Alpha Flight y el desparrame mutante

Pues si M’Rabo habla de números uno, yo también. Porque la semana pasada salió en EEUU el primer número de la nueva (vieja) Alpha Flight y vaya, me he quedado un tanto confundido. No tanto porque Guardián esté vivo (a ese ya lo han resucitado nisecuantas veces y sigo sin entender cómo lo ponen a él al frente, cuando desde el minuto uno ya se vió que a Byrne le interesaba más Heather que Mac) si no porque se les ha ocurrido que el gran giro del primer número y sustento principal de la miniserie de 5 números -lo que probablemente dure Fall of X- sea… Bueno, supongo que es un spoiler y algunos os queréis hacer a la idea de que va la serie, así que de momento me morderé la lengua.

Con lo bonito que sería recuperar las «corner boxes» en vez de ponerles el logo feo ese…

Alpha Flight un cómic con guión de Ed Brisson -que tuvo sus momentos, aunque lo que hizo en Lobezno en los últimos tiempos me puso muy nervioso- y dibujado por Scott Godlewski, un habitual de la Distinguida Competencia que hasta donde recuerdo todavía no había asomado por Marvel. La premisa principal de la serie (en principio) es la de que tras el fregao de Fall of X y que Orchis le haya echado la culpa de todo a los krakoanos, hay varios mutantes desperdigados por todo el mundo tratando de sobrevivir como pueden, porque gracias al ultimatum de Orchis ya no pueden vivir en la Tierra y tienen que esconderse. Para enfrentarse a esta situación Canadá cuenta con Roger Bochs Jr, el hijo del Box original, y sus «Centinelas Box», androides cazadores de mutantes basados en el trabajo de su padre que él mismo puede controlar a través de un casco y que por supuesto que no se van a rebelar en ningún momento aunque tengan código de Orchis en su interior y se puedan comportar de forma autónoma sin ningún problema.

Estos centinelas son tan feos que parecen Nimrod rediseñado por Portaccio.

Más allá de esto, por supuesto, el Departamento H cuenta con Alpha Flight como encargada de llevar a cabo el primer contacto con cualquier mutante que asome y llevarlo a un centro de detención en el que harán con él… Vete a saber qué. El caso es que en esto de que está Alpha Flight (compuesta del ya mencionado Guardián, Puck, Shaman y Ave Nevada) enfrentándose a su primer contacto mutante, cuando aparecen Aurora, Estrella del Norte, Daken (que ahora se llama Fang, y va vestido tal cual como aquel miembro de la Guardia Imperial Shi’ar al que Lobezno le arrebató el traje) y Némesis. Sí, otra Némesis. Algunos de vosotros os acordaréis de que Némesis es un enemigo del grupo que ha tenido varias encarnaciones, a cual más irrelevante y dejando claro que la idea original de John Byrne para el personaje tenía que haberse quedado en donde estaba. Alpha Flight se enfrenta a sus excompañeros y pierde cuando consiguen rescatar al mutante en cuestión, con lo que acaban soportando un broncazo de su jefa del Departamento H y descubriendo que gracias a su fracaso el gobierno canadiense va a empezar a desplegar inmediatamente los dichosos centinelas. Y hasta ahi el primer episodio, pero omitiendo lo más gordo que son los SPOILERS….

Éticamente el comportamiento de Alpha Flight es dudoso, pero el de los mutantes tampoco ha sido muy pulcro que digamos.

Porque al final del cómic se descubre que los exmiembros de Alpha Flight están compinchados con los del actual Alpha Flight, repitiendo la terrible idea de «mutantes cazadores de mutantes» de Factor X. Para que nos hagamos a la idea, ante la estúpida premisa con la que se encontró Louise Simonson, la única solución que se le ocurrió a la guionista para no dejar claro que los protagonistas de la serie eran unos perfectos imbéciles fue decir que habían sido manipulados por los tejemanejes de Cameron Hodge, el más mejor amigo de Warren Worthington III, el Ángel. Con esto no dejaba de reafirmar que eran idiotas al hacerse pasar por cazadores de mutantes que con sus anuncios no dejaban de avivar el fuego antimutante, pero por lo menos le introducía un triste atenuante. Aunque no deja de ser cierto que el que Alpha Flight esté haciendo eso mismo haciéndose pasar por «colaboracionistas» para llevar a cabo una operación de rescate no deja de ser exactamente eso mismo, colaboracionismo, porque aunque saboteen los esfuerzos del Departamento H, al no mostrar oposición directa están permitiendo que el discurso hacia la opinión pública sea el de Orchis. No tiene ni pies ni cabeza, pero ellos sabrán.

Treinta y seis años después, la historia se repite.

Por otro lado, pues sí, curiosamente los miembros del «equipo clandestino» son todos mutantes y se complementan perfectamente con los del «equipo legal», que son todos humanos. Por supuesto, está la excepción de Heather McNeil Hudson -que estoy convencido de que es Némesis- pero lo importante al final es que estamos ante la misma idea de Factor X, solo que esta vez en lugar de entrenar a los rescatados en secreto, los mandan directamente al Imperio Shi’ar a vivir felices nosedonde. No, ni siquiera me molesto en fingirlo, me parece una idea nefasta y tremendamente preocupante, porque quieras que no no solo Brisson está transformando un grupo con su propia identidad (grupo sosainas, sí, lo admito) en otro basado en una premisa nefasta, si no que ahora en vez de «copiar» las historias buenas estamos haciendo remakes de las malas. Unas historias tan malas que ni siquiera sus propios creadores supieron como terminar y por eso pegaron la espantada, porque se notó muchísimo que Michelinie y Layton iban improvisando por el camino sin saber muy bien hacia dónde iban. Alpha Flight puede que vaya en alguna dirección -insisto, solo son cinco números- pero lo que tengo claro es que el viaje es demasiado corto como para que la justificación de la premisa merezca la pena. Que ojalá me equivoque, pero con cinco entregas me da que solo se puede sacar a los centinelas de orchis, desmadrarlos, pegarse con ellos y poco más.

En fin, que seguimos estando en verano y aguantando más de lo necesario…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

26 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Drfabius
Drfabius
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Hmmm, yo de Hudson me fiaría bien poco, que entre que se dejaba comer la oreja por Peter Gyrich en S.W.O.R.D y ser miembro de J.A.N.U.S ( esos «Illuminati» malignos que se sacó de la manga Frank Tieri para su historia de Ravencroft), no se yo si merece mucha confianza?

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Drfabius

Y Heather participó en un golpe de estado ultraderechista en una de las anteriores encarnaciones de Alpha Flight (aquella que era casi un spin-off de Increíble Hércules y que creo recordar que dibujaba Dale Eaglesham).

Joan
Joan
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Es que, en este caso, hablamos de una serie tan personal, que nadie ha encontrado nada interesante que contar después de «Big John»

Joan
Joan
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Totalmente de acuerdo. Y probablemente tenía razón, hay historias que tienen principio y tienen final, y seguramente este era uno de esos casos (Defenders de Gerber podría ser otro]

Joan
Joan
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Joan

Mi comentario ha quedado un poco confuso… Me refería a que es una lástima que Byrne se quedara sin nada que contar. Pero creo que era una serie tan personal que probablemente hubiera sido mejor que la cerraran… La alternativa era ‘otro’ grupo de superhéroes difícilmente distinguible del resto del pelotón..

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Joan

Yo creo que tras Byrne la etapa Mantlo tiene su interés y mantenía ese particular toque exótico de los Alpha.

Sí, ciertamente es más “convencional” que lo anterior de Byrne pero hay una particular apuesta por el terror/horror (que a veces no funcionaba como en la historia que explicaba el enanismo de Puck) y una Heather bien tratada.

Y el tema es que Byrne no cerro, por lo que creo que fue mejor seguir.

Lord_Pengallan
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Concuerdo. Inclusa a mi me gusta más lo de Mantlo. Los fans de Byrne suelen criticar fieramente a Mantlo por convencionalizar al supergrupo pero olvidan o desconocen que ese fue el encargo que le hizo Marvel. Tenía que convertir a AF en el típico supergrupo de la época ya que era lo único que los aficionados dentonces apreciaban. Así acabaron siendo una especie de Vengatas nacionalistas por lo que resulta raro verles en la órbita muti, una temática que tocó más Mantlo que Byrne, aunque es lógico porque es lo único que ahora medio funciona en Marvel. Es eso o caer en el Olvido. La cosa no pinta bien pero ojalá mejore y venda y así podamos leer más de AF.

Joan
Joan
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Lord_Pengallan

A ver, yo soy muy fans de Byrne (al menos, del Byrne de los 80) y no critico fieramente a Mantlo por hacer lo que le pidieron (en todo caso, le critico porque no me gustan demasiado sus tebeos). Lo único que digo es que, en mi opinión, hubiera sido mejor cerrar una serie que tenía una personalidad propia (cosa que es verdad que Byrne no hizo) en vez de seguir con un grupo del montón…

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Joan

Coño, lo bien que nos lo pasamos entonces con sus 4F, Sensacional Hulka (aunque no vendía demasiado …al menos acá hasta con Byrne se mantenía en el filo del no cierre, y cuando este se ausentó tuvieron que saltarse números ya para no cerrar directamente), Vengadores Costa Oeste (pese a polémicas), Alpha Flight e Increíble Hulk (aunque allí contó más bien poco, la verdad …es una etapa corta, pero aún con esas páginas deberían pasar muchas más cosas para un cómic de esa época).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Lord_Pengallan

No va a pasar, esto viene con fecha de caducidad.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto

A mí la breve etapa Mantlo me gusta bastante. Es curioso que de ese intercambio de cromos entre Byrne y Mantlo (abandonando dos series que habían marcado a fuego) salieron dos etapas mucho más breves de lo que ambos se esperaban (en Increíble Hulk John protagonizó otra espantada, esta con muy mala leche).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto

En parte también porque le estaban dando problemas desde la editorial al decidir embarcarse en el proyecto de relanzamiento de Superman. La pena es que Byrne acabó detestando la serie y con el tiempo le pareció un trabajo fallido y flojo (y desde luego no lo es, es una buena obra …y de sus obras más personales).

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto

En todo caso siendo cosa de Ed Brisson (y me gustan los Alpha) ya sé que esto mejor no me lo leo.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Elon Musk (y tiene su legión de palmeros el cabrito impresentable) es el típico hombre que tras conocerlo (si no tenían ya intereses previos) convence a las mujeres de «volverse» lesbianas (es perfectamente comprensible).

Payton Wynn
Payton Wynn
10 meses han pasado desde que se escribió esto

De Elon Musk comenté en otro sitio que él cree ser el Tony Stark de Robert Downey Jr. cuando en realidad es el Víctor von Doom de Julian McMahon.

M'Rabo Mhulargo
Admin
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Payton Wynn

Yo creo que eso es ser demasiado generoso, con su actual comportamiento es mas un villano de Mortadelo y Filemón.

Alejandro
Alejandro
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Lo que me deja más molesto no es la historia, es ese pornstache de Puck.

kgoku
kgoku
10 meses han pasado desde que se escribió esto

La última vez que ví a esta itineración de Alpha Flight, fueron asesinados «off pannel» por Bendis para dar más fuerza a la siguiente amenaza de sus Nuevos Vengadores, o sea que yo lo veo un paso adelante (creo que ha habido más apariciones después, pero no las he leído).

Sobre los SPOILERS, a mí el final me recordó tal cual al final del primer número de Thunderbolts.

Lord_Pengallan
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Eso fue terrible por como se adulteró el concepto. Igual de distinto era lo del Hulk de Ewing, pero moló más.

Erminzah
Erminzah
10 meses han pasado desde que se escribió esto

No fue a Bendis a quien le dio por cargarse a todo el grupo como quien aparta una mosca?
Marvel debería tener más cuidado con «a quién deja jugar con sus juguetes», o deja que jueguen pero les dices » mira, esta mierder te la va a publicar image, pq yo no», pero por lo visto los editores tienen el criterio en el… ves! ya me haces hablar mal!

M'Rabo Mhulargo
Admin
10 meses han pasado desde que se escribió esto
Responde a  Erminzah

Si, se los cargo para demostrar lo peligrosísimo que era un personaje que se había inventado y del que ya nadie se acuerda (en New Avengers 16) pero luego se pusieron mejor xd. Yo por eso defiendo lo de la muerte con puerta giratoria, porque así se resuelven las meteduras de pata como estas que ningún editor debería haber permitido.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
10 meses han pasado desde que se escribió esto

Lo interesante de Alpha Flight era que, similar a Gerber en Defensores, Byrne prestaba más atención a lo que serían los momentos «entre misiones/aventuras» que a las «misiones/aventuras» en sí. La serie era lo más cercano a esa versión del «no-grupo» de Marvel no solo en ese sentido sino también en esa mezcla de misticismo y ciencia ficción con aspectos absurdistas además del juego con el medio y sus convenciones narrativas y el acercamiento orgánico a temas casi tabú (la sexualidad de los personajes, la realidad de la condición física de Puck, la salud mental de Aurora) con los personajes y las historias. El equilibrio no solo entre contar cosas «inusuales» sino la forma en que son contadas y lo que esa forma en que son contadas dice sobre el medio, los lectores y el mismo autor y sus filosofías.
Todo con unos personajes a los que Byrne dice tuvo que crear personalidades e historias específicamente para la serie y que de ser así me parece de hecho ayuda, en combinación con lo que mencionaba antes, a que sus voces fueran más naturales que las de personajes que podrían ser más definidos o trabajados. En cierto modo la serie va descubriendo y conociendo a los personajes junto con el lector en ese marco de «Los Vengadores de Canadá» que en realidad son «Los Defensores de Byrne».
La identidad de la serie no es la de un «grupo exótico» sino que exactamente la de un «no-grupo»; donde los aspectos que se relacionan con la idea de conjunto son o evitados o puestos de cabeza o hasta hechos con cierto desgano y/o repudio hacia el lector incluso.

Además los equipos creativos que siguieron a Gerber en Defensores y a Byrne en Alpha Flight no solo no supieron mantener esa identidad yendo directamente en dirección contraria en cuanto a volver a la serie más «convencional» sino que también en cosas como la caracterización o habilidad narrativa, consistencia de mensaje y hasta creatividad. La caída de los Defensores post-Gerber es catastrófica en cuanto a la habilidad de manejar las ideas que el autor había traído a la serie y la desfiguración de personajes que se da en Alpha Flight una vez se marcha Byrne es incuestionable.