perogrullo, pero, claro, no iba por esa obviedad la cosa, sino por animar a los chavales a negarse lo que realmente eran).

Diógenes Pantarújez
Admin
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Si te estás refiriendo a esto https://marvel.fandom.com/wiki/Amazing_Spider-Man_vs._The_Prodigy_Vol_1_1 me parece injusto que tomes como ejemplo un cómic promocional que ni siquiera estaba guionizado por un escritor habitual de Marvel.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto

El mismo. Con Mrs Robinson (no la de Simon & Garfunkel). ….Y hombre, injusto tampoco (muy representativo no, pero injusto tampoco), que estas cosas las aprobaba Marvel. (Y podríamos mencionar lo de Bruce Banner a punto de ser violado en el magazine de Hulk, pero pa’ qué).

Diógenes Pantarújez
Admin
4 meses han pasado desde que se escribió esto

También aprobaban los anuncios del Capi recomendando ponerte morado a bollos, pero nadie en su sano juicio lo consideraría como algo dentro del canon. Si quieres hablar sobre cómo la Marvel de la época trataba la homosexualidad hay multitud de ejemplos, lo que no tiene sentido es que pongamos como ejemplo un cómic promocional pagado por una empresa externa que ni siquiera lo llegamos a ver por aquí… ¡Por razones obvias!

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Vale, apenas lo recuerdo. Como el Borbón: Me he equivocado, no volverá a pasar (aunque como el que tiene boca se equivoca, fijo que volverá a pasar, cachis).

Roger
Roger
4 meses han pasado desde que se escribió esto

No conocía yo esa historia.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Roger

No te pierdes nada. Dibuja Andru, sí, pero es anecdótica y floja. Incluso la de Salicrup de Skip es mejor (y escribe Salicrup).

Nicolas
Nicolas
4 meses han pasado desde que se escribió esto

Esto no lo vimos ya en la mini serie precuela de Jupiter’s Legacy de Millar?

Nicolas
Nicolas
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Medio plagiario, no?

Nicolas
Nicolas
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

No, me refería al superheroe gay en la edad dorada. No leí este Green Lantern que reseñas pero suena a símil de lo de Millar

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Mi cómic favorito de Joe Michael para Marvel! (Con androide homófobo) …Muy Veronica Lake esa Viuda, como la Val de Sal Buscema …o la Liberty Belle original en DC (pantalones dorados!)

Save
Save
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Nicolas

Utilizáis la palabra plagio con demasiada facilidad.

Usar la misma idea no es plagiar, hacen falta bastante más cosas.

Last edited 4 meses han pasado desde que se escribió esto by Save
Nicolas
Nicolas
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Save

Eso dependerá de tu criterio para definir plagio. No estamos en los tribunales, sino opinando en una página web, y claramente me refiero a la premisa de inicio del cómic, no al discurrir de la trama.

Kingdom Come es un plagio de El Escuadrón Supremo de Gruenwald? Para vos no lo será, para mi sí.

Fighting América es un plagio del Capitán América? Yo opino que es el mismo personaje.

Blue Bolt es un trasunto de Green Lantern, homosexual y en la edad dorada. Es exactamente el mismo planteo de inicio!!! Si no te parece plagio, fantástico, a mi sí.

O si quieren suavizar el término… «fuertemente inspirado», «es un homenaje».

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Y tanto ese como la JSA de Robinson (y ya la anterior encarnación noventera) y la de Goyer y Johns (o su Star and STRIPE) serían plagios del Infinity Inc. de Thomas & Ordway (serie muy segundona, aunque la saga inicial «Generaciones» molaba …y ya explotaba con tino este concepto). Y antes incluso la renovación setentera de la JSA por Conway y Levitz (con un bien conservado Star Spangled Kid, Power Girl y la Helena Wayne original uniéndose al grupo como sangre nueva). Pero, claro, por mucho que se usen ideas previas (aposta o no … aunque si es aposta algo hay, aunque sea solo inspiración) solo se puede hablar de palabras mayores (plagio) cuando se toma bastante más que algunas ideas muy básicas (coño, que en el género de superhéroes ya se reciclaban conceptos en la Edad Dorada …a veces con muy pequeñas alteraciones …y se imitaba a saco cualquier personaje o concepto que tuviese el suficiente éxito …y lo mismo pasó luego con el resurgir de DC a comienzos de la Silver Age y con el arranque de la Era Marvel …o con la explosión de las franquicias jugueteras en el cambio de los setenta a los ochenta …y la expansión mutante en el período de mediados de los ochenta a mediados de los noventa …y la multiplicación de personajes de dientes apretados «vistosos» y heroínas pechugonas tras la fundación de Image durante los noventa hasta la implosión de la burbuja especulativa) hay que tener en cuenta que normalmente se incorporan nuevos conceptos a la mezcla que construyen sino un nuevo corpus (siempre complicado en el género) sí al menos un puntito diferencial (el género superheroico se define por el eterno retorno tanto como por la evolución…y lo redime la mezcla de lo nuevo y lo viejo) que lo distingue de la mera copia (está además no solo lo que cuentas sino también como lo cuentas, y ahí siempre se pueden ampliar un poco más las cercas del campo incluso si una vez más vuelves a jugar con los conceptos más básicos).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Y Hoover extorsionando es de lo más consecuente con el Hoover real (no como sus primeras apariciones en cómics durante la Golden Age y la Silver Age). Lo de Kissinger como consejero de Drácula resultaba más fantasioso quizás, pero no dejaba de ser consecuente con la imagen de ese buitre político (al menos de la que ha quedado de él en el imaginario colectivo …y pensar que fue Premio Nobel de la Paz!?).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Y habría más conexión entre Escuadrón Supremo y Watchmen o entre MarvelMan/Miracleman y Kingdom Come (siendo ridículamente escasa en ambos casos) que entre Escuadrón Supremo y Kingdom Come. Y como dice M’Rabo es más una cuestión de tono que de fondo. Más el continente que el contenido. Y que se ampliaba lo que se podía hacer con un cómic de superhéroes (algo que ya se había hecho sin salirse del canon en los X-Men de Claremont y los Titanes de Wolfman & Pérez, solo que ahora no se preocupaban por como quedaba la cosa tras volcar el tablero porque eran historias concebidas para no tener continuidad …ya otra cosa es que la avaricia editorial tirase a que la tuviesen, como también el Dark Knight de Miller?)

Save
Save
4 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Nicolas

Ni suavizar el término, ni mi criterio ni el tuyo. Esto no es una cuestión de semántica, plagio es un término legal cuya definición está está perfectamente clara. Entre otra cosas, porque ha habido legislación y jurispruedencia durante décadas para determinar qué es y qué no es. Y a pesar de todo la gente usa el término cada vez más a lamligera.

Y no, una premisa similar no es in plagio. Ni tampoco un elemento narrativo de la misma. La premisa ni abarca la intencion original, ni el desarrollo posterior ni el resultado final.

Considerar que una premisa o un tropo narrativo pueden ser susceptibles de plagio es el equivalente a decir que se puede plagiar una armonía musical.

Y ya que estamos:

Kingdom Come se parece como un huevo a una castaña al Escuadrón Supremo.

Fighting America no es un plagio desde punto de vista autoral porque un autor se puede repetir, pero no plagiar a él mismo.

Blue Bolt tú mismo dices que es un transunto. Un trasunto no es un plagio, igual que no lo es una parodia o un homenaje porque en ningún momento hay intención de hacer pasar el resultado como algo original, sino que en todo momento está presente la idea de referencia otra obra bien reconocible.

¿Quieres ver casos de plagio en el comic? Mira lo que ordenaba hacer Bruguera con los las historietas francobelgas en España, especialmente con Franquin. Ahí sí tienes casos claros de plagio, no homenajes o inspiraciones. Plagios con toda la intención.